[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Abril 1

Año Bíblico - Josué 21-22

PODEMOS CRECER EN LA FE COMO MOISÉS
"Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehuso llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado" (Heb. 11:24, 25).

    Egipto, por ese tiempo el mayor reino del mundo, le otorgó a Moisés el cargo más honorable. Pero él no aceptó la seductora y tentadora oferta, porque se mantuvo "como viendo al Invisible"...
    La fortaleza de Moisés radicaba en su relación con la Fuente de todo poder, el Señor Dios de los ejércitos. Moisés se levantó muy por encima de todo atractivo terrenal y confió plenamente en Dios. Consideró que pertenecía al Señor. Mientras tuvo que ver con los intereses oficiales del rey de Egipto, estudió constantemente las leyes del gobierno de Dios, y así fue creciendo su fe. Esa fe resultó valiosa para él. Estaba profundamente arraigada en el terreno de sus primeras enseñanzas, y la cultura de su vida debía prepararlo para la gran obra de liberar a Israel de la opresión...
    Después de dar muerte al egipcio comprendió que no había entendido el plan de Dios, y huyó de Egipto para convertirse en pastor de ovejas. Ya no pensaba realizar una gran obra, lo que le permitió alcanzar gran humildad; se disipó la bruma que nublaba su mente, y disciplinó su intelecto para buscar su refugio en Dios. Reconoció la presencia de Dios en derredor suyo. Toda la naturaleza parecía estar llena por la presencia del Invisible. Conoció a Dios como un Dios personal y, mientras meditaba en el carácter divino, ahondó más y más su percepción de la presencia del Señor. Encontró refugio en los brazos eternos. Dios hablaba con Moisés cara a cara así como un hombre habla con su amigo. Los brillantes rayos del Sol de Justicia fulguraron en su corazón y en los recintos de su mente. Dios era su refugio, su morada, su hogar...
    Usted también puede, como Moisés, mantenerse como viendo al Invisible. El Señor desea darle una preciosa experiencia. Dios tiene una obra para usted. Puede buscar alcanzar el sentido superior de las cosas que son eternas. Dios está cerca de todos los que lo buscan de todo corazón. ¿Cuáles son las ventajas y honores que el mundo le propone comparadas con los privilegios de los hijos de Dios?...
    Las sombras de la oscuridad muy pronto se disiparán; ya viene la mañana; el conflicto se acerca a su fin. Hay una corona de vida que se ceñirá en la frente de todo aquel que haya participado en los sufrimientos de Cristo (Carta 21a, 1893).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Abril 2

Año Bíblico - Josué 23-24 y Mateo 17

LOS MÉTODOS DE PREPARACIÓN DE DIOS DIFIEREN DE LOS DE LOS HOMBRES
"Pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián" (Exo. 2:15).

    Moisés dedicó cuarenta años de su vida a pastorear ovejas, para prepararse con el fin de conocerse a sí mismo y purificarse mediante la abnegación, para que el Señor pudiera cumplir su voluntad en él. Jesús no quiere que sus obreros sean meras máquinas, en lo que a intelectualidad o a sentimientos se refiere. Ambas cosas son necesarias para la obra, pero estos elementos del carácter humano deben purificarse de sus defectos, no meramente hablando de la voluntad de Dios, sino haciéndola. "El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá... la doctrina". El Señor estaba preparando a Moisés. Lo sometió a un largo proceso de entrenamiento mental, para que fuera el capitán de los ejércitos de Israel.
    Los hombres señalados por Dios recibirán su inspiración, pero no los que tengan un alto concepto de su superioridad mental. Porque todo hombre a quien Dios use para hacer su voluntad, debe tener un humilde concepto de sí mismo, y debe buscar la luz con fervor perseverante. Dios no quiere que nadie se convierta en un novato, se sumerja en una humildad voluntaria y se incapacite cada vez más. El Señor invita a todos aquellos con quienes trabaja a que se esfuercen mentalmente al máximo, y que oren, esperen y crean al máximo también.
    Muchos, como Moisés, han tenido que desaprender bastante para aprender precisamente las lecciones que necesitaban. Moisés tuvo que prepararse mediante la más severa disciplina mental y moral, y Dios trabajó con él antes que estuviera en condiciones de educar la mente y el corazón de los demás. Había recibido su instrucción en la corte egipcia. No se escatimó nada para prepararlo con el fin de que llegara a ser un general de los ejércitos de Egipto. Las falsas teorías de los idólatras egipcios habían penetrado en su mente, y no se podía desembarazar fácilmente de las influencias que lo rodeaban y de las cosas que veía.
    Esta es la experiencia de muchos que han recibido una falsa preparación en cualquier sentido. Era necesario quitar de la mente de Moisés todo resabio idólatra de tradiciones paganas, poco a poco y punto por punto. En muchos aspectos fue Jetro quien, según su criterio, lo ayudó a orientarse en la fe correcta. [Moisés] se estaba orientando ahora hacia lo alto donde podía contemplar a Dios con sinceridad de corazón. Así Jehová Dios se reveló a Moisés. La amplia preparación intelectual que había recibido en Egipto, sus labores pastoriles en medio de las montañas, viviendo al aire libre; lo transformaron en un poderoso pensador y en un vigoroso hacedor de la Palabra de Dios (Manuscrito 45, 1890).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Abril 3

Año Bíblico - Jueces 1-2

SIEMPRE NECESITAMOS CONFIAR EN DIOS
"Por la fe [Moisés] dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible" (Heb. 11:27).

    Moisés era un hijo de Dios que fue elegido para realizar una obra especial. Siendo adoptado por la hija de Faraón, fue grandemente honrado por los miembros de la corte real. Como nieto del monarca, todos deseaban enaltecerlo. Lo consideraban como el sucesor al trono.
    Moisés era un hombre inteligente. En la providencia de Dios, se le dio la oportunidad de capacitarse para una gran obra. Fue cabalmente educado como general. Cuando marchó para hacer frente al enemigo, tuvo éxito; y al volver de la batalla todo el ejército le rindió homenaje.
    A pesar de esto, constantemente recordaba que mediante él Dios se proponía liberar a los hijos de Israel... Pero, aunque reconocido por su saber entre los egipcios, en el servicio de Faraón recibió un molde que lo descalificaba para la labor que habría de realizar. Esta debilidad se manifestó cuando al visitar a sus hermanos "vio a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos". De inmediato Moisés tomó el caso en sus manos, "mató al egipcio y lo escondió en la arena"...
    Y a fin de preparar a Moisés para la obra que se le había asignado, el Dios del cielo lo apartó del medio en que se encontraba. Tendría que entrar en una nueva escuela: la escuela de la Providencia. ¡Qué transformación se habría de producir aquí en la vida y el empleo de Moisés!...
    Considerando esta experiencia desde el punto de vista humano, algunos observadores podrían inclinarse a decir que éste fue un gran error de parte de Moisés. En vez de permitir que este erudito general, a quien se consideraba íntegramente preparado para realizar la obra prevista, siguiera adelante y concretase la labor, el Señor lo envió a las montañas a obtener una educación que lo haría apto para desempeñarse como el general de Israel...
    El plan de Dios era que Moisés permaneciera solo, confiando en su brazo poderoso y que aprendiese a orar y a creer... Cada uno debe tener una experiencia individual. Todos debiéramos aprender las lecciones que la Providencia desea enseñarnos... Si sólo buscamos que otros nos ayuden y sostengan, si sólo dependemos de la ayuda finita, jamás podremos conocer el verdadero potencial de nuestra fuerza, porque no hemos estado solos permitiendo que únicamente Dios sea nuestro ayudador. Cuando avanzamos hacia un terreno en el que debemos estar solos, la raíz de nuestra fe crece en dirección a la única fuente de ayuda: el Dios infinito (Manuscrito 36, 1885).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Abril 4

Año Bíblico - Jueces 3-4 y Mateo 18

DEBEMOS TRABAJAR POR EL TIEMPO Y LA ETERNIDAD
"Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libra nuestras casas" (Exo. 12: 27).

    Hay intereses eternos que están en juego en el caso de cada uno de nosotros. Hemos de ser probados y tentados. Muchos se comportan como si no existiera el diablo, ni hubiera un tentador, ni existiera un conflicto entre el bien y el mal. A menos que comprenda que hay algo contra lo cual debe luchar, corre el riesgo de resbalar. Alguien vendrá a nuestras iglesias con un mensaje y ustedes no discernirán la luz de la oscuridad; y hasta es posible que alguno se incline a aceptar la oscuridad como si fuera la luz.
    "Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti" [Apoc. 3: 3].
    Muchos están manifestando una estrecha afinidad con el mundo. Muchos no han atendido a la luz que nos llamó a situar a nuestros hijos bajo las mejores influencias, donde puedan escuchar la verdad. Muchos no han atendido la instrucción del Señor de sacar a sus hijos de las escuelas públicas y de colocarlos en colegios donde aprendan las verdades de la Palabra de Dios, Iínea por Iínea; precepto por precepto. La instrucción que reciban debiera ser una preparación para la educación que habrán de proseguir en la institución educativa superior: el cielo.
    Cuando los juicios de Dios estaban por caer sobre la tierra de Egipto, Cristo instruyó a Moisés para que los hijos de Israel convocaran a sus hijos a sus casas y los guardaran allí bajo el techo de cada hogar. Cualquiera que fuera encontrado en casa de los egipcios, no escaparía de las plagas. Mantengan a sus hijos cerca de ustedes y, hasta donde sea posible, aléjenlos del mundo y de las malas influencias. El Señor quiere que preparen a sus hijos para el futuro, para la vida eterna. A menos que seamos más cuidadosos, nuestros hijos absorberán el mismo espíritu de incredulidad que se reveló en los israelitas del pasado, razón por la que el Señor no los condujo a la tierra prometida.
    Vistámonos la armadura de Dios y actuemos como el pueblo que aguarda que su Señor regrese en las nubes de los cielos. Cuando practiquen esto las almas se convertirán. Vuestros ministros no trabajarán infructuosamente, mes tras mes, sin lograr que nadie acepte la verdad. Estaremos dispuestos a salir a cazar y a pescar las almas. A veces se puede atrapar un pez, a veces no; pero hemos de perseverar en la obra de Dios, sabiendo que el Señor nos ha dado un mensaje para los incrédulos; un mensaje que se abrirá paso hacia muchos corazones (Manuscrito 161, 1904).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Abril 5

Año Bíblico - Jueces 5-6

EL SELLO EXTERIOR DE DIOS REVELA LA FE INTERIOR
"Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué es este rito vuestro? Vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas" (Exo. 12: 26, 27).

    Todo agente humano tendrá que decidir si unificar su carácter con el Príncipe de la vida o con el príncipe de la oscuridad... Si servimos al pecado, ante el tribunal de Cristo recibiremos el galardón que corresponde al transgresor de la ley de Jehová. El Señor Jesús ha de juzgar al mundo... Todas las invitaciones extendidas por un Dios lleno de gracia --pero que ha sido despreciado y rechazado--, serán presentadas a cada persona, y la sentencia decidirá el destino del alma, para disfrutar el gozo eterno o ser castigada con el fiero elemento de la ira divina poniendo de este modo fin a la historia de los impíos para siempre.
    La condición comunicada a los hebreos en Egipto, la noche cuando los primogénitos fueron destruidos, era que cada familia debía manifestar tal fe en el mensaje de Dios que los condujera a actuar en perfecta obediencia con las indicaciones que el les comunicaba. Cada miembro de la familia debía reunirse en cada hogar hebreo. Allí habrían de comer la pascua y, con las pertenencias en sus manos, hacer todos los preparativos para su partida. Dios habría de hacer una obra de juicio que conduciría a Faraón a entender que el Señor era Dios y fuera de él no había otro.
    El ángel de Dios pasaría por alto las casas de los hebreos que tuvieran la sangre asperjada en los dinteles y en las puertas. Esta señal sería respetada.
    Pero, ¿qué sucedería con aquellos que fueran descuidados y no reunieran a sus hijos en sus casas? Y, ¿qué de los niños que habían nacido y se habían criado en Egipto, que creyeran que esta invitación era solo un capricho innecesario, y no obedeciesen las indicaciones de sus padres y ofrecieran alguna excusa como lo hicieron los invitados a la cena de bodas? En estos casos, nada podría retener los juicios de Dios que habrían de derramarse tanto sobre los primogénitos de los hebreos como sobre los de los egipcios.
    ¿Cuál es la condición de quienes guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús? Si en la familia hay quienes se niegan a obedecer al Señor y rehúsan observar el sábado, no recibirán el sello del Señor. El sello es una garantía divina de perfecta seguridad sobre los escogidos de Dios. El sello indica que eres un elegido de Dios. Eres propiedad del Señor. Y habiendo recibido el sello de Dios somos una posesión de Cristo y nadie podrá arrebatarnos de sus manos (Manuscrito 59, 1895).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Abril 6

Año Bíblico - Salmos 41-44

LAS CONSECUENCIAS DE ENDURECER EL CORAZÓN CONTRA DIOS
"Y endureció Jehová el corazón de Faraón rey de Egipto, y él siguió a los hijos de Israel; pero los hijos de Israel habían salido con mano poderosa" (Exo. 14: 8).

    Cuando la luz de Dios, potente y convincente, le dio a conocer al gran YO SOY, Faraón estuvo inclinado a ceder. Pero apenas se quitó la presión, volvió a manifestar incredulidad y contra atacó aquella poderosa luz que Dios le había dado. Cuando rechazó la evidencia del primer milagro, sembró una semilla de infidelidad que, dejada a su curso natural, habría de producir la cosecha consecuente. Después de esto al rey no lo convencería la operación de ningún poder divino. El monarca endureció su corazón y prosiguió, paso tras paso, en su camino de incredulidad, hasta que por todo el vasto reino de Egipto perecieron los primogénitos, el orgullo de cada hogar. Después de esto, salió presuroso con su ejército en persecución de Israel. Procuró traer de vuelta a un pueblo liberado por el brazo de la Omnipotencia. Pero estaba luchando contra un Poder mayor que cualquier poder humano, y pereció con sus huestes en las aguas del mar Rojo.
    Los que desprecian la ley de Dios practican el mismo pecado que Faraón. Han endurecido sus corazones. La voz de Dios es rechazada por teorías humanas, por obra de las insinuaciones y engaños de Satanás. Se resiste al Espíritu de Dios y se lo pone a un lado. Las iniquidades de los padres son visitadas en la vida de los hijos...
    El Espíritu de Dios mantiene el mal bajo el dominio de la conciencia. Cuando los hombres se ensalzan por encima de la influencia del Espíritu, recogen una cosecha de iniquidad... Las advertencias tienen cada vez menos poder sobre ellos. Gradualmente pierden su temor de Dios. Siembran para la carne, y cosecharán corrupción. Está madurando la cosecha de la semilla que ellos mismos han sembrado... Sus corazones de carne se convierten en corazones de piedra. La resistencia a la verdad los confirma en la iniquidad... espiritualmente ciegos. Dios proporciona suficiente luz y evidencias para capacitar al hombre a fin de distinguir entre la verdad y el error; pero no lo fuerza para que reciba la verdad; lo deja en libertad de elegir el bien o el mal. Si reciben la evidencia que es suficiente para guiar su juicio en la dirección correcta, y eligen el mal una vez, lo harán más fácilmente la segunda vez. La tercera vez se apartarán de Dios aún con mayor avidez, y elegirán estar del lado de Satanás. Y continuarán en este proceder hasta que sean confirmados en el mal y crean que es verdad la mentira que han acariciado (Manuscrito 126, 1901).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Abril 7

Año Bíblico - Jueces 7-8 y Mateo 19

LA NUBE PROTECTORA DE DIOS EN EL DESIERTO
"Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto?" (Exo. 14:11).

    Una lección de gran importancia se desprende de la experiencia del pueblo de Israel al salir de Egipto. Más de un millón de personas habían sido desviadas del curso correcto, según muchos de ellos creían, hacia un valle bordeado por montañas. Delante de ellos estaba el Mar Rojo; detrás de ellos y persiguiéndolos con rapidez, avanzaban las huestes de Faraón.
    Al comienzo de su marcha los hijos de Israel fueron guiados por una nube. Ignorantes y supersticiosos a causa de los largos años de cautiverio en una tierra de magia y hechicería, el pueblo contemplaba extasiado aquella nube. Hubo quienes la contemplaron con temor; en tanto que otros leyeron en ella un augurio promisorio. Mientras el pueblo acampaba junto al mar, vislumbraron a la distancia los destellos de las armaduras y los carruajes del ejercito de Faraón. El terror invadió sus corazones. Algunos clamaron al Señor, sin embargo un grupo mayoritario lanzó sobre Moisés una andanada de quejas...
    A Moisés le perturbaba mucho que su pueblo manifestara muy poca fe en Dios, a pesar de haber testificado repetidamente la manifestación del poder divino en favor de ellos... En verdad no había posibilidades de liberación a menos que Dios mismo se interpusiera entre ellos y el agresor, pero habiendo sido conducidos a esta situación en obediencia a la orientación divina, Moisés no abrigaba temor alguno por las consecuencias. Con una voz que transmitía calma, les aseguró: "No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros"...
    No fue una tarea fácil hacer que las huestes de Israel confiaran en el Señor. Carentes de disciplina y dominio propio, se tornaron violentos e irrazonables... Habían seguido aquella inefable columna de nube como un indicio divino que los invitaba a avanzar; pero ahora se preguntaban si acaso no había sido una anticipación de grandes calamidades, pues, ¿acaso no los había conducido por el flanco erróneo de la montaña hacia una encrucijada infranqueable?...
    Ahora, cuando los ejércitos egipcios se acercaban a Israel esperando hacer de ellos una presa fácil, la columna de nube se irguió en forma majestuosa, pasó por encima de los israelitas y descendió entre ellos y el ejército perseguidor. Una muralla de oscuridad se interpuso entre perseguidores y perseguidos. Los egipcios ya no podían ver el campamento hebreo y se vieron forzados a detenerse. Sin embargo, a medida que aquella oscuridad se intensificaba, la muralla de nube se tornaba resplandeciente para los hebreos, iluminando todo el campamento con un diáfano resplandor diurno. Aquello que había aterrorizado al pueblo antes, había llegado a ser su protección (Manuscrito 6a, 1903).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez