[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Julio 29

Año Bíblico - Ester 1-2 y Hechos 28

ES MEJOR PADECER QUE RENDIRSE A LA TENTACIÓN
"Y te afligió... para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre" (Deut. 8:3).

    El duelo entre Cristo y Satanás se libró en el desierto, Cristo no contó con el auxilio de un amigo. Satanás desplegó sus sutilezas; la falsedad es la materia prima de su negocio. Con todo el poder que estaba a su alcance intentó vencer la humanidad de Cristo...
    Satanás atrajo al primer Adán valiéndose de su sofistería, de igual modo como atrapa hoy a los hombres y mujeres conduciéndolos a creer una mentira. Adán no se elevó por encima de su humanidad buscando el poder divino; creyó a las palabras de Satanás. Pero el segundo Adán no habría de ser esclavo del enemigo.
    Adán aventajó a Cristo en que, al ser asediado por el tentador, no padecía los efectos del pecado. Gozaba de una plenitud de fuerza y virilidad, así como del perfecto vigor de la mente y el cuerpo. Estaba rodeado por las glorias del Edén, y se hallaba en comunión diaria con los seres celestiales. No sucedía lo mismo con Jesús cuando entró en el desierto para luchar con Satanás...
    Toda artimaña que el enemigo pudo elaborar la utilizó contra él. Fue en el tiempo de la mayor debilidad, después de un ayuno de cuarenta días y cuarenta noches, cuando el más sabio de los ángeles empleó las palabras más atrayentes en su esfuerzo por obligar a la mente de Cristo a rendirse al poder de su mente... "Si eres el Hijo de Dios --le dijo--, "demuestra tu poder aliviando la presión del hambre". "Di que estas piedras se hagan pan"...
    Cuando Cristo dijo al tentador: "No con sólo el pan vivirá el hombre, mas con toda palabra que sale de la boca de Dios," repitió las palabras que más de catorce siglos antes había dicho a Israel: "Acordarte has de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto,... y te afligió, e hízote tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido; para hacerte saber que el hombre no vivirá de sólo pan, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre".
    En el desierto, cuando todos los medios de sustento se habían agotado, Dios envió a su pueblo maná del cielo, y esto en una provisión suficiente y constante. Dicha provisión había de enseñarles que mientras confiaran en Dios y anduviesen en sus caminos, él no los abandonaría. El Salvador puso ahora en práctica la lección que había enseñado a Israel. La palabra de Dios había dado socorro a la hueste hebrea, y la misma palabra auxiliaría también a Jesús. Esperó el tiempo en que Dios le traería alivio. Se hallaba en el desierto en obediencia a Dios, y no iba a obtener alimentos siguiendo las sugestiones de Satanás. En presencia del universo, atestiguó que es menor calamidad sufrir lo que venga, que apartarse un ápice de la voluntad de Dios (Manuscrito 113, 1902).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Julio 30

Año Bíblico - Ester 3-4 y Romanos 1

CRISTO SABE CÓMO AYUDARNOS A VENCER
"A Jehová tu Dios temerás, y a él solo servirás" (Deut. 6: 13).

    No debiéramos elevar nuestras peticiones a Dios con el fin de probar si acaso cumplirá su palabra, sino con la certeza de que la cumplirá; ni para probar que nos ama, sino porque nos ama.
    "Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto... y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares".
    Este fue el esfuerzo culminante de Satanás. En él desplegó todo su poder engañador. Fue el atractivo encanto de la serpiente. Desplegó todo su poder de fascinación sobre Cristo impulsándolo a someter su voluntad bajo el dominio de la suya. En su debilidad Cristo se aferró a Dios. La divinidad fulguró a través de la humanidad. Cristo permaneció como el Comandante del cielo y sus palabras fueron las de Uno que tenía toda la autoridad: "Vete, Satanás, porque escrito está: al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás".
    Satanás había puesto en duda que Jesús fuera el Hijo de Dios. En su sumaria despedida tuvo una prueba que no podía contradecir. La divinidad fulguró a través de la humanidad doliente. Satanás no tuvo poder para resistir la orden. Retorciéndose de humillación e ira, se vio obligado a retirarse de la presencia del Redentor del mundo. La victoria de Cristo fue tan completa como lo había sido el fracaso de Adán.
    Cristo anticipaba los largos años de conflicto que vendrían en el futuro entre los seres humanos y este sutil enemigo. El Señor es el refugio de todos los que, asediados por la tentación, acuden a él. La tentación y la prueba han de venir sobre cada uno de nosotros, pero nunca debemos ser dominados por el enemigo. Nuestro Señor ha vencido en nuestro beneficio. Satanás no es invencible. Día en día él enfrenta a aquellos que padecen prueba, esforzándose por medio de sus artificios para ejercer dominio sobre ellos. Su poder acusador es grande y es en este aspecto que logra vencer. Cristo fue tentado para que nosotros pudiésemos saber cómo ayudar a toda alma que habría luego de padecer la tentación. La tentación no es pecado; el pecado consiste en ceder a la tentación. Para el alma que confía en Jesús la tentación significa victoria y una mayor fortaleza.
    Cristo está preparado para perdonar a todos los que acuden confesándole sus pecados. Al alma que lucha con sus tribulaciones y pruebas, le dice: "¿Forzará alguien mi fortaleza? Haga conmigo paz; sí, haga paz conmigo". Gracias a Dios contamos con un sumo sacerdote que se compadece de nuestras debilidades porque él fue tentado en todo igual que nosotros (Manuscrito 113, 1902).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Julio 31

Año Bíblico - Ester 5-7 y Romanos 2

JESÚS CONQUISTÓ LA VICTORIA POR NOSOTROS
"Torre fuerte es el nombre de Jehová; a él correrá el justo, y será levantado" (Prov. 18:10).

    Nunca hubo un tiempo en que las mujeres y los hombres cristianos, en todas las áreas de la vida, estuvieran en mayor necesidad de lograr una clara visión espiritual como ahora. Ni por un momento es seguro perder de vista a Cristo. Sus seguidores deben orar, creer en él y amarlo fervientemente...
    Jesús hizo frente a Satanás con un "Escrito está". La Palabra de Dios fue el arma de su lucha en cada tentación. Satanás demandó un milagro de Cristo como una señal de su divinidad. Pero lo que es mayor que todos los milagros, una firme dependencia de un "Así dice Jehová", fue una señal que no podía ser controvertida. Mientras Cristo se aferró a esa posición, el tentador no pudo obtener ninguna ventaja.
    Fue en el tiempo de su mayor debilidad cuando Cristo fue asaltado por las tentaciones más fieras. Así Satanás pensaba prevalecer. Por este método había obtenido la victoria sobre los hombres. Cuando faltaba la fuerza y la voluntad se debilitaba, y la fe dejaba de reposar en Dios, entonces los que habían luchado valientemente por lo recto durante mucho tiempo, eran vencidos. Moisés se hallaba cansado por los cuarenta años de peregrinaciones de Israel cuando su fe dejó de asirse momentáneamente del poder infinito. Fracasó en los mismos límites de la tierra prometida. Así también sucedió con Elias, que había permanecido indómito delante del rey Acab y había hecho frente a toda la nación de Israel, encabezada por los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal. Después de aquel terrible día pasado sobre el Carmelo, cuando habían muerto los falsos profetas y el pueblo había declarado su fidelidad a Dios, Elias huyó para salvar su vida, ante las amenazas de la idólatra Jezabel...
    Siempre que una persona esté rodeada de nubes, se halle perpleja por las circunstancias, o afligida por la pobreza y la angustia, Satanás está listo para tentarla y molestarla. Ataca los puntos débiles de nuestro carácter. Trata de destruir nuestra confianza en Dios porque él permite que exista tal estado de cosas. Nos vemos tentados a desconfiar de Dios y a poner en duda su amor.
    Cristo le dijo al tentador: "Vete, Satanás"... Así podemos nosotros resistir la tentación y obligar a Satanás a alejarse. Jesús venció por la sumisión a Dios y la fe en él, y mediante el apóstol nos dice: "Someteos pues a Dios; resistid al diablo, y de vosotros huirá. Allegaos a Dios, y él se allegará a vosotros". No podemos salvarnos a nosotros mismos del poder del tentador; él venció a la humanidad, y cuando nosotros tratamos de resistirle con nuestra propia fuerza caemos víctimas de sus designios; pero "torre fuerte es el nombre de Jehová: a él correrá el justo, y será levantado". Satanás tiembla y huye delante del alma más débil que busca refugio en ese nombre poderoso (Manuscrito 15, 1908).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Agosto 1

Año Bíblico - Ester 8-10 y Romanos 3

¿CREEMOS QUE CRISTO NOS DARÁ PODER PARA VENCER?
"Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas" (Efe. 2:10).

    Vivimos en días cuando el enemigo operará toda clase de engaño y perversidad en los que perecen y la única seguridad que tenemos consiste en crucificar el yo. Debemos recordar que nuestra inclinación natural nos conduce a apartarnos de Dios y de la justicia, pero cada uno de nosotros ha de ser juzgado de acuerdo a las obras que ha hecho...
    En su esfuerzo por triunfar, encontrará muchas tentaciones, pero si continúa luchando, Cristo le dará una gran victoria. Cuanto más serias las pruebas, más preciosa será la victoria que conquistará. Si acude a la Fuente de su fortaleza, recibirá una gran bendición. Pero debemos aprender a arrojar nuestros cuidados en Jesucristo que es nuestro Ayudador. Hemos de llevar a Jesús todos nuestros pesares y congojas.
    Es una gran cosa creer en Jesús. Oímos decir a muchos: "Cree, cree; todo lo que tienes que hacer es creer en Jesús". Pero es nuestro privilegio inquirir: ¿Qué abarca esta creencia? ¿Qué implica? Hay muchos de nosotros que tienen una fe nominal, pero que no llevan esa fe en sus caracteres. Las Escrituras indican que los demonios creen y tiemblan. Mientras estuvo en el cielo, él [Satanás] creía que Cristo era el Hijo de Dios, y en la tierra entabló conflicto con él en este campo de batalla. El creyó en Cristo, pero, ¿puede esto salvarlo? No, pues no entrelazó a Cristo en su vida y en su carácter. Debemos tener esa fe que obra por el amor y purifica el alma, para que esta fe en Cristo nos lleve a abandonar todo lo que es ofensivo a su vista.
    A menos que tengamos esta fe que obra no tendremos ninguna ventaja. Es posible que usted admita que Cristo es el Salvador del mundo, pero, ¿es su Salvador? ¿Cree Ud. que el Señor puede darle la fuerza y la capacidad para vencer cada defecto de su carácter?... Hemos de crecer hasta alcanzar toda la estatura de hombres y mujeres en Cristo Jesús, y así estaremos levantando un templo precioso para el Señor. Dice él: "Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo".
    Hace toda la diferencia en nosotros si vivimos piadosamente o en pecado. En el caso de algunos, Cristo puede decir que se avergüenza de llamarnos hermanos y hermanas; pero el piadoso Salvador ha de estar al lado de quienes estén trabajados y cargados, para ayudarlos...
    Jesús tomó nuestra naturaleza a fin de descender hasta quienes somos asediados por la tentación... ¿Cómo no lo habremos de aceptar como nuestro Salvador? Si siente el aguijón y la herida del pecado, entonces debe clamar al Salvador para que lo ayude (Manuscrito 5, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Agosto 2

Año Bíblico - Salmos 93-96

TODOS PUEDEN CONOCER A DIOS EL PADRE
"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe... es don de Dios" (Efe. 2: 8).

    Jesucristo es nuestra piedra de toque espiritual. El revela al Padre.... La mente debe estar preparada para apreciar el trabajo y las palabras de Cristo, porque él vino del cielo para despertar un deseo por el pan de vida y para darlo a todos los que tienen hambre del conocimiento espiritual. La inspiración declara que su misión era predicar el Evangelio a los pobres y proclamar el año aceptable del Señor. Su Palabra proclamó que él traería justicia a la tierra y que las islas esperarían por su ley; que los gentiles vendrían a su luz y que los reyes andarían al resplandor de su nacimiento. Este era el Mensajero del Pacto venidero, el Hijo de Justicia que habría de venir al mundo.
    Adán y Eva fueron creados a la imagen de Dios. Pero Satanás trabajó constantemente con el fin de destruir esa similitud con la divinidad. La santa pareja cayó ante la tentación y así se destruyó la imagen de Dios. Cristo se puso a trabajar nuevamente. El habría de recrear a los seres humanos. Cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo. ¡Escuchad, oh cielos, asómbrese la tierra! El Instructor señalado viene y no es otro que el Hijo de Dios; su divinidad estaba revestida por la humanidad.
    Cristo vino a revelar perfección en medio de la imperfección de un mundo corrompido por la desobediencia y el pecado. La Palabra eterna se manifestó en forma humana trayendo consigo toda la sanidad y la eficacia. El Señor trajo el pan de vida, que, de ser recibido, ha de ser para nosotros como el árbol de la vida. La Palabra inspirada dice de este Maestro: "Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable; y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo".
    La pregunta acerca de cómo podernos lograr un conocimiento de Dios es para todos una pregunta de vida o muerte. Lea la oración de Cristo al Padre, que no intentaba ser únicamente una lección en la educación de sus discípulos, sino que fue dada para el beneficio de quienes habrían de leer los escritos inspirados. "Padre --dijo él--, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado" (Manuscrito 15, 1898).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Agosto 3

Año Bíblico - Job 1-3 y Romanos 4

EL QUE HIZO LOS MUNDOS PARA NUESTRO BIEN LLEGÓ A SER UN BEBÉ INDEFENSO
"Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría, y la gracia de Dios era sobre él" (Luc. 2: 40).

    No podemos entender cómo Cristo llegó a ser un bebé indefenso... Su rostro pudo haber sido radiante de luz, y su cuerpo alto y hermoso. Pudo haber venido con una apariencia que encantara a los que lo miraran; pero ésta no fue la forma en la cual Dios planeó que apareciera entre los hijos de los hombres. Debía ser semejante a los que pertenecían a la familia humana y a la raza judía. Sus facciones tenían que ser semejantes a las de los seres humanos y no debía tener tal belleza en su persona que la gente lo señalara como diferente de los demás. Debía venir como miembro de la familia humana y presentarse como un hombre ante el cielo y la tierra. Había venido a tomar el lugar del hombre, a comprometerse en favor del hombre, a pagar la deuda que los pecadores debían. Tenía que vivir una vida pura sobre la tierra, y mostrar que Satanás había dicho una falsedad cuando afirmó que la familia humana le pertenecía para siempre, y que Dios no podía arrancar a los hombres de sus manos.
    Los hombres contemplaron primero a Cristo como un bebé, como un niño. Sus padres eran muy pobres y él no tenía nada en esta tierra excepto lo que un pobre puede poseer. Sobrellevó todas las penurias de los pobres y los humildes desde la infancia a la niñez, desde la juventud a la vida adulta...
    Cuanto más pensamos acerca de Cristo convirtiéndose en un bebé sobre la tierra, tanto más admirable parece este tema. ¿Cómo podía ser que el niño indefenso del pesebre de Belén siguiera siendo el divino Hijo de Dios? Aunque no podamos entenderlo, podemos creer que Aquel que hizo los mundos, por causa de nosotros se convirtió en un niño indefenso. Aunque era más encumbrado que ninguno de los ángeles, aunque era tan grande como el Padre en su trono de los cielos, llegó a ser uno con nosotros. En él, Dios y el hombre se hicieron uno; y es en este acto donde encontramos la esperanza de nuestra raza caída...
    Cristo vivió una vida de intenso trabajo desde sus más tiernos años. En su juventud, trabajó con su padre en el oficio de carpintero y así honró toda labor... Los que son ociosos no siguen el ejemplo que Cristo nos ha dado, pues desde la niñez fue un modelo de obediencia y laboriosidad. Era como un agradable rayo de sol en el círculo familiar. Fiel y alegremente cumplió con su parte en los humildes deberes. Cristo se hizo uno con nosotros para beneficiarnos (Youth's Instructor, 28 de noviembre de 1895).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Agosto 4

Año Bíblico - Job 4-6 y Romanos 5

CRISTO CRECÍA "EN SABIDURÍA" AL HACER LOS NEGOCIOS DE SU PADRE
"¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? (Luc. 2: 49).

    Cada año sus padres iban a Jerusalén a fin de asistir a la fiesta de la Pascua, y cuando Jesús cumplió doce años fue con ellos a la ciudad. Cuando la fiesta concluyó, sus padres, olvidándose transitoriamente de Jesús, emprendieron el regreso al hogar con los familiares que los acompañaban y no percibieron que Jesús no estaba en el grupo. Suponiendo que estaba con ellos, avanzaron todo un día de camino antes de corroborar que no estaba allí. Atemorizados y preocupados por lo que pudiera haberle ocurrido, regresaron a la ciudad...
    "Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles". Los doctores [de la ley] eran hombres muy eruditos y aún ellos se asombraban al escuchar a Jesús formularles sorprendentes preguntas y se dieron cuenta que él conocía bien las Escrituras...
    Jesús sabía que Dios le había dado esta oportunidad a fin de iluminar a quienes moraban en tinieblas e hizo todo lo que estaba al alcance de su poder a fin de abrir la verdad a los maestros y rabinos. Condujo a estos hombres a comentar diversos pasajes de la Biblia que se referían al Mesías venidero. Reinaba entre aquellos eruditos la idea de que el Cristo vendría al mundo con gran gloria por ese tiempo a fin de transformar al pueblo judío en la nación más grande de la tierra. Pero Jesús los interrogó sobre el significado de las Escrituras al señalar la vida de humildad, los sufrimientos, las penurias, el rechazo y la muerte del Hijo de Dios. Aunque Cristo se asemejaba a un niño que buscaba el asesoramiento de aquellos que tenían mayor conocimiento, cada palabra que pronunciaba arrojaba luz a sus mentes...
    Mientras Cristo enseñaba a otros, él mismo recibía luz y conocimiento acerca de su obra y de su misión en el mundo, porque se dice claramente que Cristo "se llenaba de sabiduría". ¡Qué lección es ésta para los jóvenes de nuestros días! Ellos pueden ser como Cristo y por el estudio de la Palabra de Dios recibir la luz que el Espíritu Santo puede darles, y así ser fuentes de luz para otros...
    Los sabios estaban sorprendidos por las preguntas que el niño Jesús formulaba... Cuando se produjo una pausa, María, la madre de Jesús, se acercó a su hijo y le preguntó: "Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia". Entonces una luz divina resplandeció en el rostro de Jesús y levantando su mano dijo: "¿Por qué me buscáis? ¿No sabéis que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?... Ellos no comprendieron el significado de estas palabras, pero sabían que un verdadero hijo que debía ser sumiso a sus órdenes. Aunque era el Hijo de Dios, regresó a Nazaret y fue sumiso a sus padres (Youth's Instructor, 28 de noviembre de 1895)..


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez