El efecto del Alcohol en el corazón .

Por el Dr. Richard Bing especialista en enfermedades cardiovasculares, explica cuáles son las funciones del corazón y cómo son afectadas por las bebidas alcohólicas.

 

Dr. Bing, ¿podría describir brevemente cuál es la función del corazón?

 

El corazón es una bomba, y su función principal consiste en enviar la sangre a todos los órganos del cuerpo. Este órgano recibe su alimento mediante las arterias coronarias. Cuando la bomba no trabaja bien, todo el organismo sufre.

Hablamos del músculo del corazón. ¿Es igual que los demás músculos del cuerpo?

 

El corazón es básicamente un músculo como los músculos que hacen que se mueva una pierna o un brazo. Sin embargo, tiene ciertas características que lo hace diferente de los demás músculos, debido a lo cual puede latir continuamente durante toda la vida: 70,80, y más años. Pero no puede trabajar por mucho tiempo sin recibir la acción vitalizadora del oxígeno; por eso resultan peligrosas las sustancias que limitan el suministro de oxígeno a este órgano.

¿Podría usted explicar en qué forma el músculo cardiaco difiere del músculo de un brazo o una pierna?

 

A diferencia de lo que ocurre con los músculos estriados o esqueléticos, el corazón puede utilizar todas las sustancias nutritivas transportadas por la sangre. Si el Creador no hubiera dispuesto las cosas así, nos encontraríamos en una situación difícil al levantarnos en la mañana, cuando el nivel de azúcar en la sangre es bajo por no haber comido en toda la noche, puesto que el corazón necesita la energía proporcionada por este hidrato de carbono. Por eso este órgano utiliza los ácidos grasos y posiblemente hasta los "cuerpos cetónicos" de la sangre, que pueden tener un elevado contenido de azúcar. De manera que la diferencia entre el corazón y otros músculos radica en la capacidad del primero para utilizar cualquier elemento nutritivo que se encuentre en la sangre.

¿Es afectado el corazón por sustancias químicas o drogas que se ingieren?

 

Sí, las drogas pueden dañarlo. Hay sustancias tóxicas que son especialmente perjudiciales para el músculo del corazón. El alcohol es una de ellas. Algunos medicamentos que la gente toma para aliviar ciertas enfermedades también pueden ser peligrosos.

Hace un momento usted mencionó el alcohol como una de las drogas que afectan al músculo del corazón. Me parece que no mucha gente lo sabe. ¿Qué efecto tiene el alcohol en el corazón?

 

Diré en primer lugar que el alcohol es un veneno de efecto general. Envenena el cerebro. Envenena los músculos. Envenena los órganos productores de sangre. Pero usted está en lo cierto, porque en general se deja de establecer una conexión entre el alcohol y el corazón, y sin embargo hay numerosos pacientes en quienes el alcohol ha afectado específicamente el corazón.

En el caso de algunas personas, el alcohol daña un solo órgano: por ejemplo el cerebro, y no el corazón; a otros les daña el hígado, pero no otros órganos. Lo mismo ocurre con el corazón, que a veces es el único órgano afectado por el consumo de alcohol.

¿Cómo afecta el alcohol el músculo cardiaco?

Antes de contestar su pregunta me referiré al cerebro. El alcohol lo afecta inmediatamente, porque es un anestésico; pero eso es muy diferente del daño a largo plazo que también produce en el cerebro. Se requieren períodos más largos de exposición del cerebro a la influencia del alcohol para que se dañe en forma crónica, en comparación con el tiempo necesario para dañar el corazón en la misma forma.

 

Cuando una persona se toma un trago, casi inmediatamente ocurren ciertos cambios en el corazón. Por ejemplo, aumenta el flujo de sangre en las arterias coronarias que irrigan este órgano. En un tiempo se pensó que esto constituía una ventaja. Se creía que un trago de tequila, de ron o de vino podía aumentar la circulación de la sangre en las zonas del corazón que no tenían irrigación suficiente. Lamentablemente, el aumento de sangre en el músculo cardiaco va a los lugares donde no se la necesita. De manera que si alguien padece de circulación deficiente en alguna región del corazón, el alcohol agrava la situación.

El alcohol aumenta la cantidad de sangre que va a las partes sanas del músculo cardiaco, mientras que disminuye aún más el flujo de sangre a las regiones del corazón que ya tienen deficiencia. De manera que cuando una persona dice que le duele el corazón —lo que se denomina angina de pecho—, y se toma un trago para aliviarlo, en realidad no está mejorando en nada la distribución de la sangre en el corazón.

 

Dr. Bing, quisiera hacerle una pregunta que no se relaciona directamente con el alcohol. ¿Qué efecto produce la nicotina sobre el músculo cardiaco?

 

La nicotina, y otros componentes del cigarrillo, afectan el funcionamiento de las glándulas adrenales, dos pequeñas glándulas situadas sobre los riñones, que producen sustancias que afectan la capacidad del corazón de bombear la sangre. También aumenta los latidos, y hace subir la presión de la sangre y que el corazón se contraiga más vigorosamente, a la vez que determina el aumento del flujo de la sangre al corazón. Pero no sabemos en qué forma se lleva a cabo esto.

Existe una diferencia sutil entre alcohol y nicotina. El alcohol daña directamente el corazón. Aunque no hay evidencia de que la nicotina dañe directamente el corazón, en mi opinión, si el corazón ya está perjudicado, la nicotina es una sustancia peligrosa.

En resumen, tanto el alcohol como la nicotina aumentan el flujo sanguíneo en las arterias coronarias, pero no lo hacen en una forma beneficiosa para el corazón.

 

¿Qué efecto tiene el alcohol sobre las células de los músculos?

 

La disminución de la fuerza de contracción muscular constituye el sello distintivo del efecto del alcohol. Este efecto se manifiesta en las fibras musculares. Mediante el microscopio electrónico, que aumenta las células 40 y 50 mil veces, se aprecia perfectamente la destrucción ocasionada por el alcohol en las células.

Las fibras musculares se distorsionan y cambian la estructura de los elementos microscópicos que las constituyen, especialmente las mitocondrias que proporcionan al músculo del corazón la energía que necesita para contraerse.

¿Existe una relación directa entre la cantidad de bebida alcohólica que una persona ingiere y el daño que experimenta en el corazón?

 

El alcohol es un veneno acumulativo. En otras palabras, se necesitan años de ingestión continua de bebidas alcohólicas para que se dañe el corazón. Uno o dos tragos tienen un efecto bioquímico momentáneo sobre el músculo del corazón, pero la ingestión habitual de alcohol produce efectos crónicos.

 

¿Durante cuánto tiempo tiene que beber una persona para que el alcohol afecte el corazón en forma crónica?

 

Esto depende, por supuesto, de la cantidad de alcohol que esa persona ingiere. Pero en general, varios años. Afortunadamente ese efecto es reversible. Si un paciente con problema de corazón causado por el alcohol deja de beber, puede sanar.

 

Hemos demostrado esto experimentalmente en animales, y también lo hemos visto en pacientes humanos. Por ejemplo, hicimos tomar bebidas alcohólicas a un grupo de ratas. Sabido es que la vida de una rata no es tan larga como la de un ser humano; pero cuando administramos alcohol a esos animalitos durante seis a ocho semanas, sus corazones recibieron un daño muy grave según lo demostraron los exámenes bioquímicos. Después que dejamos de darles bebidas alcohólicas, el músculo cardiaco de estos roedores se recuperó en un tiempo relativamente corto.
 

En el ser humano tomará más tiempo. Pero la mayoría de los pacientes que padecen de enfermedad del corazón provocada por el alcohol, si continúan bebiendo están destinados a morir prematuramente.

 

¿Qué relación existe entre la alimentación y el alcoholismo?

 

Siempre se ha dicho que la mala nutrición es la causante de los efectos nocivos que el alcohol tiene sobre el corazón. Pero eso no es así. Si una persona come bien y presta atención a su régimen, es probable que reciba menos daño. Pero el efecto del alcohol en el corazón no depende de la alimentación de la persona.

 

Es verdad que los alcohólicos no comen bien ni toman vitaminas. De manera que el efecto de una nutrición insuficiente y de mala calidad se añade al del alcohol. Sin embargo, quisiera volver a decir que el alcohol es un veneno. Aunque un alcohólico comiera bien, de todos modos correría el riesgo de contraer alguna enfermedad del corazón.

 

Dr. Bing, ¿qué relación existe entre el problema del corazón y el uso de bebidas alcohólicas en diversas situaciones sociales?

 

El alcoholismo es un problema social. Cuando un paciente sufre de daños orgánicos debidos al alcohol, la acción inmediata consiste en tratar el órgano afectado. Pero más que eso, el alcoholismo requiere tratamiento total de la persona, porque en este caso no se puede tratar con éxito tan sólo un órgano enfermo. El problema del alcoholismo ciertamente comienza en la cabeza, y aquí no me refiero al daño causado al cerebro. Hay algo en el paciente que no funciona bien: en su personalidad, en su manera de encarar la vida, en su pasado. Creo que hay que dar importancia a estos factores.

Si una mujer toma bebidas alcohólicas durante el embarazo, ¿podría esto afectar el corazón del niño?

 

Sí, puede afectarlo. La ingestión de alcohol durante el embarazo puede afectar diversos órganos del niño en formación, incluyendo su cerebro. Si una mujer embarazada toma bebidas alcohólicas regularmente durante la formación del corazón del feto, que comienza unas seis semanas después de la concepción y concluye alrededor de los tres meses de vida fetal, el corazón de la criatura puede resultar dañado.

¿Cuánto tiene que beber la madre para que se produzca el efecto mencionado en el corazón de su hijo en formación?

La información de que disponemos en la actualidad revela que no se necesita gran cantidad de alcohol para dañar el corazón del niño. Aunque no puedo dar cantidades exactas, puedo decir que una mujer embarazada que bebe en las comidas y que de vez en cuando se toma un trago de su licor favorito corre el riesgo de dañar el corazón y otros órganos de su hijo en formación.

 

En resumen, Dr. Bing, ¿cuál cree usted que es la mejor forma de impedir que el alcohol dañe el corazón?

 

Considero que la sobriedad o completa abstinencia de bebidas alcohólicas es una excelente medida preventiva que todos debieran practicar. Como médico, me resulta increíble y lamentable observar la destrucción que la gente se acarrea sobre sí misma debido a su insistencia en usar bebidas alcohólicas.

 

 

(Publicado por cortesía de la revista Listen.)

 

Índice