Hombres que vieron dinosaurios.

Por Susan King y los editores de A Beka Book. Traducción libre al castellano por Laicos.org

Quizás los fósiles más famosos son los de dinosaurios. Los dinosaurios son muy populares hoy en día. Doquiera que de vallas encontrarás dinosaurios en los cereales, pastas, galletas, camisetas,  sobrecamas, rompecabezas, kits para armar, dinosaurios gigantes para inflar y tarjetas de cumpleaños con dinosaurios. También se muestran dinosaurios en camisetas, zapatos de gimnasia ¡e inclusive en pijamas!

¿Te has preguntado alguna vez de donde vienen los dinosaurios? Los evolucionistas nos dicen que los dinosaurios evolucionaron muy lentamente por millones y millones de años y murieron hace unos 70 millones de años antes que la gente “evolucionara”. Así que los evolucionistas dicen que ningún humano ha visto un dinosaurio.

La Biblia, sin embargo nos muestra que esto es un error. El primer libro de la Biblia, el libro de Génesis, nos dice que Dios hizo todos los animales en el sexto día de la creación. Ese es el día en que los dinosaurios vinieron a la existencia. Ya que Dios creó al hombre en el mismo día, la gente seguramente debe de haber visto esas imponentes criaturas. ¿Quiénes podrían haber sido esas personas?

¿Estás listo para ir en una excitante caza de dinosaurios por las páginas de las Escrituras y la historia? Entonces conozcamos más acerca de los hombres que vieron dinosaurios.

Adán. El primer hombre que vio un poderoso dinosaurio, por supuesto, fue Adán.
En Génesis 2:19 dice: “
Formó, pues, Jehová Dios de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y trájolas á Adam, para que viese cómo les había de llamar; y todo lo que Adam llamó á los animales vivientes, ese es su nombre.”

Dios creó los dinosaurios junto con los otros animales y trajo cada de uno de ellos a Adán para que los nombrase. Así que Adán y más tarde Eva, deben de haber visto esas gigantescas creaciones de Dios.

 

Noé. Otro hombre que debió de haber visto los dinosaurios fue Noé. En Génesis 6:19 leemos: “Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada uno meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán.” Noé era un santo hombre de Dios e hizo todas las cosas que Dios le había pedido que hiciera. Incluido con todos los otros animales, dinosaurios jóvenes, algunos más pequeños,  deben de haber entrado en la gran arca.
La esposa de Noé, sus tres hijos, y sus esposas también pudieron ver y cuidar de esos jóvenes dinosaurios durante su gran travesía marina.

 

Job. Quizás la historia más interesante en la Biblia acerca de un hombre que vio un dinosaurio se encuentra en el libro de Job. En los capítulos 40 y 41, Dios mismo describe dos magnificas criaturas de las cuales Job sabía de ellas y probablemente había visto. La primera criatura es llamada Behemoth. En Job 40:14-24, leemos que el Behemoth come zacate como un buey, mueve su larga cola como un cedro gigante, tiene huesos fuertes como barras de hierro, puede beberse un río, y el es  “la cabeza de los caminos de Dios”, probablemente el animal más grande terrestre. La palabra behemoth significa una “bestia gigante”, posiblemente como el gigante Branquiosaurio  o el Apatosaurio.

 

  La segunda criatura que Dios describe el en libro de Job es el Leviatán. El capítulo 41 dice que el Leviatán vive en el agua, tiene terribles dientes y escamas, es  muy fuerte y no tiene miedo a nada. Todos los que lo ven temen. ¡Los versos 20 y 21 dice que humo sale de sus narices y llamas de su boca! ¿Leviatán suena mucho como a las historias que has escuchado acerca de los dragones respira-fuego, verdad? Tal vez algunas de esas historias de “dragones” sean realmente verdad. Los científicos han encontrado ciertos cráneos de dinosaurios  que tienen una extraña joroba en el tope de sus cabezas. Esas jorobas o crestas eran huecas y se unían a las cabezas de los dinosaurios por tubos. Algunos científicos piensan que esas jorobas podrían haberse usado para mezclar gases los cuales arderían en flamas cuando fueran respiradas en el aire por los dinosaurios. El Leviatán debe de haber sido alguna clase de grande, poderoso “monstro marino” respira fuego, tal vez como el gran Kronosaurus.

 

David e Isaías. El leviatán es mencionado muchas otras veces en la Biblia.

El rey David, el mata gigantes, miró este gran dinosaurio marino “jugando” en el agua en Salmos 104:24-27. El profeta Isaías describió el leviatán una serpiente arqueada, y como un “dragón que está en el mar”. (Isaías 27:1).

 

Así que aprendimos que Adán, Noé, Job, David e Isaías eran todos hombres bíblicos que vieron dinosaurios.

La Biblia llama a esas criaturas por el nombre que el viejo Hebreo nombra “behemoth” y “leviatán”, pero su descripción en Job no puede delinear otro animal conocido más que el poderoso dinosaurio.

 

Otras personas que vieron dinosaurios.

 

¿Ha visto alguien mas visto dinosaurios en otros años? Viejos libros de ciencias y libros de historia nos dicen que si.

Muchos escolares creen que las historias y leyendas dichas por cientos y aun miles de años por diferentes grupos de personas usualmente están basadas en la verdad.

Historias de “dragones” o dinosaurios y dibujos de ellos pueden ser encontrados alrededor del mundo. Esas historias de dragones tal vez pueden haber pasado de aquellas personas que realmente vieron dinosaurios, a los cuales llamaban “dragones”.

 

Leyendas chinas. Los chinos siempre han dibujado dragones en sus pinturas y en su arte, a menudo han visto a los dragones como bestias amigables. De acuerdo a antiguas leyendas, una familia criaba dragones y los reyes los usaban estas bestias para halar sus carrozas. Otros libros chinos antiguos dicen de gente que usaba la sangre, grasa, cerebro y saliva para medicina. Sin embargo en la mayoría de los lugares los dragones eran temidos- ya sea por su inmenso tamaño o porque era un carnívoro peligroso. De la Babilonia antigua viene la historia del héroe Gilgamesh. Cuando Gilgamesh encontró una criatura gigante parecida a un  reptil comiendo los árboles de un bosque de cedros, el mató al dragón cortándole la cabeza.

 

Leyendas europeas. Las leyendas europeas nos dan muchos cuentos de batallas contra dragones. San Jorge, el santo patrono  de Inglaterra, era afamado como un caza dragones. De acuerdo a la leyenda, él rescató una princesa y a un pueblo amenazado por un monstruo que salió de un lago y que mató personas con su aliento venenoso.

Los héroes escandinavos Sigurd y Siegfried batallaron contra dragones, así como Beowulf un héroe de la mitología anglosajona.

 

Leyendas indias americanas. El folclore de los indios Sioux nos dice acerca de un grupo de guerreros que estaban cazando durante una tormenta eléctrica. Ellos vieron una inmensa criatura en forma de ave que volaba y fue alcanzada por un rayo y luego cayó al suelo. Después de muchos días de búsqueda, los guerreros encontraron el esqueleto de la criatura. Tenía un pico largo y puntudo además largas garras en sus patas. Tenía una cresta huesuda en su cabeza. ¡La criatura tenía alas muy largas con una extensión de más de 20 pies! Los indios llamaron a esta criatura Ave-relámpago y ha aparecido desde entonces en los cuentos indios.  El Ave-relámpago de los Sioux suena mucho como a una criatura voladora llamada Pteranodon.

 

Hallazgos Japoneses. Un reporte muy interesante salió en 1977 sobre un barco pesquero japonés que atrapó un reptil grandísimo cerca de Nueva Zelandia. El reptil muerto tenia 32 pies de largo, pesaba cerca de 4,000 libras y tenía cuatro aletas muy grandes, de aproximadamente 3 pies de largo cada una. Esta criatura podría haber sido un Plesiosauro o un Pliosaurio.

Los Japoneses llamaron a esto el descubrimiento científico del año y una figura del Plesiosauro fue puesta en una estampa postal.

 

¿Dinosaurios vivos?

 

El hombre ha contado historias de avistamientos de dinosaurios desde los principios de los tiempos. La Biblia nos muestra que el hombre y los dinosaurios fueron creados por Dios en el mismo día y aún describe dos criaturas terroríficas: el behemoth y el leviatán, que suenan como ser dinosaurios. Como muchas otras criaturas que Dios hizo, esos magníficos animales se han extinguido, ¿o no?

 

Piensa.

Si alguien te dice que los dinosaurios vivieron mucho tiempo antes que existiera cualquier persona y que la gente se desarrolló a partir de los animales, ¿qué les dirías?

 

Tomado de Investigando el mundo de Dios. Por Susan King y los editores de A Beka Book.
Traducción libre al castellano por Laicos.org


Lecturas Relacionadas:

Nuestra Sección Creacionista. Todo lo que quieres saber sobre Creación, Dinosaurios y Evolución.

 

El fin de los dinosuarios

 

¿Terminaron los dinosaurios con el famoso "meteoro" de la Península de Yucatán?

 

En el principio: Cómo creó Dios le mundo en 7 días literales, incluyendo los dinosaurios, refutación del "Big Bang" , qué ocurrió cada día de la creación.
¿Abuelito? Está historia prueba que la teoría de la evolución está llena de huecos.
¡Ya viene! Lea la historia del diluvio y como la Escritura apoya la reciente edad de la tierra, además de la creación de los dinosaurios.