Laicos.org Salud y Nutrición

La importancia del Desayuno


Por Olga Babilonia.
La autora es dietista licenciada, y posee una maestría en Administración de Empresas. Actualmente se desempeña en el área de administración del Hospital Bella Vista, en Mayagüez, Puerto Rico.

El DESAYUNO, tomado diariamente, es sumamente importante para mantener una buena salud. Dice un antiguo refrán que debemos desayunar como reyes, almorzar como príncipes y cenar como mendigos. De esta manera, se recalca la importancia del desayuno para comenzar bien el día. El desayuno nos ayuda a mejorar la función cerebral, a estar más alerta, a obtener mayor productividad y un sentido de bienestar general.

Muchas personas no ingieren el desayuno porque dicen no tener hambre en la mañana. Esto mayormente se observa en personas que comen mucho en la noche. Por lo tanto, debe evitarse el comer durante la noche. De esta manera, aumentará el apetito en la mañana.

Otras personas confiesan que no ingieren el desayuno porque no tienen tiempo. A los tales podría ayudarles el dejar parte del desayuno preparado la noche anterior. Hay también alimentos de fácil preparación que pueden utilizarse como parte del desayuno en la mañana. Ejemplo de estos son: granola, yogur, galletas de avena, nueces, frutas, jugos empacados, cereales listos para ingerirse, etc.

Hay quienes omiten el desayuno en un intento por perder peso al reducir la ingestión de calorías. La realidad es que las calorías consumidas en la mañana son mejor utilizadas que las calorías consumidas en la tarde. Algunos estudios demuestran que los niños que no se desayunan, comúnmente tienen sobrepeso, mientras que los niños que acostumbran desayunar conservan un peso adecuado. Las personas que toman desayuno usualmente ingieren menos alimentos durante el día.

Otros estudios indican que las personas que consumen un buen desayuno son menos propensas a provocar accidentes que aquellas que no lo consumen. El no desayunar trae como resultado lentitud en el tiempo de reacción. Se ha demostrado que la mayoría de los accidentes en las fábricas ocurre entre los trabajadores en ayunas. Aquellos que no ingieren desayuno tienen un rendimiento disminuido según se acercan al mediodía.

Miles de niños asisten cada día a la escuela en ayunas o con un desayuno inadecuado. ¿Cómo se afecta su aprendizaje? El omitir el desayuno en los niños hace que tengan mayor hambre y, como consecuencia, se afecta su conducta. Por ello tienden a prestar menos atención en el salón de clases y desarrollan mayor irritabilidadhiperactividad. Algunos sufren de dolor de estómago. El hambre afecta el proceso de aprendizaje debido a la disminución en la habilidad para concentrarse, especialmente a mitad de la mañana.

Algunos estudios revelaron que los niños en ayunas mostraban menos motivación y menos generación de ideas. También tuvieron disminución en la memoria visual y auditiva y deficiencia en el aprendizaje de las matemáticas, comparados con los niños que desayunaban regularmente.

Los niños que comienzan el día con un desayuno nutritivo y balanceado han demostrado tener un mejor rendimiento académico.

Es importante fomentar el desayuno de los niños. Un buen desayuno debe incluir alimentos altos en fibra y en hidratos de carbono complejos, tales como los cereales y panes, granos enteros y frutas.La fibra es útil para bajar los niveles de colesterol en la sangre. Los niños o adultos diabéticos que consumen dietas altas en fibra e hidratos de carbono complejos, tienen menores niveles de glucosa en la sangre y un requerimiento menor de insulina o medicamentos orales para la diabetes. En resumen, el diabético controla mejor sus niveles de azúcar al ingerir una alimentación alta en fibra.

De acuerdo con varios estudios, los hábitos de desayuno afectan los niveles de colesterol en la sangre. Los que comen desayuno tienen los niveles de colesterol más bajos.

Los niños que consumen más cereales con fibra tienen los niveles de colesterol más bajos. Los que ingieren  desayunos altos en fibra tienden a  reemplazar los alimentos altos en grasas y altos en colesterol por cereales ricos altos en fibra.


CONCLUSIÓN

Un desayuno adecuado ingerido regularmente mejorará la productividad y el rendimiento durante las horas de la mañana. Un desayuno alto en fibra ayudará a disminuir las grasas en la sangre y a tener un mejor control de los niveles de glucosa para las personas diabéticas y las no diabéticas. El ingerir un desayuno balanceado en nutrientes asegura o está relacionado con ingerir comidas nutricionales durante todo el día.

Tomado deEL CENTINELA Año 107 – N. 1


Última actualización 7 de Feb  2,003
13/05/2010 11:55:41 a.m.