[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]

Domingo - Diciembre 9

Año Bíblico - Zacarías 7-9 y 1 Juan 5

NUESTRA OBRA DEBE SER LA PROCLAMACIÓN DEL TRIPLE MENSAJE ANGÉLICO
"Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado" (Isa. 58:1).

    Estamos en el umbral de acontecimientos grandes y solemnes. Las profecías se están cumpliendo. El gran conflicto final será breve, pero terrible. Antiguas controversias renacerán. Surgirán nuevas controversias. Deben transmitirse al mundo las últimas advertencias. Hay un poder especial en la presentación de la verdad en el tiempo presente, pero, ¿por cuánto tiempo ha de continuar? Sólo un poco más. Si alguna vez hubo una crisis, es ahora.
    Debe hacerse un esfuerzo decidido para presentar el mensaje en forma clara al mundo. El tercer ángel ha de salir con poder. Nadie debiera ignorar o menoscabar esta obra. Se ha de proclamar la verdad al mundo para que vean la luz.
    Esta es nuestra obra. La luz contenida en el mensaje del tercer ángel es la luz verdadera. La marca de la bestia es exactamente lo que se ha proclamado. Aún no se entiende todo lo relacionado con este asunto y no será plenamente comprendido hasta que se abra el rollo, por lo que se debe realizar una labor solemne en el mundo. La orden del Señor a su siervo es: "Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado".
    No habrá cambios en las características de nuestra obra. Ha de ser tan clara y distinta como la ha hecho la profecía. No debemos entrar en ningún tipo de asociación con el mundo, suponiendo que así obtendremos mayores ventajas. Todo lo que sé haga en esta dirección y que impida el avance de la obra en los sectores que Dios ha señalado, le desagrada al Señor. Ninguna línea de nuestra fe que ha hecho de nosotros lo que somos debiera debilitarse. Tenemos los antiguos hitos de la verdad, la experiencia y el deber. Y ante la vista de todo el mundo, debemos defender con firmeza nuestros principios.
    Es esencial que se levanten obreros que abran los oráculos de Dios ante toda nación, tribu, lengua y pueblo. Personas de todos los niveles y capacidades, con diversidad de dones, han de ponerse en pie vestidas con toda la armadura de Dios cooperando armoniosamente para alcanzar un fin común. Han de estar unidas en la obra de proclamar la verdad a todas las naciones y pueblos. Cada obrero debe cumplir la labor que se le ha asignado.
    Hay un vasto ¿ampo de acción y al trazar los planes y proyectos, todos deben considerar el objetivo. Todo debe moverse de acuerdo al plan divino. Todo el cuerpo se ha de unir para que cada miembro pueda promover los designios de Aquel que dio su vida por la vida del mundo (Manuscrito 3, 1899).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Lunes - Diciembre 10

Año Bíblico - Zacarías 10-12 y 2 Juan

"OS DARÉ CORAZÓN NUEVO"
"Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne" (Eze. 36: 26).

    Las verdades de la Palabra de Dios no son simples sentimientos, sino las declaraciones del Altísimo. El que hace de ellas una parte de su vida llega a ser en todo sentido una nueva criatura. No se le dan nuevas facultades mentales, sino que se eliminan las tinieblas que mediante la ignorancia y el pecado han anublado el entendimiento.
    Las palabras "os daré corazón nuevo", significan, "os daré una mente nueva". Ese cambio de corazón va siempre acompañado por un claro concepto del deber cristiano, por la comprensión de la verdad, que nos es proporcionada por la Palabra de Dios. El que presta a las Escrituras una atención detenida y acompañada de oración obtendrá una clara comprensión y un juicio sano, como si al dirigirse a Dios hubiera alcanzado un plano más alto de inteligencia...
    Dependemos de la Biblia para conocer el principio de la historia del mundo, la creación de Adán y Eva y la caída de ellos. Si eliminamos la Palabra de Dios, ¿qué podemos esperar sino quedarnos con fábulas y conjeturas? Y con ese debilitamiento del intelecto, ¿qué otra alternativa tendremos sino aceptar el error? Necesitamos la verdadera historia del origen de la tierra, la caída del querubín protector y la entrada del pecado en el mundo. Sin la Biblia, estaríamos confundidos por falsas teorías...
    Doquiera se encuentren los cristianos, deben estar en comunión con Dios. Y pueden disfrutar de la comprensión de la ciencia santificada. Sus mentes pueden fortalecerse, como la de Daniel...
    La mente posesionada por el error jamás podrá expandirse libremente hacia la verdad, ni aún luego de investigar. Las viejas teorías exigirán ser reconocidas. La comprensión de las cosas que son verdaderas, elevadas y santificadas, será confundida. Las ideas supersticiosas entrarán en la mente para mezclarse con la verdad y estas teorías siempre menoscabarán su influencia. El conocimiento cristiano lleva su propia estampa de superioridad en todo lo que atañe a la preparación para el futuro y la vida inmortal. Distingue al lector de la Biblia y al creyente que ha recibido los preciosos tesoros de la verdad, del escéptico y del creyente en la filosofía pagana...
    En las ciudades y naciones del mundo, se encontrará entre los incrédulos un remanente que apreciará la bendita Palabra y recibirá al Salvador. Cristo les dará poder a los hombres y mujeres para que lleguen a ser hijos e hijas de Dios (Manuscrito 42, 1904).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Martes  - Diciembre 11

Año Bíblico - Zacarías 13-14 y 3 Juan 

EL PUEBLO DE DIOS NO SE PUEDE ESCONDER
"Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder" (Mat. 5:14).

    Daniel era un estadista en Babilonia... Por su servicio fiel enseñó a los babilonios que su Dios era un Dios viviente, no una imagen como las que ellos acostumbraban adorar. Era el plan de Dios demostrarles a los babilonios que había un Rey que estaba por encima del rey de Babilonia y que era el Dios al cual adoraban los jóvenes hebreos. Estos jóvenes enaltecieron a Dios. Sabían que debían practicar los principios de verdad, por consiguiente, rehusaron la carne de la vianda real y el vino de la bodega del palacio. La abstinencia, por parte de estos jóvenes, de la dieta común, estableció una distinción entre la apariencia de ellos y la de los otros mancebos que optaron por ser indulgentes en sus apetitos.
    Muchos hicieron comentarios; pero estos jóvenes fueron fieles aún en las cosas pequeñas. Y la apariencia física de ellos resultó mucho mejor que la de los otros que se sentaban a la mesa del monarca. La dieta sencilla mantenía sus mentes despejadas. Estaban mejor preparados en sus estudios, pues nunca experimentaron la pesadez producida por las viandas lujosas. Se encontraban en mejores condiciones físicas para realizar su labor, pues nunca enfermaban. Con sus mentes claras podían pensar y trabajar vigorosamente. Por medio de la obediencia a Dios estaban cumpliendo esas tareas que promoverían la fortaleza del pensamiento y la buena memoria. Dios ordenó a Daniel y a sus compañeros que se relacionaran con los grandes hombres de Babilonia para que así conocieran la religión de los hebreos y se diera a conocer que Dios reina por sobre todos los reinos...
    Así es como el Señor quiere que los adventistas del séptimo día testifiquen de él. No debieran esconderse del mundo. Deben estar en el mundo, pero no ser del mundo. Deben diferenciarse del mundo en cada actividad que emprendan. Deben manifestar la pureza de sus caracteres, para que el mundo vea que la verdad en la que escrupulosamente creen, los hace honestos en sus relaciones y negocios; se percibirá así que quien cree a la verdad se santifica por ella, que la verdad aceptada y obedecida hace al receptor un hijo o hija de Dios, un hijo del Rey celestial, un miembro de la familia real, una persona fiel, íntegra, honesta y recta, ya sea en las cosas pequeñas de la vida como en las de gran importancia...
    Todo lo que sea digno de hacer, ha de hacerse. Seamos fieles en las cosas pequeñas, así como en las tareas que requieren mayores sacrificios. A todos los que siguen el ejemplo de Daniel, no sólo profesando la verdad, sino practicándola en plena armonía con los principios de la temperancia, el Señor les dará un galardón semejante al que le dio a Daniel (Manuscrito 47, 1898).


Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Miércoles - Diciembre 12

Año Bíblico - Malaquías 1-4 y Judas

"¿CUANDO SERÁN ESTAS COSAS?"
"Y estando él sentado en el Monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo?" (Mat. 24:3).

    Cristo advirtió a sus discípulos de la destrucción de Jerusalén así como también de la del templo. Este evento fue predicho por Daniel. Las ofrendas y sacrificios ya no tenían valor alguno, pues el tipo había alcanzado al antitipo en el Gran Sacrificio...
    Cuando Cristo se refirió a la destrucción de Jerusalén, sus palabras proféticas fueron más allá de dicho evento hasta la conflagración final que tendrá lugar en aquel día cuando el Señor salga de su lugar a fin de castigar al mundo por su iniquidad; cuando la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella y no encubrirá más a sus muertos. Todo este capítulo [Mateo 24] es una advertencia para quienes han de vivir en las últimas etapas de la historia de este mundo.
    Cristo les dijo a sus discípulos: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo y a muchos engañarán". Se levantarán muchos falsos mesías, alegando que obran milagros y diciendo que ha llegado el tiempo de la liberación de la nación judía. Éstos descarriarán a muchos. Estas palabras se cumplieron. Entre la muerte de Cristo y el sitio a Jerusalén, surgieron muchos falsos mesías. Sin embargo, esta advertencia también se extiende a los que vivan en esta época de la historia. Los mismos engaños que se manifestaron antes de la destrucción de Jerusalén volverán a aparecer. Estos mismos eventos que tuvieron lugar en la caída de Jerusalén se repetirán...
    Antes de la destrucción de Jerusalén los hombres luchaban por la supremacía. Hubo emperadores asesinados. Los que se encontraban en posiciones cercanas al trono fueron muertos...
    Por medio de los apóstoles el Señor le dio al pueblo judío la última oportunidad para que se arrepintieran. Dios se manifestó a través de sus testigos, incluso cuando fueron arrestados, juzgados y encarcelados. Sin embargo, los jueces pronunciaron contra ellos la sentencia de muerte...
    Y esto volverá a ocurrir. Los adventistas del séptimo día librarán una batalla por el sábado, el séptimo día... Cristo le dijo a sus discípulos que serían entregados a los tribunales, aunque también les indicó que no debían preocuparse por cómo habrían de vindicar la verdad, pues él les había concedido una boca y sabiduría para que los adversarios no pudieran contradecirlos o rebatir sus argumentos. ..
    Hubo magos y hechiceros que, arguyendo tener un poder milagroso, hicieron que el pueblo los siguiera a las montañas desoladas. Pero esta profecía también fue dirigida para los últimos días. Esta es una de las señales de la segunda venida de Cristo. Se formarán grupos inspirados por Satanás destinados a extraviar y engañar (Manuscrito 78, 1897).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Jueves - Diciembre 13

Año Bíblico - Salmos 143-146

SOMOS SOLDADOS DEL SEÑOR
"Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloría venidera que en nosotros ha de manifestarse" (Rom. 8:18).

    Nadie pensaría en ingresar al ejército en época de guerra abrigando la esperanza de disfrutar de comodidad y complacencia propia. Quienes están en el ejército saben cuáles son las penurias y privaciones a las que se los somete y, mientras la guerra se prolongue, tendrán una comida común y, con frecuencia, raciones escasas largas jornadas de marcha a pie, soportando el calor del sol abrasador, acampando por la noche al aire libre, expuestos a la humedad de la lluvia y el frío de la escarcha, arriesgando la salud y la vida siendo el blanco constante del enemigo.
    Se compara la vida del cristiano con la de un soldado, y sin sobornos de comodidad y complacencia propia. La idea de que el soldado cristiano puede ser excusado de los conflictos, librarse de pruebas, disfrutar de las comodidades y aún de los lujos de la vida, es una farsa. El conflicto cristiano es una lucha y una marcha, en las que se requiere paciencia. Se deben realizar tareas difíciles. [Este conflicto] a menudo resulta fatal para el cristianismo de aquellos que, con la idea de pasarlo bien, se enrolan como soldados de Cristo en su ejército y experimentan pruebas. Dios no les da el galardón a las personas cuya vida en este mundo ha sido una larga experiencia de placeres y comodidades...
    Se espera que quienes sirven bajo el estandarte ensangrentado del Príncipe Emanuel realicen una tarea difícil que les requerirá el empleo de todo el poder con que Dios los ha dotado. Tendrán que pasar pruebas dolorosas por la causa de Cristo. Habrán de soportar conflictos que quebrantarán sus almas, pero si se mantienen siendo soldados fieles, dirán con Pablo: "Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria"...
    Un ejército que no haya aprendido a obedecer las órdenes del capitán bien puede desmoralizarse. Cada soldado debe desempeñarse en armonía con los otros. La unión hace la fuerza. A menos que haya unión, los esfuerzos serán vanos. Aunque los soldados puedan poseer excelentes cualidades, no serán combatientes seguros y dignos de confianza si se desempeñan ajenos al accionar de sus camaradas. En el servicio a Cristo no se puede mantener una actitud independiente...
    Aquellos que prefieren actuar solos no son buenos soldados; hay alguna irregularidad en el carácter de ellos que debe ser corregida. Es posible que consideren que actúan a conciencia, pero no hacen la obra de Cristo. No pueden ofrecer un servicio eficaz. La labor de ellos tenderá a distanciarse de los otros, cuando la oración de Cristo por sus discípulos era para que fueran uno, así como él es uno con el Padre (Carta 62, 1886).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Viernes - Diciembre 14

Año Bíblico - Daniel 1-2

EL SELLO DE DIOS ES EL SÁBADO
"Yo soy Jehová vuestro Dios; andad en mis estatutos, y guardad mis preceptos, y ponedlos por obra; y santificad mis días de reposo, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios" (Eze. 20:19, 20).

    El sábado fue dado a la humanidad entera para conmemorar la obra de la creación. Después de colocar los fundamentos de la tierra, después de vestir al mundo entero con su manto de hermosura, y de crear todas las maravillas de la tierra y el mar, el gran Jehová instituyó el día sábado y lo santificó. Cuando cantaban juntas las estrellas del alba, y todos los hijos de Dios daban voces de júbilo, el sábado fue apartado como un monumento divino. Dios santificó y bendijo el día durante el cual reposó de toda su obra admirable. Y este sábado santificado por Dios... era un monumento conmemorativo que debía perdurar durante todas las edades, hasta el fin de la historia terrenal...
    Al tercer mes [los israelitas] vinieron al desierto de Sinaí y allí se pronunció la ley desde el monte en medio de un solemne despliegue. Durante su estancia en Egipto, el pueblo de Israel había oído, visto y practicado por tanto tiempo la idolatría que habían perdido el conocimiento de Dios y de su ley. No tenían ya idea alguna de la importancia y de la santidad del sábado. Se les dio la ley por segunda vez a fin de recordarles todas estas cosas. En los estatutos divinos se definía la religión práctica para toda la humanidad...
    Hay quienes sostienen que el sábado fue dado únicamente para los judíos; pero Dios nunca dijo esto. Le confió su sábado a su pueblo Israel como un depósito sagrado; pero el mismo hecho de que eligiera el desierto de Sinaí, y no Palestina, para proclamar su ley, revela que su propósito era dársela a toda la humanidad. La ley de los Diez Mandamientos es tan antigua como la creación. Por lo tanto, la institución del sábado no tiene ninguna relación especial con los judíos, que no tenga con todos los demás seres creados. Dios ha hecho que la observancia del sábado sea obligatoria para todos los seres humanos. "El sábado —se dice claramente— fue hecho para el hombre". Por lo tanto, que cada persona que se encuentra en peligro de ser engañada en este punto escuche la Palabra de Dios en vez de las aseveraciones humanas...
    Cada persona es probada como lo fueron Adán y Eva en Edén. Así como el árbol fue puesto en medio del jardín del Edén, el sábado fue ubicado en el centro del decálogo. Con respecto al fruto del verdadero conocimiento, se puso una restricción, "mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás". Con respecto al sábado, el Señor dijo: "Acuérdate del día sábado para santificarlo". Así como el árbol del conocimiento fue la prueba de la obediencia de Adán, así también el cuarto mandamiento es la prueba que Dios ha establecido para determinar la lealtad de su pueblo. Mientras el tiempo dure, la experiencia de Adán ha de ser una advertencia para nosotros. Nos indica que no debemos recibir ninguna seguridad de labios de los mortales o de ángeles que nos aparte una jota o un tilde de que lo que se registra en la sagrada ley de Jehová (Review and Herald, 30 de agosto de 1898).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Sábado - Diciembre 15

Año Bíblico - Daniel 3-4

LOS QUE CREEN EN LA VERDAD PRESENTE HAN DE SER FUERTES EN DIOS
"Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza" (Efe. 6:10).

    El verdadero cristianismo siempre será emprendedor y dondequiera que exista despertará enemistad. Todos los que vivan una vida cabal e íntegra y den testimonio de los requerimientos del Señor, hablen de la maldad del pecado y prediquen del juicio venidero, serán llamados perturbadores de Israel. Aquellos cuyo testimonio despierte la incertidumbre del alma, ofenderán el orgullo y despertarán oposición. El odio del mal hacia el bien existe en este tiempo tan ciertamente como en los días de Cristo cuando la multitud clamó: "¡Fuera! ¡Fuera! ¡Suéltanos a Barrabás!" No hay otra clase de mal en nuestro mundo que aquel que algunos desean mantener. Y el mal en la vida siempre luchará contra el bien. Debemos estar unidos en el conflicto, porque sabemos que el conflicto contra el príncipe de las tinieblas es constante y será recio. Dejen de luchar contra quienes profesan su misma fe. No ayuden a Satanás en su obra. Todo lo que tenemos que hacer está en otra dirección...
    Lo primero que se registra en la historia de la Biblia después de la caída es la persecución de Abel. Y lo último que refiere la profecía de la Escritura es la persecución contra quienes se nieguen a recibir la marca de la bestia. Nosotros jamás deberíamos ceder en el más mínimo grado al espíritu de persecución contra quienes están llevando el mensaje de Dios al mundo...
    Una piedad pasiva no será la respuesta para este tiempo. Que la pasividad se manifieste donde se la necesita, en forma de paciencia, bondad y longanimidad. Pero debemos dar un decidido mensaje de advertencia al mundo. El Príncipe de paz ha proclamado su obra: "He venido no a traer paz, sino espada". El mal será atacado, la falsedad y el error han de presentarse con su verdadero carácter; el pecado se debe denunciar y el testimonio que brinde cada creyente en la verdad ha de ser uno. Todas las pequeñas diferencias, que levantan un espíritu combativo entre los hermanos y hermanas, es un dispositivo satánico para desviar la mente de los grandes y solemnes eventos que están ante nosotros...
    Los que profesan creer las verdades especiales para este tiempo necesitan convertirse a la verdad y santificarse en ella. Como cristianos se nos hizo depositarios de la verdad sagrada y no debemos mantenerla en el atrio exterior, sino traerla al santuario del alma. Entonces la iglesia poseerá la vitalidad divina... Una pregunta amplia y atrayente ha de ser, ¿quién puede acercarse a la semejanza de Cristo? ¿Quién hará más por conquistar almas para la justicia? Cuando ésta sea la ambición de los creyentes, la contienda habrá finalizado y la oración de Cristo habrá sido respondida (Carta 25b, 1892).


[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]

Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage

 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]



Usted es el visitante número . ¡Gracias por venir!


Sus comentarios

... Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en  Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus  profetas, y seréis prosperados. II Crónicas 20:20

¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb.
WebSiervo: Christian Gutiérrez