[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Febrero 18

Año Bíblico - Números 17-18 y Juan 15

PODEMOS TENER UNA FE TAN GENUINA CÓMO LA DE NOÉ
"Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación" (Gén. 7:1).

    A Noé se le ordenó que construyera un arca para salvarse él y su casa. Se dice, "porque a ti [Noé] he visto justo delante de mí en esta generación". Y también se dice: "Noé caminó con Dios". Noé no se detuvo a preguntar: "¿Qué pensarán de mí los habitantes de este mundo si comienzo a construir un barco en tierra seca?" Él creyó en lo que Dios le dijo y comenzó a trabajar de acuerdo a la luz y al plan que Dios le había dado. El tuvo que emplear muchos carpinteros que lo ayudaran en esta labor monumental y hubo muchos de ellos que eran creyentes en ese tiempo. Pero la mayor parte de los habitantes eran incrédulos e hicieron de Noé objeto de burla y escarnio. Ridiculizaron la idea de construir una gran embarcación en tierra seca.
    La superficie de la tierra era muy semejante a cuando Dios la había creado, aunque se habían producido algunos cambios. Contemplaron los encumbrados árboles y las cosas maravillosas que Dios había creado en la naturaleza y dijeron: "Es imposible que Dios destruya estas cosas". Lo que veían y percibían había impresionado a los habitantes del mundo antediluviano, mucho más que el mensaje del cielo; sin embargo, Noé mantuvo su integridad y fidelidad como un testigo ante aquella generación.
    Abel, Enoc y Noé fueron personajes representativos en su época ante los habitantes del mundo antiguo. Cada uno había sido probado por la ley de Dios. ¿Obedecerían a Dios? ¿Harían lo que el Señor les había ordenado o desobedecerían y cosecharían los resultados? Si Noé hubiera sido como muchos en nuestros días habría dicho: "Crean, crean, todo lo que tienen que hacer es creer", y así jamás habría condenado al mundo. Pero Noé tenía esa fe genuina, esa fe que obra. Por medio de su fe y de sus obras dio testimonio a los habitantes del mundo antiguo de que creía en Dios. Si hubiera dicho: "No puedo construir el arca, pues me considerarán loco si confecciono un arca en tierra seca", no habría tenido ninguna influencia sobre ellos. Sin embargo, Noé creyó en lo que Dios había dicho y lo demostró por sus obras.
    Los habitantes de ese tiempo lo consideraron loco; se rieron y burlaron de él, pero continuó con su trabajo construyendo el arca según las orientaciones que Dios le había dado. Cuando Noé ofrecía su último mensaje de advertencia a un mundo corrupto, ellos se apartaron y lo ridiculizaron. Habían escuchado las oraciones de Noé que habían ascendido cada día en favor de ellos y cómo con su corazón conmovido les presentó el último mensaje que habrían de escuchar (Manuscrito 86, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Febrero 19

Año Bíblico - Números 19-20 y Juan 16

DOS CLASES DE PERSONAS, SÓLO UN ARCA DE SALVACIÓN
"Dijo, pues, Dios a Noé. He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra" (Gén. 6:13).

    En el futuro habrá tronos quebrantados y gran angustia entre las naciones conmocionadas. Satanás realizará una intensa actividad. La tierra estará llena de los gemidos de las naciones sufrientes y moribundas. Habrá guerra. Cada lugar de la tierra se llenara de confusión, como si de sus entrañas brotaran los elementos ardientes que destruirán a los habitantes del mundo quienes se asemejarán en su impiedad a los pobladores del mundo antediluviano.
    En aquel tiempo (antes del Diluvio], al igual que en éste, habrá sólo dos grupos, los justos y los impíos. Enoc y otros caminaron con Dios rectamente. Pero la gran mayoría de los habitantes de la tierra se habían dado a la iniquidad, y su maldad había ascendido delante del Señor..
    Dios ordenó que se construyera un arca para todos los que quisieran salvarse de la destrucción venidera. Él tenía que hablar de cierto modo contra la iniquidad que se había incrementado en proporciones pavorosas. El Señor habría de vestirse de venganza y ejecutar su juicio contra los transgresores de su ley (Manuscrito 72, 1902).
    Cuando Noé proclamó su mensaje de advertencia, algunos lo escucharon y cooperaron con él en la construcción del arca. Pero no perseveraron. Predominaron en ellos las influencias perversas. Y así se desviaron de la verdad para convertirse en burladores.
    Así será en los últimos días de la historia de este mundo. Aquellos que escuchen hoy el mensaje de verdad, pero no crean, caerán envueltos en la infidelidad moral, como aquellos que en los días de Noé no permanecieron firmes hasta el fin de su tiempo de gracia. Cuando el Señor pague a cada uno conforme a sus obras, entonces éstos comprenderán que Dios es verdad y que el mensaje divino habría sido la vida y la salvación de ellos si tan sólo hubieran aceptado la evidencia ofrecida y puesto en práctica las condiciones especificadas. Así verán que pudieron haber sido salvos si no hubiesen rechazado el único medio de salvación.
    Es posible que las pruebas del pueblo de Dios sean prolongadas y graves, pero el Señor jamás los olvidará. Los que crean la verdad y obedezcan los mandamientos encontrarán refugio en Cristo. Contarán con su permanente y amorosa protección cuando se pongan de parte de Dios y de su ley, que siempre ha regido, y por siempre regirá, su reino (Manuscrito 42, 1900).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Febrero 20

Año Bíblico - Salmos 21-24

NUESTRA FE, ¿SOPORTARÁ LA PRUEBA?
"E hizo Noé conforme a todo lo que le mandó Jehová" (Gén. 7:5).

    Y Dios le dijo a Noé que él y su esposa, sus hijos y sus esposas, debían entrar en el arca. Ya ven cuán pocos creyeron al mensaje celestial, a la Palabra de Dios, y fueron salvos de la aguas del Diluvio. Las consecuencias de la transgresión de la ley de Dios se habían hecho evidentes en la tierra y en la población. La violencia y la corrupción prevalecían por doquier.
    Y llegó el momento cuando los habitantes del mundo en la época de Noé tuvieron una visión singular. Aquellos que se habían reído y burlado de Noé ahora podían ver que algo maravilloso estaba sucediendo. Se podía ver que desde los bosques y desde cada punto cardinal, los animales, de dos en dos, se dirigían hacia el arca. Estos animales eran obedientes a los mandamientos de Dios, pero los seres humanos los desobedecían. Entonces se vieron las aves de los cielos, como una nube oscura, dirigiéndose hacia el arca. Esto produjo una impresión en las mentes de los moradores de la tierra. Pero con el paso del tiempo y envueltos en su incredulidad y corrupción, aquella impresión se desvaneció de sus mentes.
    Entonces se dio la orden de que Noé y su familia entraran en el arca. El tiempo de gracia para los moradores del mundo antiguo había concluido. Noé entró en el arca y pronto se vio a un resplandeciente ángel del cielo quien descendió y cerró la puerta. Así que hubo una puerta cerrada en el tiempo de Noé. Noé y su familia quedaron dentro del arca y los incrédulos fuera. La misericordia de Dios se retiró de aquella generación contaminada y corrupta.
    Pero podemos imaginarnos en qué condiciones estuvo aquella familia encerrada en el arca por siete días. Fue una tremenda prueba que cayó sobre Noé y su familiar encerrados en el arca por siete días y sin que llegara la lluvia. Las burlas y las mofas de los enemigos llegaron al colmo. Pero, cuando los siete días terminaron, comenzaron a formarse oscuros y densos nubarrones como jamás se habían visto antes. Estas nubes incrementaron su oscuridad y la lluvia comenzó a caer de ellas.
    Hasta ese momento nunca había llovido, sino que el rocío humedecía la tierra. Por esto mismo la gente creyó que había tenido razón. Pero la lluvia continuó cayendo y, entonces, comenzaron a pensar seriamente. Pero con el fin de ahuyentar estos pensamientos de sus mentes se empecinaron en la iniquidad y se esforzaron por hallar alguna evidencia de que las nubes estaban retrocediendo, pero nada de eso ocurrió. La lluvia aumentó hasta descender en torrentes (Manuscrito 86, 1886).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Febrero 21

Año Bíblico - Números 21-22 y Juan 17

CONSECUENCIAS DE TRANSGREDIR LA LEY DE DIOS
"Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos" (Isa. 51:4).

    Dios había ocultado en la tierra las armas con las que habría de purificar la tierra a su debido tiempo. Los poderosos torrentes de agua comenzaron a salir de las profundidades de la tierra y a medida que el agua intensificaba su fuerza, lanzaba las rocas y desarraigaba árboles. ¿No crees que hubo algunos que se hubieran alegrado por encontrar refugio en el arca? Hubo quienes llegaron hasta el arca y suplicaron ingresar en ella, pero ya era demasiado tarde. Junto con sus familias se dirigieron a los lugares más elevados de la tierra... y pugnaron por encontrar refugio allí. Otros treparon sobre los árboles más altos, creyendo que encontrarían un refugio, pero estos árboles fueron derribados y aquellos hombres quedaron sepultados por las aguas que cubrían la tierra.
    Fue así como los habitantes de aquella raza longeva perecieron en el diluvio, y aun las bestias perecieron, excepto las que estaban en el arca. Cristo dijo: "Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos". Así será cuando Cristo se revele en su segunda venida.
    La ley de Dios fue transgredida primero por Satanás en el cielo. Y el enemigo ha mantenido el conflicto con respecto a ese punto hasta nuestros días y así lo seguirá haciendo hasta el fin del tiempo. La prueba que sobrevino a los hombres representativos en el pasado también vendrá a los habitantes de esta época. ¿Reconocerán los hombres y mujeres el gobierno divino en el universo y lo obedecerán? ¿Lograron los habitantes del mundo antiguo algún cambio positivo al pisotear la ley de Dios? El hecho de separarse de la ley del Creador, ¿benefició la condición en que estaban? ¿Qué bien les producirá a los hombres y mujeres de nuestros días la transgresión de la santa ley de Dios?
    Las mismas consecuencias que se vieron cuando los pobladores del mundo en los tiempos de Noé transgredieron la ley de Dios, se verán en los representantes de esta generación. Todo derecho y propiedad, y hasta la misma vida humana, ya no eran respetados entonces, sino violados. Los pensamientos e imaginaciones del corazón se dirigían continuamente al mal. Los hombres rendían adoración a cualquier cosa, menos a Dios. Así será en esta época del mundo, cuando el engaño, la infidelidad y la idolatría se diseminen en proporciones alarmantes (Manuscrito 86, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Febrero 22

Año Bíblico - Números 23-24 y Juan 18

VINDICADORES LA LEY DE DIOS
"Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace" (Sant. 1:25).

    ¿Es posible que una nación alcance la felicidad poniendo a un lado las leyes de Dios? Los países aquí [en Europa] tienen sus leyes y la seguridad que gozan los habitantes de estas naciones se debe a la obediencia de ellas y ustedes saben cuán estrictamente se exige que sean observadas. Cuando usted ve a un oficial junto a un hombre o mujer con grilletes en las manos y en los pies de inmediato sabe que esa persona ha transgredido las leyes de la tierra. Dicha persona ha perdido su libertad y es conducida a prisión por haber transgredido las leyes de su país.
    ¿Es posible que alguien afirme que el Señor del universo no tiene una ley que gobierne su reino? ¿Acaso la doctrina de Jesucristo o del cielo indican que la ley de Dios no está vigente para los habitantes de este mundo? La ley de los Diez Mandamientos es la gran norma moral de justicia en el cielo y en la tierra. Esta excelsa ley es el fundamento de todo sistema legal de todas las naciones y de toda la familia humana.
    La postura que proclama que la ley de Dios está abrogada y no está vigente para la raza humana, es un artificio satánico. Bien sabemos que el asesino, el adúltero y el ladrón entran en conflicto con esta ley inmediatamente. Y son éstos los únicos que desearían que esta norma careciera de vigencia para que pudiesen dar rienda suelta a todas sus imaginaciones a iniquidades. Y toda vez que vemos a alguien detenido por un oficial de la justicia, no pensamos que haya observado la ley, sino que la ha transgredido.
    Todos los que vivimos sobre la faz de la tierra tendremos pruebas. Habrá circunstancias en que, por la providencia de Dios, hemos de ser convocados a vindicar nuestra fe. Tendremos qué ofrecer evidencias claras que manifiesten de qué lado del conflicto estamos. O respaldamos la santa ley de Dios, o estaremos del lado de los transgresores. Seremos probados como Noé lo fue. Y aunque en aquellos días la corrupción era un fenómeno casi universal, ¿acaso creyó Noé que no valía la pena estar a favor de la ley de Dios? Todo lo contrario, asumió su posición como noble en la corte del Señor y se mantuvo del lado de la justicia, porque eso era lo correcto (Manuscrito 86, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Febrero 23

Año Bíblico - Números 25-26 y Juan 19

SE NECESITA ALGO MÁS QUE CREER
"Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan" (Sant. 2:19).

    Debemos comprender algo que ha de ser experimentado en el cercano futuro. Habrá leyes de la tierra que interferirán con nuestra obediencia a las leyes de Dios y la prueba vendrá a fin de determinar de qué lado estamos, a favor del Señor u opuestos a él. Quisiéramos, cada uno de nosotros estar preparados para lo que ha de sobrevenir en nuestro mundo. Ninguno puede en un momento, ponerse en condiciones para soportar la prueba divina. Es por medio de una paciente perseverancia en el bien hacer que adquiriremos el componente del carácter que nos capacitará para soportar la prueba. Es mediante la diligente y cotidiana integridad del alma y la comunión con Dios, como adquirimos la fortaleza para soportar dicha prueba.
    Habrá influencias que nos invitarán a tomar con liviandad los requerimientos divinos. Pero si hemos de estar preparados para encontrar al Hijo del Hombre cuando regrese en las nubes de los cielos, estaremos preparándonos ahora... Queremos una fe y una religión vivas. Queremos que nuestra fe se perfeccione por nuestras obras. Y a todos los que proclaman: "Sólo cree, sólo cree y serás salvo", les preguntamos, "¿Qué creeremos? ¿Cuál es la prueba de fe para este tiempo?..."
    En una de las parábolas de Cristo hubo uno que solicitó que alguien de entre los muertos fuese a sus parientes y les advirtiera en cuanto a lo que debían creer. Pero, Cristo le dijo: "Tienen a Moisés y a los profetas. Si no escuchan a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán si alguno se levantare de entre los muertos"...
    Leemos que los demonios creen y tiemblan, pero esa fe no los salva. Queremos una fe que se fundamente en la Biblia, una fe que se aferre al Salvador viviente y al Dios viviente... Sólo la sangre de Cristo puede salvar al pecador de toda mancha de pecado. Si hubieran reconocido esa ley, les habría señalado lo que era el pecado en el mundo antiguo y no se habrían atrevido a pecar..
    El Señor está reuniendo a todos aquellos que lo aman y le sirven, y los impíos están siendo atados en manojos, listos para los fuegos del último día. Depende enteramente de nosotros en qué grupo estaremos, si hemos de estar con el buen trigo o en manojos atados para los fuegos del día final...
    Usted puede estar preparado para ser traspuesto al cielo, sin ver muerte, como Enoc. El galardón eterno lo recibirán quienes sean fieles y obedientes a Dios (Manuscrito 86, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Febrero 24

Año Bíblico - Números 27-28 y Juan 20

¿BUSCAREMOS LA SEGURIDAD CUANDO SEA DEMASIADO TARDE?
"El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas" (Gén. 7:11).

    Los antediluvianos fueron amonestados, pero el registro [bíblico] indica que no "entendieron" hasta que el Diluvio vino y se los llevó a todos... Vieron cuando Noé, su esposa, sus hijos y sus esposas entraron al arca y la puerta se cerró tras ellos. Sólo ocho personas entraron para refugiarse de la tormenta y durante una semana esperaron la llegada de las lluvias... Cada día el sol salió y se ocultó en medio de un cielo despejado, y cada día tuvo Noé la tentación de dudar. Pero el Señor había dicho que el Diluvio vendría y Noé confió en su palabra.
    Al fin de los siete días comenzaron a formarse las nubes. Esto era algo nuevo para la gente que nunca las había visto... Las nubes se tornaron más y más densas y pronto la lluvia comenzó a caer. Todavía la gente trató de pensar que esto no era nada alarmante. Pero muy pronto parecía que las ventanas de los cielos se hubieran abierto pues la lluvia caía a raudales. Por un tiempo el suelo absorbió la lluvia; pero pronto comenzó a subir el agua, y cada día el nivel estaba más alto. Por la mañana, cuando la gente veía que la lluvia seguía cayendo, se miraba con desesperación, y cada noche repetía: "¡Aún llueve!" Así fue cada mañana y cada noche.
    Durante cuarenta días y cuarenta noches cayó la lluvia. El agua penetró en las casas y llevó a la gente hasta los templos que habían erigido para ofrecer sus cultos idólatras. Pero los templos fueron arrasados. La corteza del planeta se rompió y el agua acumulada en el vientre de la tierra irrumpió en la superficie. Enormes rocas fueron arrojadas por el aire.
    Por doquiera se veían personas huyendo, en busca de un refugio. Había llegado el momento cuando de buena gana hubieran entrado en el arca. Llenas de angustia clamaban: "¡Oh, un lugar de refugio!" Hubo quienes le gritaron a Noé y le pidieron que los admitiera en el arca. Pero sus voces se perdieron arrastradas por la furia de la tempestad. Algunos lograron aferrarse al arca pero fueron arrastrados por las olas. Dios había puesto allí a quienes creyeron en su palabra y ningún otro podía entrar.
    Los padres con sus hijos buscaban las elevadas copas de los árboles que aún estaban en pie, pero tan pronto alcanzaban este refugio los vientos los lanzaban en medio de las turbulentas y agitadas aguas...
    ¿Dónde estaba ahora el arca y aquellas personas que fueron objeto de las burlas y las mofas? Protegida por el poder de Dios, la inmensa arca flotaba en medio de las aguas, y Noé y su familia estaban seguros en su interior (Signs of the Times, 10 de abril de 1901).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez