[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Julio 15

Año Bíblico - 2 Crónicas 33-34 y Hechos 15

LA ORACIÓN FERVIENTE E IMPORTUNA TRAE AYUDA DIVINA
"Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar y no podrán" (Luc. 13: 24).

    Cristo resistió por nosotros las múltiples tentaciones de Satanás, y por su nombre hizo posible que venzamos a Satanás en nuestro propio beneficio. Cuando estemos cargados, cuando nos asedie la tentación, cuando los sentimientos y deseos del corazón humano natural luchen por lograr la victoria, debemos elevar nuestra ferviente e importuna plegaria a nuestro Padre celestial en el nombre de Cristo y esto hará que Jesús acuda en nuestro auxilio, para que, por medio de su eficaz y poderoso nombre, logremos la victoria y alejemos a Satanás de nuestro lado. Pero no debemos gratificarnos creyendo que estamos seguros mientras hacemos endebles esfuerzos en beneficio propio...
    Nuestro peligro no surge de la oposición del mundo, sino de la amistad que entablamos con el mundo y de imitar el ejemplo de aquellos que no aman a Dios ni a su verdad. La pérdida de las cosas terrenales por causa de la verdad, el padecimiento de grandes inconvenientes por mantener nuestra lealtad a los principios, no nos pone en peligro de perder nuestra fe y nuestra esperanza, pero sí estamos en peligro de sufrir una derrota al ser engañados y vencidos por las tentaciones de Satanás. Las pruebas han de trabajar en nuestro beneficio si las recibimos y sobrellevamos sin queja, y tenderán a separarnos del amor al mundo y nos conducirán a confiar más plenamente en Dios.
    Sólo encontraremos ayuda en Dios. No debemos gratificamos por nuestra fortaleza o sapiencia, pues nuestra fortaleza es debilidad y nuestro juicio, necedad. Cristo venció al enemigo en nuestro beneficio, porque se compadeció de nuestra debilidad y comprendió que seríamos derrotados y correríamos el riesgo de perecer si no acudía en nuestro auxilio...
    Los méritos de Cristo elevan y ennoblecen a la humanidad, y en virtud del nombre de Cristo es posible que prevalezcamos sobre la degradación que ocasionó la Caída y gracias a la exaltada naturaleza divina de Cristo nos vinculemos con el Infinito. Es peligroso creer que gracias a cualquier esfuerzo fácil podremos lograr el galardón eterno. Consideremos cuánto le costó a nuestro Salvador, en el desierto de la tentación, proseguir en favor de nosotros el conflicto con el astuto y maligno enemigo. Satanás sabía que todo dependía de su éxito o fracaso en su tentativa de vencer a Cristo con sus múltiples tentaciones. Satanás sabía que si Cristo soportaba la prueba que Adán no pudo soportar, el plan de salvación sería llevado a cabo hasta su completo cumplimiento: que su poder le sería quitado y su destrucción sería segura (Manuscrito 65, 1894).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Julio 16

Año Bíblico - 2 Crónicas 35-36 y Hechos 16

LA VICTORIA LOGRADA EN EL NOMBRE DE JESÚS
"Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono" (Apoc. 3: 21).

    Las tentaciones de Satanás alcanzaron su máxima efectividad al degradar la naturaleza humana, porque el hombre no podía hacer frente a su poderosa influencia. Pero Cristo, en lugar del hombre, como representante del hombre, descansando plenamente en el poder de Dios, soportó el difícil conflicto a fin de ser un perfecto ejemplo para nosotros...
    Hay esperanza para el hombre... La obra que está delante de nosotros es vencer como Cristo venció...
    Cristo sufrió por nosotros más allá de lo que podemos comprender, y deberíamos dar la bienvenida al padecimiento y la prueba que debamos soportar por amor de Cristo, para que podamos ser vencedores como Cristo venció y ser exaltados al trono de nuestro Redentor. Debiéramos considerar la vida y los padecimientos de nuestro precioso Salvador en nuestro beneficio y recordar que si no estamos dispuestos a soportar la prueba y el conflicto, si no estamos dispuestos a ser partícipes con Cristo de sus padecimientos, se nos encontrará indignos de sentarnos con él en su trono.
    Lo tenemos todo para ganar en el conflicto con el poderoso enemigo, y no nos atrevamos por un momento a rendirnos a su tentación. Sabemos que en nuestra propia fuerza no es posible que tengamos éxito; pero así como Cristo se humilló y tomó nuestra naturaleza, conoce nuestras necesidades y ha soportado las más difíciles tentaciones que el hombre deba soportar, ha vencido al enemigo al resistir sus sugestiones, a fin de que el hombre pueda aprender a ser vencedor.
    Cristo es nuestro modelo, el ejemplo perfecto y santo que se nos ha dado para imitarlo. Nunca podremos igualar al modelo, pero podemos imitarlo asemejándonos a él conforme sea nuestra habilidad... Cuando le entregamos a Dios todo lo que somos y lo que poseemos, y pasamos por situaciones peligrosas que nos ponen a prueba, y entramos en contacto con Satanás deberíamos recordar que ganaremos la victoria contra el enemigo en el nombre y con el poder del Vencedor. Cada ángel recibiría la orden de acudir a nuestro rescate si dependemos de Cristo, en lugar de permitir que seamos vencidos. Pero no podemos esperar obtener la victoria sin sufrimiento, porque Jesús sufrió para vencer por nosotros...
    La vida cristiana es una vida de lucha, de conflicto constante. Es una batalla y una marcha. Pero cada acto de obediencia a Cristo, cada acto de abnegación por amor a él, cada prueba bien soportada, cada victoria obtenida sobre la tentación, es un paso más en la marcha hacia la gloria y la victoria final (Manuscrito 65, 1894).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Julio 17

Año Bíblico - Esdras 1-2 y Hechos 17

CRISTO ESTÁ CON NOSOTROS SIEMPRE
"Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas" (2 Cor. 4:17,18).

    Por cuarenta días y cuarenta noches [Cristo] ayunó en el desierto de la tentación, y allí se presentó Satanás con gran poder y la fuerte esperanza de derrotarlo en medio de su debilidad. Las tentaciones que desplegó sobre Cristo fueron mucho más poderosas que las que había planteado a Adán, pero el Redentor no se desvió un ápice de su lealtad inalterable a Dios...
    Somos soldados de Cristo que estamos en el campo de batalla y no nos esperan tiempos fáciles. Debemos obedecer las órdenes de nuestro Capitán. El está comandando su ejército hacia la victoria. Todo lo que tenemos que hacer es mantenernos cerca de él y atender con obediencia sus órdenes y alcanzaremos el éxito en las batallas del Señor...
    Aunque crea que está solo, no es así, pues Cristo está con usted y tiene su bendita compañía. Recuerde, por tanto, las palabras que resonando desde los tiempos de los profetas y apóstoles lo exhortan a permanecer firme. Muchos de aquellos santos perdieron sus vidas por ser fieles al Señor. Si padece por causa de la verdad, recuerde que no ha hecho más que otros que pasaron antes. En medio de las pruebas y las aflicciones que debía soportar Pablo, pudo decir: "Porque esta leve tribulación momentánea, produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria"...
    Cuando surgen las dificultades, recuerde que Jesús está a su lado y es una ayuda presente en tiempo de necesidad. La confrontación valiente de la prueba es parte de la contienda del cristiano y todo el cielo está interesado en este conflicto. Cristo sabe qué tentaciones afrontará. Sabe bien que cuando una persona ha aceptado la verdad tendrá una cruz que tomar y él está preparado para darle la ayuda necesaria.
    Permita que la luz de la verdad brille en su vida. ¿Se ha preguntado cómo dejarla brillar? Si ha aceptado la verdad, y antes era impaciente e irritable, su vida ahora ha de demostrar a todos que la verdad ha ejercido su influencia santificadora en su corazón y carácter, que en vez de ser impaciente e irritable, manifiesta alegría y disposición. De este modo revelará a Cristo al mundo...
    En el momento en que se encuentre ofreciendo su oración solicitando el auxilio divino, puede que no sienta todo el gozo y la bendición que le agradaría sentir, pero si cree que Cristo lo escucha y responde sus peticiones, recibirá la paz de Cristo (Manuscrito 8, 1885).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Julio 18

Año Bíblico - Esdras 3-4 y Hechos 18

LA SALVACIÓN AL ALCANCE DE TODO SER HUMANO
"Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo" (2 Ped. 1:10,11).

    Aquí está vuestra póliza de seguro de vida [2 Ped. 1: 10]. Aquí tenemos las orientaciones con respecto a cómo podemos asegurar una vida que se mide con la vida de Dios... Muchos profesan la religión de Jesucristo, pero no la viven. ¿De qué sirve semejante profesión? Bien podrían haber escrito sus nombres en la arena; ¿cuánto tiempo habría permanecido dicha escritura?
    La religión de Jesucristo hace de nosotros mejores hombres y mujeres... Cristo vino a nuestro mundo a modelar de nuevo el carácter deformado de la humanidad, que se había degenerado mucho. Dios desea que seamos sus hijos e hijas. El Señor quiere que durante las horas de prueba aquí, podamos ser moldeados por medio de todas las gracias que él nos ha ofrecido de acuerdo a su "divino poder" y "nos ha concedido todas las cosas que pertenecen a la vida". Nada nos ha sido retenido que pertenezca a la vida y a la piedad, mediante el conocimiento de aquel que nos ha llamado a la gloria y a la virtud. Por lo tanto, la rica promesa es que seremos partícipes de la naturaleza divina. Esto, ser partícipes de la naturaleza divina, significa todo para nosotros.
    ¿Qué victorias tendríamos por delante en esta vida si Cristo no hubiese vencido en el desierto de la tentación en cada punto? Aquí el enemigo lo confrontó con las tres grandes tentaciones con que somos asediados... Cristo había instituido y diseñado el plan por el cual, revestido de humanidad, habría de resistir cada tentación con la que el hombre se habría de enfrentar.
    El no obraría un milagro a fin de evitar un sufrimiento, sino que soportaría la prueba en cada punto del apetito con que sería probada la familia humana... Si Adán hubiese dependido de las palabras de Dios en vez de prestar oídos a la voz de un extraño, no hubiera violado la ley de Jehová. La tentación ha de venir a cada uno como se presentó a Jesucristo y, ¿cuál es nuestra esperanza? Es posible que seamos heridos con tentaciones, pero podemos vencer, porque Cristo puso el poder moral a nuestro alcance.
    Todo lo que pertenece a la devoción, todo lo que concierne a la salvación del alma humana, ha de ponerse al alcance de cada ser humano que está sobre la faz de la tierra. No hay excusa para que alguno de nosotros vacile, fracase y no alcance el triunfo, pues Cristo ha dicho: "Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su trono (Manuscrito 49, 1894).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Julio 19

Año Bíblico - Esdras 5-6 y Hechos 19

TODOS PODEMOS LLEGAR A SER TRIUNFADORES EN CRISTO
"¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien estando habituados a hacer mal?" (Jer. 13:23).

    Bien sabemos que la intemperancia está por doquier en nuestro mundo. No hay pecado en comer y beber para sostenernos físicamente ni en hacer lo que es para nuestro bien espiritual. Pero cuando dejamos la eternidad fuera de nuestro cómputo y llevamos al exceso esas cosas necesarias, entonces es cuando surge el pecado. Vemos por doquiera tal crimen, tal iniquidad. ¿No es tiempo de que comencemos a estudiar por nosotros mismos?...
    Satanás es representado por la serpiente. El tentador está por doquiera, en todos lados, y cuando Dios prohibe algo, ¿cuál es el resultado? En muchos casos, en lugar de obedecer la voz de advertencia, escuchan al tentador. Y en lugar de gozar todas las atracciones que presenta Satanás, cosechan dolores y desgracia...
    Cuando Cristo vino a nuestro mundo como un bebé en Belén, los ángeles cantaron: "¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!"... Satanás con toda su sinagoga --pues Satanás pretende ser religioso-- determinó que Cristo no llevaría a cabo los consejos del cielo. Después que Cristo fue bautizado, se arrodilló en la ribera del Jordán; y nunca antes el cielo había escuchado una oración tal como la que salió de sus divinos labios... La gloria de Dios, en la forma de una paloma de oro bruñido, descansó sobre él, y de la gloria infinita se oyeron estas palabras: "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia". La raza humana está ceñida por el brazo humano de Cristo, mientras con su brazo divino se aferra del trono del Infinito. La oración de Cristo se abrió paso por la oscuridad y penetró donde está Dios. Eso significa que el cielo está abierto delante de cada uno de nosotros. Significa que las puertas están de par en par, que se imparte la gloria al Hijo de Dios y a todos los que creen en su nombre...
    Cristo entró en el desierto, con el Espíritu de Dios sobre él, para ser tentado por el diablo... El enemigo había de tentar al Hijo de Dios... Satanás abandonó el campo de batalla corno un enemigo vencido. Nuestro Salvador pasó sobre el terreno y fue vencedor...
    ¿Qué ha hecho para la familia humana? Ha elevado al hombre en la escala de valores morales. Podemos ser vencedores mediante nuestra Suficiencia [Cristo]... En Cristo hay esperanza para el más desamparado. ¿Para qué vino Cristo? Para representar al Padre. ¡Qué corazón de amor y simpatía!... Vino para traer vida eterna, para quebrantar todo yugo. Cuando Dios dio a su Hijo, dio todo el cielo. No podía dar más (Manuscrito 27, 1893).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Julio 20

Año Bíblico - Esdras 7-8 y Hechos 20

EN CRISTO PODEMOS ALCANZAR LA PERFECTA HUMANIDAD
"Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí" (Juan 15: 4).

    Satanás deseaba trastornar el gobierno de Dios e imprimir su propio sello a las normas del reino del Señor. Cristo no armonizaba con ese deseo y así fue como la contienda contra Cristo comenzó y, gradualmente, se intensificó. Trabajando en secreto, aunque siendo conocido para Dios, Lucifer se transformó en un ser engañador. Hablaba falsedades como si fueran verdad.
    Fue expulsado del cielo y, aparentemente, Cristo estuvo a solas con él en el desierto de la tentación. Sin embargo, no estaba solo, pues los ángeles estaban en derredor suyo del mismo modo como los ángeles de Dios son comisionados a ministrar en favor de quienes padecen los temibles ataques del enemigo. Cristo estuvo en el desierto con el mismo con quien había estado en guerra en el cielo, y a quien había vencido; y Satanás fue derrotado.
    Ahora Satanás lo enfrentó bajo circunstancias diferentes, pues la gloria que lo circuía ya no era visible. Se había humillado a sí mismo y había adoptado nuestra naturaleza... ¡Cuánta angustia mental padeció! ¡Cuánta aflicción! ¡Cuánta tortura hirió su mente! Estaba ante él cara a cara, no frente a un monstruo horroroso, como se lo representa, de pezuñas hendidas y alas de murciélago, sino como un hermoso ángel de luz, uno que aparentemente había venido de la presencia de Dios...
    Es imposible que podamos comprender la profundidad y la fuerza de estas tentaciones a menos que el Señor nos conduzca donde pueda abrir estas escenas ante nosotros y nos las revele y así podamos comprenderlas en forma parcial... La prueba que padeció nuestro Señor nos demuestra que él habría podido ceder ante estas tentaciones, de lo contrario la batalla habría sido una farsa. Pero no cayó ante las insinuaciones del enemigo, demostrando así que la naturaleza humana, unida a la divina por medio de la fe, tiene poder para resistir las tentaciones de Satanás.
    La perfecta humanidad de Cristo es la misma que podemos tener por medio de nuestra relación con Cristo. Al igual que Dios, Cristo no pudo ser inducido a pecar, así como tampoco se había podido quebrantar su lealtad en el cielo. Pero al humillarse y adoptar nuestra naturaleza, podía ser tentado. No había tomado la naturaleza de los ángeles, sino la humana, perfectamente idéntica a nuestra propia naturaleza, excepto que en él no había mancha de pecado...
    La naturaleza divina unida a la humana hacían que fuese capaz de rendirse a las tentaciones de Satanás. Aquí la prueba de Cristo fue más grande que la de Adán y Eva, pues Cristo tomó nuestra naturaleza, caída pero no corrupta, y no habría de corromperse a menos que aceptara las palabras de Satanás en lugar de las palabras de Dios (Manuscrito 57, 1890).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Julio 21

Año Bíblico - Esdras 9-10 y Hechos 21

TODOS HEMOS SIDO LLAMADOS A SER HIJOS DE DIOS
"Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es" (1 Juan 3: 2).

    [Se cita 1 Juan 3:1-3.] Aquí Juan tuvo una visión del inmensurable amor de un Dios infinito. Juan, no pudiendo hallar palabras adecuadas para expresarlo, exhorta al mundo a contemplarlo. En el Antiguo Testamento había tipos y sombras que prefiguraban a Cristo. Aquellos que habían estado con Jesús a lo largo de su ministerio registraron sus obras en el Nuevo Testamento. Durante tres años y medio los discípulos habían aprendido lecciones de los labios de Cristo, el más grande de los maestros que jamás el mundo haya conocido... ¿Qué lo trajo aquí? Adán y Eva habían transgredido la ley de Dios en Edén...
    Cristo contempló nuestro mundo antes de venir y vio el poder que Satanás había ejercido sobre la naturaleza humana. A causa de la transgresión de Adán [el diablo] reclamó su derecho sobre toda la familia humana. Señaló las calamidades y enfermedades por las que culpó a Dios. Sostuvo que Dios no tenía misericordia de la raza humana, por lo que debía estar bajo su control. Jesús se había preparado para dar su vida por la salvación de la raza humana. Puso a un lado su corona regia y su manto real, y revistió su divinidad con humanidad...
    Desde el momento en que la ley de Dios fue transgredida, prevaleció la idea de que era imposible que los seres humanos pudieran guardar la ley de Dios... Lo humano y lo divino se combinaron en Jesucristo. El vino a nuestro mundo para elevar a la humanidad en la escala de valor moral con Dios. Pasó por el terreno donde Adán cayó. Soportó las tentaciones de Satanás y salió triunfante. [Satanás] se aproximó al Hijo de Dios como un ángel de luz, así como puede tentarlos a ustedes.
    Jesucristo salió victorioso del desierto de la tentación. Cuando estuvo en la orilla del Jordán, elevó una plegaria como el cielo jamás había escuchado. Su oración penetró las tinieblas que lo rodeaban y alcanzó las alturas de los cielos. Los cielos se abrieron y el Espíritu Santo, bajo el aspecto de una paloma de oro bruñido, descendió sobre él y de los labios del Infinito se escucharon estas palabras: "Este es mi Hijo amado, en quien tengo contentamiento". No hemos alcanzado a comprender la dimensión de este mensaje. "Nos hizo aceptos en el Amado".
    Cristo vino aquí, hasta el átomo de nuestro mundo y lo honró al adoptar la naturaleza humana. Honró a la humanidad a la vista de todas las inteligencias creadas (Manuscrito 16, 1893).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez