[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home][Escuela Sabática]
Domingo

LA SEÑAL QUE DISTINGUE AL PUEBLO DE DIOS
Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico.  (Eze. 20: 12).
Así como el sábado fue la señal que distinguía a Israel cuando salió de Egipto para entrar en la Canaán terrenal, así también es la señal que ahora distingue al pueblo de Dios cuando sale del mundo para entrar en el reposo celestial.
La observancia del sábado es el medio dispuesto por Dios para reservar el conocimiento de sí mismo y para establecer una distinción entre sus súbditos fieles y los transgresores de su ley.*
El sábado. . . pertenece a Cristo. . . Y como lo hizo todo, creó también el sábado.  Por él fue apartado como un monumento recordativo de la obra de la creación.  Nos presenta a Cristo como Santificador tanto como Creador.  Declara que el que creó todas las cosas en el cielo y en la tierra, y mediante quien todas las cosas existen, es cabeza de la iglesia, y que por su poder somos reconciliados con Dios.  Porque, hablando de Israel, dijo: "Díles también mis sábados, que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico", es decir, que los hace santos.  Entonces el sábado es una señal del poder de Cristo para santificarnos.  Es dado a todos aquellos a quienes Cristo hace santos.  Como señal de su poder santificador, el sábado es dado a todos los que por medio de Cristo llegan a formar parte del Israel de Dios. . . A todos los que reciban el sábado como señal del poder creador y redentor de Cristo, les resultará una delicia. . . El sábado les indica las obras de la creación cómo evidencia de su gran poder redentor.  Al par que recuerda la perdida paz del Edén, habla de la paz restaurada por el Salvador.  Y todo lo que encierra la naturaleza, repite su invitación: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar".*
El sábado es el broche áureo que une a Dios con su pueblo.* 243 

[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]
Lunes
IMPORTANCIA Y GLORIA DEL SÁBADO
Yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado. (Isa. 58: 14).
El sábado pasamos un día magnífico, glorioso. . . que hizo que nos regocijáramos y glorificáramos a Dios por su extraordinaria bondad hacia nosotros. . . Fui arrebatada en visión. . .
Vi que percibíamos y comprendíamos escasamente la importancia del sábado. . . Vi que no sabíamos qué significaba subir sobre las alturas de la tierra y ser alimentados con la heredad de Jacob.  Pero cuando desciendan de la presencia del Señor la refrescante lluvia tardía y la gloria de su poder, sí sabremos qué significa comer de la heredad de Jacob y estar sobre las alturas de la tierra.  Entonces apreciaremos mejor la importancia y la gloria que tiene el sábado.  Pero no lo veremos en toda su gloria hasta que se establezca el pacto de paz con nosotros al llamado de la voz de Dios, hasta que las puertas de perlas de la Nueva Jerusalén se abran de par en par y giren sobre sus resplandecientes goznes, y se perciba la bella y jubilosa voz del amante Jesús -más dulce que toda música que jamás haya llegado a oídos humanos- invitándonos a entrar. [Vi] que teníamos absoluto derecho de entrar en la ciudad porque habíamos guardado los mandamientos de Dios, y el cielo, el hermoso cielo es nuestro hogar.*
Vi en ellas [en las tablas] los diez mandamientos escritos por el dedo de Dios.  En una tabla había cuatro, y en la otra seis.  Los cuatro de la primera brillaban más que los otros seis.  Pero el cuarto, el mandamiento del sábado, brillaba más que todos, porque el sábado fue puesto aparte para que se lo guardase en honor del santo nombre de Dios.  El santo sábado resplandecía, rodeado de un nimbo de gloria.  Vi que el mandamiento del sábado no estaba clavado en la cruz, pues de haberlo estado, también lo hubieran estado los otros nueve, y tendríamos libertad para violarlos todos, así como el cuarto. . . Vi que el santo sábado es y será, el muro separador entre el verdadero Israel de Dios y los incrédulos, así como la institución más adecuada para unir los corazones de los queridos y esperanzados santos de Dios.* 244
[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]
Martes
EL SÁBADO ES LA SEÑAL DE DIOS
Santificad mis días de reposo [sábados], y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios. (Eze. 20: 20).
Los israelitas colocaron sobre sus puertas una señal de sangre para indicar que eran propiedad de Dios.  Así también los hijos le Dios de este tiempo de llevar la señal que Dios ha especificado.*
Se pondrán en  armonía con la santa ley de Dios. Sobre cada justo del pueblo de Dios se coloca una marca tan ciertamente como en tiempos pasados se puso una señal sobre las puertas de los hogares hebreos para preservar al pueblo de la ruina general. Dios declara: "Les dí también mis sábados, que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico".*
Cada alma que hay en este mundo es propiedad del Señor por creación y por redención. Cada  alma, en forma individual, está en conflicto por su vida. ¿Le ha entregado a Dios lo que le pertenece? ¿Le ha sometido todo lo que es suyo, considerándolo como su posesión adquirida? Todos los que estiman al Señor como su porción en esta vida, permanecerán bajo su dominio y recibirá la señal, la marca de Dios, que los distingue como su posesión especial.  La justicia de Cristo los precederá y la gloria del Señor será su retaguardia.  El Señor protege a cada ser humano que lleva su señal.*
"Habló además Jehová a Moisés, diciendo: Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo [sábados]; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. . . Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo [sábado] consagrado a Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo [sábado], ciertamente morirá.  Guardarán, pues, el día de reposo [sábado] los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó" (Exo. 31: 12, 13, 15-17).
Esta actitud de aceptación y de reconocimiento de Dios por parte del ser humano es de un valor altísimo para él.  Todos los que aman y sirven al Señor son muy valiosos a sus ojos.  El desea que permanezcan en el sitio donde sean dignos representantes de la verdad tal como es en Jesús.* 245
Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]
Miércoles
ESTUDIEMOS EL TEMA DEL SANTUARIO
Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado.  (Dan. 8: 14).
Debemos ser fervientes estudiosos de la profecía; no debiéramos descansar hasta entender plenamente el tema del santuario, que aparece en las visiones de Daniel y de Juan.  Este asunto esparce mucha luz sobre nuestro punto de vista actual y nuestra obra, y nos da una prueba irrefutable de que Dios nos ha dirigido en nuestra experiencia pasada.  Explica nuestra desilusión de 1844, pues nos muestra que el santuario que debía ser purificado no era la tierra, como habíamos supuesto, sino que Cristo entró entonces en el lugar santísimo del santuario celestial, y allí está realizando la obra final de su misión sacerdotal, en cumplimiento de las palabras que el ángel dirigió al profeta Daniel.*
Se había comprobado que los 2.300 días principiaron cuando entró en vigor el decreto de Artajerjes ordenando la restauración y edificación de Jerusalén, en el otoño del año 457 AC. Tomando esto como punto de partida, había perfecta armonía en la aplicación de todos los acontecimientos predichos en la explicación de ese período hallada en Daniel 9: 25-27. . . Las setenta semanas, o 490 años, les correspondían especialmente a los judíos.  Al fin del período, la nación selló su rechazamiento de Cristo con la persecución de sus discípulos, y los apóstoles se volvieron hacia los gentiles en el año 34 de nuestra era.  Habiendo terminado entonces los 490 primeros años de los 2.300, quedaban aún 1.810 años.  Contando desde el año 34, 1.810 años llegan a 1844.  "Entonces -había dicho el ángel- será purificado el santuario".*
Nuestra fe con referencia a los mensajes del primero, el segundo y el tercer ángeles, era correcta. Los grandes hitos por los cuales hemos pasado son inamovibles. Aunque las huestes del infierno intenten  sacarlos de sus fundamentos, y se entusiasmen con la idea de que han tenido éxito, no alcanzarán su objetivo.  Estas columnas de la verdad permanecen tan firmes como las colinas eternas, inamovibles a pesar de todos los esfuerzos de los hombres combinados con los de Satanás y sus huestes. Podemos aprender mucho, y debemos estar constantemente escudriñando las Escrituras para ver si estas cosas son así.* 246
[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]
Jueves
LA PURIFICACIÓN DEL SANTUARIO
Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí, con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.  (Dan. 7: 13).
Después de su ascensión, nuestro Salvador empezó a actuar como nuestro Sumo Sacerdote.  Pablo dice: "No entró Cristo en un lugar santo hecho de mano, que es una mera representación del verdadero, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora delante de Dios por nosotros" (Heb. 9: 24, VM). . .
Este ministerio siguió efectuándose durante dieciocho siglos en el primer departamento del santuario.  La sangre de Cristo, ofrecida en beneficio de los creyentes arrepentidos, les aseguraba perdón y aceptación cerca del Padre, no obstante lo cual sus pecados permanecían inscriptos en los libros de registro.  Como en el servicio típico había una obra de expiación al fin del año, así también, antes de que la obra de Cristo para la redención de los hombres se complete, queda por hacer una obra de expiación para quitar el pecado del santuario.  Este es el servicio que empezó cuando terminaron los 2.300 días.  Entonces. . . nuestro Sumo Sacerdote entró en el lugar santísimo, para cumplir la última parte de su solemne obra: la purificación del santuario.*
La venida de Cristo como nuestro Sumo Sacerdote al lugar santísimo para la purificación del santuario, de la que se había en Daniel 8: 14; la venida del Hijo del hombre al lugar donde está el Anciano de días, tal como está presentada en Daniel 7: 13; y la venida del Señor a su templo, predicha por Malaquías, son descripciones del mismo acontecimiento representado también por la venida del Esposo a las bodas, descripta por Cristo en la parábola de las diez vírgenes, según Mateo 25.*
La purificación del Santuario implica. . . una obra de investigación: Una obra de juicio.  Esta obra debe realizarse antes de que venga Cristo para redimir a su pueblo, pues cuando venga, su galardón estará con él, para que pueda otorgar la recompensa a cada uno según haya sido su obra.*
En el día final del ajuste de cuentas, la posición, el rango o la riqueza no alterarán ni en el espesor de un cabello el caso de nadie.  El Dios que todo lo ve juzgará a los hombres por lo que éstos son en pureza, nobleza y amor a Cristo.* 247
[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]
Viernes
INSTRUCCIÓN PROVENIENTE DEL SANTUARIO
Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia.  (Heb. 10: 22).
"Y he aquí en las nubes del cielo como un hijo de hombre que venía, y llegó hasta el Anciano de grande edad, e hiciéronle llegar delante de él" (Dan. 7. 13). . . La venida de Cristo descripta aquí no es su segunda venida a la tierra.  El viene hacia el Anciano de días en el ciclo para recibir el dominio y la gloria y un reino, que le será dado a la conclusión de su obra de mediador.  Es esta venida, y no su segundo advenimiento a la tierra, la que la profecía predijo que había de realizarse al fin de los 2.300 días en 1844. Acompañado por ángeles celestiales nuestro gran Sumo Sacerdote entra en el lugar santísimo, y allí, en la presencia de Dios, da principio a los últimos actos de su ministerio en beneficio del hombre, a saber, cumplir la obra del juicio y hacer expiación por todos los que resulten tener derecho a ella.*
Ojalá que el Señor nos permita ver la necesidad de beber de la fuente viva del agua de vida.  Su corriente pura nos renovará y sanará y vivificará todo lo que se halle relacionado con nosotros. ¡Oh, si los corazones tan solo se sometieran a él!  Si se tuviera en vista únicamente la gloria de Dios, ¡con qué abundancia se derramaría sobre el alma la luz celestial! Aquel que ha hablado como ningún hombre lo ha hecho jamás, fue un Educador en este mundo.  Después de su resurrección fue Maestro de los desanimados y solitarios discípulos que viajaban a Emaús y de los que se reunieron en el aposento alto.  Les reveló lo que las Escrituras decían respecto a su Persona e hizo que sus corazones se ligaran a una esperanza y un gozo santos, nuevos y sagrados.
Desde el lugar santísimo prosigue la gran obra de instrucción. . . Cristo oficia en el santuario.  Nosotros no lo seguimos hasta el interior del santuario tal como deberíamos hacerlo.  Cristo y los ángeles obran en el corazón de los hijos de los hombres.  La iglesia del cielo unida con la iglesia de la tierra está peleando la buena batalla de la fe en este mundo. Debe producirse una purificación del alma aquí en la tierra, en armonía con la purificación efectuada por Cristo en el santuario celestial.*
El pueblo de Dios debe tener ahora sus ojos fijos en el santuario celestial, donde. . . nuestro gran Sumo Sacerdote. . . está intercediendo por su pueblo.* 248
[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]
Sábado
EL JUICIO DE LOS VIVOS
Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdale, y arrepiéntete.  Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.  (Apoc. 3: 3).
En el tiempo señalado para el juicio -al fin de los 2.300 días, en 1844- empezó la obra de investigación y el acto de borrar los pecados. Todos los que hayan profesado el nombre de Cristo deben pasar por ese riguroso examen.  Tanto los vivos como los muertos deben ser juzgados "de acuerdo con las cosas escritas en los libros, según sus obras".
El juez dijo: "Todos serán justificados por su fe y juzgados por sus obras".
Los pecados que no hayan inspirado arrepentimiento y que no hayan sido abandonados, no serán perdonados ni borrados de los libros de memoria, sino que permanecerán como testimonio contra el pecador en el día de Dios.*
Empeñada lucha espera a todos los que quieran subyugar las malas inclinaciones que tratan de dominarlos.  La obra de preparación es obra individual.  No somos salvados en grupos.  La pureza y la devoción de uno no suplirá la falta de estas cualidades en otro.  Si bien todas las naciones deben pasar en juicio ante Dios, sin embargo él examinará el caso de cada individuo de un modo tan rígido y minucioso como si no hubiese otro ser en la tierra.  Cada cual tiene que ser probado y encontrado sin mancha, ni arruga, ni cosa semejante.
El juicio se lleva ahora adelante en el santuario celestial. Esta obra se viene realizando desde hace muchos años.  Pronto -nadie sabe cuándo- les tocará ser juzgados a los vivos.  En la augusta presencia de Dios nuestras vidas deben ser pasadas en revista.  En éste más que en cualquier otro tiempo conviene que toda alma preste atención a la amonestación del Señor: "Velad y orad: porque no sabéis cuándo será el tiempo".  "Y si no velares, vendré a ti como ladrón, y no sabrás en qué hora vendré a ti" (Mar. 13: 33; Apoc. 3: 3).* 249
[Domingo][Lunes][Martes][Miércoles][Jueves][Viernes][Sábado][Indice][Home] [Escuela Sabática]
 
      Favor firme nuestro libro de Invitados
Firme nuestro libro de invitados
Vea nuestro Libro de invitados
Guestbook by Lpage
 ¿Le gustó este sitio? Recomiéndelo a un amigo o colega con Recommend-It (tm)
[Home] [Escuela Sabática] [Programa de radio]

Usted es el visitante  en nuestro sitio ¡¡Gracias!!

Sus comentarios


¿Desea poner a su iglesia en Internet  completamente GRATIS? Visite Christweb. 
WebSiervo: Christian Gutiérrez