[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Enero 28

Año Bíblico - Exodo 32-34

UNA ESPERANZA DEMORADA
"Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos" (GáL 4:4, 5).

    La venida del Salvador había sido predicha en el Edén. Cuando Adán y Eva oyeron por primera vez la promesa, esperaban que se cumpliese pronto. Dieron gozosamente la bienvenida a su primogénito, esperando que fuese el Libertador. Pero el cumplimiento de la promesa tardó. Los que la recibieron primero murieron sin verlo. Desde los días de Enoc, la promesa fue repetida por medio de los patriarcas y los profetas, manteniendo viva la esperanza de su aparición, y sin embargo no había venido. La profecía de Daniel revelaba el tiempo de su advenimiento, pero no todos interpretaban correctamente el mensaje. Transcurrió un siglo tras otro, y las voces de los profetas cesaron. La mano del opresor pesaba sobre Israel, y muchos estaban listos para exclamar: "Se han prolongado los días, y fracasa toda visión".
    Pero, como las estrellas en la vasta órbita de su derrotero señalado, los propósitos de Dios no conocen premura ni demora. Por los símbolos de las densas tinieblas y el horno humeante, Dios había anunciado a Abrahán la servidumbre de Israel en Egipto, y había declarado que el tiempo de su estada allí abarcaría cuatrocientos años. "Después de esto -dijo Dios-, saldrán con grande riqueza." Y contra esta palabra se empeñó en vano todo el poder del orgulloso imperio de los faraones. "En el mismo día" señalado por la promesa divina, "salieron todos los ejércitos de Jehová de la tierra de Egipto." Así también fue determinada en el concilio celestial la hora en que Cristo había de venir; y cuando el gran reloj del tiempo marcó aquella hora, Jesús nació en Belén.
    "Mas venido el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo." La Providencia había dirigido los movimientos de las naciones, así como el flujo y reflujo de impulsos e influencias de origen humano, a tal punto que el mundo estaba maduro para la llegada del Libertador. Las naciones estaban unidas bajo un mismo gobierno. Un idioma se hablaba extensamente y era reconocido por doquiera como la lengua literaria. De todos los países, los judíos dispersos acudían a Jerusalén para asistir a las fiestas anuales, y al volver adonde residían, podían difundir por el mundo las nuevas de la llegada del Mesías...
    Aunque pocos comprendían la naturaleza de la misión de Cristo, era muy difundida la espera de un príncipe poderoso que establecería su reino en Israel, y se presentaría a las naciones como libertador (El Deseado de todas las gentes, págs. 23-26).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Enero 29

Año Bíblico - Exodo 35-37 

LA FIDELIDAD A DIOS DESPIERTA LA FURIA DE LOS IMPÍOS
"Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya" (Gén. 4:4, 5).

    El Señor instruyó a Caín y Abel con respecto a los sacrificios que debían traer. Abel, siendo pastor de ovejas, obedeció el mandato del Señor y trajo un cordero como ofrenda. Este cordero, al ser sacrificado, representaba al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Caín ofreció como ofrenda el fruto de la tierra, algo de su propia producción. No estaba dispuesto a depender de Abel para presentar sus ofrendas. No acudiría a él a buscar un cordero. Consideró que su propia obra era perfecta y esto fue lo que ofrendó a Dios...
    Caín le habló a Abel de sus sacrificios y acusó a Dios de parcialidad. Abel intercedió ante su hermano y le repitió las mismas palabras que Dios les había expresado a ambos referentes a las ofrendas que requería. Caín se ofendió por las palabras de su hermano menor y creyó que éste pretendía enseñarle qué era lo que debía hacer. Así permitió que la envidia y los celos llenaran su corazón. Llegó a odiar a su hermano porque se prefirió su ofrenda.
    A medida que Caín cavilaba en el tema, el enojo aumentaba en su pecho. Él comprendía su equivocación al intentar ofrecer de su propia cosecha ante el Señor, algo que no era el sacrificio del cordero requerido por Dios, pero decidió justificarse a sí mísmo y condenar a Abel. Satanás obró en él y le inspiró el deseo de matar a su hermano...
    Por medio de este episodio el Señor nos enseña que su Palabra debe ser obedecida sin reserva alguna. Caín y Abel representan a dos clases de personas: los impíos y los justos, los que andan según sus propios caminos y los que andan en las sendas del Señor y hacen juicio y justicia...
    Abel no trató de forzar a Caín a obedecer el mandato de Dios. Todo lo contrario, fue Caín quien, inspirado por Satanás, y lleno de ira, empleó la fuerza. Enfurecido porque no pudo obligar a Abel a desobedecer a Dios y porque Dios había aceptado la ofrenda de él y rechazado la suya, que no reconocía al Salvador, Caín mató a su hermano.
    Los dos grupos representados por Caín y Abel existirán hasta el fin de la historia de este mundo. El que obra bien, la persona obediente, no se alza en guerra contra el transgresor de la santa ley de Dios. Sin embargo, los que no respetan la ley de Dios oprimen y persiguen a los que sí la obedecen. Así es como siguen a su líder, que es el acusador de Dios y de todos los que fueron hechos perfectos por la obediencia... El espíritu que lleva a las personas a acusar, condenar, encarcelar y condenar a muerte a otras personas ha crecido en nuestro mundo. Y es este espíritu que siempre se manifiesta en los hijos de desobediencia (Manuscrito 136, 1899).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Enero 30

Año Bíblico - Exodo 38-40

LA OFRENDA DE ABEL REPRESENTABA EL SACRIFICIO DE CRISTO
"¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? Y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta" (Gén. 4:6, 7).

    En medio de la actividad del pueblo de Dios siempre habrá momentos de prueba y dificultades y Dios no se propone que escudemos a los hombres, mujeres y jóvenes de las responsabilidades que prueban el carácter. El Señor ha de revelar sus obras y dotará con sus atributos a quienes lo busquen con humildad. Satanás también revelará sus obras o imprimirá sus atributos en toda alma que tienta, sus diabólicas conjeturas, sus malas palabras y un espíritu de acusación de sus hermanos.
    Ante esta situación, el Señor no podrá escudar a quienes se coloquen del lado del enemigo, pues Dios no presiona a la mente humana. Más bien ofrece refulgentes rayos de luz como una lámpara que guía y conduce a quienes caminan en el esplendor que de él dimana. Y esa lámpara es su Palabra que ilumina nuestra senda. Pero aquel que despreciando el sendero iluminado por los rayos celestiales elija otro camino siguiendo sus propios impulsos naturales, tropezará en las tinieblas sin saber dónde o por qué ha caído.
    La historia de Caín y Abel se repetirá. Con respecto a las ofrendas del Señor, Caín insistió en llevar a cabo sus propios planes. Abel fue constante en su obediencia a los mandatos del Señor. El no se convertiría a las sendas de Caín. Aunque la ofrenda de Caín tenía aspectos de valor, carecía por completo de un elemento esencial: la sangre del cordero sacrificado. No podía haber armonía entre los dos hermanos y era inevitable la contienda. Abel no podía condescender con Caín sin ser culpable de desobediencia a las órdenes específicas de Dios.
    El Señor prefirió la ofrenda de Abel porque era correcta. Su ofrenda tenía valor porque prefiguraba el plan de redención de Dios en la valiosa dádiva del unigénito Hijo como la única esperanza y salvación de la raza caída.
    Caín se llenó de ira cuando Dios aceptó la ofrenda de Abel y no dio señal alguna de que aceptaría la suya, porque dejaba de lado el verdadero símbolo, la representación del Redentor del mundo. Con todo, el Señor no abandonó su plan ni su voluntad para aplacar a Caín. Razonó con él, "¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? Y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta" (Carta 16, 1897).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Enero 31

Año Bíblico - Levítico 1-4

LA AMARGURA CONDUCE A LA DESLEALTAD
"Pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante" (Gén. 4:5).

    Ruego a todos aquellos que se han involucrado en la obra de la murmuración y la compasión propia por algo que se dijo o se hizo, que no les agrada ni les ofrece la consideración debida, que recuerden que están llevando a cabo una obra semejante a la que Satanás comenzó en el cielo. Están siguiendo sus pisadas, sembrando incredulidad, discordia y deslealtad pues nadie puede abrigar sentimientos hostiles y guardarlos en secreto. Sienten que deben decirles a otros que no fueron tratados como merecían. De este modo, otros son inducidos a murmurar y quejarse. Esta es una raíz de amargura que al crecer contamina a muchos.
    Es de este modo como Satanás opera por medio de sus ángeles malignos. Él se une con quienes dicen estar en la fe, así los que intentan llevar a cabo fielmente la obra de Dios... afrontarán grandes pruebas dirigidas por Satanás a través de quienes dicen conocer la verdad. El éxito de Satanás es proporcional a la luz y el conocimiento que estos opositores poseen. La raíz de amargura se hunde profundamente y se comunica a otros. De este modo muchos se contaminan.
    Satanás debe engañar a fin de extraviar.. Se realiza un trabajo solapado; se ejerce una influencia engañadora; se plantean falsedades como si fueran la verdad; se arrulla toda sospecha hasta adormecerla. Satanás revestirá a la tentación y al pecado con ropajes de justicia y de este modo enrolara a muchos en su causa. Cristo dijo que Satanás es mentiroso y asesino. ¡Oh que esas almas infatuadas aprendieran de la sabiduría de Dios!
    Caín y Abel se presentan en la narración bíblica para representar a dos diferentes órdenes en que se divide la humanidad. Abel fue fiel y leal a Dios y fue elegido por el Señor. Caín fue infiel y trató de hacer prevalecer sus ideas personales. Abel protestó contra estos principios señalándolos como deslealtad. Por ser mayor Caín creyó que sus métodos y planes predominarían. Se enojó muchísimo porque Abel no aceptó sus puntos de vista, y su enojo fue tan grande que mató a su hermano. Desde este momento surgieron los dos principios uno de justicia y otro de error.
    Toda alma que ame al Señor padecerá pruebas y aflicciones. El Señor no obrará un milagro a fin de impedir las aflicciones y escudar a su pueblo de las tentaciones de Satanás. De ser severamente tentados es porque las circunstancias han sido tan modeladas por la apostasía de Satanás que se ha permitido la tentación para que el carácter resultante defina la aptitud de la familia humana para el hogar celestial y estos caracteres han de soportar toda clase de presiones que se presenten en las circunstancias más desventajosas de la vida pública o privada (Manuscrito 57, 1896).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Febrero 1

Año Bíblico - Levítico 5-8

EL SEÑOR COMIENZA DE NUEVO CON SET
"Dios me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín... Adán... engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set" (Gén. 4:25; 5:3).

    Adán tuvo otro hijo que debía ser el heredero de la promesa divina, el heredero de la primogenitura espiritual. El nombre dado a este hijo, Set, significa "señalado" o "compensación;" pues, dijo la madre: "Dios me ha sustituido otra simiente en lugar de Abel, a quien mató Caín".
    Set aventajaba en estatura a Caín y Abel, y se parecía a su padre Adán más que sus otros hermanos. Tenía un carácter digno, y seguía las huellas de Abel. Sin embargo, no habría heredado más bondad natural que Caín. Acerca de la creación de Adán se dice: "A la semejanza de Dios lo hizo" pero el hombre, después de la caída, "engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen".
    El sábado fue honrado por todos los hijos de Adán que permanecieron leales a Dios. Pero Caín y sus descendientes no respetaron el día en el cual Dios había reposado. Eligieron su propio tiempo para el trabajo y el descanso, sin tomar en cuenta el mandamiento expreso de Jehová.
    Durante algún tiempo las dos clases permanecieron separadas. Esparciéndose del lugar en que se establecieron primeramente, los descendientes de Caín se dispersaron por todos los llanos y valles donde habían habitado los hijos de Set; y éstos, para escapar a la influencia contaminadora de aquéllos, se retiraron a las montañas, y allí establecieron sus hogares...
    Pero con el transcurso del tiempo, se aventuraron poco a poco a mezclarse con los habitantes de los valles. Esta asociación produjo los peores resultados. Vieron "los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas." Atraídos por la hermosura de las hijas de los descendientes de Caín, los hijos de Set desagradaron al Señor aliándose con ellas en matrimonio. Muchos de los que adoraban a Dios fueron inducidos a pecar mediante los halagos que ahora estaban constantemente ante ellos, y perdieron su carácter peculiar y santo...
    Adán vivió casi mil años entre los hombres, como testigo de los resultados del pecado. Con toda fidelidad trató de poner coto a la corriente del mal... Pero sólo unos pocos prestaron atención a sus palabras.
    Veía [Adán] cómo por doquiera se esparcía la corrupción que iba a causar finalmente la destrucción del mundo mediante un diluvio; y a pesar de que la sentencia de muerte pronunciada sobre él por su Hacedor le había parecido terrible al principio, después de presenciar durante casi mil años los resultados del pecado, Adán llegó a considerar como una misericordia el que Dios pusiera fin a su vida de sufrimiento y dolor (Patriarcas y profetas, págs. 66-69).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Febrero 2

Año Bíblico - Salmos 13-16

LOS DESCENDIENTES DE SET SE ALEJAN DEL PLAN DIVINO
"Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová" (Gén. 4:26).

    Luego de la translación de Enoc al cielo, los hijos de los hombres que estaban en contra de la adoración a Dios se alejaron de los hijos del Señor. Hubo entonces dos partidos en el mundo y siempre los habrá. Los adoradores del Señor se llamaban a sí mismos los hijos de Dios. Los descendientes de Set poblaron las montañas y establecieron sus hogares lejos de los hijos de Caín. En las montañas buscaron refugio y protección de la influencia pecaminosa y de la idolatría que reinaba entre los descendientes de Caín. Pero cuando cesaron las exhortaciones y la influencia de Enoc, abandonaron las montañas y comenzaron a asociarse con el linaje de Caín.
    En este aspecto desearía impresionar vuestras mentes diciendo que hay dos grupos: los que se manifiestan como fieles centinelas de Dios y los que se oponen a él. Dios ha establecido una prueba para cada alma que habita sobre la faz de la tierra. Siempre han habido testigos fieles de Dios, quienes representan la justicia divina, y también han estado los que se oponen al Señor y son representantes del gobierno de Satanás. Es privilegio de quienes atestiguan la presencia de estos dos grupos elegir con que grupo se unirán...
    Los descendientes de Set pudieron haber preservado su integridad delante del Señor siendo una influencia salvadora para el mundo de los tiempos de Noé; mas por el contrario, comenzaron a trabar lazos con la corrupción universal que prevalecía en los valles.
    Los devotos seguidores de Caín despreciaron todas las ofrendas sacrificiales que representaban al Cordero de Dios que habría de quitar los pecados del mundo... En esta actitud vemos a los dos grupos claramente discernibles en aquella edad infestada de corrupción. Pero no todo era corrupción, ni todo era fidelidad...
    La ley de Dios fue pisoteada por los devotos de Caín que eran idólatras, pues adoraban a la criatura antes que al Creador. Los descendientes de Set reconocieron el poder, el gobierno y el derecho soberano del Dios viviente. El Señor había soportado la perversidad e iniquidad de esa raza longeva hasta que dijo que ya no la soportaría más. Entonces, envió sus ángeles a Noé y le comunicó cuál sería su propósito en relación con los habitantes del mundo antiguo. Y aquel pregonero de justicia [Noé] trasmitió el mensaje a los habitantes que ciento veinte años serían el fin de su tiempo de gracia (Manuscrito 86, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Febrero 3

Año Bíblico - Levítico 9-12 y Juan 1

UN TIEMPO ESPECIAL DE OPORTUNIDAD ESPIRITUAL
"Pues habiendo conocido a Dios,... ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido... estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades" (Rom. 1:21, 29).

    No obstante la iniquidad del mundo antediluviano, esa época no fue, como a menudo se ha supuesto, una era de ignorancia y barbarie. Los hombres tuvieron oportunidad de alcanzar un alto desarrollo moral e intelectual. Poseían gran fuerza física y mental, y sus ventajas para adquirir conocimientos religiosos y científicos eran incomparables. Es un error suponer que porque vivían muchos años, sus mentes alcanzaban tarde su madurez: sus facultades mentales se desarrollaban temprano y los que abrigaban el temor de Dios y vivían en armonía con su voluntad, continuaban aumentando en conocimiento y en sabiduría durante toda su vida...
    Los antediluvianos no tenían libros ni anales escritos; pero con su gran vigor mental y físico disponían de una memoria poderosa, que les permitía comprender y retener lo que se les comunicaba, para transmitirlo después con toda precisión a sus descendientes... Lejos de ser una era de tinieblas religiosas, fue una edad de grandes luces. Todo el mundo tuvo la oportunidad de recibir instrucción de Adán...
    El escepticismo no podía negar la existencia del Edén mientras estaba a la vista, con su entrada vedada por los ángeles custodios. El orden de la creación, el objeto del huerto, la historia de sus dos árboles tan estrechamente ligados al destino del hombre, eran hechos indiscutibles; y la existencia y suprema autoridad de Dios, la vigencia de su ley, eran verdades que nadie pudo poner en tela de juicio mientras Adán vivía.
    A pesar de la iniquidad que prevalecía, había un número de hombres santos, ennoblecidos y elevados por la comunión con Dios, que vivían en compañerismo con el cielo. Eran hombres de poderoso intelecto, que habían realizado obras admirables. Tenían una santa y gran misión; a saber, desarrollar un carácter justo y enseñar una lección de piedad, no sólo a los hombres de su tiempo, sino también a las generaciones futuras. Sólo algunos de los más destacados se mencionan en las Escrituras; pero a través de todos los tiempos, Dios tuvo testigos fieles y adoradores sinceros (Patriarcas y profetas, págs. 68-71).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez