[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Agosto 19

Año Bíblico - Proverbios 3-4 y 1 Corintios 3

EL CORAZÓN SE DEBE LLENAR CON EL AMOR DE DIOS
"Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero" (Mat. 12: 43-45).

    En una de sus parábolas, Cristo narró la historia del hombre que fue liberado de un espíritu maligno. El demonio quiso regresar al corazón del cual se lo había expulsado. Al hacerlo, encontró que la morada había sido barrida y adornada, pero aún estaba vacía. Regresó, entonces, con otros siete espíritus peores que él, de modo que el postrer estado de ese hombre llegó a ser peor que el primero.
    El hombre representado en la parábola rompió lazos con Satanás, se negó a hacer su obra; pero su problema fue que luego de haber barrido y adornado su hogar, no invitó al Huésped celestial. No basta con tener un corazón limpio; debemos llenar el vacío con el amor de Dios. El alma debe ser adornada con las gracias del Espíritu de Dios. Una persona puede abandonar muchos malos hábitos y no por ello ser genuinamente santificada, pues no está en relación con Dios; no se ha unido con Cristo...
    Satanás, el gran rebelde, siempre intenta tentamos a pecar contra Dios. Introducirá falsas imaginaciones, equipando el entendimiento en contra de la voluntad revelada de Dios; poniendo las bajas pasiones en oposición a la pureza y la abnegación; oponiendo la voluntad personal contra la voluntad de Dios; y haciendo que la sabiduría de abajo pugne en contra de la sabiduría que es de lo alto... ¿Se ha de poner a un lado la voluntad de Dios a fin de enaltecer como suprema la nuestra? ¿Podrá éste ser el poder controlador en la gran lid por la recuperación de lo que es del Señor?...
    Se me ha advertido que de aquí en adelante tendremos un conflicto constante. La así llamada ciencia y la religión serán colocadas en mutua oposición debido a que hombres finitos no comprenden el poder y la grandeza de Dios. Se me presentaron las siguientes palabras de las Escrituras: "Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos"... Esto se verá ciertamente entre el pueblo de Dios, y habrá quienes serán incapaces de percibir las verdades más admirables e importantes para este tiempo, verdades que son esenciales para su propia seguridad y salvación en tanto que los asuntos que comparados con ellas son como meros átomos, las cuestiones que escasamente tienen un grano de verdad, serán considerados intensamente y serán magnificados por el poder de Satanás para que parezca tener la más grande importancia...
    Así como los que aman al mundo subordinan la religión al mundo, así Dios exige que sus adoradores subordinen el mundo a la religión (Manuscrito 16, 1890).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Agosto 20

Año Bíblico - Salmos 101-104

EL TOQUE DE LA FE ES SANADOR
"Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado" (Mat. 9: 22).

    El Señor es el restaurador, Satanás es el destructor. Nuestro Señor no ha trabajado como médico así como desearía hacerlo, pues dice: No habéis venido a mí para que os dé vida. Buscamos toda clase de fuente de alivio para la aflicción, excepto a Aquel que demostró sobre el sepulcro abierto de José [de Arimatea]: "Yo soy la resurrección y la vida". Cristo vino a nuestro mundo para buscar y salvar lo que se había perdido. Su obra inigualable es la de Uno que sana toda clase de enfermedades... Si los afligidos tan sólo acudieran con fe al divino Salvador, verían la salvación de Dios...
    Cristo encontró a una pobre alma que había pasado toda su vida buscando ser sanada de una enfermedad física. El pasaje indica que había gastado todos sus recursos en muchos médicos y no había logrado mejorar; todo lo contrario, había empeorado. Pero un solo toque de Cristo, hecho con fe, transformó esa debilidad cargada por largos años. Esta mujer enferma vino detrás de Cristo y tocó su manto, depositando su fe en la Persona que lo vestía e instantáneamente sanó. "¿Quién es el que me ha tocado?" Asombrado, Pedro respondió: "Maestro, la compañía te aprieta y oprime, y dices: ¿Quién es el que me ha tocado?"
    Cristo quería dar una lección a quienes lo rodeaban, que fuera inolvidable. Quería mostrar la diferencia entre el toque de la fe y el contacto accidental. Jesús dijo: "Me ha tocado alguien; porque yo he conocido que ha salido virtud de mí". Viendo que no podía ocultarse, la mujer se adelantó temblando, y se postró a sus pies y le narró su historia de aflicción. Con palabras de consuelo, el Señor le dijo: "Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote".
    ¿Por qué no acudir a Jesús con fe? Muchos se acercan a él con un toque casual; sólo establecen contacto físico con su persona. La mujer hizo mucho más que esto. Esta mujer extendió su mano con fe hacia él y fue sanada en forma instantánea... Los amigos de la verdad lo enaltecerán por ser el Autor y Consumador de la fe. Cristo demostrará que es un médico capaz de restablecer el cuerpo tanto como el alma. Los que trabajan con Dios uncirán el yugo con Cristo y se colocarán en cuerpo, alma y espíritu en una relación apropiada con Dios...
    La voluntad de los hombres, de las mujeres y de los niños ha de ser entrenada para cooperar con Dios... La melodía del gozo espiritual, de la salud física, será revelada y promoverá esa bendición que el Señor Jesús vino a impartir a nuestro mundo a todo aquel que cree (Carta 106, 1898).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Agosto 21

Año Bíblico - Proverbios 5-7 y 1 Corintios 4

EL SERMÓN DEL MONTE
"Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos" (Mat. 5:1).

    El Sermón de Cristo en el Monte fue diseñado para referirse a nuestra vida cotidiana. Los mandamientos son tan amplios que aun se posesionan de nuestros pensamientos. Sin embargo, cuán poca atención le damos a las palabras de nuestro Salvador. Consiguientemente, tendremos objeciones que afrontar. Hay quienes dicen que son guiados por el Espíritu y, por lo mismo, no creen necesitar de la ley de Dios ni de otras porciones de las Escrituras. Las personas que afirman tener gran luz y no son santificadas en la verdad, son peligrosas, aunque se las puede probar fácilmente. "¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido" (Isa. 8: 20).
    Cristo dijo: "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos" (Mat. 7: 15-17).
    Hemos de esperar que los poderes de las tinieblas nos acosen, pero si resistimos con éxito, entonces habrá gozo en el cielo. Los seres humanos son valorados por la hueste celestial... No hemos de estar bajo ningún otro estandarte que el de Cristo (Manuscrito 45, 1886).
    Cristo habló como ningún otro hombre lo hizo. Cuando predicó a la multitud el Sermón del Monte, sus lecciones fueron ilustradas por cosas que les resultaban familiares: la ley de Dios, con sus principios incomparables, se orientó a sus mentes y conciencias. Entre los miles que se convirtieron en un día, luego que Cristo hubo resucitado de la tumba y ascendido al Padre, estaban aquellos que habían escuchado y creído las palabras pronunciadas en aquella ocasión.
    Mientras Jesús estaba entre la gente, vestido con el manto de la humanidad, deseaba revelar a sus discípulos los profundos misterios del plan de la salvación, pero con tristeza se vio forzado a decir: "Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar". Lo temporal y lo terrenal se habían amalgamado tanto en sus mentes con lo espiritual y lo eterno, que lo sagrado y lo celestial habían sido eclipsados...
    Si la mente ha de penetrar en las cosas profundas de Dios, el alma debe llenarse del Espíritu del gran Maestro. La verdad se expandirá y enriquecerá la mente. Su belleza, su pureza, su santidad y su poder vigorizante, han de inspirar a los receptores al grado que no se sentirán contentos con que se los limite en su trabajo. Entonces, el alma ha de clamar al Dios viviente: Muéstrame tu gloria (Manuscrito 104, 1898).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Agosto 22

Año Bíblico - Proverbios 8-9 y 1 Corintios 5

LA FE PURA Y ALTRUISTA ES HONRADA POR EL CIELO
"Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré" (Mat. 8: 5-7).

    El centurión sentía su indignidad. Aunque tenía autoridad, revelaba un espíritu contrito. Se sentía indigno de tener a Jesús, con su poder de realizar milagros, bajo el techo de su morada. Sin embargo, era posible que todo lo que se necesitara fuera la palabra del Maestro, así como el centurión le decía a los soldados bajo sus órdenes: Vé, y él va; digo al otro: Ven, y él viene; y digo a mi siervo: Haz esto, y él lo hace.
    Él tenía confianza en que la palabra de Cristo podía restaurar a su siervo. Cuando Jesús oyó esto, se maravilló: "De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe"...
    La nación judía no recibió al Mesías prometido cuando éste vino en la forma como las profecías anunciaban que lo haría. He aquí ahora un hombre, que no profesaba la fe de Israel; no había tenido las oportunidades que Israel había disfrutado en abundancia, quien con fe y aprecio por Cristo, superó las manifestaciones de Israel, a quien el Señor había hecho depositario de la verdad más sagrada y preciosa.
    ¿Quiénes eran israelitas en realidad? ¿Judíos, gentiles, bárbaros, cintios, esclavos o libres? Jesús "en el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron" (Juan 1:10, 11). Pero este romano, un comandante en pleno ejercicio de su cargo, acudió a Jesús con una petición ferviente en favor de uno de sus siervos quien había enfermado de parálisis y se encontraba atormentado por el dolor. En toda su sencillez la manifestación de su fe era pura y altruista. No le solicitó a Jesús, "Muéstrame una señal del cielo", sino le solicitó que sanara los padecimientos que afligían a su siervo. Le dijo que se sentía indigno de tenerlo bajo su techo. Pero Aquel que mora en la altura y la eternidad, vino a morar con el humilde y contrito de corazón...
    Déjese que el pueblo reciba la luz así como se presenta en la Palabra de Dios, en verdad y habrá firmeza de propósito que los capacitará para estar inconmovibles, con independencia moral en medio de las dificultades y los peligros. El carácter que se forma, amurallado por la verdad, ha de ser un carácter que soportará el día de prueba que vendrá, no importa cuán grande sea la presión y cuán severa la tribulación que el día de Dios ha de traer. El principio de justicia opera desde el interior hacia fuera, y se hace sentir (Carta 114, 1895).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Agosto 23

Año Bíblico - Proverbios 10-11 y 1 Corintios 6

JESÚS CAMINA CON NOSOTROS EN MEDIO DE LAS TORMENTAS DE LA VIDA
"Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis" (Mat. 14: 27).

    Hoy tenía el propósito de escribir acerca de Cristo cuando caminó sobre el mar para calmar la tempestad... La majestad de Dios y sus obras ocuparon mis pensamientos. Los vientos están en sus manos; controla las agua...
    Con cuánta nitidez vi en mi mente el bote con los discípulos, golpeado por las olas. La noche era oscura y tempestuosa. El Maestro estaba ausente. El mar estaba tormentoso y los vientos les eran contrarios. Si Jesús, su Salvador, hubiera estado con ellos, se habrían sentido seguros. Durante toda la larga y tediosa noche se inclinaron sobre sus remos, avanzando contra viento y marea. Estaban acosados por el peligro y el horror. Estos hombres eran avezados, acostumbrados a los riesgos y el peligro no los intimidaba fácilmente.
    Esperaban recibir al Salvador en el barco en cierto punto previamente establecido; pero, ¿cómo podrían alcanzar ese sitio sin él? Todo era en vano; el viento estaba en contra de ellos. Se agotó la fuerza de los remeros, pero la cruel tempestad no disminuyó; por el contrario, empujaba las olas con tal furia que parecía que iban a envolver la embarcación y sus tripulantes. Oh, cuánto anhelaban la presencia del Maestro. En la hora de mayor peligro, cuando ya lo habían dado todo por perdido, en medio de los relámpagos, cuando era la cuarta vigilia de la noche, Jesús se les apareció caminando sobre las aguas. ¡Oh, entonces Jesús no los había olvidado! Su ojo vigilante, lleno de tierna simpatía y amor piadoso, los había contemplado durante la temible tempestad. En medio de su mayor necesidad, había estado junto a ellos...
    En el punto cuando la desesperación ocupaba ya el lugar de la esperanza; cuando se sentían completamente abandonados, el ojo del Redentor del mundo estaba contemplándolos con una mirada tan tierna como la de una madre al ver el sufrimiento de un hijo. Este es un amor infinito. Los discípulos se sentían atemorizados, pero por encima del bramido de la tempestad se escucharon las palabras que los discípulos anhelaban escuchar: "¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!" Así recuperaron la confianza. "¡Jesús, es el Maestro!" se dijeron unos a otros. "No teman, es Jesús, el Maestro".
    Jesús les dijo a los vientos, a las olas y las encrespadas aguas: "¡Calla! ¡Enmudece!" ¡Oh, cuántas veces hemos estado en una condición semejantes la de estos discípulos! Cuántas veces Jesús se reveló a nosotros transformando nuestros pesares en gozo. ¡Oh, poderoso Redentor! ¡Gracioso y compasivo Salvador! Eres capaz por tu infinito poder de calmar todas las tempestades y de revivir todos los corazones. El es nuestro Redentor. En él podemos de confiar tanto en la tormenta como cuando brilla el sol (Carta 5, 1876).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Agosto 24

Año Bíblico - Proverbios 12-13 y 1 Corintios 7

SE RECHAZA AL MESÍAS PROMETIDO
"Y añadió: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su propia tierra" (Luc. 4: 24).

    A medida que el honor de la ley se vindicaba los ángeles celestiales y los mundos no caídos contemplaban el conflicto con intenso interés. Esta controversia se resolvería para siempre, no meramente para este mundo, sino para el universo del cielo y los mundos que Dios había creado. La confederación de las tinieblas aguardaba la aparición de la más mínima oportunidad en que pudiera levantarse y triunfar sobre el divino y humano Sustituto y Garante de la raza humana, con el propósito de que el apóstata pudiera exclamar: ¡Victoria! y de ese modo el mundo y sus habitantes llegasen a ser su reino para siempre. Pero Satanás sólo pudo golpear el talón, no la cabeza. Ahora ve que su verdadero carácter ha sido claramente revelado ante todo el cielo y que los habitantes celestiales y los de los mundos que Dios había creado se alinearían por completo del lado de Dios. Ahora comprende que perdería toda perspectiva de una futura influencia sobre ellos. La humanidad de Cristo habría de demostrar a las edades eternas el punto que decidió la controversia...
    ¿Qué movió a su propia nación para que escarnecieran a Jesús? Los judíos esperaban un príncipe terrenal que los liberara del poder que Dios había determinado que gobernase sobre ellos si se negaban a guardar el camino del Señor y a obedecer sus estatutos, sus mandamientos y sus leyes. Habían alardeado acerca de que el rey de Israel, la estrella naciente de Judá, los liberaría de su condición de esclavitud y los transformaría en un reino de sacerdotes.
    Pero no era la ausencia de riquezas, de honor externo y de gloria lo que ocasionaría que los judíos rechazaran a Jesús. El Sol de Justicia que resplandecía en medio de la oscuridad moral revelaba el contraste entre el pecado y la santidad, la pureza y la contaminación, pero a esa luz no la recibieron...
    Jesucristo cumplió la labor que específicamente dijo que habría de realizar. Los enfermos fueron sanados, los demonios fueron expulsados, los leprosos y los paralíticos recuperaron por completo la salud, los mudos, hablaron; los oídos de los sordos fueron abiertos; los muertos recuperaron la vida y a los pobres se les predicó el Evangelio... Cada milagro realizado por Cristo convenció a algunos de ellos de su verdadero carácter, que respondía a las especificaciones de la profecía mesiánica, pero quienes no recibieron la luz del cielo se manifestaron de un modo decidido contra esta evidencia...
    Las enseñanzas de Cristo, en precepto y ejemplo, fueron la siembra de una semilla que luego sería cultivada por los discípulos (Manuscrito 143, 1897).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Agosto 25

Año Bíblico - Proverbios 14-15 y 1 Corintios 8

EL CÁNTICO ALEJA A SATANÁS
"Jehová es mi pastor y mi escudo; en él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico le alabaré" (Sal. 28: 7).

    El Señor Jesús vino al mundo para vivir la vida que cada ser humano sobre la tierra debería interesarse en vivir: una vida de humilde obediencia. Aquellos a quienes Cristo ha dado un tiempo de prueba para formar caracteres para las mansiones que ha ido a preparar, deben imitar el ejemplo de su vida. Si verdaderamente son discípulos en la escuela de Cristo, no se enaltecerán por poseer casas y tierra, porque en su providencia, el Señor les ha prestado estos bienes para que comercien con ellos...
    Jesús tomó sobre sí la naturaleza humana, con el fin de aprender cómo simpatizar con todos los corazones... Nunca su espíritu estuvo tan lleno de cuidados mundanales cómo para que no pudiera dedicar tiempo o pensamientos a las cosas celestiales. Demostraba su alegría entonando salmos y cánticos celestiales. Los habitantes de Nazaret a menudo oían su voz elevarse en oración y acción de gracias a Dios. Con frecuencia comulgaba con el cielo por medio del canto, y los que se asociaban con él, que muchas veces se quejaban de su cansancio, eran alegrados por la dulce melodía que salía de sus labios. Sus alabanzas parecían ahuyentar a los malos ángeles, y como incienso, llenaban el lugar de fragancia.
    Esto también entraña una lección. Enseñó que podían estar en comunión con Dios por medio de las palabras sagradas de los cánticos. Cristo alejó las mentes de sus oyentes del exilio mundanal para acercarlos a su futuro y eterno hogar... El lugar de culto puede ser muy humilde comparado con el templo de Salomón, pero no por eso deja el Señor de reconocerlo. Para los que adoran a Dios en espíritu y en verdad y en la belleza de la santidad, será como la puerta del cielo. Cuando se entonan cánticos de alabanza, cuando se elevan fervientes oraciones al cielo, cuando se repiten las asombrosas lecciones de las obras de Dios y cuando la gratitud del corazón se expresa en oración y canto, los ángeles del cielo se unen a la melodía en alabanza y agradecimiento a Dios.
    Estas prácticas rechazan el poder de Satanás. Expulsan el descontento y las quejas, y Satanás pierde terreno. Dios nos enseña que debemos congregarnos en su casa para cultivar los atributos del amor perfecto. Esto preparará a los moradores de la tierra para habitar en las mansiones que Cristo fue a preparar para todos los que le aman. Entonces, ellos se congregarán en el santuario de sábado en sábado, de una nueva luna a otra, uniéndose en los acordes de exaltados cánticos, a fin de agradecer y alabar al que está sentado en el trono y al Cordero por siempre jamás (Manuscrito 24, 1898).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez