[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Marzo 11

Año Bíblico - Deuteronomio 17-18 y Mateo 6

DIOS ESPERA QUE MANIFESTEMOS OBEDIENCIA POR AMOR
"El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él" (1 Juan 2:4).

    Se ha informado que dije que usted no puede salvarse a menos que guarde el sábado. ¿Cree que no tiene sentido el cuarto mandamiento? Nuestra sujeción habitual a la voluntad del Maestro celestial no conduce al obediente a preguntarse constantemente: "¿Qué es gratificante?", ni tampoco, ¿qué es lo más conveniente o agradable para mí y para quienes me rodean? Sino, ¿qué requiere el Señor? ¿Cuál es la voluntad de Dios para mi?
    ¿Resulta extraño que alguien deba hacer esto o aquello bajo la convicción del Espíritu de Dios y que una negación o descuido ponga en peligro su salvación? ¿Es un asunto difícil de comprender que se diga que nuestra obediencia a la ley de Dios es esencial para la vida eterna? ¿Es un misterio insondable para el cristiano decir que cada persona debe aferrarse a la salvación cueste lo que costare? ¿Nos da seguridad la Palabra de Dios que llegaremos al cielo [mientras que] estamos violando la ley de Dios? De ser así, todo requerimiento divino como condición de salvación sería una gran equivocación.
    ¿No se castigó a los moradores del mundo antiguo que perecieron en el Diluvio por su desobediencia a los requerimientos divinos? ¿Acaso fueron lavados en las aguas del Diluvio para ser conducidos a la gloria, pues nuestro misericordioso Señor es demasiado bueno como para castigar la transgresión de su propia ley? ¿Se castigó a los sodomitas por su desobediencia y únicamente Lot se salvó? ¿Acaso fueron traspuestos en medio de las llamas de fuego que caían del cielo para ir directamente a la gloria?
    ¿Estableció el Señor mandamientos? Entonces, debemos obedecerlos sin abrigar duda alguna, ni buscar subterfugios por los que podamos ser salvos sin obediencia; pues sería como trepar por otro camino. "Yo soy el camino, la verdad y la vida". "He guardado los mandamientos de mi Padre", dijo la Majestad del cielo...
    No debemos observar los mandamientos con el único fin de asegurarnos el cielo, sino para complacer al Señor quien murió para salvar a los pecadores de morir por la transgresión de la ley del Padre. La salvación del pecador implica que abandone el pecado y obedezca la ley que antes transgredió. Nadie debiera aventurarse o interpretar mal la misericordia de Dios, sintiéndose en libertad de pecar cuanto le plazca... Es una triste decisión la de seguir a Cristo desde tan lejos como sea posible y aventurarse a llegar tan cerca del borde de la perdición como se pueda, sin caer al abismo (Carta 35b, 1877).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Marzo 12

Año Bíblico - Deuteronomio 19-20

BUSCA LA VERDAD BÍBLICA A CUALQUIER PRECIO
"Pues este es el amor a Dios, que guardemos su mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos" (1 Juan 5:3).

    Fue ciertamente un gran sacrificio el que hizo Cristo en favor del hombre al morir por él en la cruz. ¿Qué estamos dispuestos nosotros a sacrificar por su amor? Cristo dice: "Si me amáis, guardad mis mandamientos". No se trata de seleccionar uno, dos o nueve, sino los diez; debemos guardar todos sus mandamientos. Juan, al referirse a los que pretenden amar a Dios sin obedecer sus requerimientos, dice lo siguiente: "El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él". "Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos".
    Es posible que digas, ¿crees que todo el mundo intelectual está equivocado y que ese grupo pequeño, una tremenda minoría, que parecen indoctos y comunes, son todos los que se van a salvar? Respondo, Jesús estaba entre los pobres de la tierra. No se unió a los doctos rabinos o príncipes. No se lo encontró junto a los potentados de la tierra, sino entre los humildes. La verdad nunca se encontró en la mayoría. Siempre se la encontró en la minoría.
    Los ángeles del cielo no descendieron a la escuela de los profetas ni cantaron sus himnos en el templo o las sinagogas, sino a los seres humanos que eran lo suficientemente humildes como para recibir el mensaje. Cantaron las alegres nuevas del Salvador en las llanuras de Belén, mientras los grandes hombres, los dirigentes y los honorables, quedaban en tinieblas, porque estaban perfectamente satisfechos con su situación y no sentían necesidad de una piedad mayor de la que tenían. Los maestros en las escuelas de los profetas, los escribas, los sacerdotes y los gobernantes, fueron los mayores perseguidores de Cristo. Todos los que hicieron gran ostentación de poseer luz espiritual fueron los que despreciaron, rechazaron y crucificaron a Jesús.
    Los grandes hombres y mujeres y quienes profesan ser sumamente buenos, pueden llevar a cabo obras terribles impulsados por su fanatismo y por lo exaltado del cargo que ocupan, y vanagloriarse al mismo tiempo de que están sirviendo a Dios. No conviene confiar en ellos. Usted y yo necesitamos a cualquier precio la verdad bíblica. Como los nobles bereanos, queremos escudriñar cada día las Escrituras con ferviente oración, para conocer la verdad, y entonces obedecerla, cueste lo que costare, sin hacer caso de la opinión de los hombres grandes o buenos. Si la verdad está en la Biblia, la podremos encontrar como lo hicieron los buenos y grandes hombres y mujeres que pisaron este mundo. Que Dios nos ayude a ser sabios para la salvación, es mi oración. (Carta 35b, 1877).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Marzo 13

Año Bíblico - Deuteronomio 21-22 y Mateo 7

NO RESISTAS LA INVITACIÓN PARA SER SALVO
"Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones" (Heb. 3: 15).

    ¡Oh, quién podrá describirnos los lamentos que se levantarán cuando, en el límite que divide el tiempo y la eternidad, el Juez justo alce su voz y diga: "Es demasiado tarde"! Largo tiempo han permanecido abiertas las amplias puertas del cielo y los mensajeros celestes han invitado y suplicado: "Y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente". "Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones". Pero al fin se publica el mandato: "El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía".
    La puerta del cielo se cierra, y cesa la invitación para la salvación. En el cielo se dice: "Consumado es". Ese tiempo no está lejano. Os ruego que hagáis obra segura para la eternidad, que os aferréis de la esperanza puesta ante vosotros en el Evangelio. Esforzaos por entrar por la puerta angosta, porque si sólo aspiráis a entrar no podréis hacerlo.
    El mundo está cargado con la maldición que acarrea el pecado. Está literalmente anegado por el pecado, por la violencia y la corrupción, como en los días de Noé. Y no obstante en este espantoso período de la historia de nuestro mundo, muchos están dormidos. Han dejado de esforzarse por llegar a ser cristianos. La gratificación propia y la seguridad carnal ponen en peligro el bienestar eterno. ¿No es esto necedad? Los seguidores de Satanás pueden considerar que sea honorable y digno de toda alabanza esa clase de independencia intelectual que le induce a usted a considerar con indiferencia toda instrucción anterior y creer que ha encontrado un camino superior. Atendiendo a estas sugerencias puede llegar a endurecerse por los engaños del pecado...
    ¿De cuánta ayuda serán para vosotros los placeres mundanos el día cuando todo el mundo sea consumido como lo fue Sodoma, y destruido como lo fue Gomorra? El fin de estas ciudades es un ejemplo para otros pecadores para que conozcan que su día ya viene.
    Demasiado tarde comprenderán los pecadores que han vendido su primogenitura. Las coronas que podrían haber tenido, brillan sobre las sienes de otros. Han perdido la heredad que podrían haber poseído. Cuidado con la forma en que tratáis con la tentación. Cuidado con enorgulleceros por vuestra fortaleza. Cristo es vuestra fuerza eterna; confiad en Dios, aferraos de su potencia y él os hará vencedores y vosotros llevaréis la corona de la victoria (Carta 21, 1867).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Marzo 14

Año Bíblico - Deuteronomio 23-24

ESFUÉRZATE POR ALCANZAR LA HERENCIA ETERNA
"Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy" (Mat. 11: 23).

    Dios prometió a Abrahán y a su simiente después de él que tendrían posesiones y tierras, y sin embargo, fueron extranjeros y peregrinos. Esta heredad y esta tierra que sería dada no sólo a Abrahán, sino también a sus hijos, sólo les serían otorgadas después que la tierra fuera purificada. Entonces Abrahán tendría el título de propiedad de su granja, de sus posesiones y sus hijos también tendrían el título de sus posesiones. Cada uno de nosotros debiera recordar que esta tierra no es nuestro lugar definitivo de residencia, sino que hemos de tener un lugar en la tierra renovada. La destrucción de Sodoma y Gomorra es un símbolo que indica que este mundo será destruido por fuego. No es seguro que ninguno de nosotros deposite todas sus esperanzas en esta vida. Primero, deseamos buscar el reino de Dios y su justicia....
    Sodoma y Gomorra eran como el Huerto del Edén. El Señor había prodigado toda su bendición sobre esa porción de la tierra. Todo era hermoso, bello, con todo no condujo a los moradores a honrar al Dador. ¡Que desolación se produjo cuando el Señor hizo llover fuego y azufre del cielo para consumir a Sodoma y Gomorra! ¡Cuán fácilmente una intervención divina puede hacer que lo hermoso se vuelva horrendo!
    Hay una lección en la destrucción de Sodoma para quienes vivieron en los días del Señor Jesucristo y este mensaje se extiende hasta nuestro tiempo (se cita Mat. 11: 20-24). Es evidente que la culpabilidad de ellos se midió según la proporción de luz que recibieron. Y esta es una lección para cada uno de nosotros ante quienes el Señor ha abierto la preciosa luz de la verdad...
    Pueden sentir que han aceptado la verdad, que la comprenden, y se detienen allí y no avanzan un paso más. Pero una cosa es aceptar y mantener la verdad y otra es tener la verdad como es en Jesús. Mientras están comprometidos en tareas, mientras sus manos y mentes están dedicadas al trabajo útil, será necesario que también haya meditación, reflexión y ferviente oración. Anhelen esa fe que es representada como el oro. Sentirán el deseo de cultivar el amor de Jesús en el corazón y querrán recordar que los mismos ángeles que se presentaron ante Abrahán y Lot podrán estar junto a ustedes aunque no los vean (Manuscrito 19a, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Marzo 15

Año Bíblico - Deuteronomio 25-26 y Mateo 8

NO INTERRUMPAS TU COMUNIÓN CON DIOS
"Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él" (Gén. 18: 19).

    Hay esperanza para cada uno de nosotros, pero únicamente vinculándonos con Cristo, y ejercitando toda energía para alcanzar la perfección de su carácter. La religión que hace del pecado un asunto liviano, espaciándose en el amor de Dios hacia el pecador sin tener en cuenta sus acciones, estimula al pecador a creer que Dios lo salvará mientras continúa en lo que sabe que es pecado. Esto es lo que están haciendo algunos que profesan creer la verdad presente. Mantienen la verdad apartada de la vida, y ésta es la razón por la cual no tiene poder para convencer y convertir el alma. Debe esforzarse todo nervio, intención y músculo para abandonar al mundo, sus costumbres, sus prácticas y sus modas...
    La vida de muchos demuestra que no tienen una relación viva con Dios. Van a la deriva por el canal del mundo. No tienen, en realidad, parte ni suerte con Cristo. Aman las diversiones, y están llenos de ideas, planes, esperanzas y ambiciones egoístas. Sirven al enemigo pretendiendo seguir a Dios. Están sirviendo a un amo y prefieren esa servidumbre, haciéndose así esclavos voluntarios de Satanás...
    ¿Acaso no hay razones por las que el Espíritu de Dios no trabaja con su pueblo? La verdad se mantiene en el atrio exterior. La comunión con Dios se suprime para complacer las relaciones mundanales y amistades cuyos corazones están en permanente oposición a la verdad...
    La bendición estaba con Abrahán porque cultivaba la religión en el hogar. El que bendijo la morada del justo, dijo: "Yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí". El no traicionará la verdad...
    Si ustedes, padres, desean la bendición de Dios, hagan lo que hizo Abrahán: repriman la maldad y fomenten el bien. Puede ser más conveniente dar algunas órdenes en lugar de consultar las preferencias e inclinaciones de los hijos. Un afecto ciego no debe ser la regla de la casa. La indulgencia, que es una verdadera crueldad, no debe practicarse... Traigan a los hijos a la casa de Dios. ¡Oh, cuántas ideas falsas se conciben, que el establecimiento de límites es dañino, y que arruinan a miles! Satanás tomará posesión de ellos si no están en guardia. No fomenten la relación con los incrédulos, aléjenlos de ellos. Ustedes mismos salgan de en medio de ellos y demuéstrenles que están de parte del Señor (Carta 53, 1887).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Marzo 16

Año Bíblico - Deuteronomio 27-28

EL FRACASO DE ABRAHAM ES UNA ADVERTENCIA PARA NOSOTROS
"Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió." (Gén. 21: 14).

    Abrahán había aceptado sin hacer pregunta alguna la promesa de un hijo, pero no esperó a que Dios cumpliese su palabra en su oportunidad y a su manera. Fue permitida una tardanza, para probar su fe en el poder de Dios, pero fracasó en la prueba. Pensando que era imposible que se le diera un hijo en su vejez, Sara sugirió como plan mediante el cual se cumpliría el propósito divino, que una de sus siervas fuera tomada por Abrahán como esposa secundaria. La poligamia se había difundido tanto que había dejado de considerarse pecado; violaba, sin embargo, la ley de Dios y destruía la santidad y la paz de las relaciones familiares. El casamiento de Abrahán con Agar fue un mal, no sólo para su propia casa, sino también para las generaciones futuras...
    Aunque él se había casado con Agar a instancias de Sara... [ahora] Sara deseaba desterrar a su rival; pero Abrahán se negó a permitirlo; pues Agar iba a ser madre de su hijo, que él esperaba tiernamente sería el hijo de la promesa... "Y como Sarai la afligiese, huyóse de su presencia".
    Se fue al desierto, y mientras, solitaria y sin amigos, descansaba al lado de una fuente, un ángel del Señor se le apareció en forma humana... Le mandó: "Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano"... Y como recordatorio perpetuo de su misericordia, se le mandó que llamara a su hijo Ismael, o sea: "Dios oirá".
    Cuando Abrahán tenía casi cien años, se le repitió la promesa de un hijo, y se le aseguró que el futuro heredero sería hijo de Sara. Pero Abrahán todavía no comprendió la promesa..
    El nacimiento de Isaac, al traer, después de una espera de toda la vida, el cumplimiento de las más caras esperanzas de Abrahán y de Sara, llenó de felicidad su campamento. Pero para Agar representó el fin de sus más caras ambiciones. Ismael, ahora adolescente, había sido considerado por todo el campamento como el heredero de las riquezas de Abrahán, así como de las bendiciones prometidas a sus descendientes. Ahora era repentinamente puesto a un lado; y en su desengaño, madre e hijo odiaron al hijo de Sara.
    La alegría general aumentó sus celos, hasta que Ismael osó burlarse abiertamente del heredero de la promesa de Dios. Sara vio en la inclinación turbulenta de Ismael una fuente perpetua de discordia, y le pidió a Abrahán que alejara del campamento a Ismael y a Agar...
    La instrucción impartida a Abrahán tocante a la santidad de la relación matrimonial, había de ser una lección para todas las edades (Patriarcas y profetas, págs, 141-143).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Marzo 17

Año Bíblico - Deuteronomio 29-30 y Mateo 9

LA PRUEBA SUPREMA DE LA FE DE ABRAHAM
"Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré" (Gén. 22: 2).

    En una visión de la noche, en su hogar de Beerseba, cuando tenía ciento veinte años de edad, Abrahán recibió la sorpresiva orden: "Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré". Debía sacrificar a su hijo, su único hijo, el hijo de la promesa. Esa noche Abrahán no pudo descansar. La voz le había hablado sólo a él y sólo él la había escuchado. Dios le había prometido que su nombre se perpetuaría por medio de Isaac, por lo que ésta era una tremenda prueba para su fe. Abrahán se había aferrado a la promesa de un hijo de su esposa Sara y el Señor había cumplido su promesa... Dejó a Ismael fuera del asunto al decir: "Tu único, Isaac"...
    Dios ya le había dicho que por medio de Isaac su simiente sería como la arena del mar en multitude. Al salir de su tienda hacia la oscuridad de la noche, le pareció escuchar la misma voz divina que lo había llamado cincuenta años atrás a salir de Caldea, que le decía: "Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia". ¿Sería posible que la misma voz le ordenara sacrificar a su hijo? El recordó la promesa: "Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia sera contada". ¿No era la voz de un extraño que le ordenaba ofrecer a su hijo en sacrificio? ¿Podía el Señor contradecirse? ¿Habría de cercenar la única esperanza del cumplimiento de la promesa? ¿Quedaría sin su hijo?
    Pero Abrahán no reflexiona, obedece. Su única esperanza se cifraba en que el Dios que había hecho todas las cosas también resucitara a su hijo de los muertos. El cuchillo se alzó, pero no descendió. Dios habló y dijo: "Es suficiente". La fe del padre y la sumisión del hijo habían sido plenamente probadas. "Porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único".
    La prueba de Abrahán era la más severa que pudo haber tenido cualquier ser humano. Si se hubiera apartado de Dios, jamás se lo habría conocido como el padre de la fe. Si se hubiese desviado del mandato de Dios, el mundo habría perdido su gran ejemplo de fe en Dios y su victoria sobre la incredulidad.
    Esta lección fue dada con el propósito de que resplandeciera a lo largo de las edades, para que todos aprendieran que no hay nada que sea demasiado precioso para ofrecer a Dios. La confianza en la Palabra divina nos conducirá a ponerla en práctica en nuestra vida (Carta 110, 1897).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez