El Diezmo y su Utilización en la Corporación Adventista

Introducción ................................................................................................................. 02

Capítulo 1: El Diezmo en la Biblia ..................................................................................... 03

Diezmo: ¿Ley Moral o Ley Ceremonial? ............................................................................ 03

El Diezmo en el Antiguo Testamento ............................................................................ 04

Abrahán, Melquisedec y las Ordenes Sacerdotales (Génesis 14)...................................... 04

El Voto de Jacob (Génesis 28) ..................................................................................... 04

El Diezmo en el Desierto (Levítico 27)............................................................................ 05

Diezmo por el Servicio (Números 18)............................................................................ 05

El Diezmo en Canaán (Deuteronomio 12)................................................................... 05

Otras Citas en el Antiguo Testamento ............................................................................ 06

El Diezmo en el Nuevo Testamento ............................................................................ 07

Jesús y el Diezmo ........................................................................................................ 07

El Nuevo Sacerdocio (Hebreos 7) ..................................................................................... 07

¿Dónde Queda la Casa del Tesoro?..................................................................................... 08

Capítulo 2: El Diezmo y los Pioneros de la IASD......................................................... 09

Fase 1: Mantención Propia ............................................................................................... 09

Fase 2: Beneficencia Sistemática ...................................................................................... 09

Fase 3: Sistema de Diezmo ............................................................................................... 09

El Espíritu de Profecía y la Aplicación de los Diezmos ................................................ 10

¿Cómo Diezmaba Ellen White? ...................................................................................... 11

¿Qué Escribió Ellen White Sobre el Empleo de los Diezmos? ....................................... 12

Capítulo 3: ¿Cómo Usa los Diezmos la Corporación? ................................................ 13

Tradición de Hombres ......................................................................................................... 13

¿Cuántos Funcionarios tiene la Organización?................................................................... 15

El Libro de Prácticas ......................................................................................................... 17

El DRF: Diezmo Retenido en la Fuente ............................................................................. 17

¿Arrendando la Casa Propia Para sí Mismo?.................................................................... 18

Diezmo para el Colportaje y Campamento de Jóvenes................................................. 18

¿Cuánto Gana un Pastor Adventista?.............................................................................. 19

Variables Determinantes ................................................................................................. 19

Salario Base .................................................................................................................... 19

Beneficios Mensuales ........................................................................................................... 20

Auxilio de Arriendo ........................................................................................................... 20

Compensación de Impuesto de Renta Sobre el Arriendo.................................................. 20

Ayuda de Kilometraje ........................................................................................................... 20

Seguro de Vehículos ........................................................................................................... 20

Asistencia Médica ........................................................................................................... 20

Plan de Previdencia ........................................................................................................... 21

Ayuda para Clases de Música ........................................................................................ 21

Ayuda por Hijos .................................................................................................................... 21

ISLP y Condominio ........................................................................................................... 21

Becas Educacionales ........................................................................................................... 21

Auxilios Anuales y Esporádicos ........................................................................................ 22

Seguro de Vida Contra Accidentes ........................................................................................ 22

Gastos Odontológicos ........................................................................................................... 22

Otros Beneficios ..................................................................................................................... 23

Cambio de Residencia ........................................................................................................... 23

Gastos Fúnebres ..................................................................................................................... 23

Concilios ............................................................................................................................... 23

Consideraciones Finales ................................................................................................... 23

¿Cómo Funcionan las Auditorías? .......................................................................................... 24

Capítulo 4: ¿Estamos Cumpliendo la Misión?....................................................................... 25

Una Ilustración Moderna ................................................................................................... 25

Nuestra Misión ...................................................................................................................... 27

Muchas Apostasías y Evangelismo Deficiente - ¿Por Qué? .................................................... 28

Falta de Pastores ...................................................................................................................... 29

Falta de Entrenamiento ............................................................................................................. 30

¿Por Qué la Asistencia Pastoral es Débil?........................................................................ 30

El Tamaño de los Distritos .................................................................................................... 31

¿Por Qué los Distritos Son Tan Grandes?................................................................................. 32

Características del Problema .................................................................................................... 32

Capítulo 5: Acción de los Laicos y Reacción de la Corporación ........................................... 33

Parar de Diezmar ....................................................................................................................... 33

Ignorar el Problema ............................................................................................................. 33

Hablar con los Líderes Competentes ................................................................................. 34

Aplicar su Diezmo en Evangelismo ................................................................................. 35

El Ministerio de Obreros .................................................................................................... 35

Lavado Cerebral ....................................................................................................................... 36

Lavado de Todo Tipo .............................................................................................................. 36

Lavado Simple ....................................................................................................................... 36

Lavado Cerebral para Pastores ........................................................................................... 37

Lavado Completo .............................................................................................................. 38

Creación de Comunidades Independientes ........................................................................ 39

Apéndice A: Carta al Hermano Watson................................................................................. 40

Apéndice B: Conflictos Dentro de la Iglesia........................................................................ 40

Ejemplos en la Palabra de Dios ........................................................................................... 40

Origen del Conflicto .............................................................................................................. 41

La Actitud del Pueblo .............................................................................................................. 41

¿Quién Estaba al Lado de Cristo?........................................................................................... 42

La Actitud de los Altos Líderes Judíos................................................................................. 43

Promesas Para el Futuro .................................................................................................... 44

Apéndice C: Los Mayordomos y el Prestar Cuentas con Dios............................................ 44

“No Es Mi Problema” .............................................................................................................. 45

Rendición de Cuentas: ¿Para Quién y Cuándo?........................................................................ 45

¿Quién es el Legítimo Propietario del Diezmo?........................................................................ 45

Introducción.-

El objetivo de este material es hacer algunas consideraciones sobre el diezmo y como ha sido empleado por la Corporación Adventista. Usaremos el término “Corporación Adventista” para designar a la persona jurídica detentora de la marca registrada “IASD - Iglesia Adventista del Séptimo Día”. Hacen parte de la Corporación las Asociaciones, Misiones, Uniones, Divisiones, Conferencia General, Casas Publicadoras, Hospitales, Clínicas de Salud, Fábricas de Alimentos y otras empresas pertenecientes al grupo.

Usaremos el término Iglesia Adventista para designar a las iglesias locales o al conjunto de estas. La distinción entre Corporación y Iglesia es de fundamental importancia en el abordaje de temas delicados como los que serán abordados en este material.

En el capítulo 1, iniciaremos con un estudio bíblico sobre el diezmo. Es un estudio con un abordaje diferente del comúnmente adoptado por pastores, predicadores y instructores bíblicos. En el capítulo 2 presentaremos un poco de la historia de la mantención del ministerio dentro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Aun en este segundo capítulo presentaremos un poco de lo que el Señor le reveló a Su sierva sobre el asunto en cuestión. En el capítulo 3 presentaremos el Libro de Reglamentos Administrativos de la DSA (División Sudamericana de la IASD), también conocido como el libro de Prácticas. Veremos cómo los diezmos son administrados y también conoceremos un poco más sobre la remuneración de los obreros y pastores de la Corporación. En el capítulo 4 haremos un análisis de los problemas que están afectando a la Iglesia y trataremos de presentar sus causas. En el capítulo 5 discutiremos algunas de las posibles reacciones de los laicos delante de los problemas conjunturales de la administración de la iglesia. Las posibles reacciones de los líderes de la Corporación también serán analizadas. Finalmente, en el apéndice, adicionamos un interesante material de referencia. En el Apéndice A incluimos en la íntegra la famosa Carta al Pr. Watson, escrita por Ellen G. White en 1905 para el presidente de la Asociación de Colorado. En esta carta Ellen G. White le comunica al Pr. Watson las razones que la llevaron a no enviar más los diezmos para la Asociación, sino que darles un destino diferente. En el Apéndice B incluimos un estudio basado en la Biblia y en el Espíritu de Profecía sobre la persecución dentro de la iglesia. Prepárese, pues este estudio puede estar íntimamente relacionado con usted.

En el Apéndice C presentamos una contra-argumentación con base bíblica para refutar la idea de que nuestra obligación es la de siempre devolver el diezmo para la Asociación y si ellos lo usan mal le prestarán cuentas a Dios. ¿Esto es verdad? La respuesta está en el Apéndice C.

Es de fundamental importancia que las informaciones y hechos descritos en este volumen lleguen al conocimiento de los miembros bien estructurados en la fe una vez que el cumplimiento de la obra de Dios en esta tierra depende de la correcta aplicación de los recursos que Dios le confió a sus mayordomos.

Conviene resaltar que este material no es una crítica, sino un compendio de hechos reales que pueden ser comprobados por cualquier miembro a través de la observación y investigación.

Oro a Dios para que los que analicen las informaciones contenidas en este volumen sientan su responsabilidad para con Dios y tomen decisiones que sean para el beneficio y el avance de Su Obra. Que Dios los bendiga a todos.

Ricardo Nicotra

Capítulo 1: El Diezmo en la Biblia.-

¿Qué enseña la Biblia sobre el diezmo? ¿El Diezmo pertenece a la ley moral o a la ceremonial? ¿A quién debe ser entregado y cómo debe ser aplicado? A través del estudio de este capítulo usted percibirá que el diezmo siempre estuvo relacionado al sacerdocio, fue entregado a los sacerdotes y tuvo finalidades diferentes en momentos diferentes de la historia. Las finalidades para el diezmo fueron determinadas en función de la estructura social y del tipo de administración religiosa de la época. Al final de este artículo deberemos llegar a la conclusión de que el diezmo hoy debe ser utilizado apenas para:

Sustento de obreros evangélicos que trabajar en el campo.

Habilitación de estos obreros y apoyo material para la obra de predicación del evangelio.

Este primer capítulo es, en verdad, un estudio bíblico sobre el diezmo. Un estudio que, por motivos obvios, no es hecho en las iglesias. Usted ciertamente nunca oyó ni oirá a un pastor predicar sobre el diezmo usando todos los versículos que usaremos. Este capítulo debe ser estudiado junto con la Biblia. Si su Biblia no está accesible ahora, entonces no deje de estudiar nuevamente este capítulo cuando tenga una en manos. Después de un estudio abarcante de la Biblia vamos a usar también el Espíritu de Profecía para que en los auxilie a aplicar a nuestros días lo que aprendamos con la Biblia. El Espíritu de Profecía no trae absolutamente nada nuevo, apenas confirma y aclara lo que la Biblia ya enseñó sobre el diezmo.

Diezmo: ¿Ley Moral o Ley Ceremonial ?

Una vez le pregunté a algunos oficiales de la iglesia si la ley del diezmo hacía parte de la ley moral o de la ley ceremonial. Hubieron dudas. Sabemos que ninguno de los diez mandamientos ordena la devolución del diezmo. ¿Sería, acaso, la orden para diezmar, parte de la ley ceremonial también llamada ley de Moisés? Aquellos que afirman que el diezmo no hace parte de la ley moral dudan en afirmar que el diezmo se incluye en la ley ceremonial. En el caso que tomasen esta posición estarían afirmando que el diezmo fue abolido en la cruz, por lo tanto, estaríamos desobligados a devolver la décima parte de nuestras rentas.

Algunos argumentaban que Jesús se había posicionado a favor de la devolución del diezmo. [1] Esto es verdad, pero debemos acordarnos que Cristo vivió mientras la ley ceremonial estaba en vigor. Por lo tanto, el hecho que Cristo apoyase la ley del diezmo no prueba que esta ley no haga parte de la ley ceremonial. Conforme la exigencia de la ley mosaica, Cristo fue circuncidado al octavo día. [2] Cristo, después de curar un leproso, le pidió que se presentase al sacerdote y ofreciese la ofrenda especificada en la ley de Moisés. [3] El hecho que Cristo haya apoyado la ley mosaica no prueba que ella esté aun en vigor. Por lo tanto, no podemos concluir que el diezmo aun esté en vigor solamente por el hecho que Cristo la haya apoyado en algún momento de su ministerio antes de Su muerte.

Otros argumentan que el diezmo no hace parte de la ley de Moisés, pues Abrahán y Jacob diezmaban antes que Moisés y del establecimiento de las leyes mosaicas. Esta argumentación, aun cuando sea más convincente, no prueba que la ley para diezmar aun esté en vigor. Abrahán y Jacob diezmaban, pero también ofrecían sacrificios de animales en altares. Esto en los da evidencias de que las leyes ceremoniales existían aun antes de Moisés y del establecimiento del santuario terrestre. De esta forma permanece la pregunta: ¿El diezmo pertenece a la ley ceremonial? ¿Fue abolido?

El debate que mantuve con estos hermanos adventistas fue útil para convencernos de que es necesario un estudio más abarcante sobre el diezmo. Este tema ha sido abordado muy superficialmente por nuestros pastores, predicadores y instructores bíblicos. La mayoría de los versos bíblicos que hacen referencia al diezmo es evitada por nuestros pastores, pues sugiere una aplicación diferente de la que ha sido hecha normalmente. Malaquías 3:10 es mencionado frecuentemente en nuestros sermones sobre mayordomía y estudios bíblicos. Ya los otros trechos sobre el diezmo son ignorados. Los motivos para esta omisión se harán evidentes a continuación.

El Diezmo en el Antiguo Testamento.-

Para una comprensión adecuada sobre el diezmo en el Antiguo Testamento, no podemos dejar de ver el estudio de todas las referencias del Pentateuco acerca de este tema de las principales referencias del Antiguo Testamento.

Abrahán, Melquisedec y las Ordenes Sacerdotales (Gén. 14).-

El primer trecho bíblico a respecto del diezmo está en Génesis 14:18-20. Este trecho describe a Abrahán dándole el diezmo a Melquisedec. La Biblia no trae muchas informaciones sobre Melquisedec, pero la pequeña cantidad de información sobre esto es la clave para que podamos comprender el asunto del diezmo en conexión con el ministerio sacerdotal de Cristo.

Las primeras informaciones que tenemos sobre Melquisedec se refieren a sus funciones. El verso 18 dice que él era rey de Salém [4] y sacerdote del Dios Altísimo. Observe que Melquisedec acumula dos funciones que posteriormente serían delegadas a dos tribus distintas: Judá quedaría con el cetro y Leví con el sacerdocio.

La Biblia presenta dos modelos sacerdotales. Estos modelos o tipos de ministerios sacerdotales son denominados "ordenes". El "orden Aarónico" es modelo sacerdotal levítico que vigoró desde Aarón hasta la muerte de Cristo. El "orden de Melquisedec", al contrario del “orden Aarónico”, presupone la acumulación de las funciones reales y sacerdotales en la misma persona. Melquisedec es un tipo (símbolo) de Cristo, o sea, prefigura a Cristo en su ministerio de Rey y Sacerdote. Por esta razón Cristo es considerado sacerdote según el orden de Melquisedec [5] , o sea, en los moldes de Melquisedec, Rey y Sacerdote al mismo tiempo.

¿Qué tiene que ver todo esto con el diezmo? La relación de estos hechos con el diezmo quedará clara posteriormente cuando estudiemos el diezmo bajo la luz del Nuevo Testamento, en especial bajo la luz de la epístola a los Hebreos. Mientras tanto continuamos nuestro viaje por el Antiguo Testamento buscando referencias sobre el diezmo y su aplicación. Observe que, antes de diezmar, Abrahán recibió beneficios de Melquisedec: pan, vino y una bendición.

El Voto de Jacob (Gén. 28).-

La próxima mención del diezmo en el Antiguo Testamento se encuentra en Génesis 28:18-22. Jacob hace un pacto con Dios y promete, a partir de este momento, dar el diezmo de todo cuanto Dios le diese. Si consideramos la historia de Jacob antes de este voto y después del voto, vamos a concluir que después del voto él fue bendecido abundantemente.

Observe que Abrahán dio el diezmo a Melquisedec y recibió de él beneficios tangibles y intangibles. Melquisedec fuera de traerle pan y vino a Abrahán (beneficios materiales tangibles) profirió sobre él una bendición (beneficio espiritual intangible). En el caso de Jacob, su voto consistía en la devolución de los diezmos en el caso que Dios le concediese beneficios tangibles y intangibles. Si Dios le diese pan para comer y ropa para vestir (beneficios materiales tangibles) y fuese con él dándole paz (beneficios espirituales intangibles), Jacob se comprometería a darle el diezmo. En estos dos episodios la relación de reciprocidad es clara. Observe que en esa época los servicios relacionados con el santuario aun no habían sido establecidos por Dios, y aun así la Biblia cita que Abrahán y Jacob diezmaron.

El Diezmo en el Desierto (Lev. 27).-

Éxodo es el único libro del Pentateuco que no menciona el diezmo. El próximo trecho que menciona el diezmo está en Levítico 27:30-34. Este trecho afirma que todos los diezmos pertenecen al Señor, pero no da detalles a respecto de cómo deberían ser utilizados o para quién deberían ser entregados. Los trechos que serán analizados posteriormente entrarán en detalles a respecto de la aplicación y destino de los diezmos. El versículo 34 es particularmente interesante, pues hace mención de los "mandamientos que el Señor ordenó a Moisés en el Sinaí". El libro de Levítico trae una serie de leyes y termina con este verso. Ciertamente no estamos hablando de la ley moral, sino de las leyes ceremoniales, leyes relacionadas con la salud, leyes relacionadas con los crímenes y otras leyes diversas. Tenemos una cuestión pendiente en paralelo: ¿El Diezmo pertenece a la ley ceremonial? ¿Fue abolido? ¿Por qué? Esta cuestión será aclarada posteriormente a través del estudio de las referencias al diezmo en el Nuevo Testamento.

Diezmo por el Servicio (Núm. 18).-

El próximo trecho sobre el diezmo es mayor y más detallado que los anteriores: Números 18:21-32. Nuevamente el diezmo es presentado como siendo ofrecido a cambio de algo. Esta vez el diezmo no era ofrecido a cambio de pan, vino o ropas, sino a cambio de servicio. El verso 21 dice: "A los hijos de Leví le di todos los diezmos en Israel por herencia, por el servicio que prestan, servicio de la tienda de la congregación ". El verso 31 repite esta idea del diezmo como recompensa por el servicio. Los versos 22 y 23 declaran que los hijos de Israel nunca más deberían llegar a la tienda de la congregación, sino los levitas deberían hacer el servicio de la tienda de la congregación: "Y nunca más los hijos de Israel se allegarán a la tienda de la congregación,... sino que los levitas harán el servicio de la tienda de la congregación ". La tienda de la congregación era el tabernáculo. Acuérdese que estas órdenes fueron dadas por Dios a Moisés mientras el pueblo vagaba por el desierto. Ellos aun no estaban establecidos en Canaán, no tenían un templo fijo, sino una tienda móvil y los levitas eran los responsables por mantenerla y transportarla. Los israelitas que pertenecían a otras tribus no deberían hacer el trabajo de la tienda de la congregación. Nadie debería ni siquiera tocar en los objetos sagrados. Veremos posteriormente lo que cambió en esta ley. Actualmente no se espera que sólo el pastor trabaje en la iglesia, naturalmente no podemos esperar que sólo el pastor se beneficie con el diezmo. Veremos más adelante que el diezmo debe ser usado hoy para la mantención de obreros evangélicos en el campo. Esto quedará bien claro cuando estudiemos sobre el diezmo a la luz del Espíritu de Profecía.

El Diezmo en Canaán (Deut. 12).-

El libro de Deuteronomio menciona el diezmo en los capítulos 12, 14 y 26. Lea con mucha atención Deuteronomio 12:1-14. El período de peregrinación en el desierto estaba llegando a su fin. Nuevas leyes serían dadas por Dios a su pueblo para ser observadas en la nueva tierra que estaban para poseer. El verso 1 dice: "Son estos los estatutos y los juicios que cuidaréis de cumplir en la tierra que os dio el Señor, Dios de vuestros padres, para que la poseáis todos los días que viviereis sobre la tierra". Los nuevos estatutos que serían válidos en la nueva tierra ya habían sido presentados en Deuteronomio 6:1: "Estos, pues, son los mandamientos, los estatutos y los juicios que mandó el Señor tu Dios para que se te enseñasen, para que los cumpláis en la tierra a que pasas para poseer”. Está claro que estamos hablando de nuevas reglas que pasarían a vigorar a partir del momento en que el pueblo conquistase Canaán. Las reglas con relación a la aplicación del diezmo hacen parte de este conjunto nuevo de "estatutos y juicios" que fueron alterados o adicionados por Dios. Ellos no deberían más proceder como en el desierto. "No procederéis en nada según estamos haciendo aquí" (verso 8). Ahora adorarían a Dios en un local fijo que el Señor escogería para poner Su nombre y para allá deberían ser llevados los diezmos. ¿Cómo deberían ser aplicados estos diezmos a partir de entonces? Lea los versos 6 y 7. Los diezmos deberían ser comidos por el ofrendante, por su familia, por sus siervos y por los levitas, o sea, con relación a la aplicación del diezmo las reglas serían alteradas a partir del momento en que entrasen en Canaán. 

El Segundo Diezmo (Deut. 14).-

Vamos a analizar el próximo trecho, Deuteronomio 14:22-29. Este trecho es semejante al anterior, mencionado en Deuteronomio 12. Confirma el hecho de que el diezmo debería ser entregado “en el lugar que el Señor escoja para allí hacer habitar su nombre” - verso 23. Repite la orden a través de la cual el ofrendante debería comer con alegría sus diezmos. A pesar de ser bien semejante al trecho anterior, Deuteronomio 14 añade un hecho importante que debe ser destacado aquí: A cada tres años el adorador no debería llevar el diezmo para el templo, también no debería comerlo, sino que debería servir el diezmo, “dentro de sus puertas” , como comida para los peregrinos, huérfanos y viudas. Lógicamente el pueblo es advertido a no olvidarse de los levitas, pues estos no tenían herencia (tierras cultivables), y no podrían quedar abandonados a cada tres años sin alimento. Dios enfatiza repetidas veces que los levitas no deberían ser abandonados en esta nueva forma de distribución del diezmo.

Algunos teólogos y comentaristas interpretan los textos de Deuteronomio 12 y 14 como siendo un cambio de finalidad para el diezmo. Otros se basan en la tradición rabínica para interpretarlos como un segundo diezmo. Hay hasta quien denomine el diezmo del tercer año de "tercer diezmo". La Enciclopedia Adventista, refiriéndose al diezmo dice que los Israelitas daban mucho que un décimo de sus rentas para la obra de Dios, "pero algunos detalles son obscuros" [6] . Estos "detalles obscuros" ciertamente se refieren a la cuestión: ¿El diezmo que era comido por el donador substituía o complementaba el diezmo “oficial”? No podemos desmerecer la tradición rabínica, debemos aceptarla como una información histórica relevante, pero no podemos colocar esta tradición como doctrina para los cristianos modernos. Si Dios tuviese la intención que devolviésemos dos diezmos, cuidaría en mencionar en la Biblia la necesidad de devolución del segundo diezmo. No dependemos de la tradición rabínica para establecer creencias fundamentales. Observe que no estamos hablando en ofrendas voluntarias. La Biblia no presenta el diezmo de Deuteronomio 12 y 14 como siendo opcional, voluntario o de menor importancia que un probable “primer diezmo”. El diezmo de Deuteronomio 12 y 14 es ley. Los que defienden que Deuteronomio 12 y 14 se refieren al “segundo diezmo” y, aun vigente, defienden equivocadamente que el “segundo diezmo” es opcional o voluntario, pero la Biblia no dice eso.

En todos los versos bíblicos mencionados anteriormente, la palabra “diezmo” fue traducida del original hebraico “ma`aser”, que significa la décima parte, diez por ciento. Esta palabra no tiene el significado de una ofrenda con porcentaje voluntario. Diezmo es diezmo, ofrenda es ofrenda. Diezmo es un décimo, no puede ser confundido con ofrenda voluntaria. Los trechos que estamos estudiando se refieren al diezmo – no estamos hablando sobre ofrendas voluntarias. La Verdad no es influenciada por la tradición rabínica, por las enseñanzas del pastor, del anciano, de la Asociación o por los análisis complicados de los teólogos. La Verdad es una sola y ella está en la Biblia, pero no siempre atiende a los intereses financieros de ciertos grupos. Algunos grupos, por motivos obvios, preferirían que ciertos versos no fuesen mencionados en la Biblia. Los que insisten que Deuteronomio 12 y 14 se refieren al "segundo diezmo" tienen el deber de devolver 20% de sus rentas como diezmo y más un porcentaje cualquiera como ofrenda voluntaria.

"El gran error de la Iglesia Católica reside en el hecho de que la Biblia es interpretada a la luz de las opiniones de los “padres”. Sus opiniones son consideradas infalibles, y los dignatarios de la Iglesia suponen ser su prerrogativa obligar a los otros a creer como ellos y usar la fuerza para compeler la consciencia. Los que no concuerdan con ellos son considerados herejes... La voluntad y la voz de hombres finitos no deben ser interpretadas como siendo la voz de Dios". Ellen G. White - Fundamentos de la Educación Cristiana, pág. 308.

El principio de la liberalidad que está por detrás del diezmo permanece a lo largo de los siglos, pero su aplicación varía conforme la estructura social y eclesiástica de la época.

Otro trecho sobre el diezmo está en Deuteronomio 26:12-15. Después de leerlo usted concluirá que es un resumen de lo que leemos en el capítulo 14. Nada de diferente con relación a la aplicación: Extranjeros, huérfanos y viudas eran beneficiados con el diezmo del tercer año. También los levitas que servían en el santuario.

Otras Citas en el Antiguo Testamento .-

Con el tiempo, el pueblo se olvidó de su obligación de sostener a los sacerdotes y levitas, de modo que estos abandonaron el lugar sagrado y fueron para los campos. [7] El libro de Nehemías muestra cómo fue restaurado el servicio espiritual a través de una correcta aplicación de los diezmos. Estudie los siguientes trechos y los respectivos contextos para entender un poco mejor la situación. Nehemías 10:37-38; 12:44-47; 13:5 y 12.

La penúltima mención del diezmo en el Antiguo Testamento está en Amós 4:4. A pesar de estar practicando la idolatría, los israelitas continuaban en la práctica de los rituales levíticos. Amós ironiza el celo de algunos israelitas con relación a prácticas ceremoniales, mientras despreciaban principios elementales de la ley de Dios. Algo semejante aconteció en la época de Jesús (vea Mateos 23:23) y algo muy semejante acontece hoy. El último trecho del Antiguo Testamento se encuentra en Malaquías 3:7-11. Vamos a comentarlo posteriormente.

El Diezmo en el Nuevo Testamento.-

El Nuevo Testamento no habla mucho sobre el diezmo, pero menciona lo suficiente para comprender el propósito de Dios para con los cristianos. Veremos que, a pesar de estar incluida en la ley de Moisés, los principios de la ley del diezmo vigoran hasta hoy.

Jesús y el Diezmo.-

Jesús mencionó el diezmo y aprobó su devolución en Mateos 23:23. Aun cuando creamos que el sistema de diezmo se aplica perfectamente hoy, no en los apoyamos en este trecho para defender la tesis. Ya fue dicho que Cristo vivió bajo la ley ceremonial, fue circuncidado, curó leprosos y pidió que se presentasen al sacerdote como requería la ley mosaica. Por lo tanto, no podemos argumentar que, si Jesús apoyó una ley antes de su muerte, entonces ella vale para nuestros días.

El Nuevo Sacerdocio (Hebreos 7).-

El texto más completo del Nuevo Testamento que trata de la ley del diezmo está en Hebreos, capítulo 7. Pablo compara ambas órdenes sacerdotales: el orden Aarónico y el orden de Melquisedec (representado ahora por Cristo, nuestro sumo sacerdote). Pablo exalta este último en desventaja del primero.

“Y los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio tienen un orden, según la ley, de tomar los diezmos del pueblo, esto es, de sus hermanos”. Hebreos 7:5. Pero Pablo dice que algo cambió con relación a esta ley, pues el diezmo no es ley moral.

“Pues, cambiándose el sacerdocio, necesariamente se hace también un cambio de la ley”. Hebreos 7:12. ¿Qué ley está siendo cambiada? Sería, acaso, la ley moral, los diez mandamientos? ¿Sería la ley de salud y higiene? No. Un análisis del contexto muestra cuál ley está siendo cambiada. Lea nuevamente el verso 5. La ley del diezmo está siendo cambiada pues hubo un cambio de sacerdocio. El diezmo siempre estuvo vinculado al sacerdocio. No vivimos más bajo el orden Aarónico; vivimos bajo el orden de Melquisedec. ¿Será que Pablo está diciendo que, con el cambio de la orden sacerdotal, no es más necesario diezmar? Lógicamente que no, pues el diezmo es una característica de ambas órdenes. El diezmo es un elemento del orden Aarónico y el diezmo es un elemento presente también en el orden de Melquisedec. Es por esta razón que, aun antes que Dios instituyese el santuario terrestre y estableciese el orden Aarónico, Abrahán devolvió los diezmos a Melquisedec. Por lo tanto, el sistema de diezmos debe ser mantenido hoy, pero para sostener otro tipo de sacerdocio, bien diferente del sacerdocio levítico. Cualquier comparación del sistema de diezmo actual con el sistema Aarónico generará una distorsión en el modelo.

¡Qué es lo que cambia en este nuevo sacerdocio mencionado por Pablo? En el régimen Aarónico el diezmo era utilizado para la mantención de personas que se dedicaban exclusivamente al servicio especificado por Dios. Apenas una de las doce tribus recibió este sacerdocio y, junto con las responsabilidades exclusivas de mantención del templo, esta tribu recibió también el derecho exclusivo de propiedad sobre los diezmos. Jesús especificó un nuevo modelo de sacerdocio, un nuevo ministerio para sus discípulos: la predicación del Evangelio del Reino. Hoy el diezmo debe ser usado para sostener el ministerio evangelístico. ¿Pero quién hace la predicación del evangelio hoy? ¿Los pastores? ¿Los ancianos? ¿La Asociación? ¿La Corporación? Hoy quien predica el evangelio es la Iglesia – y la iglesia son los miembros. Jesús no escogió apenas un discípulo entre los doce para predicar el evangelio y recibir el diezmo. El sacerdocio, en el orden de Melquisedec, no es una responsabilidad apenas del pastor o sólo del anciano, es una responsabilidad de todos los creyentes, de toda la Iglesia. ¿Esto significa que la Iglesia debería recibir los diezmos? Si. La Iglesia debe recibir los diezmos para financiar sus actividades sacerdotales o misioneras. "Traed todos los diezmos a la casa del tesoro, para que haya mantenimiento en mi casa". La casa del tesoro es la Iglesia. Ella es la legítima propietaria de los diezmos. Dios le dio este derecho. Pero todo derecho exclusivo está vinculado a un deber exclusivo. Hay una responsabilidad por detrás del derecho de la Iglesia sobre el diezmo. Este derecho y esta responsabilidad está sobre los miembros y no sobre la Asociación.

“El mensaje tiene que ser presentado por los que aman y temen a Dios. No transfiráis vuestra responsabilidad para ninguna Asociación. Id y, como evangelistas, con humildad presentad un 'así dicen las Escrituras' ”. Ellen G. White - Carta 43 – 1905.

Se cultiva la idea equivocada de que el derecho sobre los diezmos es de la Asociación o Misión, pero el deber de la predicación recae sobre la Iglesia. Derechos y deberes siempre andan juntos. Los derechos sobre los diezmos y el deber de la predicación del evangelio están sobre los sacerdotes representantes de Cristo:

“Vosotros también, cual piedras vivas, sois edificados como casa espiritual para ser sacerdocio santo, a fin de ofrecer sacrificios espirituales, aceptables a Dios por Jesús Cristo… Pero vosotros sois la generación elegida, el sacerdocio real, la nación santa, el pueblo adquirido, para que anunciéis las grandezas de aquel que os llamó de las tinieblas para su maravillosa luz” 1 Pedro 2:5 y 9.

Observe la comprobación de que somos sacerdotes según el orden de Melquisedec: "Sacerdocio real", dice Pedro. Esto significa que nosotros los cristianos también ejercemos funciones reales y sacerdotales, característica típica de Melquisedec, rey y sacerdote al mismo tiempo. La Biblia promete que aquellos que participen de la primera resurrección podrán cooperar con Cristo en su ministerio sacerdotal según el orden de Melquisedec, acumulando dos funciones: "Serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él los mil años". Apocalipsis 20:6.

¿Dónde Queda la Casa del Tesoro?

Los textos bíblicos que estudiamos en este capítulo (El Diezmo en el Antiguo y Nuevo Testamento) raramente son estudiados en nuestra Iglesia. Usted ya debe imaginar el por qué.

El texto más utilizado en la Iglesia Adventista del Séptimo Día para estimular la devolución de los diezmos es, sin duda, Malaquías 3:10: "Traed todos los diezmos a la casa del tesoro, para que haya mantenimiento en mi casa".

Hay mucha discusión sobre dónde queda la "Casa del Tesoro". Muchos afirman que la "Casa del Tesoro" es la Casa de Dios, el Templo donde Dios habita. La División Sudamericana de los Adventistas del Séptimo Día, a través de su libro de Reglamentos Eclesiásticos y Administrativos (más conocido como libro de Prácticas) afirma que la Casa del Tesoro es la tesorería de la Asociación/Misión: "La casa del tesoro. El diezmo es del Señor, y debe ser devuelto a la casa del tesoro, a la tesorería de la asociación/misión". Reg. Eclesiásticos y Administrativos de la DSA 1998 - ítem  V 12 05 4.

En el próximo capítulo abordaremos un poco más sobre los reglamentos administrativos de la IASD. Pero ahora nuestro objetivo es descubrir dónde queda la Casa del Tesoro hoy. Para eso, debemos comprender lo que era la Casa del Tesoro en los tiempos bíblicos.

Vamos a volver a la época de Abrahán. ¿Dónde quedaba la Casa del Tesoro en la ocasión en que Abrahán le dio el diezmo a Melquisedec? ¿Había un templo en aquella época? Un espacio físico para almacenar el diezmo?

La gran falla en la comprensión del asunto del diezmo es imaginar que el diezmo siempre estuvo relacionado a un espacio físico, a la “Casa del Tesoro”. Esta falla de comprensión proviene del estudio sistemático y repetitivo del asunto "diezmo" basado en apenas un texto bíblico. Después de oír diversos sermones sobre el diezmo y varias semanas de oración sobre mayordomía donde apenas el texto de Malaquías es citado, acabamos siendo condicionados a asociar la palabra "diezmo" a la Casa del Tesoro.

La Casa del Tesoro era un depósito de mantenimiento (cereales) que fue construido en el templo de Zorobabel, después del exilio babilónico. Nehemías también llamó a la “Casa del Tesoro” de “Cámaras del Tesoro” (Neh. 12:44). En el tabernáculo del desierto no había tal depósito llamado “Casa del Tesoro”. Como vimos en el capítulo anterior, antes del cautiverio babilónico no existía el concepto de almacenar diezmos en depósitos. Muchas veces los diezmos eran comidos por los donadores en el templo o en su ciudad a cada tres años.

Malaquías vivió después del retorno del exilio babilónico y cuando se refirió a la “Casa del Tesoro” estaba hablando sobre estas “Cámaras del Tesoro” que no existían en la época de Abrahán y Melquisedec. El concepto de "Cámaras del Tesoro" está presente apenas en el orden sacerdotal levítico donde el Templo era el centro de la religión.

A pesar de saber que el orden sacerdotal en vigor es el de Melquisedec, tenemos mucha dificultad en abandonar nuestra forma levítica de pensar. Comparamos los pastores con los levitas y el templo con el santuario. Pensar de forma "levítica" es muy peligroso y puede llevarnos a problemas serios. El que mira para la Iglesia en forma "levítica" es capaz de asociar la figura del sumo sacerdote al presidente de la Asociación/Misión. El sacerdocio levítico es inferior y ultrapasado. Tenemos que mirar para el pueblo de Dios a través del prisma de Melquisedec. De esta forma asociaremos el templo a nuestro propio cuerpo, los sacerdotes son todos los creyentes (no apenas los pastores) y el sumo sacerdote es Jesucristo (no el presidente de la Asociación/Misión).

En el modelo sacerdotal de Melquisedec el espacio físico se vuelve irrelevante cuando es comparado con la grandeza de la obra confiada al sacerdocio real: "anunciar las grandezas de aquel que os llamó de las tinieblas para su maravillosa luz” 1 Pedro 2: 9.

En el modelo de Melquisedec, ¿con qué podríamos asociar la "Casa del Tesoro" de la época de Nehemías?

Capítulo 2: El Diezmo y los Pioneros de la IASD.-

Este capítulo es bastante interesante. Ella muestra como el ministerio evangélico fue financiado en los comienzos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día – una historia que pocos adventistas conocen. La mantención del ministerio evangélico en el movimiento adventista pasó por tres fases distintas:

Mantención Propia (1844 - 1859)

Beneficencia Sistemática (1859 - 1878)

Sistema del Diezmo (1878 - hoy)

Fase 1 - Mantención Propia.-

En la primera fase, los pioneros, a ejemplo de Pablo, trabajaban para sostenerse y, al mismo tiempo, se ocupaban de la obra evangelística. Así como Pablo construyó tiendas, James White cortó leña, trabajó en la línea del tren y cosechó heno para financiar el trabajo misionero. Otros pioneros ejercían sus actividades seculares para sostener la predicación del evangelio. El sistema de diezmo aun no había sido adoptado. A pesar de estar divididos entre el trabajo secular y el ministerio evangélico, fue en esta fase que la "Verdad Presente" fue comprendida y los puntos fundamentales de doctrina quedaron bien establecidos.

"Mediante cuidado y labor incesantes y abrumadora ansiedad, la obra ha avanzado, hasta que ahora la verdad presente está clara, su evidencia no es puesta en duda por los sinceros... La verdad ahora es hecha tan clara que todos la pueden ver, y abrazar, si así lo quieren; pero fue necesario mucho trabajo para traerla a la luz como está, y tan ardua labor jamás tendrá que ser realizada otra vez para dejar clara la verdad". Y. G. White MS 2, 1855 (26 de Agosto de 1855) [8]

"Nuestra posición parece muy clara; sabemos que poseemos la verdad" Ellen G. White, Carta de Marzo de 1849.  Record Book I, pág. 72. [9]

Aun cuando las verdades fundamentales estuviesen bien establecidas ya en 1849, el plan del diezmo aun no había sido adoptado por los adventistas. Este plan sería adoptado aproximadamente treinta años después.

Fase 2 - Beneficencia Sistemática .-

En 1859 fue adoptado el plan de "Beneficencia Sistemática". A través de este plan cada miembro que recibiese un salario diario una suma determinada semanalmente. Los hermanos de dieciocho a sesenta años de edad deberían donar semanalmente de 5 a 25 centavos de dólar. Las hermanas de dieciocho a sesenta años de edad deberían donar semanalmente de 2 a 10 centavos de dólar. Cada hermano o hermana debería donar 5 centavos por cada 100 dólares de propiedad que poseyesen. [10] Este sistema fue sancionado por la hermana White como siendo "agradable a Dios", el cual, declaraba ella, "estableciera el plan por el descenso de Su Santo Espíritu ". Y añadió: "Este es uno de los puntos por los cuales Dios le pide cuentas a Su pueblo" [11] . Ocho años más tarde, ella aseguraba que este plan se había "originado con Dios, cuya sabiduría es infalible" [12]

Fase 3 - Sistema del Diezmo.-

En la asamblea general de 1878 una comisión fue nombrada para estudiar el plan de la "Beneficencia Sistemática". Este plan fue abandonado y la comisión adoptó el plan del diezmo que permanece hasta hoy. [13] ¿Pero el sistema de Beneficencia Sistemática no había sido establecido por Dios? ¿No había sido este sistema sancionado por Ellen White como siendo " agradable a Dios"? ¿Dios no había establecido, "por el descenso de Su Santo Espíritu", el plan da Beneficencia Sistemática? ¿El plan de Beneficencia Sistemática no se había "originado con Dios, cuya sabiduría es infalible"? La respuesta para todas estas preguntas es si. Pero, entonces, ¿por qué cambiar el plan? Dios decidió más una vez cambiar el plan para poder atender a las necesidades de la Iglesia que no estaban siendo atendidas con el sistema anterior. Las necesidades cambian, la sociedad cambia, la estructura de la iglesia cambia, los sistemas cambian, pero los principios permanecen los mismos.

Aun cuando el plan del diezmo, establecido en la IASD en 1878, sea de origen divino, la primera fase de la historia de nuestra iglesia debe inspirarnos a trabajar con el mismo fervor de los pioneros. La economía y abnegación de los pioneros durante la primera fase ("Mantención Propia") sirven de ejemplo para los obreros modernos. ¡Qué gran diferencia podemos observar entre los pioneros y varios líderes religiosos de hoy! ¡Qué abnegación! ¡Qué sacrificio! ¡Qué humildad! Estas características deberán ser recuperadas por los verdaderos obreros si aun tenemos la intención de contemplar la venida de Cristo en nuestros días. ¡Ellos no daban 10%, sino que 100%! Se entregaban totalmente a la obra.

"Se requiere ahora tanta abnegación como cuando iniciamos la obra, cuando éramos apenas un puñadito de gente, cuando sabíamos lo que significaba abnegación, y qué quería decir sacrificio... Nos alegrábamos en usar ropas en segunda mano, y a veces casi no teníamos comida suficiente para sostenernos las fuerzas. Todo lo demás era puesto en la obra... Dios trata que las instituciones aquí sean llevadas adelante por medio de sacrificio, de la misma manera como fueron puestos los fundamentos". Ellen G. White - General Conference Bulletin, 20 de Marzo de 1891, pág. 184 - Citado en 2MS:189.

El Espíritu de Profecía y la Aplicación de los Diezmos .-

Ellen G. White escribió muchas páginas a respecto del diezmo y de su correcta aplicación. El libro “Lluvia de Bendiciones”, publicado por la División Sudamericana, es una compilación de los escritos de la hermana White sobre este asunto.

Infelizmente parece que el objetivo del compilador, Pr. Arnaldo Enríquez, fue apenas convencer a la iglesia de su deber en devolver el diezmo. El no tuvo la intención de presentar un estudio completo como lo hicimos aquí o presentar el deber de la corporación en aplicar correctamente los diezmos. Esto es fácilmente percibido a través de su lectura y comprobado a través de una omisión en el siguiente trecho de Ellen White, transcrito de forma incompleta en "Lluvia de Bendiciones":

"Uno razona que el diezmo puede ser aplicado para fines escolares. Otros argumentan aun que los colportores deben ser sostenidos con el diezmo. Se comete un gran error cuando se retira el diezmo del fin del que debe ser empleado - el sustento de los ministros..." Lluvia de Bendiciones:44.

El Pr. Enríquez omitió la última parte que evidenciaría de forma clara el incumplimiento de esta recomendación por el liderazgo de la IASD en la aplicación de los diezmos. El trecho en la íntegra puede ser encontrado en la página 226 del libro Obreros Evangélicos. Transcribo a seguir, el trecho completo con la parte omitida en "Lluvia de Bendiciones":

"Uno razona que el diezmo puede ser aplicado para fines escolares. Otros argumentan aun que los colportores deben ser sustentados con el diezmo. Se comete un gran error cuando se retira el diezmo del fin del que debe ser empleado - el sustento de los ministros. Debería haber hoy en el campo una centena de obreros bien habilitados, donde existe únicamente uno". Ellen G. White - Obreros Evangélicos:226.

La frase en negrito fue omitida del libro Lluvia de Bendiciones por una razón muy simple: La administración de la Iglesia Adventista del Séptimo Día infelizmente no está cumpliendo esta recomendación del Espíritu de Profecía: Utilizar los diezmos para colocar más obreros en el campo.

Como usted podrá percibir a través de las estadísticas que serán presentadas en el capítulo 4, la obra tiene muchos obreros, pero muy pocos están en el campo y los que trabajan en el campo no consiguen dar la debida asistencia a las iglesias.

Observe que el trecho se refiere a "obreros bien habilitados". Esto significa que el diezmo debe ser usado no apenas para el sustento de los obreros, sino también en su preparación y habilitación, o sea, entrenamiento. Se está volviendo común que las iglesias paguen obreros independientemente del auxilio de la Asociación. Colocar obreros en el campo es una obligación de aquellos que reciben el diezmo.

“Dios no puede mirar para la presente condición con aprobación, sino que con condenación. Su tesoro está privado de los medios que deberían ser usados para el apoyo de los ministros del evangelio en los campos próximos y distantes”.  Ellen G. White - 7ML:136.

“El diezmo debería ir para aquellos que trabajan en la palabra y en la doctrina, sean ellos hombres o mujeres” Manuscrito 149 – 1899.

Ellen G. White es bien clara con relación a la aplicación de los diezmos. El diezmo debe ser usado para los que trabajan en la palabra y en la doctrina. Ella no dice que el diezmo debe ser usado para pagar administradores de Asociaciones, administradores y redactores de la Casa Publicadora, construcción de edificios de Asociación. Ella dice:

"Que la obra no continúe más a ser impedida porque el diezmo fue desviado para varios fines diversos de aquel para el cual el Señor dijo que él debía ir. Se deben establecer provisiones para esos otros ramos de la obra. Ellos deben ser mantenidos, pero no del diezmo. Dios no cambió; el diezmo tiene que ser aun empleado para la mantención del ministerio. La apertura de nuevos campos requiere más eficiencia ministerial de la que poseemos ahora, y es preciso que hayan medios en el tesoro". Ellen G. White - Obreros Evangélicos:227.

Este trecho no deja dudas: el diezmo aun hoy debe ser usado para la predicación del evangelio. Nuevos campos deben ser trabajados y obreros deben ser comisionados para esta obra. Esta obra, en la práctica, es realizada hoy por miembros no remunerados. Estos trabajan en sus empleos seculares, devuelven fielmente el diezmo, trabajan voluntariamente en la obra de Dios, son obligados a costear los gastos con material evangelístico y aun consiguen resultados positivos. Alabado sea Dios por este éxito, pero hay algo errado y evidente a los ojos de la mayoría de los adventistas.

¿Cómo Diezmaba Ellen G. White?

En la época de Ellen White ya había distorsiones en la aplicación de los diezmos por parte de la administración. Estos desvíos generaban injusticias y descontentamiento de muchos miembros. Por esta razón algunas personas dejaron de remitir los diezmos para las Asociaciones y pasaron a confiarlos a la hermana White.

Ellen White no administraba apenas su propio diezmo, sino que también aceptaba administrar el diezmo de terceros; personas que, ya en aquella época, no estaban satisfechas con el destino que la administración de la IASD le daba a los diezmos, sino que confiaban en la mensajera del Señor. Ellen White usaba sus diezmos para auxiliar “ministros blancos y de color que eran negligenciados y no recibían lo suficiente y correcto como para mantener sus familias”. (Carta Watson, 22/01/1905).

Ellen White prefería no dar publicidad a este hecho, pero fue obligada a manifestarse a través de una carta de amonestación al pastor George F. Watson, presidente de la Asociación de Colorado, que era contra la actitud de ella (Vea la íntegra de la carta en el Apéndice A). Abajo están transcritos algunos trechos de esta carta que fue redactada por Ellen White en 1905:

“Durante años me ha sido mostrado que mi diezmo debería ser remitido para ayudar a los ministros blancos y negros que eran negligenciados y no recibían lo suficientemente necesario como para sostener a la familia...”.

Algunos alegan que Ellen White adoptó este procedimiento en una situación excepcional, pero que esta no era la práctica rutinera. Sin embargo, la carta deja claro que “durante años” Ellen White dejó de remitir el diezmo para la Asociación y decidió enviarlo para los campos más carentes. Ella repite dos veces más la expresión “durante años”.

“Con respecto a la obra con los negros en el Sur, aquel Campo fue y aun está siendo robado de los medios que deberían llegar hasta sus obreros. Si han existido casos en los cuales nuestras hermanas han destinado sus diezmos para el sustento de ministros que trabajan por personas negras en el Sur, que cada hombre se conserve callado, si realmente es sabio.

Observe aquí la utilización de una palabra fuerte. Ellen White dice que los campos carentes estaban siendo robados. Recursos financieros que deberían alcanzar locales más necesitados por algún motivo no estaban siendo redireccionados por la administración.

“Algunos casos han sido mantenidos delante de mi durante años, y yo he suplido sus necesidades del diezmo, conforme Dios me instruyó a hacerlo. Y si cualquier persona me dijese: Hermana White, usted podría destinar mi diezmo para donde usted sabe que él será más necesario, yo diré: Si, lo haré; y he actuado así...

“Le envío esa explicación para que usted no cometa un error. Las circunstancias alteran los casos. No le aconsejaría a nadie a realizar una práctica de arrecaudación del dinero del diezmo. Pero durante años y aun hoy, hay personas que perdieron la confianza en el método de la aplicación del diezmo y han colocado su diezmo en mis manos, y me han dicho que si no lo tomo, ellos mismos lo encaminarían para las familias de ministros más carentes que encontrasen. He recibido el dinero, les he dado un recibo por él, y les he dicho a ellos cómo fue aplicado.

Dos cosas interesantes en este último párrafo:

(1) Ella no aconseja que la administración del diezmo se vuelva una costumbre, pero en algunos casos esto acaba siendo inevitable: En el caso de ella, por ejemplo, cuando percibió que algunos campos “fueron y aun son robados de los medios” y en el caso de las hermanas que “perdieron la confianza en el método de la aplicación del diezmo”. En estos casos no hay otra alternativa, los diezmos acaban siendo aplicados en el ministerio evangélico sin el "auxilio" de los intermediarios de la Asociación. Pero aquellos que confiaban en la administración de la Asociación y estaban satisfechos con el servicio prestado por ella continuaban remitiendo sus diezmos para aquel local. 

(2) Otro detalle interesante en este episodio es que Ellen White les decía a las hermanas cómo había utilizado el diezmo que le había sido confiado, o sea, la hermana White prestaba cuentas, administraba el diezmo ajeno con transparencia. Infelizmente esto no acontece en la actual administración Adventista. Aun cuando usted envíe sus diezmos mensualmente para la Asociación, usted no tiene derecho a saber dónde y cómo fue aplicado, de forma detallada, el dinero. El máximo de información es una tabla de distribución en porcentaje (10% para la Unión, 9% para el IAJA, 1% para la Voz de la Profecía, etc...).

¿Cómo encaraba Ellen G. White el papel de la Asociación? En 1901 Ellen White declaró: "Eso de que esos hombres se encuentren en un lugar sagrado, para ser como la voz de Dios para el pueblo, conforme antes creíamos que era la Asociación General - es algo que ya pasó" - General Conference Bulletin, 3 de Abril de 1901, pág. 25. [14]

Ellen White, en el siglo pasado, creía que la voz de Dios se manifestaba a través de las decisiones de la Conferencia General. A lo largo de su experiencia en Australia y después del regreso para los EUA ya en este siglo (1901) ella fue obligada a cambiar de idea. En 1905 ya no enviaba más sus diezmos para la Asociación. Pero esta fue una decisión particular de ella. Ella respetaba a las hermanas que compartían su posición y respetaba también la opción de aquellos que enviaban los diezmos para la Asociación. Ella no deseaba que esto se volviese un punto de conflicto entre los hermanos, por eso ejercía el libre albedrío y defendía el derecho de los otros para que actúen de acuerdo con la consciencia de ellos.

¿Qué Escribió Ellen White Sobre el Empleo del Diezmo?

1) De acuerdo con el Espíritu de Profecía, ¿cómo debe ser empleado el diezmo?

"El diezmo es sagrado, reservado por Dios para Sí mismo. Tiene que ser traído a Su tesoro, para ser empleado en mantener los obreros evangélicos en su labor...".  Ellen G. White – EUD:69 - Compilado de Obreros Evangélicos:226-227.

2) ¿El diezmo debería ser utilizado para sostener apenas pastores?

"El diezmo debería ir para aquellos que trabajan en la palabra y en la doctrina, sean ellos hombres o mujeres". Ellen White – 18ML:67.

3) ¿Aun hasta mujeres pueden ser pagadas con el diezmo?

"Hay esposas de ministros, las hermanas Starr, Haskell, Wilson y Robinson, que han sido obreras consagradas, diligentes y sinceras, dando estudios bíblicos y orando con las familias, ayudando con sus esfuerzos personales con tanto éxito como los de sus esposos. Esas mujeres dedican todo su tiempo, y les es dicho que no reciben nada por sus labores porque sus esposos reciben salario. Les digo que continúen y que todas esas decisiones serán revisadas. Dice la Palabra: 'Digno es el trabajador de su salario' (Luc. 10:7). Cuando sea tomada cualquier decisión como esta, protestaré en el nombre del Señor. Sentiré ser mi deber crear un fondo del dinero de mi diezmo para amparar a esas mujeres que están realizando una obra tan esencial como la de los ministros, y reservaré ese diezmo para la obra del mismo ramo que la de los ministros, que son cazadores y pescadores de almas".  Ellen G. White, 12ML:160-161. Silver Spring, MD; Y. G. White Estate, 1990.

4) ¿Puedo usar el diezmo para fines escolares o para colportaje?

"Uno razona que el diezmo puede ser aplicado para fines escolares. Otros argumentan aun que los colportores deben ser sustentados con el diezmo. Se comete un gran error cuando se retira el diezmo del fin en que debe ser empleado - el sustento de los ministros. Debería haber hoy en el campo una centena de obreros bien habilitados, donde existe únicamente uno". Ellen G. White - Obreros Evangélicos:226.

5) ¿Puedo usar el diezmo para algún otro propósito fuera de sostener los obreros que trabajan en el campo?

"La luz que el Señor me ha dado sobre este asunto es que los medios de la tesorería para el sustento de los ministros en los diferentes campos no deben ser usados para ningún otro propósito".  Ellen G. White, Special Testimonies for Ministers and Workers, Battle Creek MI; 197, vol. 10, pág. 16-18.

6) ¿Puedo usar el diezmo para ayudar a los pobres?

"Las viudas y huérfanos debían ser sustentados por las contribuciones de la iglesia. Sus necesidades no debían ser provistas por la iglesia, sino que por donativos especiales. El diezmo debía ser consagrado al Señor, siendo usado siempre para el sustento del ministerio". Carta 9 de 1899 - Citado en Beneficencia Social:275.

7) ¿Puedo devolver el diezmo para la caja de la iglesia local a fin de financiar la mantención de la iglesia?

"Su pueblo de hoy precisa recordarnos que la casa de culto es propiedad del Señor, y que debe ser escrupulosamente cuidada. Pero el fondo para esa obra no debe provenir del diezmo".  Obreros Evangélicos:226.

8) Frecuento un grupito bien pobre. Estamos teniendo dificultades para mantener nuestras actividades y los gastos de nuestro salón. Estamos pensando en cerrar las puertas. ¿Puedo devolver el diezmo para la caja de la iglesia local a fin de financiar la mantención del grupo?

"Hay casos excepcionales, donde la pobreza es tan extrema que a fin de asegurar el más humilde lugar de adoración, puede ser necesario utilizar el diezmo. Pero ese lugar no es Battle Creek o Oakland".  Ellen G. White, Special Testimonies for Ministers and Workers, Battle Creek MI; 197, vol. 1, pág. 189.

Capítulo 3: ¿Cómo la Corporación Usa los Diezmos?

En este capítulo veremos cómo son utilizados los diezmos remitidos por las iglesias a las Asociaciones. ¿Será que son utilizados solamente para el pago de pastores, obreros y misioneros? ¿Por qué la mayoría de las iglesias remite un valor de diezmos bien superior al salario del pastor y, aun así, es obligada a "dividirlo" con las otras iglesias del distrito? El objetivo de este artículo es descifrar una buena parte de este misterio.

Tradición de Hombres.-

“Así, pues, hermanos, estad firmes y conservad las tradiciones que os fueron enseñadas, sea por palabra, sea por epístola nuestra”. 2 Tesalonicenses 2:15.

Concordamos que las buenas tradiciones deben ser conservadas, pero no podemos concordar con las tradiciones que, pareciendo buenas, son contrarias a la Palabra de Dios.

Las notas falsas más peligrosas son aquellas que más se asemejan a las verdaderas. De la misma forma las peores tradiciones son aquellas que parecen ser buenas, pero que hieren principios elementales de la Ley de Dios. Satanás es perito en desarrollar este tipo de engaño. Él es astuto y actúa en la iglesia de manera sutil estableciendo reglas aparentemente buenas, pero contrarias a lo que Dios estableció. De esta forma el enemigo consigue estorbar la principal misión de la Iglesia: la salvación de almas.

Cristo combatió fuertemente las tradiciones aparentemente buenas. Le dijo, en cierta ocasión, a los escribas y fariseos: 

“En vano me adoran, enseñando doctrinas que son preceptos de hombres. Dejáis el mandamiento de Dios, y os apegáis a la tradición de los hombres”. Marcos. 7:7- 8.

En seguida Cristo citó un ejemplo, aplicable a aquella época:

“Pues Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: Quien maldiga al padre o a la madre, ciertamente morirá. Pero vosotros decís: Si un hombre le dice a su padre o a su madre: Aquello que podrías aprovechar de mi es Corbán, esto es, ofrenda al Señor, no le permitía más ninguna cosa por su padre o por su madre, invalidando así la palabra de Dios por vuestra tradición que os transmitisteis; también muchas otras cosas semejantes hacéis”. Marcos 7:9-12.

Una rápida explicación de esta tradición desarrollada por los fariseos: los padres son dignos de recibir el cariño y la asistencia financiera de los hijos siempre que sea necesario. El quinto mandamiento de la Ley de Dios les garantiza este derecho a la asistencia filial. Sin embargo, los fariseos tenían la tradición de ofrecer como ofrenda al Señor (Corbán) lo que debería ser usado para la asistencia de sus padres. A través de tradiciones inventadas por hombres, invalidaban la Ley de Dios retirando la asistencia a que sus padres tenían derecho.

Los adventistas combaten fuertemente las tradiciones contrarias a la Ley de Dios, pero, toleran este tipo de tradición cuando el asunto es diezmo . De acuerdo con la Biblia y el Espíritu de Profecía el diezmo debe ser destinado a la mantención de la predicación del evangelio, la cual es hecha esencialmente a través de la iglesia local. Sin embargo, la mayor parte de los diezmos enviados para la Corporación (Asociación/Misión) no vuelve para la Iglesia Local en la forma de inversiones en evangelismo. Una parcela significativa de estos recursos es repasada para las instancias superiores de la corporación (Uniones, Divisiones y Asociación General), la otra parte se gasta en la propia Asociación/Misión con la “mantención del sistema” de modo que nada o casi nada retorna como beneficio para la iglesia local. De esta forma los hombres están invalidando la Palabra de Dios, substituyéndola por tradiciones de hombres. Infelizmente hoy el diezmo no beneficia más el ministerio evangelístico realizado por la iglesia local. Las ofrendas voluntarias son la única fuente de mantenimiento para la Casa de Dios, pues los diezmos acaban teniendo un destino diferente.

El diezmo debería ser usado para el pago de obreros con dedicación integral para la predicación del evangelio en el campo. Sin embargo, los líderes de la corporación adventista elaboraron algunas reglas que impiden que esto acontezca. Un análisis de los reglamentos administrativos de la IASD sobre la aplicación de los diezmos demostrará que la Asociación/Misión es beneficiada con los diezmos, pero la iglesia local en general queda desamparada.

Vea un ejemplo de tradición moderna: Si la Asociación precisa de un computador es permitido usar el diezmo para adquirirlo; sin embargo, si la Iglesia precisa de un computador no se debe usar el diezmo para este fin pues no es considerado “Ministerio Evangélico”. Esto es sólo un ejemplo. Las cuentas de agua, luz, teléfono y seguridad de las Asociaciones, Misiones, Uniones, Divisiones y Asociación General son pagadas con el diezmo proveniente de las iglesias. La mantención física de los edificios de las Asociaciones, Uniones, Divisiones y Asociación General es hecha con el diezmo. Todos los gastos administrativos de las Asociaciones son pagados con el diezmo. Sin embargo, no es permitido usar el diezmo para pagar las cuentas de agua, luz y seguridad de la iglesia. Si alguien usa el diezmo para esto será acusado de estar "robando a Dios" y yendo contra la unidad administrativa de la Iglesia.

Imagine que el aparato de aire acondicionado de la sala del presidente de la Asociación/Misión presente un defecto. Los gastos relacionados con el arreglo de este equipo serán cubiertos con el diezmo; pero si usted usa el diezmo para comprar Biblias para los interesados de su clase bautismal va a estar yendo contra estas reglas establecidas por los administradores de la Corporación Adventista.

Absurdos de esta naturaleza ocurren porque estas reglas relacionadas con la aplicación del diezmo fueron inventadas por hombres. No fue Dios el autor de estas reglas. Observe lo que Ellen G. White dijo a respecto de reglas injustas inventadas por la Asociación:

“En el centro de la obra, están las cosas siendo amoldadas de tal manera que todas las instituciones están siguiendo el mismo rumbo. Y la propia Asociación General se está corrompiendo con sentimientos y principios errados... Me fue mostrado que la nación judía no fue llevada repentinamente a su condición de pensamientos y prácticas. De generación en generación forjaban falsas teorías, seguían principios opuestos a la verdad y combinaban con su religión, pensamientos y planes que eran el producto de espíritus humanos. Las invenciones humanas se volvieron supremas... Planes contrarios a la verdad y a la justicia son introducidos de manera sutil, bajo la alegación de que esto debe ser hecho, ‘porque es para el avance de la causa de Dios’. Pero son las invenciones de los hombres que llevan a la opresión, injusticia y impiedad. La causa de Dios está libre de toda mancha de injusticia. No puede ella obtener ventaja robando a los miembros de la familia de Dios su individualidad o sus derechos”. Ellen G. White – TM:359.

Aun cuando el contexto original de este trecho esté relacionado con la obra de publicaciones, percibimos que los mismos “principios erróneos ” y las “invenciones humanas” están presentes hoy en la administración de los diezmos. Observe también que esta no es una reprensión específica, sino genérica: “todas las instituciones están siguiendo el mismo rumbo”, dice Ellen White.

Ellen White acusa los líderes de la Asociación de estar "robando a los miembros de la familia de Dios". Esta expresión es bastante fuerte, pero es verdadera. Robar significa quitar de alguien aquello que es su derecho poseer. Hoy la iglesia está siendo robada no apenas financieramente, sino espiritualmente, cuando es privada de su derecho de asistencia pastoral. Los diezmos que deberían beneficiar la comunidad a través de proyectos evangelísticos y obreros misioneros, acaban siendo utilizados para otros fines.

El ser humano tiene una tendencia muy fuerte a aceptar y apoyar reglas hechas por los hombres. Unos aprenden a hacer cosas erradas, otros aprenden a aceptar las cosas erradas y, como aprendemos las mismas cosas desde que nacemos, acreditamos que esto es lo correcto y hay poca disposición para cambios. Estamos tan habituados a colocar estas reglas en práctica que cuando nuestros ojos son abiertos para la verdad tenemos dificultades en abandonarlas. Esta dificultad es intensificada cuando estas reglas humanas nos son presentadas por sus autores como siendo la voluntad de Dios.

"Enseñad al pueblo, dijo [Jesús], a guardar todas las cosas que os he mandado. Los discípulos debían enseñar lo que Cristo enseñara. Lo que Él había hablado, no sólo en persona, sino a través de todos los profetas y maestros del Antiguo Testamento, ahí se incluye. Es excluida la enseñanza humana. No hay lugar para la tradición, para las teorías y conclusiones de los hombres, ni para la legislación de la iglesia. Ninguna de las leyes ordenadas por autoridad eclesiástica se haya incluida en esta comisión". Ellen G. White – Evangelismo:15.

Estas tradiciones deben ser inmediatamente removidas de nuestro medio. El diezmo debe volver a ser utilizado para el evangelismo, para la salvación de almas. En el libro Obreros Evangélicos, Ellen White amonesta a los que usan el diezmo santo para otros fines:

"Me es ordenado decirles que están cometiendo un error en aplicar los diezmos en diversos fines, los cuales, aun cuando son buenos en sí mismos, no son aquello en que el Señor dijo que el diezmo debe ser aplicado. Los que así lo empleen, se están alejando del plan de Dios. Él los juzgará por estas cosas". Ellen G. White - Obreros Evangélicos:225-226.

Estos hombres ciertamente irán a prestar cuentas con Dios por sus acciones. Pero no prestarán cuentas solos. Tendrán que prestar cuentas juntamente con aquellos que, de forma omisa y conscientemente, permitieron que esto aconteciese, apoyando y no amonestando. Almas están dejando de conocer la verdad por culpa de estos desvíos legalizados por los administradores y tolerados por los miembros. Todos nosotros somos culpados, por esto sufrimos las consecuencias.

"Satanás se esfuerza constantemente por atraer la atención hacia el hombre, en lugar de Dios. Induce al pueblo a mirar para obispos, pastores, profesores de teología, como sus guías, en vez de examinar las Escrituras a fin de, por sí mismos, aprendan su deber. Entonces, dominando el espíritu de estos dirigentes, puede influenciar las multitudes a su antojo". CS:601.

El volumen de diezmo arrecaudado en la Iglesia Adventista es muy grande. Imagine cuántas almas serían salvas si este dinero fuese invertido en la predicación del evangelio. Pero infelizmente el diezmo remitido a las Asociaciones acaba desapareciendo y nosotros veremos cómo.

¿Cómo la organización consigue gastar tanto dinero? Todos concordamos que teniendo mucho dinero, no es difícil encontrar formas rápidas de gastarlo.

¿Cuántos Funcionarios Tiene la Organización?

La estructura administrativa de la Iglesia Adventista en el mundo tiene hoy seis niveles jerárquicos: Las iglesias son lideradas por los ancianos, los distritos son administrados por los pastores, los pastores son comandados por las Asociaciones, las Asociaciones son lideradas por las Uniones, las Uniones son lideradas por las Divisiones y, finalmente, las Divisiones son lideradas por la Asociación General. Apenas el primero nivel jerárquico (la Iglesia) no es beneficiada con el diezmo. Los demás niveles emplean varias personas pagadas con el diezmo - que no están necesariamente predicando el evangelio en el campo. Esto significa que nuestros diezmos, o mejor, los diezmos del Señor son gastados con personas que no están prestando servicio directamente a la Iglesia.

La próxima estadística tiene relación con los "funcionarios por iglesia" que la obra adventista mantiene. Estos números son datos oficiales divulgados por la organización y pueden ser conferidos en el site oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Internet: [15] (Datos de 1999).


 
Iglesias en el Mundo
46.740
Pastores Ordenados Activos
13.815
Total de Obreros Activos 
165.882

Dividiendo el número de obreros activos en el mundo (165.882) por el número de iglesias (46.740) llegaremos al siguiente resultado: 3,55. Esto significa que para cada iglesia la organización emplea 3,55 funcionarios. Para un distrito con 6 iglesias, por ejemplo, la organización tiene más de 21 funcionarios. El pastor trabaja para el distrito, pero y los otros 20 funcionarios, ¿dónde están? ¿Cómo, estos otros 20 funcionarios, han ayudado al distrito? ¿Ellos han predicado el evangelio? ¿Para quién? ¿Han hecho discípulos? De las personas bautizadas en su iglesia, ¿Cuántas fueron ganadas a través del trabajo de estos obreros?

Ellos son funcionarios de hospitales, clínicas, escuelas, casas publicadoras, fábricas de alimentos, compañías de seguros, Asociaciones, Misiones, Uniones, Divisiones y Asociación General. Es verdad que no todos estos funcionarios son pagados con el diezmo. Algunos son pagados con el lucro de las empresas adventistas. Y por hablar en lucro, ¿las empresas adventistas tienen lucro? Las clínicas, por ejemplo, ¿tienen lucro? ¿Cuánto es el lucro? Los miembros de la iglesia tienen el derecho a saber? ¿Para dónde va este lucro? No tenemos la pretensión de responder todas estas preguntas, pero la propia distribución de funcionarios dentro de la corporación adventista demuestra claramente que la prioridad no es la predicación del evangelio. Esta tarea hoy está delegada a los obreros voluntarios de cada iglesia.

De acuerdo con los números presentados por la estadística anterior, para cada 12 funcionarios pagados por la organización, apenas uno es pastor, los otros 11 no están relacionados directamente con las actividades misioneras de la iglesia local. 

Estamos desconsiderando un hecho bastante significativo que agravaría la situación: Buena parte de esos 13 mil pastores activos no están en las iglesias, sino que en las asociaciones, misiones, uniones, divisiones, escuelas, colegios, hospitales, clínicas, casas publicadoras. Vamos a suponer que 70% de los pastores son distritales y están envueltos con los proyectos evangelísticos de las iglesias; entonces llegaremos a un número de 9,6 mil pastores distritales en el mundo y 170 mil funcionarios y pastores no distritales. Esto nos lleva a la siguiente proporción: De cada 17 funcionarios de la organización, apenas uno es pastor distrital. Considerando estos datos, infelizmente concluimos que la Corporación Adventista perdió el foco de misión establecido por Cristo, el cual es, la predicación del evangelio que acontece, en la práctica, a través de la Iglesia Local.

¿Por qué la administración de la IASD se preocupa en colocar funcionarios en los hospitales, en las escuelas, en las casas publicadoras, en las Asociaciones, en las Uniones, en las Divisiones, pero no se importa en colocar pastores en las iglesias? El hospital es cerrado si sacamos el médico de ahí. Sin profesor la escuela no funciona. Y si sacamos el pastor de la iglesia, ¿qué acontece? Absolutamente nada. El anciano continua predicando, el director del trabajo misionero continua visitando los miembros desanimados y el instructor bíblico continua administrando sus estudios para los interesados. Hoy la iglesia sobrevive gracias al esfuerzo de los obreros voluntarios: ancianos, diáconos, líderes de departamento, hermanos misioneros y hermanas dedicadas. Sería óptimo si cada iglesia tuviese un pastor que dedicase tiempo integral para apoyar la misión evangelística de la iglesia, pero aun sin pastor las iglesias están consiguiendo sobrevivir y de cierta forma algunas consiguen hasta crecer en número.

¿Cómo una organización consigue sobrevivir manteniendo una estructura pesada con seis niveles jerárquicos siendo que sólo el primer nivel (iglesia local) produce resultados (almas y dinero)? Cualquier empresa que insistiese en mantener esta estructura pesada ya habría quebrado. ¿Cuál será el secreto de la sobrevivencia de esta estructura administrativa gigante?

Imagine una empresa que no le paga a los funcionarios más productivos; ellos trabajan voluntariamente y aun van más allá: insisten en pagar y sostener a los administradores de la empresa. Y más, si algún funcionario de esta empresa precisa de herramientas para trabajar, tendrá que adquirirlas por cuenta propia, pues los superiores no las colocan a disposición. Esta empresa invierte poco en entrenamiento, o sea, los funcionarios deben aprender solos o con otros funcionarios más experientes. En la apertura de nuevas filiales, son los funcionarios los que pagan los gastos con la construcción de la filial. En este caso no es permitido usar el dinero “sagrado” que será usado para pagar a los superiores. Cuando los funcionarios precisan del auxilio de estos superiores, en general no son atendidos o, en la mejor de las hipótesis, reciben un auxilio pequeño y insuficiente. ¿Usted ya vio este modelo administrativo en algún lugar?

Infelizmente dentro de nuestra corporación estamos sometidos a este sistema donde las personas que más producen (obreros voluntarios) trabajan de gracia. Y van más allá, le pagan el diezmo a sus superiores (Asociación) y no reciben nada a cambio [16] . Si estos obreros voluntarios llegan a necesitar herramientas de trabajo (proyectores, volantes, libros, Biblias, material de evangelismo) los superiores no dan nada gratis, sino que lo venden a precio de mercado o hasta más caro. Estos trabajadores no son entrenados y cuando precisan de recursos para construir o reformar iglesias tienen, en la mayoría de los casos, negada su solicitud por sus superiores. Para conseguir algún auxilio es necesaria mucha insistencia. Aun así las cosas parecen ir bien, pues estos voluntarios trabajan por amor, y Dios tiene misericordia de ellos. Esta es la tradición de los hombres, pero el liderazgo insiste en que este absurdo es orientación de Dios. Abusar de la ingenuidad y del desconocimiento de los hermanos es un pecado grave, pero más grave aun es la blasfemia al atribuir este método injusto a la orientación divina. El mayor absurdo es que buena parte de los hermanos aun cree que realmente este es un sistema inspirado. Dios inspiró un modelo administrativo vuelto hacia el evangelismo, pero lo que vemos hoy es una deturpación del modelo original.

En la iglesia adventista hay dos tipos de ministros. El ministro de tiempo integral y el ministro de tiempo parcial. El ministro de tiempo integral es aquel que está presente en todos los cultos, conoce las ovejas por su nombre, da estudios bíblicos y hace visitas misioneras. El ministro de tiempo integral es más conocido como obrero voluntario (ancianos, líderes de departamento, hermanos y hermanas misioneras). Los ministros de tiempo parcial también dan su parcela de contribución para las iglesias. Ellos son responsables por la realización de las actividades esporádicas de la iglesia como bautismos, ceremonias de comunión, presentación de niños, casamientos y funerales. Los ministros de tiempo parcial también colaboran en la escala de predicación, pero sólo de vez en cuando. Este ministro de tiempo parcial es más conocido como pastor. (Lógicamente esta es la visión de la iglesia, porque del punto de vista del pastor, él está siempre en alguna iglesia del distrito, él trabaja tiempo integral, pero no para su iglesia exclusivamente).

Otra diferencia entre el ministro de tiempo integral (líderes locales) y el ministro de tiempo parcial (pastor) es que este último es asalariado.

"Por lo tanto yo os digo que os será sacado el reino de Dios, y será dado a un pueblo que de sus frutos. Y quien caiga sobre esta piedra será despedazado; pero aquel sobre quien ella caiga será reducido a polvo. Los principales sacerdotes y los fariseos, oyendo estas parábolas, entendieron que era de ellos que Jesús hablaba". Mateos 21:43-45.

El Libro de Prácticas .-

El libro de Reglamentos Eclesiásticos y Administrativos de la DSA (División Sudamericana), que contiene todas las reglas sobre aplicación del diezmo dentro de la División, hasta hace poco tiempo atrás era un libro secreto. Muchas personas nunca oyeron hablar sobre él, muchos pastores distritales ni siquiera lo han tocado. Eventualmente una copia es llevada a los concilios pastorales y quedaba a disposición solamente para consulta – así como la Biblia en la época de Lutero. Los pastores distritales no poseían el referido libro, mucho menos las iglesias. Era un libro apenas para los administradores de las Asociaciones/Misiones, Uniones y División. La providencia divina permitió que el contenido de este libro fuese colocado a disposición en Internet en su íntegra. OBS: No fue la Corporación que decidió colocarlo a disposición, sino que fue un obrero de esa Corporación, el cual en forma secreta, obtuvo las informaciones y las pasó para Internet. Hoy cualquier persona con un computador que tenga acceso a Internet puede consultar el libro de prácticas.

¿Pero qué es lo que hace del libro de prácticas algo tan secreto y tan deseable? De las muchas informaciones, el libro de prácticas contiene las reglas de utilización del diezmo adoptadas por la administración. Todo adventista, en algún momento de la vida, se pregunta a sí mismo: "¿Por qué la iglesia arrecauda tanto diezmo y recibe tan pocos beneficios?". El libro de prácticas responde, pues contiene todas las tradiciones elaboradas por los administradores de la Corporación Adventista – tradiciones que retiran el diezmo de la Iglesia Local y lo aplican para diversos fines dentro de la extensa estructura jerárquica de la Corporación.

El DRF – Diezmo Retenido en la Fuente.-

El libro "Consejo Sobre Mayordomía" tiene una sección especialmente dedicada al asunto del diezmo. El primer capítulo de esta sección se llama "Una Prueba de Lealtad". Ellen G. White compara la infidelidad en la devolución de los diezmos con la infidelidad de Adán y Eva al comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal. Refiriéndose a la orden de Dios para que no comiesen del referido árbol, la mensajera del Señor encierra el tercer párrafo con la siguiente frase: "Ahí estaba la prueba de su gratitud y lealtad a Dios". CM:65.

Así como la obediencia de Adán y Eva era una prueba de gratitud y lealtad, el diezmo también es una prueba de reconocimiento y fidelidad. Debe ser dedicado, con alegría, para la obra de salvación de almas.

Otra tradición desarrollada por los hombres de la administración es el DRF: Diezmo Retenido en la Fuente. A través de esta tradición, que ahora se volvió reglamento administrativo de la División Sudamericana, todos los obreros pagados por la organización adventista son obligados a tener el diezmo descontado en la hoja de pagamento. Hace algún tiempo atrás este tipo de devolución era opcional. El obrero simplemente firmaba una autorización y la organización descontaba el diezmo directamente en su hoja de pagamento. Si no firmase, el diezmo no era retenido, el funcionario podría devolverlo en su iglesia durante el culto divino. Esto es cosa del pasado. Ahora todos los obreros, por fuerza de la reglamentación de la DSA, son obligados a firmar un término autorizando la retención del diezmo en la hoja de pagamento.

“V 05 17 S – Diezmo devuelto a través de las Organizaciones y Instituciones Denominacionales: El diezmo será devuelto por los obreros y empleados a través de las Organizaciones y Instituciones Denominacionales, las cuales lo remitirán a las Asociaciones y Misiones en cuyo territorio están localizados, el mismo día en que preparan la hoja de pagamento”.

Es por esta razón que el pastor de su iglesia no devuelve el diezmo en la iglesia local. El diezmo de los pastores es devuelto a través de las Organizaciones y Instituciones Denominacionales, las cuales son, Asociaciones/Misiones, escuelas, hospitales, casas publicadoras, etc...

No es necesario tener una percepción muy aguda para percibir que hay algo errado con las prácticas (tradiciones) desarrolladas por las "Organizaciones Superiores". ¿Cómo el diezmo puede ser una prueba de lealtad, fidelidad y gratitud si el mismo está siendo obligatoriamente retenido en la fuente? ¿Cómo pueden los pastores predicar que los diezmos deben ser entregados en la Iglesia si ellos mismos no proceden de esta forma? ¿Cómo podrán predicar la "devolución" de los diezmos si ellos mismos no lo devuelven? (No se puede devolver algo que no se recibe - es el caso del diezmo retenido en la fuente).

El principio de liberalidad de la ley de Dios fue substituido por la ley de los hombres para "facilitar y agilizar el proceso de devolución". Es esta la razón presentada para justificar la retención del diezmo en la fuente. Retener el diezmo en la fuente es colocar una cerca de alambre de púa alrededor del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal. Es forzar la obediencia, es obligar la fidelidad, es transformar al hombre en un robot, es automatizar la obediencia. Todo lo que Dios no deseó para el ser humano. Prefirió arriesgar la vida de Su Hijo único antes que transformar al hombre en una máquina programada para obedecer y donar.

Arrendando la Casa Propia Para Sí Mismo .-

El capítulo V del libro de prácticas presenta una relación de auxilios a las cuales los pastores y obreros tienen derecho. De acuerdo con estos reglamentos de la DSA el obrero (pastores y administradores se incluyen en este grupo) que tiene casa propia puede arrendar su casa para sí mismo y recibir el arriendo de la Asociación/Misión. Este auxilio es detallado bajo el código Y 20 10 S - "Compensación al obrero que reside en una residencia de su propiedad".

El libro de prácticas dice lo siguiente: "Podrá ser concedida una compensación al obrero que sea autorizado a vivir en una residencia de su propiedad".

En la práctica anterior (1993) el texto era el siguiente: "Se puede conceder auxilio de arriendo al obrero que posee, compra o construye una casa para su propia morada y cuyo compromiso de compra y venta o escritura esté a su nombre o en el de la esposa, en la ciudad donde ejerza su actividad".

De acuerdo con el párrafo 3, el valor de esta "compensación" debe estar "de acuerdo con el montante de arriendo autorizado por la Comisión Regional de Arriendos para residencias similares arrendadas de terceros", o sea, el pastor que mora en su casa propia recibe de la Asociación/Misión una compensación financiera en el valor equivalente al que sería recibido si este inmueble estuviese arrendado para terceros.

Fuera de este beneficio, el libro de prácticas prevé la concesión de un extra anual equivalente a 50% del auxilio de arriendo. Esto está establecido en el párrafo 6: "Para ayudar a cubrir los gastos de mantención y conservación de la casa propia, que son de responsabilidad exclusiva del obrero, le será concedido, a cada 12 meses, un adicional equivalente a 50% del valor de la compensación mensual". Y 20 10 S 6.

Fuera de eso, el libro de prácticas exenta al obrero del pago de los gastos de condominio, tasas de agua, alcantarillado y impuestos sobre la propiedad (ISLP), o sea, pastores y obreros de la asociación no pagan condominio, tasa de agua y ISLP, pero la asociación les reembolsa a ellos todos estos gastos:

"Los gastos normales de condominio serán reembolsadas al obrero. Los gastos resultantes de reformas, pinturas o arreglos en el inmueble, serán de responsabilidad del obrero. Las tasas de agua, alcantarillado y impuestos sobre la propiedad serán reembolsadas en aquellas regiones, y en la misma proporción, donde la Obra, por exigencias de las leyes del mercado, paga también tales impuestos a los dueños de las otras casas arrendadas"

Diezmo para el Colportaje y Campamento de Jóvenes .-

De acuerdo con el ítem V 12 15, párrafos 5 y 6, del libro de Prácticas, es permitido que el diezmo sea aplicado para el fondo de promoción de colportaje y para campamento de jóvenes:

V 12 15 Propósitos para los cuales el diezmo puede ser usado – El diezmo puede ser usado, para:

5. Subsidiar el fondo promocional para los colportores. Se considera el diezmo como una fuente de subsidio adecuada para cubrir la parte que le corresponde a las asociaciones/misiones en el Fondo de Promoción del Colportaje.

6. Subvenciones para actividades específicas. El diezmo también puede ser usado para subsidiar programas de la asociación/misión, tales como campamentos de jóvenes y asambleas o encuentros que hagan parte del movimiento de expansión evangelística de la Iglesia.

¿Cuánto Gana un Pastor  Adventista ?

El salario y los auxilios de los pastores en Brasil están determinados en el libro de Prácticas. ¿Cómo considera usted la posibilidad de que los diputados federales determinen sus propios salarios? Pues sepa que determinar el propio salario no es privilegio de los diputados. Los administradores de la Corporación Adventista también dictaron reglas determinando sus propios salarios y una lista enorme de auxilios. Vea a continuación cuánto gana un pastor adventista en salario y auxilios.

Variables Determinantes.-

El salario y auxilios de un pastor adventista dependen de varios factores: lugar donde vive, cantidad y edad de los hijos, cargo que ocupa en la organización, tiempo de experiencia, calidad de relacionamiento con sus superiores y otras variables.

Este capítulo tiene el objetivo de revelarle a los miembros de la iglesia adventista cuánto le paga la organización a un pastor. Al final de este capítulo usted podrá hacer un análisis de costo/beneficio, o sea, cuánto estamos pagando y qué deberíamos estar recibiendo y lo que estamos recibiendo de hecho.

Salario Base.-

El salario base de un pastor adventista, también conocido como “techo”, es un referencial para toda la División Sudamericana. Hoy (2002) está fijado en R$ 1.350,00 (unos US$675). Un pastor aspirante comienza recibiendo 69% del techo. En su segundo año de trabajo pasa para 75% del techo. El salario máximo de un pastor aspirante es 93% del techo. Un pastor ordenado puede ganar hasta 100% del techo. Vamos a considerar que el salario de un pastor es el techo, o sea, R$ 1.350,00 (US$675).

De acuerdo con el libro de prácticas, los administradores ganan un poco más que el techo. La siguiente tabla muestra los porcentajes del techo de estos administradores:


 
Cargo
Porcentaje del Techo
PRESIDENTE DE DIVISIÓN
115%
TESORERO DE DIVISIÓN
112%
PRESIDENTE DE UNIÓN
112%
TESORERO DE UNIÓN
108%
DEPARTAMENTALES DE UNIÓN
105%
PRESIDENTE DE ASOCIACIÓN
108%
TESORERO DE ASOCIACIÓN
104%
DIRECTOR DE COLÉGIO SUPERIOR
110%
DIRECTOR DE CASA PUBLICADORA
110%
DIRECTOR MÉDICO (HOSPITALES)
175%
DIRECTOR DE FÁBRICA DE ALIMENTOS
111%
DIRECTOR DE LA VOZ DE LA ESPERANZA
108%

La Biblia no propone igualdad salarial para los pastores, pero afirma que los presbíteros dedicados que se dedican en forma incansable a ministrar el evangelio y a enseñar la Palabra de Dios deben recibir más.

"Deben ser considerados merecedores de dobles honorarios los presbíteros que presiden bien, con especialidad los que se fatigan en la palabra y en la enseñanza. Pues la Escritura declara: No amordaces el buey, cuando pisa el grano. Y aun: el trabajador es digno de su salario". 1 Timoteo 5:17-18.

La Biblia no especifica que un administrador, presidente de unión o tesorero deba ganar más simplemente porque tiene un cargo jerárquicamente más elevado. ¿Por qué entonces los administradores ganan más que los pastores distritales? ¿No son los distritales que se "fatigan en la palabra y en la enseñanza" cuidando de 4, 6, 10, 20 iglesias? El libro "Deseado de Todas las Gentes" presenta la historia de un administrador que encontraba que su salario debería ser mayor que los otros, al final de cuentas él era más culto que sus compañeros y tenía habilidades administrativas que los otros no tenían.

"Tenía en elevada estima las propias aptitudes, y consideraba a sus hermanos como muy inferiores a sí, en el discernimiento y en la capacidad". Ellen G. White – DTG:686. Lea más sobre este personaje en el capítulo 76 del DTG.

Pero en verdad un pastor o administrador no gana apenas R$ 1.350,00. Hay una lista considerable de beneficios que mencionaremos a seguir. Los beneficios mencionados a continuación son concedidos con más liberalidad a los pastores administradores, pero los distritales tienen, teóricamente, los mismos derechos.

Beneficios Mensuales Auxilio de Arriendo.-

Los pastores moran en excelentes casas y departamentos arrendados por la Organización. El valor de los arriendos varía mucho dependiendo de la región. No es difícil encontrar pastores morando en residencias cuyo arriendo es superior al techo de la obra (R$ 1.350,00). La Organización descuenta de cada uno de ellos 10% del salario referente al arriendo residencial. Como todos reciben un descuento por hoja de R$ 135,00 para el ítem arriendo, y la media de arriendo residencial en las grandes ciudades gira en torno de R$ 1.100,00 (US$550), podemos afirmar que nuestros pastores tienen un aumento en su renta de, en media, R$ 1.000,00 (US$500) referente a arriendo residencial. Este beneficio está especificado en el ítem Y 20 05 del Libro de Reglamentos Eclesiásticos y Administrativos de la DSA. (Prácticas)

Compensación de IR Sobre Arriendo.-

Como el valor del arriendo viene en la hoja de pagamento, apareciendo registrado en su contracheque, esto podrá significar hacer con que el pastor pague más impuesto de renta. En el caso que esto suceda, el Libro de Prácticas de la DSA, en el ítem Y 20 12 S obliga a los tesoreros de los Campos y Instituciones a reembolsar a sus obreros la diferencia del impuesto de renta pagado demás por cuenta del auxilio de arriendo. En Brasil, el IR es calculado en función del salario anual a través de una tabla progresiva dada por la Receta Federal. El IR puede llegar a 27,5%. Estimamos que el reembolso del IR debido al auxilio de arriendo puede llegar a R$ 200,00 (US$100). Eso es una estimativa. Este valor puede ser mayor o menor.

Ayuda de Kilometraje.-

Todos los pastores tienen un auxilio llamado “Kilometraje” (ítem Y 30 20 S del Libro de Prácticas). De acuerdo con el párrafo 4 de este ítem, el auxilio de kilometraje tiene el objetivo de cubrir los costos de depreciación (desvalorización) del vehículo (Y 30 20 S 4 a), “costo del combustible, aceite, neumáticos y gastos menores de mantención” (Y 30 20 S 4 b) y “seguro obligatorio” (Y 30 20 S 4 d). La mayoría de los Campos paga R$ 350,00 (US$175) por mes para que el pastor se desloque hasta la iglesia y visite a los miembros. Sin duda este es un aumento importante en sus entradas, aumentándolas en R$ 350,00 (US$175) referente a kilometraje. Hay muchas ovejas en el rebaño que no ganan esto por mes. Con este valor y con un carro que da 10 kilómetros por litro de gasolina, el pastor podrá recorrer más de 3.500 kilómetros por mes.

Seguro de Vehículos.-

La corporación adventista reembolsa 100% de los gastos de seguro de los automóviles de los pastores. (Práctica Y 30 25 S). Un auto de R$ 20.000 (US$10.000) (un gran número de nuestros pastores posee automóviles en esta faja) exigiría un desembolso mensual de aproximadamente R$ 150,00 (US$75) en una aseguradora común. Nuestros pastores no pagan nada. Algunos campos cobran una parcela simbólica. En caso de siniestro la franquía es bajísima. De esta forma podemos afirmar que cada pastor recibe una ganancia extra en sus salarios de, en media, R$ 150,00 (US$75) por el seguro de su automóvil.

Asistencia Médica.-

los ítems Y 20 15 y Y 20 16 del libro de Prácticas especifican las posibles formas de auxilio con Asistencia Médica. El obrero puede ser beneficiado con el reembolso de 75% del tratamiento médico, odontológico u oftalmológico o con el reembolso de 75% de un plan de asistencia médica. Una familia con cinco personas pagaría aproximadamente R$ 600,00 (US$300) por mes por un plan de salud razonable. El obrero o pastor tendría 75% de reembolso. Esto genera una ganancia extra de, en media, R$ 450,00 (US$275) referente al auxilio salud.

Obs: Aun cuando opte por el reembolso del plan de asistencia médica, el pastor tendrá un reembolso de 75% sobre todos los tratamientos médicos y odontológicos que el plan no cubre.

Plan de Previdencia .-

La Organización tiene su propio fondo de previdencia (IAJA - Instituto Adventista de Jubilación y Asistencia). De acuerdo con el libro de Prácticas (ZZ 30 05 – Art. 48), cada obrero contribuye con 2,5% de su salario bruto (aproximadamente R$ 30,00) (US$15) y la patrocinadora (asociación/misión) contribuye con un valor correspondiente a 4,5% del FPE (techo). Al final de la jornada, el pastor se jubila por el INPS (Instituto Nacional de Previdencia Social) y recibe una complementación llamada “Jubilación por la Obra”. Una persona común, que desee la misma cobertura, deberá procurar en el mercado un plan de previdencia privada. El precio de mercado para quien quiera una jubilación con un valor semejante al de un pastor, le cuesta en media R$ 100,00 (US$50). Así, podemos afirmar que nuestros pastores tienen una fuente extra de renta indirecta que es la diferencia entre un plan de previdencia común y el de la Obra. Esta ganancia gira alrededor de R$ 70,00 (US$35) referente a auxilio de jubilación.

Ayuda para Clases de Música .-

Los pastores y familiares que deseen estudiar música tendrán un auxilio de 50% (Y 20 34). Teniendo por base la familia anterior, supongamos que de los cinco miembros, tres estudien música. Las mensualidades varían de conservatorio para conservatorio. En el IAE (Instituto Adventista de Enseñanza), por ejemplo, la media es de R$ 120,00 (US$60) mensuales por alumno. Cada obrero y sus dependientes pagan apenas la mitad: R$ 60,00 (US$30). Vamos a imaginar tres alumnos de una misma familia, en un local donde la mensualidad musical sea de R$ 100,00 (US$50) (un poco más barata que en el IAE). La ganancia extra indirecta es de R$ 150,00 (US$75) en media, por el auxilio musical.

Ayuda Por Hijos .-

También conocida como “Cuota Padres”, o  “Salario Familia” de la corporación es bien más generoso que el “salario familia” en Brasil. El salario familia en Brasil es bien irrisorio, algo en torno de R$ 5,00 (US$2,5) por hijo. Los autónomos no tienen este derecho. Aun cuando nuestros pastores sean autónomos (sus contratos de trabajo no son regidos por la CLT), el libro de Prácticas (ítem Y 20 45 S) les asegura el derecho de recibir 13 veces por año una ayuda equivalente entre 4,62 y 6,46% del FPE (techo) dependiendo de la edad del hijo. Para cada hijo menor de 9 años el pastor recibe R$ 810,81 (US$405) por año y por cada hijo con más de 9 años y menos de 18 años el pastor recibe R$ 1.133,73 (US$566) por año. Así, un pastor con 3 hijos aumenta su renta en aproximadamente R$ 243,00 (US$121) por la “Cuota Padres”.

ISLP y Condominio.-

El libro de prácticas (ítem Y 20 10 7) determina que los obreros y pastores reciban integralmente el reembolso de tasas de condominio de sus departamentos y también el reembolso del ISLP. El ISLP es una tasa anual que corresponde al 1% del valor del inmueble. Considere un inmueble cuyo valor sea de R$ 75.000,00 (US$37.500). El morador deberá pagar un ISLP de R$ 750,00 (US$375) por año, o R$ 62,00 (US$31) por mes. La tasa de condominio puede ser estimada en R$ 175,00 (US$87). Recibiendo todos estos auxilios, el pastor tendrá su salario mensual aumentado en R$ 237,00 (US$118) referente al auxilio de impuestos.

Becas Educacionales .-

Este es un auxilio extremamente importante y significativo (Y 20 30). Ganan este beneficio los hijos hasta 19 años o 26 años si fueren universitarios. Si los hijos aun son pequeños y estudian en una escuela particular secular de enseñanza media, el auxilio es de apenas 50%. Si los hijos ya son adolescentes, y quieren ir para nuestros internados el auxilio sube para 75%.

Si el hijo es universitario y mora con los padres, 75% de la matrícula y mensualidades son reembolsadas. Pero, si el hijo es universitario y mora en otra ciudad, aun cuando estudie en una facultad gratuita federal o estatal, el pastor ganará un auxilio en dinero igual a 75% del gasto de la facultad adventista. Se estima algo en torno de R$ 700,00 (US$350). Este es el valor que el hijo universitario recibirá para solucionar sus gastos con pensión (morada de estudiantes), libros, alimentación y otros gastos.

Es difícil calcular la ganancia extra que este auxilio de educación significa para nuestros pastores, pues dependerá del número de estudiantes que tenga en su familia. Pero vamos a imaginar una situación muy común. Un pastor tiene el hijo más antiguo en una Universidad Federal, el segundo hijo cursando el segundo grado en el IASP (Instituto Adventista de São Paulo) y el hijo más nuevo en el primer grado.

Auxilio para el Hijo más Antiguo = R$ 700,00 (US$350) (Auxilio aun si la Universidad es gratuita)

Auxilio para el segundo Hijo = R$ 300,00 (US$150) (Reembolso de 75% sobre la mensualidad de R$ 400,00)

Auxilio para el Hijo más Nuevo = R$ 150,00 (US$75) (Reembolso de 50% sobre la mensualidad de R$ 300,00) 

Total R$ 1.150,00 (US$575).

En verdad este es un valor aproximado que puede variar de mil a dos mil reales (Hemos hecho el cálculo de 1R$ = 0,5 US$). Vamos a considerar R$ 1.150,00 de ganancia extra debido a los auxilio de educación.

Algunos pastores ganan cursos de Inglés, Informática, pero no vamos a considerar estos beneficios aquí.

En la simulación anterior podemos afirmar que un pastor adventista gana un buen salario mensual. Veamos el total:


 
Salario Básico
R$ 1.350,00 (US$675)
Arriendo Residencial 
R$ 1.000,00 (US$500)
Kilometraje 
R$ 350,00 (US$175)
Seguro Automóvil 
R$ 150,00 (US$75)
Plan de Salud 
R$ 450,00 (US$275)
Previdencia Privada 
R$ 70,00 (US$35)
Auxilio Musical 
R$ 150,00 (US$75)
Cuota Padres 
R$ 243,00 (US$121)
ISLP + Condominio 
R$ 250,00 (US$125)
Auxilio Educación 
R$ 1.150,00 (US$575)
Total General Estimado: 
R$ 5.163,00 (US$2.581)

Auxilios Anuales y Esporádicos.-

Fuera de los auxilios mensuales, existe una serie de auxilios anuales y esporádicos. Vamos a mencionar apenas algunos:

Seguro de Vida y Contra Accidentes.-

El ítem Y 25 05 del libro de prácticas obliga a las instituciones denominacionales a asegurar todos sus pastores, esposas y hijos dependientes contra accidentes de viaje y muerte accidental. En 1998, época en que el libro de prácticas fue revisado, los valores de este seguro eran los siguientes: Para obreros y pastores de la División (valor mínimo: US$ 75.000 y valor máximo: US$ 150.000). Para los demás obreros que no son de la División (valor mínimo: US$ 50.000 y valor máximo: US$ 75.000). Cónyuge del obrero (valor mínimo: US$ 15.000 y valor máximo: US$ 20.000). Hijos dependientes del obrero (valor mínimo: US$ 5.000 y valor máximo: US$ 10.000)

Gastos Odontológicos.-

De acuerdo con el ítem Y 20 17 S los gastos odontológicas de él y de la familia están cubiertos, obedeciendo a los siguientes criterios:

Aparatos Ortodónticos – 75% de auxilio.

Tratamientos Dentales – 50% de auxilio.

Auxilios concedidos para, como máximo, sobre R$ 2025,00 (US$1.012) de gastos por año.

Otros beneficios.-

Tratamientos en Centros de Vida Saludable y Clínicas – 75% de auxilio (Y 20 17 S).

Gastos Oftalmológicos (incluyendo Lentes y Lentes de Contacto) – 75% de auxilio. (Y 20 16 S)

Prótesis y Aparatos Ortopédicos – 75% de auxilio. (Y 20 16 S)

Gastos con Libros, Revistas y Equipos: 50% de auxilio (Y 20 55 S).

Derechos Autorales – Dependiendo del tipo de libro puede llegar a 10% del precio (FP 45 10)

Cambio de Residencia.-

La Corporación Adventista paga todos los costos de cambio cuando un pastor es transferido de una localidad para otra. Vea cómo funciona: 

Todo obrero tiene derecho de transportar 2.725 kilos + 335 kilos por hijo. Si su cambio no alcanza este peso estipulado por la Práctica, el pastor recibirá en dinero un premio de US$ 0,75 por kilo no transportado (ítem Y 20 29 S 3).

En la época del cambio el pastor tiene derecho a 3 diarias completas en un buen hotel con toda su familia, en el local de origen más 10 diarias en un buen hotel con su familia en el local de destino. Si hubiese un accidente los muebles estarán totalmente asegurados sin ningún costo para el pastor.

Para gastos adicionales como la quiebra o extravío de cualquier objeto, el pastor recibe 40% del techo más 4% por hijo. Una familia de cinco personas recibirá exactamente R$ 702,00 (US$351), aun cuando no se quiebre o averíe ninguna pieza en su cambio.

Si un pastor se cambia para el exterior, podrá dejar su cambio en Brasil y recibir US$ 2.00 por kilo que tendría derecho a llevar. (2.725 kilos + 335 kilos por hijo).

Gastos Fúnebres.-

Si, infelizmente, fallece un pariente directo (hijo, hija, esposa), el pastor tendrá un auxilio de 75% sobre todos los gastos fúnebres hasta un máximo de R$ 3.375,00 (2,5 FPE) (US$1687) (ítem Y 20 40). ¡Con certeza, este es el único auxilio que nadie desea recibir! Si fallece uno de los padres del pastor o uno de los padres de su esposa o aun uno de sus hijos, él tendrá derecho a un auxilio de 50% de los pasajes del viaje (ida y vuelta) para dos personas. Este es un auxilio poco deseable, pero que ninguno de nosotros tendríamos al trabajar para una empresa común.


Concilios.-

Los concilios generalmente son realizados en locales turísticos. Un ejemplo fue un reciente Concilio de la Conferencia General, realizado en un lujoso hotel en la ciudad de Foz de Iguaçu. Mucho dinero es gastado en estas ocasiones, en este caso específico para una delegación de 400 personas. La Revista Adventista de Mayo de 1999 publicó una noticia relacionada con el concilio de pastores de la Asociación Paulista Central. Este concilio fue realizado en un hotel hacienda de lujo, en la ciudad de Atibaia. El mismo hotel en que estaban hospedados los jugadores del Corinthians (un Club de fútbol de São Paulo). En la referida revista, pastores adventistas posan para una foto al lado del jugador Marcelinho Carioca al cual le fue regalado un libro del Pr. Bullón.

Consideraciones Finales.-

Los pastores administradores son los que más consumen verbas. Viajan mucho, generalmente en avión. Se hospedan siempre en los mejores hoteles. Los tesoreros son los hombres fuertes de la Organización. Ellos tienen el poder de decisión, casi que absoluto, sobre el destino de las verbas.

Algunos auxilios pueden ser “negados” o “vetados” por el Tesorero. Por ejemplo: Difícilmente el pastor distrital, en la ciudad del noreste de “Mata Cachorro”, conseguirá recibir aquellos R$ 700,00 (US$350) para mantener un hijo en una Universidad Federal en otra ciudad. Ya un Departamental de Unión, nunca tendrá un pedido de esta naturaleza negado. Algunos pastores tienen hijos estudiando en el extranjero gracias a este auxilio.

Puntos débiles de este sistema:

1) Un sistema de remuneración de este tipo abre un enorme espacio para la corrupción. Ya que 60% a 75% del salario viene en forma de “auxilios”, la tentación para falsificar relatorios es grande. Basta una boleta falsa para garantizar un aumento extra en el salario. Esta situación es agravada por la falta de transparencia en las cuentas de las Asociaciones, Uniones y Divisiones. Los miembros de la iglesia no tienen condiciones de saber cuánto y cómo el diezmo arrecaudado en las iglesias fue gastado por la Organización. Las auditorías acontecen de arriba hacia abajo (Vea el próximo subtítulo sobre Auditorías).

2) El desperdicio es grande. “Ya que gran parte de mi salario viene en forma de arriendo residencial, asistencia médica sin límites, voy a morar en el mejor departamento que pueda, voy muchas veces al médico y al dentista y siempre escojo los mejores. Siempre me hospedaré en el mejor hotel que pueda”, y así sucesivamente.

"El Señor pide abnegación en Su servicio, y esa obligación le cabe a los médicos, así como a los ministros. Tenemos delante de nosotros una obra intensiva, que requiere medios, y debemos convocar al servicio jóvenes que trabajen como ministros y médicos, no por amor de los salarios más elevados, sino a causa de las grandes necesidades de la causa de Dios". Ellen G. White - Carta 330, 1906 - Citada en 2MS:199.

3) El ingreso de los novatos – misioneros recién formados – no se basa en una evaluación íntegra, imparcial y justa. El tráfico de influencias es enorme. Los hijos de los pastores con altos cargos en la Organización tienen su futuro asegurado. Los que no tienen “Q.I.” (Quien Indique), sufrirán mucho para vencer el nepotismo.

4) Política. El juego del poder es grande. Un alumno de teología que se indisponga contra un profesor o director del Seminario quedará “quemado”. En la época del "llamado" todas sus audacias serán recordadas. El otro lado de la moneda: ¿Qué profesor o director tratará mal a un estudiante hijo, sobrino o nieto de un gran poderoso de la División Sudamericana? Sería un suicidio denominacional.

5) Más política: El juego del poder distribuirá cargos y comisiones entre correligionarios amigos, y masacrarán a los enemigos partidarios. Un candidato a presidente de Campo, dará un golpecito en las espaldas de un distrital que desea “subir”, prometiéndole ascensión, en el caso que tenga su militancia para ayudarlo a elegirse. (Esto es una realidad. Las Trienales, Cuadrienales, Quinquenales, son verdaderos palcos de fantoches. Las decisiones son combinadas por detrás de los bastidores y homologadas por los delegados-fantoches).

6) Aumentando los beneficios queda mucho más fácil convencer a los miembros de la iglesia de que el pastor gana poco, apenas R$ 700,00 (US$350). ¡Claro! Este es el valor líquido que le llega a las manos. Pero, la relación de beneficios y auxilios es desconocida por la mayoría de los miembros contribuyentes.

7) Con muchos auxilios y beneficios, pero con poco dinero el pastor queda “amarrado” a la corporación. Aun cuando no concuerde con el sistema y haga planes para salir, él no consigue juntar lo suficiente y acaba comprometido con este sistema que le da todo tipo de auxilio. Como la concesión de auxilios viene de la administración de la Corporación (Asociación/Misión), en una cuestión que envuelva los intereses de los miembros de la iglesia y de los líderes de la Corporación, el pastor siempre apoyará al liderazgo de la Corporación.

¿Cómo Funcionan las Auditorías?

Vimos que el diezmo enviado para la Asociación/Misión es utilizado de diversas formas. No sabemos cuánto es destinado, de hecho, a los niveles jerárquicos superiores, a los colegios, a los pastores distritales, a los pastores administradores, a los funcionarios de Asociación, a la mantención física de los edificios de las Asociaciones, Uniones y Divisiones, a los gastos operacionales y otras salidas. Cuando yo era anciano de una iglesia en São Paulo, un grupo de hermanos solicitó transparencia financiera para la Asociación en la forma de un relatorio de entradas y salidas detallado. Infelizmente no fuimos atendidos. No tuvimos acceso a estas informaciones, pero las evidencias comprueban que hay algo muy errado. Basta observar la condición de las iglesias: Envían considerables remesas mensuales y reciben poca o casi ninguna asistencia.

¿Cómo saber se hay mala fe, corrupción, incompetencia administrativa o simplemente una estructura muy grande e ineficiente?

La única forma de saber exactamente lo que acontece con el diezmo es haciendo auditorías. ¿Qué es una auditoría?

Auditoría es el método para realizar la constatación de la integridad contable de una determinada institución. El objetivo es hacer válidas las demostraciones contables a fin de transparecer la realidad económica y financiera de la empresa, para todos los que tienen un relacionamiento con ella: asociados, funcionarios, gobierno, accionistas, bancos, etc... En la auditoría es hecho un análisis de los relatorios contables de la organización. Todo dinero que entra y todo dinero que sale debe ser comprobado a través de un documento de valor contable (boletas, recibos, facturas, etc.).

Las grandes empresas de capital abierto (que tienen acciones siendo negociadas en las Bolsas de Valores) contratan empresas externas de auditoría para analizar sus cuentas y publicar el balance con el parecer de los auditores. Esto es hecho para prestar cuentas a los accionistas (investidores que colocan dinero en la institución y desean saber cómo este dinero está siendo administrado). Este procedimiento es realizado periódicamente por fuerza de la legislación y por exigencias de los accionistas. Si usted desea invertir en una determinada empresa de capital abierto, usted podrá comprar acciones y estará volviéndose un socio de la empresa y, por lo tanto, tendrá el derecho de auditorar sus cuentas. Usted tiene el derecho de saber exactamente lo que está aconteciendo con el dinero aplicado en esta institución. Esto es ley. Ley de los hombres para evitar fraudes y garantizar la confianza en todas las direcciones.

Como miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día usted debería tener el derecho de entrar en la Asociación, pedir un relatorio detallado de todas las entradas y salidas de diezmos y otros fondos. Sin embargo, en la práctica, usted no tiene este derecho. Algunos dicen que tenemos este derecho, pero hasta ahora ningún miembro laico consiguió tener acceso a relatorios de movimientos financieros detallados. Sería muy interesante analizar un relatorio de este tipo, emitido por las Uniones. Ellas reciben mensualmente millones y millones de reales, esto mismo, varios millones de reales por mes. ¿Cómo se gasta este dinero? ¿Cuántos pastores trabajan en la Unión? Los pastores distritales no son pagados por la Unión, sino que por las Asociaciones.

Los accionistas invierten en las empresas y tienen el derecho de realizar auditorías. Pero usted, como miembro de la iglesia, no tiene el mismo derecho. Esto es, como mínimo, injusto. Hasta el injusto mundo corporativo de las empresas seculares es más justo que nuestro sistema de administración eclesiástica injusto. 

Usted debe estarse preguntando: ¿Pero no existen auditorías periódicas en todos los niveles de la organización? La respuesta es si. El único problema es que las auditorías realizadas en las Instituciones de la Corporación Adventista son realizadas en el sentido inverso. En vez de que el generador de recursos audite al receptor, el receptor de los diezmos insiste en auditar al generador de los recursos - eso en todos os niveles. El objetivo es constatar si está recibiendo todo lo que manda la práctica. Esto significa que la Asociación General audita las Divisiones, cada División audita sus Uniones, cada Unión audita las Asociaciones/Misiones, y estas, a su vez, auditan los tesoreros de las iglesias y, finalmente, los tesoreros auditan los miembros y preparan un relatorio de los que no diezman para la comisión de nominaciones. ¡Esto es un verdadero absurdo! Sería equivalente a que la empresa auditara a los accionistas que invierten en ella. Esta falta de transparencia no siempre es notada por los miembros laicos, pero las consecuencias de la falta de transparencia son sentidas en el momento en que se analiza el tipo de servicio y el tipo de asistencia que la Asociación/Misión le ha dado a las iglesias locales.

Esta forma de auditar va contra el buen sentido; es un insulto a la inteligencia de un ser racional. Repito lo que ya había afirmado: Los administradores de la Corporación Adventista no tendrán que prestar cuentas con Dios apenas por apropiarse de los recursos debidos a la Iglesia. Ellos responderán también por blasfemia, pues afirman que este modelo de administración fue establecido por Dios y, peor aun, ¡hay quien crea que Dios está por detrás de este sistema administrativo!

“Una página después de otra podría ser escrita con relación a estas cosas. Asociaciones enteras se están volviendo leudadas con los mismos principios pervertidos. ‘Porque sus ricos están llenos de violencia, y sus habitantes dicen mentiras; y su lengua es engañosa en su boca’. El Señor operará para purificar su iglesia. Os digo con verdad que el Señor está presto a virar y trastornar las instituciones llamadas por Su nombre”. Ellen G. White en TM:373. Escrito en 1897.

Capítulo IV - ¿Estamos Cumpliendo la Misión?

El objetivo de este capítulo es hacer un análisis de cómo la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha cumplido su misión de predicar el mensaje que le fue divinamente confiado. Veremos también cuáles son los obstáculos que han impedido el cumplimiento de esta obra.

Como adventistas, creemos que la venida de Cristo está íntimamente relacionada con el cumplimiento de la comisión evangélica dejada por Jesús a sus discípulos. El evangelio del reino debe ser llevado a todo el mundo para que entonces venga el fin (Mat. 24:14). Es por esta razón que consideramos este análisis de importancia vital. ¿Será que estamos cumpliendo la misión que Cristo nos dejó? Frecuentemente hemos oído que la Iglesia Adventista es una de las que más crece en todo el mundo. ¿Esto es verdad?

Una Ilustración Moderna.-

El episodio narrado a seguir ilustra la realidad de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Los nombres utilizados son ficticios y cualquier semejanza es mera coincidencia.

Acompañe este diálogo entre un adventista recién bautizado, Pedrito, y el anciano de la iglesia, Juan. El hermano Juan aconseja Pedrito:

- Pedrito, después de aceptar a Jesús como su Salvador, es necesario que usted de un buen testimonio a sus amigos. Cuénteles a ellos del gran amor de Dios.

- Hermano Juan, responde Pedrito, yo comencé a testimoniar aun antes de bautizarme. El mes pasado usé mi diezmo para comprar Biblias y las distribuí a mis amigos en la escuela.

- Pero... Pedrito... Creo que hay algo errado ahí. Yo admiro su iniciativa misionera, pero creo que los recursos para la compra de Biblias no deberían ser provenientes del diezmo. Su actitud fue ejemplar como cristiano, pero el material evangelístico que usamos debe ser adquirido con las ofrendas, no con los diezmos. Los diezmos deben ser entregados en la Casa del Tesoro para que haya mantenimiento en esta Casa.

- Hermano Juan, ¿en qué son aplicados los diezmos?

- Pedrito, los diezmos son utilizados para pagar los pastores que dedican tiempo integral para la causa de Dios.

- ¿Sólo para eso, hermano Juan?

El hermano Juan, medio confuso, responde:

- Creo que los diezmos también son utilizados para pagar misioneros en los campos extranjeros.

En verdad el hermano Juan estaba en duda cuanto al origen de los recursos para el sustento de los misioneros en campos lejanos. No tenía certeza si los recursos para pagar los misioneros eran provenientes del diezmo o de las ofrendas arrecaudadas en la Escuela Sabática. Pero Pedrito continua cuestionando:

- ¿El diezmo es utilizado sólo para eso, hermano Juan?

- Creo que los diezmos son utilizados también para sostener los profesores de Biblia de nuestros colegios, responde el sincero y bien intencionado anciano.

Después de algún tiempo, Pedrito fue informado que el pastor ganaba un salario líquido, después de los descuentos, de R$ 800,00 (US$400). Encontró bajo el salario para un pastor que cuidaba de casi mil ovejas en un distrito con cinco iglesias.

En la semana siguiente el hermano Joaquín, tesorero local, divulgó para la iglesia el relatorio mensual de la tesorería. Pedrito, al recibir el relatorio, sospechó que algo estaba errado. Según el relatorio divulgado por el hermano Joaquín, la remesa de diezmos para la Asociación equivalía a aproximadamente ocho veces el salario del pastor, o sea, una remesa de R$ 5.500,00 (US$2.750). Algunas cuestiones le vinieron a la mente de Pedrito: “¿Por qué nuestra iglesia, que arrecauda lo suficiente para pagar ocho pastores, tiene apenas uno y, fuera de eso, él divide sus atenciones con otras cuatro iglesias?”

Pedrito no dudó en procurar al hermano Juan para aclarar la cuestión:

- Hermano Juan, ¿por qué nosotros tenemos que dividir nuestro pastor con otras cuatro iglesias si tenemos condiciones de pagar casi ocho pastores? Usted tiene certeza que el diezmo es utilizado sólo para pagarle a los pastores? ¿Por qué no pagamos un pastor que dedique tiempo integral exclusivamente para nuestra iglesia?

- Pedrito, las cosas no son bien así. Hay muchos lugares pobres en nuestro país que son beneficiados con el diezmo arrecaudado aquí. Imagine una iglesia rica. Ciertamente ella tendría condición de pagar varios pastores con el voluminoso diezmo allí arrecaudado. Imagine ahora una iglesia carente que no arrecauda mucho. Si usásemos su solución ellos se quedarían sin pastor. Su solución del punto de vista financiero parece correcta, pero es un poco egoísta. Usted debe pensar globalmente no localmente. Fuera de eso, si usásemos su método, probablemente habría una disputa entre los pastores para asumir el comando de las iglesias más ricas. ¿Concuerdas Pedrito?

En aquella noche Pedrito volvió a casa satisfecho con la respuesta del anciano, pero lo mismo no ocurrió con el hermano Juan, que era un anciano sincero. Él llegó a su casa, se acostó en su cama y comenzó a meditar en la respuesta que le había dado al joven recién bautizado. Le había dicho que los recursos excedentes arrecaudados en regiones ricas beneficiaban regiones pobres del país. Se acordó de algunos viajes a servicio que había hecho a ciudades de la región Noreste del Brasil. Se acordó de las visitas que hiciera a varias iglesias adventistas de aquella región. Nunca se había encontrado con pastores, pues los distritos de aquella región eran enormes: ¡Quince, veinte, veinte y cinco iglesias para un pastor! En este instante el hermano Juan comenzó a quedar confuso. ¿Para dónde iría el dinero de los diezmos si la iglesia arrecaudaba tanto y el pastor ganaba tan poco? ¿Las regiones más pobres estaban siendo realmente beneficiadas?

A la semana siguiente el hermano Juan procuró al hermano Severino, un entusiasmado morador del noreste que había sido director y tesorero de un grupo en Paraíba. 

- Hermano Severino, cuénteme un poco sobre su experiencia como director y tesorero de un pequeño grupo en Paraíba. ¿Cuántos miembros tenía su grupo y cuántas iglesias había en su distrito? ¿Cuánto era arrecaudado mensualmente de diezmo?

- Bien poco, bien poco hermano Juan. Nuestro grupito de la villa "Mata Cachorro" (nombre ficticio) era bien pequeño. Comenzamos con dos familias y cuando salí de allá ya éramos cuarenta. El distrito tenía diez iglesias y ocho grupos, dieciocho en total. Todo eso para apenas un pastor. Teníamos también un obrero que ayudaba al pastor, pero era pagado por un hermano más rico. La mayoría era bien pobre y nuestra remesa mensual para la Misión difícilmente excedía cuatrocientos reales. Las otras iglesias, que eran mayores, enviaban remesas de seiscientos, ochocientos y hasta mil reales.

La conversación paró por ahí. El hermano Juan agradeció la atención de Severino y se despidió. El testimonio del hermano Severino dejó al anciano más confuso aun. ¿Cómo un grupo tan pobre arrecaudaba casi lo suficiente para pagar medio salario de un pastor? ¿Por qué en el Noreste hay tantas iglesias para apenas un pastor? ¿El excedente de los diezmos de la región Sur y Sudeste no debería ser utilizado para auxiliar las regiones más pobres? ¡Confusión total en la cabeza del anciano!

Cuatro semanas después el hermano Juan tuvo la oportunidad de abordar al pastor distrital, Moacir. Lo convidó, después del culto, para una conversación particular, a través de la cual podría expresar sus dudas sobre el destino de los diezmos. Le expuso al pastor cuestiones sobre la diferencia brutal entre el tamaño de los distritos de las regiones más ricas (Sur y Sudeste) y de las regiones más pobres (Norte y Noreste). Cuestionó la relación entre remesas para la Asociación y el salario de los pastores, citó números y estadísticas. ¿Para dónde estaba yendo, de hecho, el diezmo? Fueron muchas cuestiones colocadas por el hermano Juan, pero el pastor estaba con un poco de prisa. Había muchos problemas para resolver y otros hermanos querían conversar con él, por eso él optó por una respuesta breve:

- Hermano Juan, no se preocupe con estas cuestiones. Nosotros tenemos un sistema administrativo establecido a partir de las orientaciones de Dios. ¿Usted no cree que fue Dios quien estableció el modelo organizacional para nuestra institución? Los líderes de las Misiones, Asociaciones, Uniones, Divisiones y Asociación General son escogidos en reuniones periódicas donde hay mucha oración. Son hombres escogidos por Dios que aplican su diezmo para la mantención del ministerio evangélico. Todo diezmo es usado de acuerdo con lo que la Biblia y el Espíritu de Profecía establecen. No se preocupe con estas cuestiones. Fuera de eso, si alguien de la administración aplica incorrectamente su diezmo, esta persona tendrá que prestar cuentas con Dios. Haga su parte y no se preocupe en juzgar el trabajo de los otros. A Dios le pertenece el juicio. Vamos a criticar menos y trabajar más. Vamos a mirar para las cosas buenas y no nos quedemos contemplando las cosas malas.

El hermano Juan volvió para su casa no muy satisfecho con la respuesta del pastor Moacir, pues los números indicaban que algo estaba errado. El pastor había sido demasiado sucinto. No había abordado la cuestión de forma racional y concreta, sino que de una forma emocional y superficial – No fue al punto. Pero el hermano Juan pensó que era mejor no prolongar la cuestión, caso contrario, su actitud podría ser considerada como rebeldía.

El pastor había sido entrenado para dar aquella respuesta cuando era cuestionado a respecto de la administración y del diezmo, pero tampoco volvió satisfecho con la respuesta que le diera al hermano Juan. Delante de los números y estadísticas presentadas por el anciano, consideró su respuesta evasiva y poco consistente. No fue al punto. De hecho, algo estaba errado con la administración. El pastor Moacir era un pastor sincero y esforzado, pero no conseguía desarrollar un trabajo a la altura de su expectativa y de las expectativas de los miembros de las cinco iglesias.

A la semana siguiente, el pastor Moacir comenzó a cuestionar la distribución de los diezmos junto a la Asociación. Le presentó los números al presidente de la Asociación y le mostró las dificultades que enfrentaba en cuidar de cinco iglesias. El presidente le aconsejó a no tocar en este asunto, pero durante algunas semanas el pastor Moacir continuó cuestionando la forma como los diezmos eran "administrados". El cuestionamiento del pastor Moacir fue interrumpido al mes siguiente. La mesa administrativa se reunió y decidió transferirlo para el distrito del grupo "Mata Cachorro" en Paraíba. Hoy el Pastor Moacir cuida de 10 iglesias y 8 grupos.

En este episodio todos aprendieron alguna cosa: el joven Pedrito aprendió que los diezmos son usados apenas para el pago de pastores (¡aprendió errado!). Juan, el anciano, aprendió que los diezmos no son usados apenas para pagar pastores (pero también no consiguió descubrir para dónde va el dinero) y el Pastor Moacir aprendió la mayor lección: Jamás insista en cuestionar la administración a respecto del destino dado a los diezmos. Jamás cuestione de forma insistente al liderazgo de la corporación adventista. Si lo hace, ciertamente sufrirá las consecuencias y será desacreditado delante de los hermanos. Si alguien insiste en este asunto, será llamado de enemigo de la iglesia y tendrá su imagen “quemada” en la comunidad.

Nuestra Misión :

"Por lo tanto id, haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándolos a observar todas las cosas que yo os he mandado; y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días, hasta la consumación de los siglos". Mateos 28:19-20.

La misión de la Iglesia es ir, hacer discípulos, bautizar y enseñar. Esto significa EVANGELISMO antes del bautismo y CONSERVACIÓN después del bautismo. Obedecer la orden de Cristo significa cumplir el objetivo para el cual la iglesia fue establecida:

(1) Evangelizar = Traer personas para Cristo.(2) Conservar = Mantener las personas unidas a Cristo.

Muchas Apostasías y Evangelismo Deficiente. ¿Por qué?

¿La Iglesia Adventista del Séptimo Día está cumpliendo su misión? Vamos a dejar que los números oficiales muestren la realidad. A continuación usted verá un resumen del relatorio divulgado por la Secretaria de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día. La línea en destaque es referente al desempeño de nuestra División Sudamericana en el Primer Trimestre de 1997. Usted podrá confirmar estos datos en el Site Oficial de la Asociación General:  [17]


 
División/Unión
Miembros al Inicio del Trimestre
Miembros Entrando [18]
Miembros Saliendo [19]
Miembros al Final del Trimestre [20]
Porcentaje de Pérdidas
Porcentaje

Crecimiento Real en el Trimestre

División África Océano Índico
1.169.680 
21.940 
5.716 
1.186.223 
26,05%
1,41%
División África Oriental
1.579.726 
32.133 
12.351 
1.596.227 
38,44%
1,04%
División Euro Africana
456.155 
4.693 
757 
459.216 
16,13%
0,67%
División Euro Asiática
114.868 
4.401 
1.857 
116.848 
42,19%
1,72%
División interamericana
1.654.683 
64.607 
12.830 
1.661.087 
19,86%
0,39%
División norteamericana
858.364 
7.140 
3.501 
860.915 
49,03%
0,30%
División Asiática (Norte del Pacífico)
161.188 
759 
308 
161.555 
40,58%
0,23%
División Suramericana
1.433.612 
15.518 
7.040 
1.440.482 
45,37%
0,48%
División Sur del Pacífico
291.776 
2.828 
899 
293.416 
31,79%
0,56%
División Sur Asiática
239.887 
5.474 
72 
245.281 
1,32%
2,25%
División Asiática (Sur del Pacífico)
951.205 
11.156 
1.299 
958.064 
11,64%
0,72%
División Transeuropéa
92.841 
343 
215 
92.714 
62,68%
-0,14%
Unión de África del Sur
72.229 
573 
54 
72.553 
9,42%
0,45%
China
219.913 
260 
220.165 
0,77%
0,11%
Total
9.296.127 
171.825 
46.901 
9.364.746 
27,30%
0,74%

En este trimestre, el primero de 1997, 15.518 personas fueron recibidas por el bautismo o por profesión de fe. En el mismo periodo 7.040 apostataron o desaparecieron, o sea, un índice de 45% de apostasía. Esto significa que mientras 20 personas se estaban bautizando, 9 estaban apostatando (y 1,2 muriendo). Debemos resaltar que aun cuando todos los bautismos son comunicados y relatados por la secretaría, no todas las apostasías son comunicadas a la administración. Esto significa que, en aquel periodo, realmente fueron bautizadas 15 mil personas, pero ciertamente mucho más de 7 mil apostataron. Conclusión: ¡el nivel de apostasía es asustador! La IASD está fallando en su objetivo de conservación.

La División Suramericana inició el referido trimestre con 1.433.612 miembros y terminó con 1.440.482. Esto indica un crecimiento real de 0,48%, o sea, menos de medio por ciento en el trimestre. Observe que estamos desconsiderando las apostasías y desaparecimientos que no son comunicados a la secretaría de las Asociaciones. Esto significa que para 209 miembros bautizados, ganamos, de hecho, un nuevo miembro en este trimestre. La iglesia mundial creció 0,74% en el mismo trimestre. Conclusión: El Evangelismo está deficiente. La Iglesia Adventista no está cumpliendo su papel evangelístico. ¡Algo está errado!

Como el objetivo de esta serie de artículos es encontrar soluciones y no apenas abordar problemas, tenemos que encontrar la causa de las apostasías y del evangelismo deficiente.

 

?
Apostasías y Evangelismo Deficiente

El esquema debe ser interpretado de la siguiente forma: ¿Cuál es la causa de las apostasías y del evangelismo deficiente? Cada rectángulo representa un fenómeno y la flecha está dirigida de la CAUSA para la CONSECUENCIA.

Falta de Pastores .-

¿Por qué muchas ovejas se escapan del redil? ¿Por qué han entrado tan pocas? La respuesta para esta cuestión se encuentra en la Biblia y en el Espíritu de Profecía. Lea lo que Dios le dijo a Ezequiel. Palabras dichas hace mucho tiempo atrás, pero aplicables a los días de hoy.

"Hijo del hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y dile a los pastores: Así dice el Señor Dios: ¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No deben los pastores apacentar las ovejas? Coméis la grasa, y os vestís de la lana; matáis el cebado; pero no apacentáis las ovejas. La débil no fortalecisteis, la enferma no curasteis, la quebrada no ligasteis, la desgarrada no volvisteis a traer, y la perdida no buscasteis; pero domináis sobre ellas con rigor y dureza. Así se desparramaron, por no haber pastor; y se volvieron pasto para todas las fieras del campo, porque se desparramaron. Mis ovejas anduvieron desgarradas por todos los montes, y por todo cerro alto; si, mis ovejas anduvieron desparramadas por toda la faz de la tierra, sin haber quién las procurase, o las buscase. Por lo tanto, oh pastores, oíd la palabra del Señor: Vivo yo, dice el Señor Dios, que porque mis ovejas fueron entregadas a la rapiña, y mis ovejas vinieron a servir de pasto a todas las fieras del campo, por falta de pastor, y mis pastores no procuraron mis ovejas, pues se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron a mis ovejas; por lo tanto, oh pastores, oíd la palabra del Señor: Así dice el Señor Dios: He aquí que yo estoy contra los pastores; de sus manos requeriré mis ovejas, y haré que ellos dejen de apacentar las ovejas, de suerte que no se apacentarán más a sí mismos. Libraré mis ovejas de su boca, para que no les sirvan más de pasto". Ezequiel 34:2-10.

Algunos pueden argumentar que las apostasías vienen a causa de una preparación deficiente de los nuevos miembros, o sea, personas no convertidas son bautizadas precozmente. Observe lo que Ellen White nos dice al respecto:

"Él [Dios] se agradaría más de tener seis personas bien convertidas a la verdad como resultado de las labores de ellos [de los ministros], que de sesenta que hacen profesión de fe nominal, pero que no se convirtieron totalmente. Esos ministros deben dedicar menos tiempo a predicar sermones, y reservar parte de sus energías para visitar y orar con los que están interesados, dándoles una piadosa instrucción, a fin de poder presentar 'todo hombre perfecto en Cristo Jesús'". Ellen G. White – Ev:320.

"Como pastor del rebaño, él [el ministro], debe cuidar de las ovejas y corderos, procurando los perdidos y extraviados, y llevándolos nuevamente para el redil". Ellen G. White - Signs of the Times, 28-01-1886 - citado en Ev:346-347.

Hay varios factores que contribuyen para que la oveja se aleje, pero la ausencia del pastor es lo que imposibilita el rescate. Reflexione durante algunos segundos sobre las siguientes cuestiones relacionadas con la asistencia del pastor y la cooperación de la Asociación/Misión con su iglesia:

¿Cómo usted evalúa la asistencia pastoral a la iglesia en que frecuenta?

¿Con qué frecuencia usted ha recibido visitas pastorales en los últimos años? ¿Una visita por año?

¿Cuántos estudios bíblicos por semana ha dirigido el pastor de su iglesia para interesados que frecuentan su iglesia?

¿Qué apoyo ha dado la Asociación para los proyectos de evangelismo que su iglesia desarrolla?

¿Qué recursos financieros o humanos ha colocado a disposición la Asociación a su iglesia para la realización de charlas para los jóvenes sobre pololeo y sexo, encuentro de matrimonios, eventos para promover la temperancia y la salud?

¿Cuántas almas han llegado al conocimiento de la salvación en Cristo gracias a un esfuerzo en conjunto entre la Asociación y la Iglesia local?

"Al ministro le puede gustar predicar; pues esto es la parte placentera de la obra, y es relativamente fácil; ningún ministro, sin embargo, debe ser juzgado por su capacidad de hablar. La parte más difícil viene al dejar él el púlpito, al regar la simiente lanzada. El interés despertado debe ser secundado por trabajo personal - visitar, dar estudios bíblicos, enseñar a investigar las Escrituras, orar con las familias y personas interesadas, buscar profundizar la impresión causada en el corazón y en la consciencia". Ellen G, White - 5T:255 (1885) - citado en Ev:437-438.

Hay pastores que, debido a la falta de tiempo y disponibilidad, delegan esta importante tarea a los ancianos, pero no debería ser así. Observe el consejo de Ellen White a los pastores:

"Esta parte del trabajo pastoral no debe ser negligenciada o transferida para vuestra esposa o cualquier otra persona. Cumple educarlos y ejercitarlos a vosotros mismos al visitar toda familia a que os sea posible obtener acceso. Los resultados de esa obra testificarán de que es la obra más provechosa que un ministro evangélico pueda realizar. Caso negligencie este trabajo - visitar al pueblo en sus casas - es un pastor infiel y está bajo la reprensión de Dios". Ellen G. White - Carta 18, 1893 - citado en Ev:440.

"Este trabajo de casa en casa, en busca de almas, a procura de la oveja perdida, es el trabajo más importante que se pueda efectuar". Ellen G. White - Carta 137, 1898 - Citado en Ev:431.

Visitar las ovejas, estudiar la Biblia en sus hogares y orar con ellas es el secreto de la buena asistencia pastoral. Sin embargo, esto no sucede más. Infelizmente los pastores no visitan más regularmente sus ovejas. Viendo estas multitudes sin auxilio, compartamos del mismo sentimiento de Jesús:

“Viendo él las multitudes, se compadeció de ellas, porque estaban afligidas y exhaustas como ovejas que no tienen pastor”. Mateos 9:36.

Finalmente conseguimos encontrar la principal causa del alto índice de apostasías y del evangelismo deficiente: la falta de asistencia pastoral.

 

Falta de Asistencia Pastoral
Apostasías y Evangelismo Deficiente

Falta de Entrenamiento.-

A pesar que la Biblia y el Espíritu de Profecía son claros a respecto de la causa de las apostasías, algunos creen que los miembros laicos comparten esta culpa, pues también tienen el deber de cuidar del rebaño.

La falta de entrenamiento para obreros laicos también implica en apostasías y evangelismo débil. Pero, ¿por qué los miembros laicos no son entrenados? Porque no hay asistencia pastoral. El pastor de la iglesia sería el responsable por el entrenamiento y supervisión del trabajo misionero en su iglesia. Él puede y debe delegar tareas, pero no puede transferir la responsabilidad de pastor para los ancianos. Otras cuestiones para su consideración:

¿Cuánto tiempo por mes el pastor de su iglesia ha dedicado para el entrenamiento de obreros voluntarios, enseñando cómo dar estudios bíblicos o hacer otra actividad misionera?

¿Usted ha recibido entrenamiento para ejercer el cargo para el cual usted fue escogido? ¿Qué apoyo le ha dado la Asociación/Misión al pastor en este proceso de entrenamiento de los obreros voluntarios?

¿Por Qué la Asistencia Pastoral es Débil?

Muchos adventistas no se preocupan en descubrir las causas de la débil asistencia pastoral. Cuando perciben que ella es insatisfactoria, van luego disparando sus críticas demoledoras contra el pastor distrital: "Este pastor es irresponsable, no visita los miembros, no aparece más en la iglesia, no le da la asistencia debida al rebaño".

Este es un problema generalizado. ¡Créalo! No acontece sólo en su iglesia. Está aconteciendo en todo Brasil. Este problema también tiene una causa y vamos analizarla ahora.

 

?
Falta de Asistencia Pastoral
Apostasías y Evangelismo Deficiente

Este diagrama indica que nuestra próxima tarea es encontrar la causa de la falta de asistencia pastoral. Dos observaciones antes de proseguir:

Esta insistencia para la búsqueda de las causas se debe al hecho de que estamos interesados en soluciones. No podemos sugerir soluciones mientras no encontremos la causa de los problemas. Tenemos que atacar el problema en su raíz.

Cuando hablamos a respecto de la causa de un determinado fenómeno, nos estamos refiriendo a la causa principal, pues puede haber más de una causa para el mismo problema. Un análisis hecho con buen sentido, utilizando la Biblia y el Espíritu de Profecía, dejará claro cuál es la principal causa. ¿Será que la culpa por la falta de asistencia pastoral es de los pastores distritales?

Imagine a un pastor que tiene 100 ovejas. Cuando una se pierde, el pastor luego percibe su ausencia, deja las 99 en un lugar seguro y va en busca de la perdida. Imagine ahora un pastor que tiene 100 ovejas en un lugar, más 150 en otro lugar, más 50 en otro lugar, más 200 en otro lugar y así sucesivamente. Imagine un pastor con 6 o 7 rebaños de 50, 100, 300 ovejas en lugares diferentes teniendo que pastorearlas todas al mismo tiempo. Mientras él está pastoreando un rebaño, los otros rebaños están sin pastor.

La causa de la asistencia pastoral deficiente está evidente. Con muchos rebaños para pastorear es imposible esperar un buen trabajo del pastor.

Esta situación invariablemente genera descontentamiento entre el pueblo. Es muy común en la recepción de un nuevo pastor distrital, observaciones como esta por parte de los miembros: “Este nuevo pastor será el mejor de la historia de nuestra iglesia”, “este va a ser un excelente pastor”. Después de algunos meses o hasta aun después de algunas semanas comienza a aparecer insatisfacción. ¿Por qué? Las personas esperan del pastor una asistencia integral. Él es presentado para la iglesia como el “ministro de tiempo integral” que se dedica exclusivamente para la iglesia. Pero esto no corresponde a la verdad. Esta falsa expectativa acaba generando críticas y un descontentamiento constante por parte de los miembros. Cuando encaramos la realidad, percibimos que los ancianos y los líderes locales dedican más tiempo que el pastor al lado del rebaño y, gracias a estos líderes laicos dedicados, la iglesia sobrevive. Muchos rebaños para un sólo pastor, distritos con muchas iglesias, he ahí el motivo de la débil asistencia pastoral.

 

Grandes Distritos
Falta de Asistencia Pastoral
Apostasías y Evangelismo Deficiente

El Tamaño de los Distritos .-

Cuando fue cuestionado a respecto de la diferencia entre el salario del pastor y la remesa para la Asociación, el hermano Juan le dijo a Pedrito que los diezmos arrecaudados en regiones más ricas son utilizados para auxiliar las regiones más pobres. ¿Será que las regiones más pobres son ayudadas por las más ricas? Infelizmente no. Un estudio estadístico demostró que el tamaño de los distritos es inversamente proporcional al dinero que las iglesias producen, o sea, iglesias más ricas tienen alguna asistencia, ya las iglesias pobres tienen asistencia pastoral prácticamente despreciable. En el Noreste un pastor cuida, en media, a 13,4 iglesias [21] . Esto significa que el pastor visita la iglesia un Sábado por trimestre, en media.

Al final de 1998 la Unión Noreste Brasileña divulgó la creación de otras cuatro regiones administrativas. Esto significa más cuatro edificios administrativos, menos pastores en el campo y más pastores en oficinas, secretarias, computadores, teléfonos y todo tipo de gasto administrativo. Analice los números divulgados:

v Asociación Pernambucana: 110 iglesias y 188 grupos con 36.221 adventistas. En el total, 298 iglesias para 25 pastores. En esta Asociación un pastor “cuida”, en media, de doce rebaños. Un pastor para 1.448 ovejas.

v Misión Noreste: 46 iglesias y 84 grupos para 13 pastores. Esta Misión tiene apenas 13 pastores en el campo. Probablemente hay más funcionarios y departamentales trabajando en las oficinas del edificio de la Misión que pastores en el campo.

v Asociación Bahía SuR: 109 iglesias y 239 grupos. En el total 348 iglesias para 19 pastores y 24.837 adventistas. En esta Asociación tendremos graves problemas de asistencia pastoral. Divida 348 iglesias por 19 pastores. En la Asociación Bahía Sur un pastor “cuida”, en media de 18,3 iglesias, o sea, el pastor va a visitar la iglesia una vez cada cuatro o cinco meses. Un pastor para 1.307 ovejas. (Serían demasiadas ovejas si estuviesen en apenas un redil. Imagine estas ovejas divididas en varios rediles).

Esta noticia fue publicada con más detalles en la Revista Adventista de Febrero de 1999, en la pág. 14. Los adventistas que piensan estar auxiliando las regiones más pobres a través de sus diezmos están engañados. La calidad de la asistencia pastoral es proporcional al dinero que las iglesias producen.

En las regiones Sur y Sudeste la situación financiera de los miembros es mejor que en las regiones Norte y Noreste. Esto permite que los distritos sean menores (aproximadamente un tercio del tamaño). Sin embargo, la falta de asistencia pastoral no mejora de manera significativa. ¿Por qué no?

Imagine un alumno de la facultad de medicina que asiste a apenas una clase por mes. Ciertamente él será reprobado en todas las materias. Es imposible ser aprobado frecuentando la escuela una vez por mes. Imagine ahora un segundo alumno, de la misma clase, que frecuenta las clases una vez por semana. Aun cuando la frecuencia del segundo alumno sea cuatro veces superior al primero, podemos afirmar que este segundo alumno también será reprobado por un motivo bien simple: Frecuentar la facultad una vez por semana también no es suficiente para atender a los requisitos del curso. Un alumno serio y responsable debe asistir a todas las clases y si, en alguna ocasión, precisa faltar, deberá esforzarse para reponer lo que fue perdido.

El alumno que asiste apenas a una clase por mes representa a los pastores de los enormes distritos del noreste. El alumno que asiste a una clase por semana representa a los pastores de la región Sur y Sudeste, o sea, no importa si el pastor "cuida" de 20 o de 5 iglesias, la asistencia pastoral será insuficiente de la misma forma. Si el liderazgo local no es eficiente la iglesia muere.

En entrevista concedida al Diario Adventus, publicación de la Unión Central Brasilera, edición 3, el Pr. Marsola, presidente de la Misión Matogrosense, cuando le preguntaron sobre las desventajas de su territorio para ganar almas, responde de la siguiente manera:

“La extensión del territorio Matogrosense, los caminos – buena parte sin asfalto, y el tamaño de los distritos en área y número de miembros para un contingente pequeño de obreros”. [22]

Este diario presenta algunas informaciones sobre la referida misión y sobre la Asociación Paulista Central. La Asociación Paulista Central tiene 141 iglesias, 95 grupos organizados y 23 grupos en formación, un total de 259 iglesias. Todo esto en 48 distritos, o sea, en la APaC un pastor cuida de 5,4 iglesias, en media. La Misión Matogrosense tiene 285 iglesias y grupos divididos en 29 distritos pastorales. Esto significa que en la Misión Matogrosense un pastor cuida de 9,8 iglesias en media .

¿Por Qué los Distritos Son Tan Grandes?


 

?

Grandes Distritos
Falta de Asistencia Pastoral
Apostasías y Evangelismo Deficiente

Al comparar el tamaño gigantesco de los distritos con el diezmo arrecaudado en las iglesias surge naturalmente la cuestión: ¿Por qué cada iglesia adventista no tiene su propio pastor? ¿Por qué cada Iglesia Bautista tiene su pastor, cada Iglesia Católica tiene su padre, cada Iglesia Universal tiene varios pastores y la iglesia adventista tiene solamente un pastor para 4, 6, 10, 20 iglesias? ¿Los diezmos arrecaudados no son suficientes para promover una mejor distribución de pastores? ¿Cuál es el destino de los diezmos arrecaudados en la IASD? ¿Cómo el diezmo es aplicado en la IASD?

Características del Problema .-

Los problemas relacionados con la falta de asistencia pastoral son crónicos, globales y crecientes:

Crónico - Esto significa que el problema no tiene solución dentro del modelo actual, o sea, la estructura administrativa mantenida por la IASD no es flexible lo suficiente como para adaptarse a las necesidades de una sociedad exigente y en constante transformación. Las crisis financieras y familiares generaron innumerables problemas que han alcanzado a los miembros de nuestra iglesia. Desempleo, divorcios y enfermedades son problemas comunes enfrentados por nuestros hermanos y que exigen atención y asistencia espiritual de un obrero con dedicación integral. Es imposible que un pastor de asistencia espiritual satisfactoria a distritos con 4, 6, 10 y hasta 20 iglesias. Como en el actual modelo administrativo es imposible conceder un pastor para cada iglesia, consideramos crónico o inveterado el problema de la asistencia pastoral y de los grandes distritos, o sea, las necesidades de la iglesia continuarán no siendo atendidas.

Global - El problema de la falta de asistencia pastoral en función del tamaño de los distritos es global, pues afecta a todas las iglesias . El problema es intensificado en los lugares más pobres. Miembros de distritos con cuatro o cinco iglesias pueden considerarse bienaventurados en términos de asistencia pastoral en comparación con las regiones más pobres. Si usted o alguien de su iglesia está acostumbrado a criticar al pastor distrital, sepa que este es un problema global y otros pastores están siendo criticados por el mismo motivo. Por lo tanto es hora de dejar las críticas a un lado y pensar en soluciones, de preferencia soluciones globales. El artículo cuatro abordará sobre las posibles alternativas.

Creciente - La falta de asistencia pastoral es creciente, o sea, tiende a empeorar con el tiempo. Esta característica puede ser fácilmente comprobada por los miembros más antiguos. Hace 20 años atrás los pastores tenían el hábito de hacerle visitas regulares a los miembros. Todos los miembros eran visitados por lo menos una vez por año. Hace 10 años las visitas dejaron de ser frecuentes y la mayoría de los hermanos dejó de ser visitada. Solamente los enfermos, los ausentes, los apostatados, los envueltos en pecados graves acababan siendo visitados por los pastores. Visitas sin causa dejaron de existir. Actualmente ni todos los enfermos de la iglesia son visitados por los pastores, ni todos los que apostatan reciben visitas pastorales. Excepción hecha a las personas de influencia en la iglesia o en la sociedad. 

Capítulo V – Acción de los Laicos y Reacción de la Corporación.-

Al analizar las informaciones divulgadas por la secretaria de la Asociación General en el capítulo anterior percibimos que el objetivo de evangelismo y conservación no está siendo alcanzado. Descubrimos que la falta de asistencia pastoral debido a la existencia de grandes distritos es una de las principales causas de la gran cantidad de apostasías y evangelismo deficiente. Vimos también que las iglesias arrecaudan dinero suficiente para que haya una mejor distribución de obreros. Finalmente concluimos que la raíz de estos problemas es una aplicación de los diezmos para fines diferentes de los establecidos por Dios. Vimos que la administración absorbe gran parte de los recursos y los gastos operacionales de Asociaciones, Misiones, Uniones y Divisiones han privado la iglesia local de los recursos necesarios para el evangelismo y salvación de almas.

En este artículo vamos abordar algunas alternativas adoptadas por aquellos que toman consciencia de la mala administración de los diezmos por la organización. El objetivo no es indicar una u otra alternativa, sino reflexionar a respecto de los principios sobre los cuales elaborar una solución adecuada. Al final del capítulo presentaremos un estudio de caso: Un ministerio de apoyo al evangelismo.

Parar de Diezmar.-

Muchos hermanos, al percibir cómo las finanzas son administradas por la organización deciden parar de diezmar. Esto no ocurre del día para la noche. Primeramente pasan a diezmar sin placer. El diezmo se vuelve un fardo pesado; se sienten como si estuviesen lanzando dinero a la basura. Después de algún tiempo, finalmente, deciden parar de diezmar. Los no diezmistas no pueden ser excluidos por este motivo (Manual de la Iglesia, pág. 173), pero no pueden ser escogidos para asumir cualquier cargo (Manual de la Iglesia, pág. 49 y 138). Por lo tanto los que tienen cargos en la iglesia acaban remitiendo una cantidad simbólica para la Asociación a fin de que su nombre no sea colocado en el rol de no diezmistas y su elegibilidad no sea impugnada por la comisión de nominaciones.

Estos hermanos razonan de la siguiente forma: “Ya que la administración no emplea los diezmos conforme la recomendación del Espíritu de Profecía no utilizándolos para colocar obreros en el campo y para predicar el evangelio, entonces yo no lo devuelvo más”.

Esta no es una buena alternativa. El diezmo fuera de ser una prueba de fidelidad tiene un objetivo noble: la salvación de almas. Dios no precisaría de los hombres y de sus parcos recursos para salvar a la humanidad, pero Él decidió utilizarlos para que el hombre se hiciese co-participante del plan de la salvación. ¡Poder participar de la salvación de almas es maravilloso! El diezmo es uno de los recursos que Dios reserva para Si y debe ser usado para la salvación de almas. Retener el diezmo significa decir: "Señor, como no confío más en los hombres de la administración, desisto de utilizar mis recursos para la salvación de almas". Retener el diezmo es una actitud radical, no va a solucionar el problema del evangelismo deficiente y del alto índice de apostasías, no va a mejorar la asistencia pastoral y no va a apresar la vuelta de Cristo.

Ignorar el Problema.-

Ignorar el problema es la alternativa adoptada por buena parte de los adventistas. Aquellos que tienen una dependencia emocional de la denominación y no tienen un comprometimiento con la obra de salvación en general tratan de ignorar el problema. Esta actitud de omisión es tanto o más nociva que la primera. Los administradores de la organización se esfuerzan para que el pueblo adopte este comportamiento, pues mientras los miembros no tomen consciencia de la gravedad de los problemas que afectan a la iglesia o simplemente lo ignoran, los pastores administradores podrán continuar recibiendo grandes cantidades de diezmo y administrando el sistema de la forma como ellos juzgan más conveniente. Pueden continuar usando el diezmo para sostener la máquina administrativa en perjuicio de la predicación directa del evangelio a través de la iglesia local. Son muchos los argumentos utilizados por la administración para mantener al pueblo en esta letargía. Algunos de ellos pasaron a hacer parte de nuestra cultura:

"No se preocupe si el diezmo es bien o mal utilizado. Su deber es devolver sin cuestionar. Dios pide que usted lo devuelva, no pide que cuestione o fiscalice si es bien o mal utilizado. Si es mal utilizado, las personas responsables prestarán cuentas con Dios. Haga su parte".

"La iglesia no es perfecta, es liderada por hombres con fallas. La iglesia aquí es militante, llena de fallas, pero en breve será la iglesia triunfante y perfecta. Vamos a orar para que todo corra bien y las cosas mejoren. No vamos a juzgar a nuestros líderes, vamos a orar por ellos y hacer nuestra parte devolviendo el diezmo para la Asociación como Dios pide. Si Él encuentra que algo debe cambiar, Él va a hacerlo. Dios está al comando de la Iglesia, vamos a dejar que Él, y no los hombres, haga la reforma".

Comentaremos más sobre los argumentos usados por la corporación para no permitir el cuestionamiento y hacer con que el pueblo continúe enviando dinero para la Asociación/Misión. Ignorar el problema no es la alternativa correcta. Tenemos un problema y precisa ser resuelto, no ignorado. Mientras este problema no sea resuelto la iglesia estará sufriendo las consecuencias.

 

Hablar Con los Líderes Competentes .-

El capítulo 18 del evangelio de Mateos indica cómo tratar con el error en la iglesia:“Si tu hermano peca, va, y repréndelo solo entre tu y él; si te oye, habrás ganado a tu hermano” verso 15.

¡Cuán diferente sería la Iglesia de Dios si los cristianos siempre colocasen en práctica esta orden de Cristo! ¿Cuántas enemistades, decepciones y conflictos dejarían de existir? Ir y tratar directamente con la persona envuelta es el camino especificado por Cristo para la solución de los problemas entre hermanos.

¿Será que podemos aplicar este consejo en la tentativa de resolver el problema de la mala aplicación de los diezmos? ¡Si! Esta orientación bíblica es confirmada por Ellen G. White con relación a la devolución de los diezmos:

"Algunos se han sentido insatisfechos, y han dicho: "No devolveré más el diezmo; pues no confío en la manera con que las cosas son dirigidas en la sede de la obra". ¿Robaréis, sin embargo, a Dios, por pensar que la dirección de la obra no es correcta? Presentad vuestra queja franca y abiertamente, en el debido espíritu, y a las personas competentes. Solicitad en vuestras peticiones que se ajusten las cosas y pongan en orden; pero no os retiréis de la obra de Dios, ni os demostréis infieles porque otros no están haciendo lo que es correcto". Ellen G. White - Obreros Evangélicos:227.

Ellen White está sugiriendo una alternativa para la solución del problema de la mala administración de los diezmos:

No debemos retirarnos de la obra de Dios (dejar de cumplir la misión que Cristo nos confió). No debemos ser infieles. (parar de diezmar). Debemos presentar nuestra queja franca y abiertamente a los líderes competentes.

Una reforma por parte de los administradores sería la mejor solución en lo que tiene relación al alcance de los resultados. Imagine si nuestra administración a partir de ahora decidiese utilizar los diezmos para la predicación del evangelio y salvación de almas. Imagine si todas las iglesias recibiesen, en media, un beneficio espiritual proporcional al diezmo remitido mensualmente a la Asociación. En breve el evangelio sería predicado en todo el mundo y veríamos a Jesús volviendo muy en breve. Este sería, sin duda, el camino más eficiente, pues beneficiaría un gran número de personas en un corto espacio de tiempo.

Infelizmente esto es prácticamente imposible. Las personas que son o ya fueron obreros remunerados por la organización adventista, los que tuvieron o tienen relacionamiento con la obra saben que esto es imposible. Nadie consigue cambiar algo en el "esquema de la obra". Mucha gente poderosa está siendo beneficiada con el actual esquema y los miembros laicos son obligados a pagar la cuenta.

Muchas personas ya trataron de establecer un contacto con estos líderes para sugerir los mismos cambios, pero tampoco fueron oídos. Ellas son aconsejadas por la administración a orar y entregar todo en la mano de Dios. Las que consiguieron un contacto con los líderes apenas oyeron justificativas y disculpas del tipo "somos todos imperfectos" o "las cosas aquí en la Asociación/Misión están cambiando, estamos mejorando a cada día". Pero ninguna actitud práctica fue tomada. Los miembros que insisten en solicitar reformas son amenazados y perseguidos.

Esto no significa que usted no deba tratar de conversar con ellos sobre este asunto. Converse con los líderes, exija soluciones y no se contente con justificativas. Sus posibilidades son prácticamente nulas, pero no desista. Trate de contactarlos y verá que tenemos razón.

Observación Importante: No sirve de nada presentar estas reclamaciones para el pastor distrital. Él no es la persona competente a que Ellen White se refiere. Él puede hacer menos que usted para cambiar algo. La mayoría de los pastores distritales no concuerda con la estructura administrativa y financiera de la obra, pero no pueden declarar esto públicamente. Si un pastor se posiciona contra el sistema, ciertamente sufrirá las consecuencias. Si usted tiene mucha intimidad con algún pastor o tiene algún pastor en su familia pregúntele a él y va a concluir que lo que está siendo dicho es la pura verdad. A una buena parte de los pastores distritales les gustaría cambiar el estado de cosas, pero no tienen competencia o autoridad para eso. Las personas competentes que tendrían alguna influencia y poder para tratar de cambiar algo están en la División y en las Uniones. Pero estas personas no tienen el mínimo interés en realizar estos cambios. Los pastores distritales tratan, en la medida de lo posible, desviar los ojos de los miembros de esta realidad. Ellos acostumbran decir: “Hermano, hay tantas cosas erradas en este mundo, pero si fuésemos a mirar para esto vamos a acabar perdiendo la fe. Vamos a hacer lo mejor, vamos a orar y olvidar los problemas”. Usted, como miembro laico, puede hacer mucho más que su pastor para cambiar esta situación. La mayoría de las personas desconoce el poder que tiene en las manos y la influencia positiva que puede ejercer para el avance de la causa de Dios.

Aplicar Su Diezmo en Evangelismo.-

Aplicar el diezmo por cuenta propia en evangelismo fue la alternativa que yo adopté cuando conocí el libro de prácticas y tuve pruebas de la mala utilización del diezmo por parte de la Corporación Adventista. En esta época (1997) yo era anciano de la iglesia de São João Clímaco, en São Paulo - SP.

Cuando descubrí que la mayor parte de los diezmos remitidos para la Asociación/Misión no era aplicado en el ministerio evangélico quedé muy decepcionado y pasé a utilizar el diezmo para el evangelismo local. A lo largo del tiempo otras personas pasaron a hacer lo mismo. Conseguimos resultados locales excelentes. Biblias y material evangelístico eran distribuidos en abundancia. Adquirimos equipos electrónicos para apoyar el evangelismo, libros del Espíritu de Profecía eran distribuidos en nuestras visitas misioneras. El resultado no podría ser otro: Jóvenes animados, iglesia llena (inclusive los miércoles), clases bíblicas activas y un crecimiento real de aproximadamente 40% al año. Todo eso gracias al trabajo del Espíritu Santo y a la correcta aplicación del diezmo (ministerio evangélico de verdad).

Percibí, sin embargo, que el problema no estaba siendo resuelto, sino que estaba siendo apenas minimizado en un ámbito local. No estábamos consiguiendo atender la demanda por estudios bíblicos. Fuera de eso, nuestra misión es global, no es local. No era plan de Dios que una iglesia prosperase mientras otras continuaban sin recursos. Estábamos apenas minimizando los problemas de mi iglesia, pero ¿y las otras iglesias? Continuaban pasando hambre. Hambre financiera, pues les faltaba dinero y hambre espiritual, pues les faltaba asistencia pastoral.

 

El Ministerio de Obreros.-

Delante de este escenario decidimos contratar obreros de tiempo integral para desarrollar proyectos evangelísticos no apenas en nuestra iglesia, sino también en las iglesias de los alrededores. El Ministerio de los Obreros Voluntarios Adventistas fue establecido para apoyar el evangelismo dentro de la iglesia adventista. Apoyamos la unión y integración de las iglesias locales a través del trabajo misionero. Un grupo de hermanos financiaba con diezmos estos obreros y les daba material para el trabajo.

Mensualmente emitíamos un demostrativo de entradas y salidas de fondos. Entrenamiento fue preparado y ministrado no apenas para los obreros de tiempo integral, sino también para los miembros que trabajaban voluntariamente algunas horas por semana. Toda la iglesia se inflamó y comenzó a seguir el ejemplo de los obreros. Tuvimos el placer de bautizar varias personas como fruto del trabajo de los obreros de este ministerio.

Con el éxito del ministerio, naturalmente aumentaron los donadores y el trabajo se hizo famoso en los alrededores. Esto llamó la atención de muchos y principalmente del pastor distrital y de los administradores de la Asociación Paulistana. Como las remesas de diezmo para la Asociación comenzaron a caer, la Asociación percibió que el ministerio de obreros no estaba siendo ventajoso para ellos. Por lo tanto, decidieron desaprobar la iniciativa.

A pesar de los esfuerzos del liderazgo de la Asociación, los miembros envueltos en el ministerio decidieron continuar financiando a los obreros. Pero el discurso del pastor y de la Asociación contra esta iniciativa rápidamente dividió a la iglesia. La iglesia estaba unida en el trabajo misionero y la dedicación de los obreros contagiaba al pueblo, hasta que los esfuerzos por parte de la administración dividieron el ejército. El pastor y la Asociación comenzaron a diseminar la idea de que el ministerio de los obreros había causado división en la iglesia y que los que financiaban este proyecto eran inspirados por el enemigo. En este momento, muchos que hasta entonces apoyaban financieramente el trabajo de los obreros decidieron desistir. Los pocos que subsisten comenzaron a tener su reputación difamada y sufrieron una disciplina eclesiástica. Este fue mi caso y el de otros hermanos que insistieron en usar el diezmo para el evangelismo local.

El próximo subtítulo, “Lavado Cerebral”, es la transcripción de un artículo que escribí en Septiembre de 1999, tres meses antes de mi exclusión. En este artículo trato de mostrar cuál es el discurso usado por pastores y administradores con el objetivo de desviar la atención de los miembros para los problemas (y consecuentemente soluciones) que tenemos delante de nosotros.

Lavado Cerebral.-

"Dios nos dio la libertad de pensar, y es privilegio nuestro seguir nuestras impresiones cuanto al deber. Somos apenas seres humanos, y el ser humano no tiene jurisdicción sobre la consciencia de otro ser humano. ...Cada uno de nosotros tiene una individualidad y identidad que no puede ser sometida a ningún otro ser humano. Somos individualmente hechura de Dios. ...Dios, solamente, debe ser el guía de la consciencia del hombre. La verdad debe ser predicada donde quiera que ella encuentre una apertura. La Palabra de Dios debe ser explicada a los que no conocen la verdad. Es esta la obra de los ministros de Dios. No deben enseñarle a los hombres que vuelvan los ojos para ellos, o procurar controlar las consciencias ajenas". Mente, Carácter y Personalidad, Vol. 2, pág. 708-709.

A lo largo de décadas voces se han levantado como trompetas (Isaías 58:1) para denunciar la corrupción institucionalizada y legalizada en la administración de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Personas que observan con indignación los desmanes y arbitrariedades del liderazgo de la IASD no consiguen contenerse y proclaman en alta voz la necesidad de una reforma. En la medida en que la información aumenta, estos clamores por reformas han aumentado en varios lugares de Brasil y del mundo. Como el flujo de informaciones aumenta a cada día se espera que la presión por reformas aumente y estas sucedan en breve.

Buena parte de las cuestiones levantadas están relacionadas a la aplicación de los diezmos que son colectados en las iglesias y remitidos a las Asociaciones y Misiones: ¿Por qué el diezmo puede ser usado para comprar propiedades, para la construcción de asociaciones y compra de equipos para escuelas y asociaciones, pero no puede ser usado para comprar propiedades para la construcción de iglesias y compra de equipos y reformas de iglesias? ¿Por qué el diezmo sustenta una estructura administrativa monstruosa (Asociaciones, Misiones, Uniones, Divisiones), pero no puede sostener las actividades misioneras de la iglesia local? ¿Por qué hay tan pocos obreros en el campo si la iglesia arrecauda lo suficiente como para colocar muchos de ellos donde hoy hay apenas uno?

No fuimos los primeros a levantar estas cuestiones de manera más incisiva. Muchos otros hermanos, inclusive pastores, ya colocaron en pauta estas y otras cuestiones. ¿Por qué, entonces, la iglesia aun no pasó por una reforma? No hay quien discuerde de que el diezmo debe ser usado para la salvación de almas. Dios estableció la iglesia (conjunto de creyentes) como instrumento para la salvación de almas. Estos deberían usar sus recursos (tiempo, talentos y tesoros) para cumplir esta misión.

Ellen White afirma de forma enfática en sus escritos que el diezmo debe ser utilizado para que obreros sean colocados en el campo. (Ver Obreros Evangélicos:224-228). Sin embargo, el diezmo ha sido utilizado para alimentar un monstruo administrativo y instituciones que apenas los pastores y miembros más afortunados tienen el privilegio de usufruir. Me refiero a las escuelas adventistas, clínicas, hospitales y campamentos de verano. ¡Eso mismo! El diezmo es utilizado para el establecimiento y mantención de escuelas y campamentos de verano.

La cuestión que permanece es la siguiente: ¿Cómo puede la iglesia, propietaria de estas informaciones, conocedora de las enseñanzas bíblicos y del Espíritu de Profecía, tolerar este tipo de administración? La respuesta es: Lavado Cerebral.

Vamos abordar ahora los más diversos tipos de lavado cerebral adoptados por la administración para inmovilizar las personas y hacerlas contribuyentes pasivos.

Lavado de Todo Tipo.-

Hay lavado cerebral para miembros individuales, hay lavado cerebral para iglesias enteras y hay, también, lavado cerebral para pastores. El objetivo del liderazgo es, a través del lavado cerebral, mantener el sistema funcionando sin cuestionamientos u oposiciones. Sólo que esta tarea se está poniendo un poco más difícil últimamente. Antiguamente la iglesia era formada por personas de bajo grado de instrucción y de poca disposición para cuestionar. Hoy el perfil del miembro laico cambió. Buena parte de nuestros hermanos tienen un nivel cultural elevado y una mente más abierta para cuestionar y reivindicar sus derechos. Aun cuando la eficiencia del lavado cerebral haya disminuido por esta razón, aun ha surtido un buen efecto en la cabeza de muchos hermanos. Pasamos a citar algunos ejemplos de lavado cerebral:

Lavado Simple .-

Este tipo de lavado cerebral es el más utilizado por los pastores y por el liderazgo de las iglesias. A pesar de ser simple, pues consiste en apenas una breve declaración, este lavado cerebral tiene una eficiencia formidable. En general, todo tipo de cuestionamiento en relación al diezmo es acallado después de este lavado. El lavado simple consiste de la siguiente argumentación: "Si la Asociación está empleando el diezmo de forma incorrecta, ellos van a prestarle cuentas a Dios. Haga su parte sin juzgar la Asociación y Dios le bendecirá ricamente".

¡Pocas palabras y resultados sorprendentes! El efecto inhibidor de esta argumentación es inmediato. El cuestionador, al oír esto, para inmediatamente de cuestionar y piensa: "¡Esto es verdad! Es lógico que si la Asociación emplea el diezmo de forma incorrecta, tendrá que prestarle cuentas a Dios, pero yo no quiero ser juzgado por retenerlo, entonces debo hacer mi parte devolviéndolo para la Asociación".

Un análisis más profundo de esta argumentación demostrará que ella está fundada sobre la arena. Imagine que el tesorero de su iglesia haya sido sorprendido desviando dinero santo para beneficio propio. Suponga que esto haya quedado debidamente comprobado y documentado. ¿Cuál debe ser la posición de la iglesia en este caso? ¿Qué actitud será tomada por el pastor y por la comisión de la iglesia? ¿Será que el pastor defendería al tesorero diciendo que nadie debe juzgarlo, pues él fue escogido por Dios a través de la comisión de nominaciones? ¿Los hermanos no creen que es Dios quien escoge los líderes a través de la comisión de nominaciones? ¿Quiénes somos nosotros para destituirlo del cargo? Sólo Dios podrá sacarlo de ahí. No debemos juzgarlo, al final de cuentas somos todos imperfectos, debemos perdonarlo. ¿Dónde está el espíritu de perdón? Si el tesorero está desviando el dinero de la iglesia, entonces se está metiendo con el dinero de Dios. Él deberá ser juzgado por Dios, no por los hombres.

¿Usted concuerda con esta argumentación? ¿Debe la iglesia tomar alguna actitud con relación a este tesorero o dejar que Dios, en el juicio final, se encargue de juzgarlo? La respuesta es "depende". Si este tesorero es un miembro laico entonces es necesario removerlo del cargo y disciplinarlo, tal vez excluirlo, pero si el tesorero representa la figura de la corporación adventista, entonces no debemos juzgarlo. Dios se encargará de hacerlo en el juicio final. Dios puso al individuo, Dios se encargará de removerlo. Si él aun está ahí es porque Dios así lo quiere. (Cuando la corrupción en nuestras instituciones queda evidente y no hay cómo esconderla, entonces hay otra salida para no perjudicar al infractor: Transferirlo para otro campo).

Lavado Cerebral para Pastores.-

Hay reuniones especiales para lavado cerebral pastoral en grupo. A estas reuniones se les da el nombre de concilios. Con relación a la aplicación del diezmo y reformas administrativas hay también un tipo de lavado cerebral que es aplicado a los pastores que se atreven a cuestionar la administración. Observe este dialogo entre el Pr. Fernando, presidente de la Asociación, y el Pr. Sergio, un pastor joven y sincero. (Nombres ficticios).

- Pastor Fernando, he encontrado muchas dificultades para atender mi distrito con seis iglesias. He tratado de atender la expectativa de casi 700 hermanos, pero sin éxito. Ellos viven reclamando del pastor. Dicen que yo no los visito, que soy un pastor ausente, que no comparezco a las reuniones. Nuestro distrito arrecauda lo suficiente como para pagar varios pastores, pero yo he trabajado allí solito. Pastor Fernando, creo que nuestra organización ha empleado el diezmo de forma equivocada. ¿Por qué no utilizamos el diezmo conforme la recomendación de Ellen White, colocando más obreros en el campo? ¿Por qué buena parte del diezmo es repasado para las instituciones superiores y el resto es gastado en las funciones administrativas? ¿Por qué los pastores distritales quedan sin recursos y sobrecargados?

- Mi querido Pr. Sergio, responde el presidente, he observado su empeño al tratar de cuidar de esas iglesias. Yo le confeso que hay muchas cosas erradas en la administración de la Organización aquí en Brasil, pero esto en breve va a cambiar. Creo que no es ahora y no es usted quien va a cambiar esta situación. Haga lo mejor que pueda por sus iglesias. En breve, cuando usted sea el presidente de esta Asociación, yo tal vez sea el presidente de la Unión o de la División, entonces estaremos en una posición en que podremos cambiar alguna cosa. Eso, con certeza va a cambiar, pero no ahora. Mientras tanto, lo máximo que usted va a conseguir con estos cuestionamientos sobre el empleo del diezmo es perjudicar su carrera dentro de la Organización. No cuestione el diezmo, hijo mío. Yo, en mis largos años de ministerio, ya vi muchos pastores bien intencionados y sinceros, pero cuestionadores, siendo transferidos para la región Norte y Noreste del Brasil. Sinceramente, no quiero que esto acontezca con usted, pues le aprecio mucho. Infelizmente, es eso que acontecerá si usted insiste en esos puntos. Será perjudicado y no conseguirá cambiar nada. Créame que así es, hijo mío.

La conversación termina y el Pr. Sergio entiende el recado y promete no cuestionar más el sagrado asunto del empleo del diezmo. Al final de cuentas, él no es loco. Si fuese dimitido de la Organización, dónde va a encontrar un empleo en este país? ¿Qué empresa pública o privada desearía contratar a un licenciado en teología? Las personas formadas en administración de empresas están con dificultades en conseguir un empleo, imagine un licenciado en teología. El Pr. Sergio, desde aquel día en adelante, resuelve quedarse calladito.

Lavado Completo .-

El último tipo de lavado cerebral que citaremos (hay muchos otros, pero no vamos a citarlos todos) es el lavado completo, o sea, es el lavado aplicado en todas las iglesias de una sola vez. Si usted aun no recibió este tipo de lavado, entonces prepárese para oírlo. Tal vez usted presenciará una sección de lavado completo en el próximo culto divino. Estos son proferidos del púlpito o por escrito.

En general, este lavado es hecho por pastores departamentales elocuentes y carismáticos. A pesar de todo eso, cualquier predicador laico bien preparado puede aplicarlo en su iglesia. El es cuidadosamente preparado con un cóctel de champús persuasivos. Después del tal lavado, es bien difícil que alguien consiga esbozar alguna reacción inmediata. El cerebro de los hermanos queda bien limpiecito y vacunado contra cualquier tendencia al cuestionamiento de las prácticas administrativas y financieras establecidas por la organización. Así como el lavado simple, el lavado completo también está fundado sobre la arena, pero no es tan simple percibir el engaño. Apenas un análisis cuidadoso indicará que realmente se trata de un lavado cerebral astuto, un discurso que no tiene la función de aclarar, sino el de inhibir espíritus cuestionadores e inquiridores de la verdad.

Vamos a imaginar un ejemplo para ilustrar este tipo de lavado cerebral. Algunos hermanos de una iglesia del interior comenzaron a cuestionar la razón de enviar grandes remesas para la Asociación y no recibir los beneficios correspondientes. Al contrario, siempre que necesitaban de algún auxilio financiero este les era negado por la Asociación. Cuando descubrieron que el diezmo remitido para la Asociación no era empleado de acuerdo con las orientaciones bíblicas y del Espíritu de Profecía decidieron no desviarse de lo que está escrito y comenzaron a aplicar los diezmos directamente en aquello que fue establecido por Dios – contratación de obreros, sin el "auxilio" de intermediarios. Cuando esto llegó al conocimiento de la Asociación Local, inmediatamente el departamental de mayordomía fue enviado para realizar una semana de fidelidad en aquella iglesia. Lea el discurso de este pastor proferido el Sábado por la mañana, con la iglesia llena:

“Queridos hermanos. Nos estamos aproximando del fin, pues las señales evidencian tal hecho. Una de las señales del fin es la manifestación de falsas enseñanzas dentro de la iglesia de Dios. Personas que muestran apariencia de piedad han, a través de una argumentación aparentemente convincente, llevado a muchos hermanos a frustrar el plan establecido por Dios. A través de cuestionamientos y artículos distribuidos a líderes de diversas iglesias han tratado de colocar descrédito sobre la administración de la Iglesia Adventista del Séptimo Día”.

“Esta iglesia fue establecida por voluntad de Dios y el sistema administrativo fue inspirado por la misma fuente, fuente divina. Es el sistema perfecto, pues fue establecido por Uno que no puede errar. Pero infelizmente algunas personas, inspiradas por el enemigo, han cuestionado las prácticas de empleo del diezmo y se han rebelado contra los líderes del Israel moderno. Así como Coré, Datán y Abirán se rebelaron contra Moisés, estos hermanos, mostrando apariencia de piedad y celo, se rebelan contra la administración. Con esto hacen que todo el cuerpo sufra, pues incitan la iglesia a la división”.

“Nuestra iglesia tiene que ser unida. Jesús oró por la unión de la iglesia y esta unión se irá a mantener a despecho de los esfuerzos de estos enemigos de la Causa de Dios. Estos hombres, enojados con la obra y consigo mismo, son como jotes, sólo miran las cosas malas. Sólo ven los defectos de la administración. No ven las virtudes. Hermanos, no vamos a ser como los jotes, sino como las águilas. Estas no miran hacia abajo para buscar carne, sino que siempre están mirando hacia arriba y vuelan sobre las nubes negras. Hermanos, no vamos a juzgar o criticar la administración”.

"La crítica proviene del enemigo. Hay fallas en nuestra organización, pues la iglesia es militante y es dirigida por hombres imperfectos. Pero brevemente seremos la iglesia triunfante y reinaremos con Jesús por toda la eternidad. Vamos a unirnos hermanos, pero no para criticar la Obra. Vamos a unirnos para terminarla en el nombre de Jesús. Amén hermanos. Digan ¡Amén! (la iglesia en alta voz dice amén). La Asociación, más la iglesia local, juntos y unidos en un único propósito: Abreviar la vuelta de Jesús. No vamos más a robarle a Dios reteniendo los diezmos y ofrendas en la iglesia local. Vamos a devolverlos a través de los canales establecidos por Dios, o sea, la Asociación. Las bendiciones con certeza vendrán".

¿Quién puede resistir a este discurso hecho por un departamental elocuente y carismático? Él no explicó por qué el diezmo puede ser usado para la promoción de programas de colportaje y campamentos de verano, a despecho de las claras orientaciones del Espíritu de Profecía. Apenas lanzó una cortina de humo sobre el asunto, dijo muchas verdades, pero no fue al punto. Colocó el nombre de Jesús en la mitad del discurso para dar un aire de espiritualidad y trabajó con la emoción de los oyentes mencionando la vuelta de Jesús.

Él dijo que el actual sistema administrativo fue establecido por Dios y es un sistema perfecto. ¿Lo será? ¿Fue Dios quien inspiró un sistema administrativo donde un pastor cuida de 4, 6, 10, 20 iglesias? ¿Fue Dios quien estableció un sistema donde la sede administrativa es más lujosa que la Casa del Señor? La verdad es que Dios, de hecho, inspiró un sistema administrativo organizacional para Su iglesia, pero no es este que tenemos hoy. Esto es un engaño, una deturpación del enemigo. Y la iglesia paga el precio.

Es una gran blasfemia atribuir a Dios la autoría de un sistema que mantiene un pastor para varias iglesias, que usa el diezmo para mantener una estructura administrativa gigante. Pero esta costumbre de lanzarle la culpa a Dios viene desde el Edén. Dios hace las cosas correctas, Satanás deturpa y le pone la culpa a Dios.

Hace un tiempo atrás le dije a un pastor que si el diezmo fuese utilizado en la predicación del evangelio, tendríamos muchos más bautismos y menos apostasías de lo que tenemos hoy. Él me dijo que el problema del fracaso en el evangelismo de la IASD no ocurre por falta de dinero, sino por falta del Espíritu Santo, pues cuando el Espíritu Santo caiga el evangelio será predicado sin la necesidad del diezmo. Encontré esta respuesta bastante interesante. ¡Entonces el culpado es el Espíritu Santo que no cae sobre nuestras cabezas! Mientras no recibamos el Espíritu, infelizmente hemos recibido un lavado cerebral... 

Creación de Comunidades Independientes.-

Con el aumento de la información y del esclarecimiento, la argumentación evasiva de la Corporación no ha tenido mucho éxito en algunos lugares. Cuando tal sistema no funciona y no hay cómo explicar tales cuestiones, la regla es volverse contra los portadores del mensaje. ¿Cómo es hecho eso? Primeramente difamando estos hermanos denominándolos de “rebeldes”, “disidentes” y “enemigos de la iglesia”. El pecado de estos “rebeldes” es discordar con los procedimientos de la Corporación como, por ejemplo, la mala administración de los diezmos y las relaciones ecuménicas entre la Iglesia Adventista y los protestantes y católicos.

La realidad es que quien no concuerda con los procedimientos de la Corporación tiene que quedarse callado. En el caso que discorde y demuestre insatisfacción, el miembro se vuelve “persona no grata”, un elemento indeseable. La Corporación siempre encuentra una forma de eliminar tal persona. En general las exclusiones por motivos administrativos (aquellas que no envuelven la quiebra de algún mandamiento) ocurren en procesos injustos, contrarios al Manual de la Iglesia. Este tipo de procedimiento se está volviendo común no apenas contra miembros individuales, sino también contra iglesias enteras. Un ejemplo clásico es el de la iglesia de Poá, en São Paulo. La Corporación a través de la Asociación Paulista Este, de forma arbitraria cerró la iglesia y dejó a los hermanos en la calle. (Acuérdese que cuando compramos un terreno y construimos una iglesia, ella es colocada en el nombre de la Corporación).

El procedimiento de estos hermanos que fueron excluidos por motivos administrativos ha sido el mismo de los apóstoles cuando huían de la persecución de los judíos. Muchos se han reunido en casas particulares, otros arriendan garajes o salones para ofrecerle un culto a nuestro Dios. Estas comunidades no tienen cualquier vínculo con la Corporación, pues así como Lutero, fueron expulsados de la iglesia que amaban. En mi caso, por ejemplo, en el año 2000 solicité la reintegración como miembro registrado en los libros de la Corporación. Solicité una audiencia con la iglesia conforme lo prescribe el Manual de la Iglesia, pág. 174. El pastor distrital, sin considerar cualquier voto de la comisión, arbitrariamente negó la audiencia y consecuentemente la reintegración. El hecho es que tocamos en aquello que es la niña de los ojos de la Corporación: el dinero.

“Dios tiene una iglesia. No es una gran catedral, ni un establecimiento nacional, ni aun las diversas denominaciones; son las personas que aman a Dios y guardan sus mandamientos”. Ellen G. White – Alza Tus Ojos: 315.

La iglesia de Dios es un pueblo. No es una persona jurídica con sedes lujosas y un logotipo. No es una denominación vinculada a Roma. La iglesia de Dios está compuesta por las personas que Lo aman y están dispuestas a finalizar Su obra en esta tierra.


Apéndice A - Carta al Hermano Watson .-

Mountain View, California, 22 de Enero de 1905.

Mi hermano, deseo decirle a usted: Sea cuidadoso con el modo como actúa. Usted no está actuando sabiamente. Cuanto menos usted hable sobre el diezmo que es destinado para los más necesitados y a los Campos más carentes en el mundo, más sensible usted será.

Durante años me ha sido mostrado que mi diezmo debería ser remitido para ayudar a los ministros blancos y negros que eran negligenciados y no recibían lo suficientemente necesario para sostener la familia. Cuando mi atención se volvía hacia los ministros de edad, blancos o negros, era mi especial tarea investigar sus carencias y suplir sus necesidades. Esta debería ser mi obra especial, y he hecho esto en innumerables casos. Ningún hombre debería darle notoriedad al hecho de que en ocasiones especiales el diezmo es usado de esta manera.

Con respecto a la obra con los negros en el Sur, aquel Campo fue y aun está siendo robado de los medios que deberían llegar hasta sus obreros. Si han existido casos en los cuales nuestras hermanas han destinado sus diezmos para el sustento de ministros que trabajan por personas negras en el Sur, consérvese cada hombre, si es sabio, callado.

He destinado mi diezmo para los casos más necesitados que son traídos a mi conocimiento. Fui instruida a hacerlo así; y como el dinero no es retirado de la tesorería del Señor, no es un asunto que debería ser acompañado por comentarios, pues haría necesario mi envolvimiento con esas cosas, lo que no deseo hacer, porque no es lo mejor.

Algunos casos han sido mantenidos delante de mi durante años, y he suplido sus necesidades del diezmo, conforme Dios me instruyó a hacer. Y si cualquier persona me dice: Hermana White, usted podría destinar mi diezmo para donde usted sabe que él será más necesario, yo diré: Si, lo haré; y he actuado así. Elogio esas hermanas que han aplicado su diezmo donde es más necesario para ayudar a realizar una obra que está siendo negligenciada, y si a ese asunto le es dada publicidad, fortalecerá un punto de vista que sería mejor si fuese dejado como está. No tengo interés en dar publicidad a esa obra que el Señor me indicó realizar, y a otros también.

Le envío esta explicación para que usted no cometa un error. Las circunstancias alteran los casos. No le aconsejaría a nadie a realizar una práctica de arrecaudación del dinero del diezmo. Pero durante años y aun hoy, hay personas que perdieron la confianza en el método de la aplicación del diezmo y han colocado su diezmo en mis manos, y me han dicho que si no lo tomase, ellos mismos lo encaminarían hacia las familias de ministros más carentes que encontrasen. He recibido el dinero, he dado un recibo por él, y les he dicho a ellos cómo fue aplicado.

Le escribo considerando que eso lo ayudará a mantenerse quieto en vez de provocar ruido y darle publicidad al asunto, para que muchos otros no sigan su ejemplo.

Apéndice B - Conflictos Dentro de la Iglesia .-

El contenido de este apéndice demuestra que los conflictos dentro de la iglesia no son fenómenos nuevos. Desde la época de Cristo han ocurrido episodios semejantes a los que presenciamos hoy. Por esta razón decidí incluir en este apéndice un estudio bíblico para preparar a los hermanos para la persecución que será iniciada dentro de la iglesia cuando las verdades contenidas en este material lleguen a su iglesia. Las referencias usadas en este estudio fueron retiradas de la “Biblia Viva” y del libro El Deseado de Todas las Gentes – DTG, de Ellen G. White.

La iglesia de Dios, a lo largo de los siglos, ha testimoniado diversos tipos de conflictos internos. Muchas veces surge un problema en la iglesia que acaba dividiendo al pueblo de Dios. Aun cuando muchas personas puedan quedar chocadas y abaladas, deben saber que este tipo de problema no es novedad. En el pasado hubieron problemas semejantes, pero los que son fieles estudiosos de la Palabra de Dios sabrán cómo actuar en cada problema sin ser confundidos y tomarán la decisión correcta en la hora cierta.

Ejemplos en la Palabra de Dios.-

La Palabra de Dios relata diversos casos de conflictos entre el pueblo de Dios, pero sin duda, el ejemplo más significativo e importante está mencionado en el Evangelio de Juan. Aun cuando Juan sea conocido como el apóstol del amor, dotado de gran sensibilidad él relató con clareza el conflicto interno causado en la iglesia por el ministerio de Cristo.

Cada cristiano debe estudiar con ahínco estas experiencias en la Palabra de Dios y en el Espíritu de Profecía para no caer en una trampa y no ser confundido. Principalmente los asuntos relacionados con Cristo deben ser cuidadosamente estudiados. QUIEN ESTUDIA LA PALABRA DE DIOS NO ES CONFUNDIDO POR HOMBRES.

Por eso decidimos presentar aquí un ESTUDIO BÍBLICO sobre conflictos dentro de la iglesia de ISRAEL. Estudiando el pasado, vamos a sacar tirar lecciones para nuestra iglesia hoy.

Origen del Conflicto.-

(1) ¿Cuál fue el origen del conflicto en la época de Cristo? Juan 2:13-17.

Respuesta: "Fue cuando llegó la época de la conmemoración anual de la Pascua de los judíos; entonces Jesús fue para Jerusalén. En el área del templo, Él encontró a los comerciantes vendiendo ganado, ovejas y palomas para sacrificios; y los hombres de negocios por detrás de sus mesas. ¡Jesús hizo un látigo con unas cuerdas y los expulsó a todos, poniendo para fuera las ovejas y los bueyes, desparramando en el piso las monedas de los negociantes y virando las mesas de ellos! Después Él llegó hasta los hombres que vendían palomas, y les dijo: "¡Saquen esas cosas de aquí! ¡No transformen la Casa de mi Padre en un mercado!" Entonces sus seguidores se acordaron de esta profecía de las Escrituras: "La preocupación por la Casa de Dios será el motivo de mi muerte".

Comentarios: Cristo apoyaba los servicios del templo pues habían sido establecidos por Dios. Pero luego en el inicio de Su ministerio reprobó vehementemente la forma como los líderes espirituales transformaron una actividad sagrada en una forma de obtener lucro fácil explotando a los adoradores sinceros. Al reprender de forma pública el error de los sacerdotes y fariseos, Cristo estaba firmando su sentencia de muerte.

(2) ¿Cuál fue el resultado de esta y de otras reprobaciones de Cristo? Juan 7:7.

Respuesta: "Porque el mundo no puede odiarlos a ustedes; pero a Mi, si, porque Yo los acuso de pecado y de maldad".

Comentarios: Esta y otras reprobaciones al espíritu de ambición atrajeron el odio de los sacerdotes sobre Cristo. 

(3) ¿Cuál era la opinión que os líderes de la religión judía tenían sobre Jesús? Juan 9:24.

Respuesta: "Llamaron al hombre que había sido ciego y le dijeron: Da gloria a Dios, y no a Jesús, porque nosotros sabemos que Jesús es un individuo peligroso".

La Actitud del Pueblo.-

(4) ¿Cuál era el gran dilema del pueblo al observar las obras de Jesús en contraste con la de los sacerdotes? DTG:585.

Respuesta: "El interés del pueblo en Cristo y Su obra crecía constantemente. Estaban encantados con Sus enseñanzas, pero, por otro lado, grandemente perplejos. Habían respetado a los sacerdotes y rabinos por su inteligencia y aparente piedad. En todos los asuntos religiosos, siempre habían rendido una implícita obediencia a la autoridad de ellos. Sin embargo, ahora veían a esos hombres procurando desacreditar a Jesús".

Comentarios: El pueblo estaba realmente confuso. De un lado estaba Cristo, siempre haciendo el bien y enseñando la verdad. Del otro lado estaban los líderes espirituales debidamente reglamentados por la iglesia oficial de la época, iglesia que había sido establecida por el propio Dios como promesa a Abrahán. Si estos líderes decían que Jesús era peligroso, entonces deberían tener razón, al final de cuentas los líderes espirituales eran maestros inteligentes, ungidos del Señor, y habían estudiado mucho las Escrituras para llegar a este cargo de liderazgo.

(5) ¿En qué estado se encontraba el pueblo con relación a los sacerdotes? ¿Qué obra Cristo debería realizar por el pueblo? DTG:586.

Respuesta: "El pueblo se encontraba esclavizado debido a su reverencia por la tradición y su fe ciega en un sacerdocio corrompido. Esas cadenas debía quebrar Cristo. Era preciso exponer más plenamente el carácter de los sacerdotes, principales y fariseos".

Comentarios: Cristo no tenía como objetivo reformar el sacerdocio corrompido, volviéndolo puro como al principio. Si este fuese el objetivo de Cristo, podríamos decir que él no tuvo éxito, pues aun después de Su muerte los sacerdotes continuaron cometiendo los mismos errores.

El objetivo de Cristo, según Ellen White, era libertar al pueblo de la esclavitud y de la fe ciega en los líderes espirituales. Su objetivo era concientizar las personas para que estas no fuesen influenciadas negativamente por un sistema religioso que estaba sufriendo una modificación a través del hombre. Como dijo Ellen White, el objetivo de Cristo era mostrarle al pueblo de una forma más clara, cuál era el verdadero carácter de los sacerdotes. Aparentaban ser buenas personas, pero en la práctica demostraban lo contrario.

(6) Delante de estas frecuentes reprensiones de Cristo, ¿qué decisión tomaron los líderes espirituales? Juan 9:22-23

Respuesta: "Los padres del ciego dijeron esto con miedo de los líderes judíos, que ya habían avisado que cualquiera que dijese que Jesús era el Mesías, sería expulsado de la religión de los judíos".

Comentarios: La religión tenía una importancia fantástica para los judíos. Ellos preferían perder miembros de la familia, perder poses, perder la salud, pero no deseaban de ninguna forma perder su vínculo con la sinagoga. Observe que el sentimiento predominante del pueblo para con los fariseos era el miedo.

(7) Como resultado, ¿cuál fue la reacción del pueblo? Juan 7:11-13.

Respuesta: "los líderes judíos procuraban encontrar a Jesús en la fiesta y andaban preguntando por Él. Había una gran discusión a su respecto entre el pueblo. Algunos decían: Él es un hombre admirable, mientras otros decían: ¡No! Él está engañando al público. Pero nadie tenía el coraje de hablar a favor de Él en público, con miedo de los líderes judíos".

Comentarios: El mensaje de Cristo dividió al pueblo. La posición oficial de la iglesia era contra Jesús y por eso las personas no se aventuraban a apoyarlo públicamente, principalmente las que poseían una posición de destaque dentro de la sinagoga y en el sanedrín.

¿Quién Estaba al Lado de Cristo?

(8) ¿Será que Jesús tenía a la mayoría del pueblo a su lado? Juan 12:37, 39-40.

Respuesta: "Pero a pesar de todos los milagros que Él había hecho, la mayoría del pueblo no quería creer que Él era el Mesías... Ellos no podían creer, pues acontecía como también Isaías había dicho: Dios cegó los ojos y endureció sus corazones para que no puedan ver, ni entender, o volverse a Mi, para que yo los cure a todos".

Comentarios: Cuando leemos que Dios endureció el corazón del pueblo, somos tentados a creer que el rechazo fue una obra determinada por Dios. Nos acordamos también del Faraón, cuyo corazón fuera endurecido por Dios. ¿Cómo explicar esto? La actuación de Dios sobre las personas es comparada al calor del sol. El mismo sol que endurece el barro, ablanda la mantequilla. Dios es el mismo para todos, nuestro corazón es el que es diferente. Algunos tienen el corazón de barro, mientras más actúa Dios sobre estos, más duros ellos se ponen. Otros tienen el corazón de mantequilla el cual se ablanda cuando Dios actúa.

Infelizmente el corazón de la mayoría del pueblo estaba endurecido por sus pecados y por la influencia negativa de los líderes espirituales.

(9) ¿Será que todos los líderes espirituales estaban contra Jesús? Juan 10:19-21.

Respuesta: "Cuando Él [Jesús] dijo estas cosas, los líderes judíos se dividieron nuevamente en sus opiniones a respecto de Él. Algunos decían: "Él tiene demonio, o entonces está loco. ¿Para qué oír a un hombre así?" Otros decían: "¡Esto no nos parece la manera de un hombre que esté tomado por el demonio! ¿Un demonio puede abrir los ojos de los ciegos?".

Comentarios: Perciba que el verso dice que los líderes judíos se dividieron nuevamente. Esto significa que ellos ya se habían dividido antes y que tal vez ya se hubiesen dividido diversas veces con respecto al asunto. Algunos encontraban que Cristo era inspirado por Dios pues hacía el bien y decía la verdad. Otros encontraban que Él era inspirado por el demonio pues reprendía de forma firme y pública a los líderes espirituales de la época. Al final de cuentas, ¿cómo una persona que critica al liderazgo de la iglesia puede ser de Dios? Así argumentaban los enemigos de Cristo.

(10) ¿Qué sucedía con los líderes judíos que creían en Jesús? Juan 12:42-43.

Respuesta: "Sin embargo, aun entre los líderes judíos, muchos creían que Él era el Mesías, pero no declaraban eso a nadie a causa del miedo que tenían de ser expulsados de la sinagoga por los fariseos; pues a ellos les gustaba más la alabanza de los hombres que la alabanza de Dios".

Comentarios: Este verso no dice que pocos líderes judíos creían en Jesús, al contrario, dice que MUCHOS creían en Él, pero no tenían la valentía de confesar públicamente el nombre de Jesús. Tenían miedo de sufrir una vergüenza, tenían miedo de perder sus posiciones, tenían miedo de perder sus privilegios.

(11) ¿Hubo algún líder de los judíos que tuvo la valentía de confesar a Cristo? Juan 19:38.

Respuesta: "Después de eso [después de la muerte de Cristo] José de Arimatéa, que había sido un seguidor secreto de Jesús porque tenía miedo de los líderes judíos, valientemente le pidió a Pilato autorización para retirar el cuerpo de Jesús; y Pilato lo dejó".

Comentarios: Qué pena que José de Arimatéa sólo tuvo valentía después de la muerte de Cristo. Si confesase a Cristo antes de Su muerte, ciertamente sería una fuerte influencia en favor de la verdad. Inspiraría a otras personas a también confesar públicamente sus convicciones.

La Actitud de los Altos Líderes Judíos .-

(12) ¿Cuál fue la salida encontrada por los altos líderes judíos para ponerle un fin al ministerio de Jesús? Juan 11:47-50 y 53.

Respuesta: "Entonces los sacerdotes principales y los fariseos convocaron a una reunión del Consejo para discutir la situación. "¿Qué vamos a hacer?" se preguntaban los unos a los otros, "pues este hombre evidentemente hace milagros. Si nosotros Lo dejamos en paz, la nación entera se irá atrás de Él y entonces el ejército romano vendrá para matarnos y hacerse cargo del gobierno judío. Entonces uno de ellos, Caifás, que era el sumo sacerdote en aquel año, dijo: "¡Ustedes no saben nada! - Que muera sólo Ese hombre por el pueblo – ¿por qué debería morir toda la nación?... Por eso, de aquella hora en adelante, los líderes judíos comenzaron a planear la muerte de Jesús".

Comentarios: Los sacerdotes estaban preocupados en mantener el poder y el gobierno del pueblo judío. Tenían miedo de perder los privilegios y de tener que someterse más aun a los romanos. La idea del sumo sacerdote fue aceptada por todos. No hubo en el Consejo nadie que se levantase para defender la causa de Cristo.

(13) ¿Qué estrategia usaron los sacerdotes para condenar a Cristo? DTG:576.

Respuesta: "Los sacerdotes y príncipes oyeron en silencio las incisivas reprensiones de Cristo. No Le podían refutar las acusaciones. Pero sólo quedaron aun más decididos a armarle trampas; y con ese designio, le enviaron espías, "que se fingiesen justos, para pillarlo en alguna palabra, y entregarlo a la jurisdicción y poder del presidente". No mandaron a los viejos fariseos a quien Jesús encontrara muchas veces, sino que a los jóvenes, que eran ardientes y celosos, y los cuales, pensaban, Cristo no conocía".

Comentarios: La estrategia armada para condenar a Jesús era examinar de cerca todo lo que Él decía en público y tratar de pillarlo en alguna palabra. Aun cuando tuviesen que distorsionar un poco la verdad. Para eso los fariseos usaban jóvenes que deberían acompañar a Jesús como si fuesen sus seguidores y anotarían todo lo que Jesús decía para después contárselo a los viejos fariseos.

(14) En su juicio, ¿qué sufrió Jesús por decir la verdad? Juan 18:19-23.

Respuesta: "El sumo sacerdote comenzó a hacerle preguntas a Jesús a respecto de sus seguidores y lo que Él le había enseñado a todos. Jesús respondió: "Lo que yo enseño es muy conocido, porque yo lo he predicado abiertamente en la sinagoga y en el templo; yo he sido oído por todos los líderes judíos y no enseño en particular nada que no haya dicho en público. ¿Por qué usted Me está haciendo estas preguntas? Pregúntele a aquellos que me oyeron. Hay algunos de ellos aquí. Ellos saben lo que yo dije". Uno de los soldados que estaban allí le dio un puñetazo a Jesús. "Esa es manera de responderle al sumo sacerdote?", le preguntó él. "Si yo mentí, pruébelo", respondió Jesús. "Usted le pegaría a un hombre porque él dice la verdad?".

(15) ¿Cómo se consideraban los líderes de la religión judía? ¿Y qué exigían ellos del pueblo? DTG:586.

Respuesta: "Los escribas y fariseos pretendían encontrarse investidos de una divina autoridad idéntica a la de Moisés. Como tales, exigían del pueblo la más completa deferencia (respeto) y sumisión".

Comentarios: Los sacerdotes no admitían cualquier cuestionamiento por parte del pueblo y se irritaban mucho cuando sus actitudes eran cuestionadas. Por el hecho de cuestionar la actitud de los sacerdotes, Jesús fue considerado un enemigo de la Iglesia oficialmente establecida. Pero Cristo no se importaba en ser golpeado, ser humillado o ser calumniado. La misión de Cristo era predicar la Verdad y eso Él lo hizo hasta el final. Él sabía que no era la fuerza la que resolvería los problemas, sino apenas la Verdad libertaría al pueblo.

(16) ¿Qué sucedería con los que fueron influenciados por los fariseos y rechazaron a Cristo? DTG:594.

Respuesta: "De generación en generación se había estado acumulando una terrible punición contra los que rechazaban la luz y la verdad. Esa (punición) los enemigos de Cristo estaban entonces atrayendo sobre sus propias cabezas. El pecado de los sacerdotes y principales era mayor que el de cualquier generación anterior. Por su rechazo del Salvador, se estaban volviendo responsables por la sangre de todos los justos muertos desde Abel hasta Cristo. Estaban listos para hacer transbordar su copa de iniquidad. Y dentro de poco les sería ella derramada sobre la cabeza en juicio de retribución".

Comentarios: El infinito amor y gran misericordia de Dios pueden ser testimoniados aun hasta en Sus juicios. Dios tuvo una enorme paciencia con Israel antes de derramar sobre ellos la copa de los juicios. Pero finalmente los que rechazaron la verdad y persiguieron a los mensajeros de Dios sufrieron la justa retribución.

El juicio cayó principalmente sobre sus hijos y sus familias. Un juicio terrible como nunca antes. ¿Cuán diferente podría haber sido la historia de las familias de Israel se hubiesen aceptado la verdad pura de Cristo en vez de aceptar los engaños de los sacerdotes?

Promesas Para el Futuro.-

(17) ¿Qué prometió Cristo a sus seguidores? Juan 15:20 y 25; Juan 16:1-2.

Respuestas:

15:20 "¡Un esclavo no es mayor que su señor! Por lo tanto ya que ellos me persiguieron, naturalmente los perseguirán a ustedes".

15:25 - "Esto cumplió lo que los profetas dijeron a respecto del Mesías: Ellos me odiaron sin causa".

16:1-2 "Yo les dije estas cosas para que ustedes no sean abalados por todo lo que vendrá después. Porque ustedes serán expulsados de las sinagogas, y en verdad está llegando el tiempo en que aquellos que los maten pensarán que le están prestando un servicio a Dios".

Comentarios: Quién es más bien tratado: ¿un señor o su siervo (esclavo)? Es lógico que el señor es más bien tratado. Si Jesús, siendo el Señor, sufrió estas persecuciones, ciertamente nosotros sufriremos también. Jesús alertó a sus discípulos al decir que esta situación se iría a repetir a lo largo de los siglos.

(18) ¿Será que esto ha sucedido hoy? DTG:593-594.

Respuesta: "Eso nos debe servir de lección. Nos debe abrir los ojos al poder de Satanás para engañar la mente que se desvía de la luz de la verdad. Muchos siguen las pisadas de los fariseos. Reverencian los que murieron por su fe. Se admiran de la ceguera de los judíos al rechazar a Cristo. Si hubiésemos vivido en Su tiempo, declaran, y con placer Le recibiríamos las enseñanzas; nunca habríamos tomado parte en el crimen de los que rechazaron al Salvador. Pero cuando la obediencia a Dios requiere abnegación y humillación, esas mismas personas acallan sus convicciones y rehusan la obediencia. Así manifiestan el mismo espíritu que los fariseos a quienes Cristo condenó".

Comentarios: Si usted viviese en la época de Cristo, ¿qué haría usted? Seguiría a Cristo o tomaría parte en los crímenes contra Él? ¿Confesaría públicamente la verdad o acallaría sus convicciones movido por el miedo?

(19) ¿Esto ya acontecía antes de Cristo? CS:458-459.

Respuesta: "Hoy, como en los siglos anteriores, la presentación de cualquier verdad que repruebe los pecados y errores de los tiempos, suscitará oposición... Es el mismo sistema que ha sido adoptado en todos los tiempos. Elías fue acusado de ser el perturbador de Israel, Jeremías de traidor, Pablo de profanador del templo. Desde aquel tiempo hasta hoy, los que deseen ser fieles a la verdad han sido denunciados como sediciosos (revolucionarios), herejes o facciosos (separatistas)". CS:458-459.

Comentarios: Si estudiamos la historia, vamos a percibir que las mismas situaciones se repitieron a lo largo de los siglos. Lutero enfrentó la misma lucha de Cristo. Predicó contra los abusos de los sacerdotes que vivían en el lujo gracias a la venta de certificados de perdón (indulgencias). La Iglesia Católica no cambió a causa de Lutero, continuó cambiando la salvación por dinero, pero las personas sinceras fueron esclarecidas a respecto de la verdad que somos salvos por la fe. El engaño y el error siempre existirán, pero aquel que busca refugio en la PALABRA DE DIOS, jamás será engañado por los hombres.

Apéndice C – Los Mayordomos y la Rendición de Cuentas con Dios .-

“Si una u otra persona que dirige la iglesia y que tiene que ver con las finanzas, usa mal o indebidamente el dinero, no es mi problema. Es un problema de ella con Dios. Un día, cuando Jesús vuelva, ella va a tener que rendirle cuentas a Dios de lo que hizo. Yo cumplí con mi parte al devolverle a Dios, a través de Su iglesia, aquello que es de Él, porque el diezmo no es mío...”.  Pr. Alejandro Bullón – Extraído de la charla “DIEZMOS Y OFRENDAS, ¿POR QUÉ?” del Está Escrito en http://www.sisac.org.br/ee/palestra/textos/dizimoseofertasporque.htm

El concepto expresado por el Pr. Bullón en el párrafo anterior está fuertemente arraigado a la cultura y a la tradición adventista. Delante de innumerables evidencias de la mala utilización de los diezmos por la Corporación, la insatisfacción y los cuestionamientos por parte de los laicos crecen a cada día. Fue necesario elaborar argumentos fuertes para mantener al pueblo diezmando fielmente para la Asociación/Misión. Le dicen a los miembros: “Su parte es devolverle a Dios; si el diezmo es mal empleado el problema no es suyo, es de quien lo empleó en forma incorrecta”.

¿Pero será que esta argumentación tiene una base bíblica? Vamos a hacer un análisis de la declaración del pastor Bullón tratando de responder a tres preguntas:

1) ¿Si los administradores usan el dinero en forma incorrecta esto es un problema sólo de ellos o es un problema para la Iglesia también?

2) Los administradores deberán rendirle cuentas a Dios, según el pastor Bullón, sólo “cuando Jesús vuelva” o deben rendirle cuentas a los miembros de la iglesia aun aquí en la tierra?

3) ¿Quién es el legítimo representante para recibir y decidir el destino del diezmo? ¿Quién tiene el derecho sobre el diezmo?

“No es mi problema”

“Si una u otra persona que dirige la iglesia y que tiene que ver con las finanzas, usa mal o indebidamente el dinero, no es mi problema. Es un problema de ella con Dios”. Pr. Bullón.

Sin duda alguna un administrador que desvía recursos sagrados para otros fines estará creando un problema para sí delante de Dios. Administradores que, reunidos en asambleas, votan reglamentos (prácticas) que permiten el desvío para fines diferentes de los especificados por el Espíritu de Profecía también están creando un problema para sí delante de Dios. En este punto somos obligados a concordar con el Pr. Bullón. De hecho, estas personas están creando un gran problema para ellas delante de Dios.

Pero la cuestión ahora es otra: ¿Será que el único problema que estos líderes crean son problemas para sí mismos al emplear de forma incorrecta el diezmo? Responder si a esta pregunta es admitir que un chofer embriagado, al dirigir su automóvil de forma imprudente, puede causar problemas apenas para sí mismo. ¡No! Esto no es verdad!

Hoy la Iglesia sufre cuando el dinero es retirado de las iglesias y consumido en gastos administrativos de Asociaciones, Uniones y Divisiones. La Iglesia sufre cuando tiene que dividir un pastor con otras iglesias mientras nuevas asociaciones y misiones están siendo creadas y más cargos administrativos siendo ocupados por parientes y amigos de pastores influyentes. Consecuencias: Falta de asistencia pastoral, evangelismo deficiente, alto índice de apostasías, ancianos y líderes laicos sobrecargados, predicación del evangelio retardada y atraso en la vuelta de Cristo.

Como usted puede percibir, cuando la administración utiliza los diezmos de forma diferente de la especificada por la Biblia y por el Espíritu de Profecía, acaban generando un gran problema para la iglesia. Al contrario de lo que trató de sugerir el Pr. Bullón, la mala utilización de los diezmos por parte de los administradores no es un problema apenas de la administración de la corporación, sino que es también un problema de la Iglesia, pues la mala administración genera un problema para la Iglesia.

Rendición de Cuentas. ¿Para Quién y Cuándo?

El Pr. Bullón continúa argumentando: “Un día, cuando Jesús vuelva, ella [la persona que usó mal o indebidamente el dinero] va a tener que rendirle cuentas a Dios de lo que hizo”. Pr. Bullón.

Un miembro de la iglesia que no envía el diezmo para la Asociación/Misión tiene su elegibilidad para cargos impugnada por la comisión de nominaciones. Los no diezmistas más temprano o más tarde son abordados y cuestionados por el tesorero o por el pastor. ¿Por qué el manual de la iglesia no permite que el que no diezma asuma cargos y rinda cuentas del diezmo apenas con Dios?

Aun cuando los miembros laicos que no diezman para la Asociación/Misión acaban rindiendo cuentas aquí en la tierra, el Pr. Bullón sugiere que los administradores rendirán cuentas apenas con Dios y esto sólo cuando Jesús vuelva. Ciertamente irán a rendir cuentas con Dios. Pero queda subentendido que la administración no tiene la obligación de rendir cuentas con los miembros, sino apenas con Dios. ¡Ahí está el peligro!

En Agosto de 1999, encaminé una solicitación de rendición de cuentas detalladas a la Asociación Paulistana. Esta solicitación fue firmada por todos los ancianos del distrito de Ipiranga (SP) y por otros líderes de departamentos del distrito. Fue entregada en las manos del presidente de la Asociación. Infelizmente nuestra solicitación fue negada. Hasta hoy, ninguno de los líderes que firmó la solicitación de transparencia tuvo acceso a cualquier relatorio detallado. El motivo alegado para negar la transparencia fue “confidencialidad de las informaciones”.

Siempre hay argumentos para hacer pensar al pueblo que no tiene derecho de recibir una rendición de cuentas detallada. En general, los argumentos que usan el nombre de Dios son los más convincentes. En este caso, uno de los argumentos es el siguiente: “Debemos rendir cuentas apenas al dueño. Dios es el dueño del diezmo, por lo tanto la administración de la IASD deberá rendir cuentas apenas con Dios, no con los miembros, pues los miembros no son los dueños del diezmo. ¿O usted se juzga dueño del diezmo? Su deber como miembro es devolver y no fiscalizar. Dios le pide que usted devuelva, no que fiscalice”. Yo ya oí esta frase diversas veces. ¿Pero será que este argumento puede ser sustentado bíblicamente?

¿Quién es el legítimo propietario del diezmo?

El Pr. Bullón concluye el párrafo de la siguiente forma:

“Yo cumplí mi parte al devolverle a Dios, a través de Su iglesia, aquello que es de Él, porque el diezmo no es mío...”.  Pr. Bullón.

¿De quién es el diezmo? “También todos los diezmos de la tierra, ya sea de los cereales, ya sea del fruto de las árboles, pertenecen al Señor; santos son al Señor”. Levítico 27:30.

No hay dudas de que el legítimo propietario del diezmo es el Señor. Pero como Dios no recibe directamente los diezmos, Él nominó sacerdotes para que fuesen los legítimos receptores del dinero sagrado.

El diezmo está vinculado al sacerdocio y no al templo como algunos imaginan. Aun antes de existir un templo, Abrahán pagó el diezmo al sacerdote Melquisedec, que era también rey de Salém.

Después de la liberación del pueblo de Israel del dominio egipcio Dios instituyó el orden sacerdotal “Aarónico”. Los descendientes de Aarón pertenecientes a la tribu de Leví pasaron a recibir los diezmos del pueblo de Israel.

Cristo, a través de su muerte, puso fin al sistema sacerdotal levítico o Aarónico. Un nuevo orden fue establecido: El sacerdocio según el orden de Melquisedec. Cristo es el Sumo Sacerdote de este orden, ¿pero quiénes son los sacerdotes? ¿Serían los pastores administradores? ¿Serían los pastores distritales los verdaderos sacerdotes? ¿Serían los pastores administradores más los distritales más los ancianos? El apóstol Pedro responde:

“Vosotros también, cuales piedras vivas, sois edificados como casa espiritual para ser sacerdocio santo, a fin de ofrecer sacrificios espirituales, aceptables a Dios por Jesucristo… Pero vosotros sois la generación elegida, el sacerdocio real, la nación santa, el pueblo adquirido, para que anunciéis las grandezas de aquel que os llamó de las tinieblas para su maravillosa luz”. 1 Pedro 2:5 y 9.

Hoy todos nosotros somos sacerdotes, somos representantes de Cristo en un mundo oscuro. La ley del diezmo cambió, pues el sacerdocio cambió, pero el principio continúa el mismo de aquel de la época de Abrahán y Melquisedec. Hoy el diezmo no pertenece más a un grupo restricto de pastores administradores. Hoy el diezmo pertenece al cuerpo de Cristo, pertenece a Su Iglesia.

Hoy todos nosotros somos MAYORDOMOS, o sea, ADMINISTRADORES de los talentos que el Señor nos confió. En breve el Señor llamará a cada mayordomo. Lo llamará a usted y a mi para que rindamos cuentas de todo lo que él nos prestó: el cuerpo, el tiempo, los talentos y los bienes materiales.

Cuando algún pastor le dice que usted debe entregar el diezmo para la Asociación/Misión aun sabiendo que el destino no es el especificado por la Biblia y el Espíritu de Profecía, en realidad este pastor está tratando de descaracterizar su función de mayordomo y de sacerdote real. El mayordomo (administrador) es usted, no la Asociación/Misión. El sacerdote es usted y todos los creyentes. Como sacerdote y mayordomo, usted tiene el libre albedrío para transferir el dinero para la Asociación/Misión, pero no puede transferir para ellos la responsabilidad de mayordomo. La responsabilidad de mayordomo es intransferible. La responsabilidad continúa siendo suya. Si usted sabe que ellos lo usan mal y aun así le confía el sagrado depósito del Señor a ellos, quien rendirá cuentas con Dios es el mayordomo, o sea, usted.

Dios no lleva en cuenta los tiempos de ignorancia. Durante mucho tiempo, mientras estaba en la ignorancia, devolví fielmente los diezmos para la Asociación y siempre fui agraciado con las bendiciones de Dios. Después que llegué al conocimiento de todo lo que fue relatado en este material, no pude continuar enviando el dinero para allá y al mismo tiempo mantener mi consciencia en paz. Hoy gozo de las bendiciones del cielo de forma más abundante que antes, pero creo que esto no se debe al diezmo, sino que a la gran misericordia que Dios tiene para conmigo.

Haga como Ellen White. Como buen mayordomo emplee el sagrado tesoro que el Señor le confió para la salvación de almas.

“El tiempo presente es un período de solemne privilegio y sagrada confianza. Si los siervos de Dios guardan fielmente el depósito que les es confiado, grande será su recompensa, cuando el Maestro diga: ”Presta cuentas de tu mayordomía". Luc. 16:2”.  Obreros Evangélicos:267.

"Había un cierto hombre rico", dijo, "el cual tenía un mayordomo; y este fue acusado delante de él de disipar sus bienes". Luc. 16:1. El rico había depositado todas sus poses en las manos de este siervo, pero el siervo era infiel, y el patrón fue convencido de que era defraudado sistemáticamente. Determinó no tenerlo más a su servicio, y procedió a un análisis de sus cuentas. "¿Qué es eso que oigo de ti?" dijo, "rinde cuentas de tu mayordomía, porque ya no podrás ser más mi mayordomo". Luc. 16:2. Palabras de Vida del Gran Maestro:366.

Quien no rinde cuentas, no puede ser mayordomo... Que esto no ocurra con nosotros. Que nuestro lugar no sea retirado. Amén!

Autor:Ricardo Nicotra

São Paulo

Brasil



[1] Mateos 23:23
[2] Lucas 2:21 y 22
[3] Mateos 8:4
[4] Salém significa paz. Probablemente una referencia poética a Jerusalén. Vea Salmo 76:2
[5] Salmo 110:4
[6] Enciclopedia Adventista en Inglés, comentando sobre el diezmo ("Tithe"), segundo párrafo.
[7] Nehemías 13:10
[8] Citado por Arthur L. White en "Ellen G. White - Mensajera de la Iglesia Remanente", pág. 115
[9] Citado por Arthur L. White en "Ellen G. White - Mensajera de la Iglesia Remanente", pág. 114
[10] Testimonio para Ministros, pág.522 - Apéndice de la pág. 27
[11] Testimonies, Vol. 1, pág. 190 y 191.
[12] Testimonies, Vol. 1, pág. 545. – Citado en el artículo “Ponderaciones sobre laCuestión del Diezmo” de Azenilto G. Brito.
[13] Historia de Nuestra Iglesia, pág. 228.
[14] Citado en Eventos de los Últimos Días, pág. 45.
[16] Sobre "recibir algo a cambio del diezmo" lea el subtítulo "Diezmo por el Servicio" en el capítulo 1.
[18] Miembros Entrando = Bautismo + Profesión de Fe
[19] Miembros Saliendo = Apostasías + Desaparecidos (No están incluídas las muertes)
[20] "Miembros al Inicio" + "Miembros Entrando" - "Miembros Saliendo" es diferente que "Miembros al Final" pues no consideramos las transferencias y los ajustes.
[21] Datos de 1999
[22] Site de esta edición del Diario Adventus de la UCB - http://www.ucb.org.br/Jornaladventus/edicao_3/asvesperas.htm



[e-mail]


[Christweb.com]