INFECCIONES DE LA PIEL Y DESNUTRICIÓN POR ALCOHOLISMO.

Los dermatólogos han comprobado que los alcohólicos sufren de numerosas infecciones de la piel.

Han visto también que las lesiones epidérmicas son más graves y destructivas que las que se encuentran en pacientes no alcohólicos. Esta diferencia se debe parcialmente al descuido; pero es indudable que la intensidad de las infecciones se relaciona directamente con el régimen de alimentación de los bebedores habituales.

    No todos los bebedores crónicos tienen problemas de la piel ni padecen de desórdenes orgánicos provocados por la alimentación de mala calidad. Se estima que por lo menos dos por ciento de los alcohólicos crónicos sufren de deficiencia vitamínica de una clase u otra. Sin embargo, eso no quiere decir que los alcohólicos que no tienen esas deficiencias tienen buena salud, porque distan mucho de estar en un estado óptimo, y por lo tanto corren más riesgo de contraer infecciones en comparación con los abstemios.


 Estos furúnculos o diviesos de un alcohólico  representan uno profundo infección de los folículos pilosos y tejidos circundantes. La destrucción  del tejido es más grave que lo que se esperaría de una infección como esta, debido a que la resistencia del alcohólico  se encuentra disminuida.

Reproducido con permiso de la revista Nutrition Today.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esto úlcera de la pierna de un bebedor habitual se desarrolló después de un traumatismo seguido de infección. El régimen con poca proteína de este alcohólico contribuyó o lo gravedad de la infección y a la hinchazón anormal de la pierna cuando el enfermo su levantó de la cama.

 

 

 

 

 

Una bebedora habitual fue a ver al médico porque furúnculos o diviesos como este aparecían con frecuencia en diversas partes del cuerpo. Informó que los antibióticos no surtían el efecto deseado en el tratamiento de la infección. Esta es una queja común de las personas que consumen grandes cantidades de bebidas alcohólicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El impétigo ampollar es una enfermedad frecuente entre los niños, pero cuando afecta a un adulto hace pensar en que la resistencia de esa persono se encuentra disminuida. Esta paciente reconoció que consumía abundantes bebidas alcohólicas. Aunque tomaba vitaminas en forma regalar, éstas no bastaron para impedir los trastornos de la nutrición que experimentaba.

 

 

 

 

 

 

 

Esta fotografía muestra un desorden bastante característico producido por el alcoholismo acompañado de desnutrición. Esta enfermedad se denomina pioderma granulomatoso o vegetativo, y se caracteriza por ulceración de los tejidos. El paciente no logra contener la infección ni mantener limpia la zona afectada. En los alcohólicos con este problema, los antibióticos no son de mucha ayuda para curar la infección, o menos que se mejore el régimen de alimentación.

 

 

 

 

Dermatitis por contacto o veneata con infección secundaria. La infección secundaria es más común en el alcohólico y tiende a ser mas grave, especialmente después de trastornos o heridas de la piel.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estomatitis angular (boquera). Este mal suele desarrollarse cuando disminuye la resistencia contra las infecciones. La infección bacteriana es un factor causal adicional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es frecuente encontrar en los alcohólicos ojos inflamados en forma crónica. La deficiencia en vitamina B2 o riboflavina disminuye la resistencia de las membranas mucosas contra las infecciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este alcohólico está afectado por una grave erisipela, infección causada por estreptococos que se extiende en la parte superficial de la piel. El enfermo no  había comido casi nada durante tres semanas, tiempo que pasó en una parranda tras otra.

 

 

 

 

 

 

 

Este caso de erisipela de la pierna, comparativamente leve, corresponde a un bebedor habitual que comía regularmente, por lo que tenía mayor resistencia contra la enfermedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ectima es una destructiva dermatosis o enfermedad dérmica, que carcome la piel hasta en sus capas profundas. Es común entre los alcohólicos, y en ellos reviste características mas graves que en los abstemios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El carbunco, ántrax o pústula maligna, es una enfermedad común entre personas mal nutridas. La infección se extiende de un folículo piloso a otro en la profundidad de la piel, y luego irrumpe en la superficie abarcando numerosos folículos pilosos.

 

 

 

 

 

 

 

Índice