[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Marzo 25

Año Bíblico - Josué 9-10 y Mateo 13

CON FRECUENCIA NUESTRO CARÁCTER SE MANIFIESTA EN EL DE NUESTROS HIJOS
"Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores" (Gén. 37: 3).

    Jacob había escogido la herencia de la fe. Había tratado de lograrla mediante la astucia, la traición y el engaño; pero Dios permitió que su pecado produjera su corrección... El pecado de Jacob y la serie de sucesos que había acarreado no dejaron de ejercer su influencia para el mal, y ella produjo amargo fruto en el carácter y la vida de sus hijos...
    Sin embargo, hubo uno de carácter muy diferente; a saber, el hijo mayor de Raquel, José, cuya rara hermosura personal no parecía sino reflejar la hermosura de su espíritu y su corazón... Escuchaba las enseñanzas de su padre y se deleitaba en obedecer a Dios... Habiendo muerto su madre, sus afectos se aferraron más estrechamente a su padre, y el corazón de Jacob estaba ligado a este hijo de su vejez. "Amaba... a José más que a todos sus hijos".
    Pero hasta este cariño llegaría a ser motivo de pena y dolor. Imprudentemente Jacob dejó ver su predilección por José, y esto motivó los celos de sus demás hijos... El imprudente regalo que Jacob hizo a José de una costosa túnica como la que usaban las personas de distinción, les pareció otra prueba de parcialidad... Su malicia aumentó aun más cuando el joven les contó un día un sueño que había tenido...
    En aquel momento en que el joven estaba delante de ellos, iluminado su hermoso semblante por el Espíritu de la inspiración, sus hermanos no pudieron reprimir su admiración; pero no quisieron dejar sus malos caminos y sintieron odio hacia la pureza que reprendía sus pecados...
    Los hermanos estaban obligados a mudarse de un lugar a otro, a fin de procurar pastos para sus ganados... Después de los acontecimientos que se acaban de narrar, se fueron al sitio que su padre había comprado en Siquem. Pasó algún tiempo, sin noticia de ellos, y el padre empezó a temer por su seguridad... Mandó, pues, a José a buscarlos y a traerle noticias respecto a su bienestar...
    José se aproximó sin sospechar el peligro... pero en vez del esperado saludo... le asieron y le quitaron sus vestiduras... Llevándolo brutalmente a una cisterna profunda, le echaron adentro; y después de haberse asegurado de que no podría escapar, lo dejaron allí para que pereciese de hambre, mientras que ellos sentáronse a comer pan".
    Pero algunos de ellos estaban inquietos; no sentían la satisfacción que habían esperado de su venganza. Pronto vieron acercarse una compañía de viajeros. Eran ismaelitas procedentes del otro lado del Jordán, que con especias y otras mercancías se dirigían a Egipto (Patriarcas y profetas, págs. 208-212).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Marzo 26

Año Bíblico - Josué 11-12

LA REACCIÓN ANTE LAS CIRCUNSTANCIAS REVELA EL VERDADERO CARÁCTER
"Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte? Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él" (Gén. 37: 26, 27).

    Entonces Judá propuso vender a su hermano a estos mercaderes paganos, en vez de dejarlo allí para que muriera. Al obrar así, le apartarían de su camino, y no se mancharían con su sangre; pues, dijo Judá: "Nuestro hermano es nuestra carne". Todos estuvieron de acuerdo con este propósito y sacaron pronto a José de la cisterna.
    Cuando vio a los mercaderes, José comprendió la terrible verdad. Llegar a ser esclavo era una suerte más temible que la misma muerte. En la agonía de su terror imploró a uno y a otro de sus hermanos, pero en vano. Algunos de ellos fueron conmovidos de compasión, pero el temor al ridículo los mantuvo callados. Todos tuvieron la impresión de que habían ido demasiado lejos para retroceder. Si perdonaban a José, éste los acusaría sin duda ante su padre, quien no pasaría por alto la crueldad cometida con su hijo favorito. Endureciendo sus corazones a las súplicas de José, le entregaron en manos de los mercaderes paganos. La caravana continuó su camino y pronto se perdió de vista...
    Mientras tanto, José y sus amos iban en camino a Egipto. Cuando la caravana marchaba hacia el sur, hacia las fronteras de Canaán, el joven pudo divisar a lo lejos las colinas entre las cuales se hallaban las tiendas de su padre... Con el corazón palpitante pensaba en qué le reservaría el porvenir. ¡Qué cambio de condición! ¡De hijo tiernamente querido había pasado a ser esclavo menospreciado y desamparado!
    Pero, en la providencia de Dios, aun esto había de ser una bendición para él. Aprendió en pocas horas, lo que de otra manera le hubiera requerido muchos años. Por fuerte y tierno que hubiera sido el cariño de su padre, le había hecho daño por su parcialidad y complacencia... En él se habían fomentado defectos que ahora debía corregir. Estaba comenzando a confiar en sí mismo y a ser exigente...
    Entonces sus pensamientos se dirigieron al Dios de su padre... Se le había hablado de las promesas que el Señor le hizo a Jacob, y de cómo se habían cumplido... Su alma se conmovió y tomó la alta resolución de mostrarse fiel a Dios y de obrar en cualquier circunstancia como convenía a un súbdito del Rey de los cielos. Serviría al Señor con corazón íntegro; afrontaría con toda fortaleza las pruebas que le deparara su suerte, y cumpliría todo deber con fidelidad. La experiencia de ese día fue el punto decisivo en la vida de José. Su terrible calamidad le transformó de un niño mimado que era en un hombre reflexivo, valiente, y sereno (Patriarcas y profetas, págs. 212-215).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Marzo 27

Año Bíblico - Josué 13-14 y Mateo 14

FINALMENTE, LA VERDAD TRIUNFARA
"No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos" (Gén. 49: 10).

    Hay enemistad entre Cristo y sus seguidores y Satanás y sus súbditos. El gran conflicto entre el Príncipe de la vida y el príncipe de las tinieblas se ha venido desarrollando y se ha fortalecido en cada nueva generación. Realmente ardua ha sido la lucha entre el bien y el mal, entre la verdad y el error, entre el reino de la luz y el reino de la oscuridad. La verdad ha luchado contra el error y el error contra la verdad. Este conflicto ha existido por miles de años...
    La verdad como es en Jesús alcanzará la victoria que predijo la profecía; pero segun todas las apariencias humanas, el error superará a la verdad. La mayor parte de la raza humana será arrastrada a la idolatría. Exaltarán lo que Cristo no ha exaltado y se afanarán por derribar la gran norma de la justicia divina...
    "El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio". Se hace referencia a Satanás como el originador del pecado. "Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo". La primera derrota de Satanás ocurrió cuando no logró vencer a Cristo en el desierto de la tentación...
    "No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congreguen los pueblos". Esta profecía fue pronunciada por Jacob cuando agonizaba y estaba dirigida a sus hijos. Pesó en las generaciones futuras y se cumplió únicamente en la venida de Cristo. Él es el Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra profesión. El cetro es el bastón de mando que portaban los jefes y gobernantes como un signo de su autoridad... "No será quitado el cetro de Judá". La insignia de su estatus de tribu habría de permanecer. No dejaría Judá de ser una tribu distinguida hasta la venida de Siloh... Y mantendría la supremacía a través de todas sus adversidades hasta la primera venida de Cristo. Sería una tribu bien definida hasta la venida de Siloh.
    Esta profecía del agonizante Jacob fue emitida casi mil setecientos años antes de la muerte de Cristo. Cristo mismo habría de descorrer el velo que el ojo profético de Jacob había trazado de la historia de su progenie... El vio un maravilloso Consejero que surgiría en medio de esta tribu. Era la simiente prometida, Siloh, el Enviado de Dios, que habría de establecer el reino espiritual. Jacob vio el momento cuando el cetro ya no estaría más en las manos de Judá. Ahora las naciones se reunirían bajo el estandarte de Cristo. Cuando los judíos se presentaron ante Pilato para asegurar la condena de Jesús, le dijeron: "No tenemos más rey que César". Y, de este modo, confesaron que el cetro ya no estaba en manos de Judá (Manuscrito 110, 1897).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Marzo 28

Año Bíblico - Salmos 37-40

LA BONDAD ES VERDADERA GRANDEZA
"Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo en su casa y entregó en su poder todo lo que tenía" (Gén. 39: 3, 4).

    Dios puede hacer del más humilde de los seguidores de Cristo algo más preciado que el oro fino, aun que el oro de Ofir, si se rinde por completo para ser moldeado por su mano transformadora. Ellos deberían estar determinados a utilizar de la manera más noble cada facultad y cada oportunidad. La Palabra de Dios debiera ser su objeto de estudio y su guía a fin de decidir qué es lo mejor en todos los casos. El carácter impecable, el Modelo perfecto puesto ante ellos en el evangelio, debe ser estudiado con el más profundo interés. La lección esencial que se debería aprender es que la bondad es la verdadera grandeza...
    El más débil seguidor de Cristo ha forjado una alianza con el Poder Infinito. En muchos casos, Dios puede hacer poco en favor de hombres y mujeres educados, pues no sienten la necesidad de aprender de él que es la fuente de la sabiduría....
    Si confía en su propia fortaleza y sabiduría, seguramente fracasará. Dios reclama una consagración íntegra y completa. No aceptará nada menos que esto. Cuanto más difícil sea su posición, más necesitará de Jesús. El amor y el temor de Dios mantuvieron a José puro y sin mancha en la corte del rey. Fue elevado a una posición de gran riqueza, llegó a ser el segundo después del rey y esta exaltación fue tan grandiosa como súbita.
    Es imposible permanecer en una posición elevada sin peligro. La tempestad deja intacta a la sencilla flor del valle, en tanto que lucha con el encumbrado árbol que se eleva en las alturas de la montaña. Hay muchas personas a las que Dios pudo haber utilizado en la pobreza. Allí pudieron haber sido útiles y logrado la gloria después, pero la prosperidad las arruinó. Fueron arrastradas hasta el abismo porque olvidaron la humildad, que Dios era su fortaleza, y se volvieron independientes y autosuficientes.
    El carácter de José fue probado en medio de la adversidad, y el oro que había en él no fue empañado por la prosperidad. Reveló la misma reverencia por la voluntad de Dios cuando estuvo junto al trono que cuando estuvo en la celda. José manifestó por doquier su religión y este fue el secreto de su fidelidad inamovible. Como representante de Cristo debes tener ese poder de la piedad que lo satura todo. Has de esconderte en Jesús. No estarás seguro a menos que te tomes de la mano de Cristo. Debes guardarte de todo, especialmente de la presunción y abrazar un espíritu que sea capaz de sufrir antes que pecar. No lograrás victoria más preciosa que la conquista del yo. La ambición egoísta, el deseo por la supremacía, fenecerán cuando Cristo tome posesión de los afectos (Manuscrito 14, 1889).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Marzo 29

Año Bíblico - Josué 15-16 y Mateo 15

LAS CIRCUNSTANCIAS NO DEBIERAN CONTROLARNOS
"Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo. Y dejó todo lo que tenía en mano de José, y con él no se preocupaba de cosa alguna sino del pan que comía" (Gén. 39: 5, 6).

    Hay muchos que culpan a las circunstancias y arguyen, con el fin de excusar su condición, que están en una posición adversa, pues fueron arrojados en una sociedad conformada por personas irreligiosas, autoindulgentes e intemperantes. Pero, no te dejes engañar. Tú puedes configurar el medio en que te encuentras en vez de inclinarte y permitir que las circunstancias modelen tu carácter. La vida de piedad ha de soportar la prueba, pues tiene una raíz viva que la sustenta, una fuente de la que puede nutrirse.
    La corrupción del corazón humano es la que lo induce a amar una sociedad negligente y profana. El verdadero secreto de los genuinos seguidores de Cristo y de su integridad es que aman la verdad y la justicia. Su gusto moral no está depravado y aunque asediados por la maldad, el trabajo profundo que hizo la verdad en sus corazones ha de guardar su alma constante y leal a Dios aún en medio de las peores circunstancias. Este es el fruto que crece en el árbol de la vida cristiana, la fe que percibe la presencia y la ayuda divina en todo momento. Hay un temor constante de desagradar al Dios que se honra y se ama. Este fue el principio que preservó a José en medio de la tentación. Debes cultivar una fe genuina en Dios, en su bondad y en su presencia. Debes orar como nunca antes lo has hecho.
    Alberto [un amigo] no es de ayuda para ti, ni tú lo eres para él, pues no ejerces una influencia benéfica. Tu influencia fortalece las tentaciones del enemigo, los conduce a ambos a alejarse de la verdad, de la pureza y de la santidad. Los ángeles se ruborizan por tus palabras y acciones. Han llegado a ser una tentación el uno para el otro. Ambos necesitan humillar sus almas a los pies de la cruz y aprender la humildad y la mansedumbre del corazón. Es la genuina devoción entretejida en el carácter la que hará que los jóvenes sean una luz en el mundo...
    ¡Cuán poco temor de Dios hay!... Hay algunos que se asemejan a los hombres y mujeres que ayudaron a construir el arca. Escuchan la verdad; tienen todas las ventajas para llegar a ser personas de integridad moral, sin embargo, no eligen la sociedad de los buenos, sino de los corruptos. Si hay una influencia que no es del cielo, se ponen de su lado y se unen a ellos, y aunque han desempeñado una función en la preparación de la verdad que ha de preparar a un pueblo para estar en pie en el día del Señor, perecerán en la ruina como los carpinteros que ayudaron a Noé a construir el arca. ¡Dios te ayude a no pertenecer a este grupo! (Carta 36, 1887).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Marzo 30

Año Bíblico - Josué 17-18

EL CARÁCTER INTERIOR SE REVELA EN LAS ACCIONES
"Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo. Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene. No hay otro mayor que yo en esta casa y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?" (Gén. 39: 7-9).

    En la providencia de Dios, José fue privado de su hogar feliz y de las enseñanzas y el ejemplo de un padre temeroso de Dios, y su suerte fue echada con una familia de oscuras raíces paganas. Allí su virtud fue severamente puesta a prueba. Siempre hay un período crítico en la vida de un joven cuando se separa de la influencia del hogar y de los sabios consejos e ingresa en nuevos escenarios y confronta nuevas pruebas...
    Dios estaba con José en su nuevo hogar. El se mantuvo en la senda del deber, padeciendo el agravio sin practicar el error. Por esta razón contó con el amor y la protección de Dios, pues llevó sus principios religiosos por dondequiera que fue. ¡Qué diferencia hay entre el caso de José y el de los jóvenes que se aventuran en terreno del enemigo, exponiéndose a los fieros asaltos de Satanás! José padeció por causa de la justicia, en tanto que otros, porque se lo buscaron. José no ocultó su religión, ni su piedad viril a fin de evitar la persecución.
    El Señor prosperó a José, pero junto con su prosperidad vino también la adversidad más funesta. La esposa de su amo era una mujer licenciosa, cuyos pasos se apresuraban al infierno. ¿Habría José de ceder el áureo patrimonio moral de su carácter ante la presión seductora de una mujer corrompida? ¿Recordaría que el ojo del Señor estaba sobre él?
    Pocas tentaciones son más peligrosas y fatales para los jóvenes que la sensualidad, y ninguna, si la voluntad sucumbe a ella, demuestra ser más decididamente ruinosa para el alma y el cuerpo tanto para este tiempo como para la eternidad. El bienestar de su futuro eterno depende de la decisión de un momento. José dirigió con toda calma sus ojos hacia el cielo en procura de ayuda, se desprendió de su vestimenta external dejándola en manos de su tentadora, y mientras sus ojos se iluminaban con una firme resolución en lugar de la pasión impura, exclamó: "¿Cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?"...
    La verdadera religión se proyecta a todos los pensamientos de la mente, penetra en los ocultos pensamientos del corazón, en los motivos de cada acción, en el objeto y dirección de los afectos, en la estructura total de nuestras vidas. "Tú eres un Dios que me ve", ha de ser la contraseña, la protección de la vida...
    José era cristiano... Se ocupó de las dificultades de sus compañeros de prisión. Fue alegre porque era un caballero cristiano. Dios lo estaba preparando mediante esta disciplina para una posición de gran responsabilidad, honor y utilidad, y estuvo dispuesto a aprender; aceptó de buen grado las lecciones que el Señor quería enseñarle (Carta 58, 1880).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Marzo 31

Año Bíblico - Josué 19-20 y Mateo 16

EL VICIO NO TRIUNFA SOBRE LA VIRTUD
"Y tomó su amo a José, y lo puso en la cárcel, donde estaban los presos del rey, y estuvo allí en la cárcel. Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel" (Gén. 39: 20, 21).

    Dondequiera seas asignado debes ser fortalecido por un principio firme. Entra en la vida decidido a que con el favor divino siempre te has de adherir a todo lo que sea honesto, puro, amable y de buen nombre. El temor de Dios, unido al amor a lo noble, puro y elevado, ha de guardarte de cometer una acción deshonesta... Cuánto gozo y satisfacción te brindará durante toda la vida el recuerdo de que aunque expuesto a muchas y fieras tentaciones, tus manos no han sido manchadas por la deshonestidad y tu corazón está libre de apetecer la tentación...
    ¡Qué lección hay para todo joven en la historia de José! Mantuvo su integridad moral bajo la presión de enormes tentaciones. ¡Cuán despiadado y seductor fue el asedio que padeció su virtud! Viniendo de tal fuente y en tal forma, lo más probable era que corrompiera a una mente juvenil. Los principios religiosos que poseía salvaron a José y lo condujeron, oportunamente y con firmeza, a resistir aquella estratagema satánica. Y la tentadora, derrotada en su objetivo, perversamente intentó arruinar al joven cuyas virtudes no pudo corromper y acusó a José del mismo crimen que no había cometido... Dios hizo que el arresto de este fiel joven llegara a ser un medio para su exaltación. De no haber sido por este malvado acto de la mujer de Potífar, José nunca habría llegado a ser el primer ministro de Egipto.
    Aunque el vicio parecía triunfar mientras era la virtud pisoteada en el polvo, José no empeoró su condición manifestando descontento. Su religión era genuina... Dios le estaba enseñando lecciones muy valiosas. Lo estaba preparando así para una posición de confianza, honor y gran utilidad. José aprendió a gobernar aprendiendo antes a obedecer. Se humilló así mismo y el Señor lo exaltó. La religión de la Biblia jamás degrada al receptor; al contrario, eleva y ennoblece a todo aquel que acepta y obedece sus enseñanzas. El temor de Dios es la mejor defensa de la juventud. Con este escudo podrán cruzar los escenarios más corruptos y permanecer impolutos.
    Querido hijo [Edson] mío, no intentes ubicarte por encima de una vida cristiana de humildad. Permite que el carácter de José sea tu carácter, y que su fuerza para resistir la tentación, sea la tuya. Tus esfuerzos alcanzarán el éxito si te vales de la fuerza del Señor. Jesús será tu ayudador. Que la bendición de Jesús siempre esté contigo es la oración de tu madre (Manuscrito 20, 1868).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez