Laicos.org

Jesús, el Modelo de Obrero de Sostén Propio.

Por Hal Mayer.

 El trabajo de sostén propio ha sido a menudo visto de reojo por muchos líderes de la iglesia. Hoy no es la excepción. Sin embargo, en el ambiente actual en la iglesia Adventista del Séptimo Día organizada incluye más que meras actitudes. El conocimiento de demandas para ministerios de sostén propio y para que los ministros se rindan incondicionalmente a la autoridad de la conferencia (misión), y la litigación contra creyentes separados o desfraternizados, han colocado cuestionamientos en la mente de muchos Adventistas del Séptimo Día pensantes, acerca del discernimiento de los hombres en puestos de confianza.

¿Estamos repitiendo la historia de Israel en la forma en que los líderes están manejando las iglesias y ministerios de sostén propio? ¿Qué relación tenia Jesús con los lideres de sus días? 

¿Realmente quieres ser como Jesús? 

Hay muchas cosas de Jesús que admiramos por naturaleza, tal como su amante bondad y perdón.

Sin embargo, hay otras cosas que muchos de nosotros encontramos dolorosas y preferiríamos no discutir, pero necesitamos enfrentar los hechos sorprendentes y dolorosos. Si realmente queremos ser como Jesús, entonces talvez sea necesario cambiar algunos de nuestros pensamientos.

¿Cuál era la relación entre Jesús y los lideres de la  “Conferencia General” de sus días?
Jesús nunca fue a una escuela de iglesia, en lugar de eso fue educado en su hogar. Él no se graduó de ninguna universidad denominacional acreditada. Él nunca tuvo la seguridad de un trabajo en la “conferencia”, salario o sustentación futura (pensión o retiro).

 Él trabajó como un obrero de sostén propio muy pobre y muy ceñido a ello. El vivía de lo que se podía llevar ocasionalmente a la boca. Él aceptaba lo que la gente le daba para comer. Él nunca fue dueño de una casa. Él nunca tuvo un burro, ni tampoco una sola carreta que lo llevara a donde iba. Raramente durmió en una cama, y cuando lo hizo fue bajo el techo de amigos de la causa. 

Jesús no podría haber trabajado para iglesia organizada de su tiempo, porque los líderes de la conferencia habían puesto tantas restricciones sobre los líderes y la demás gente, que Él no hubiera estado en libertada para completar su misión.

¡Jesús vino a una iglesia que estaba en apostasía y llevando millones al infierno! Ninguna escuela de ese tiempo estaba cumpliendo el ideal de Dios. Ni aún los seminarios estaban deseosos de enseñar solo la verdad acerca de Dios. La iglesia había estado antes en apostasía, tan seriamente que Cristo mismo la había enviado cautiva a Babilonia por un tiempo.

Ahora estaban bajo el dominio Romano por las mismas circunstancias. 

Pero esta vez, aunque los líderes de la iglesia eran muy escrupulosos en no inclinarse ante imágenes y otras formas de idolatría, no obstante el Espíritu de Dios se había apartado de ellos. Habían dejado la verdad , todo mientras clamaban creer en la verdad y estar esperando por el primer advenimiento del Mesías. Habían reestructurado la verdad en su propia teología  tipo-  peca y vive, para que se ajustara a sus ideas hipócritas y egoístas.

Además de eso, los líderes habían desarrollado una teología que estaba basada en que solo se podía ser salvo solo si se fuera parte de su organización - su estructura. Aquellos que no estaban en armonía con sus ideas, o definiciones de las cosas, o aquellos que no estuvieran bajo su control autoritativo, eran disciplinados o echados fuera- desfraternizados. Un ejemplo era el ciego de Juan , capitulo 9, quién había sido sanado por Jesús. Note en los versos 37-38 que Jesús no obstante aceptó la adoración de esta alma desechada y desfraternizada.

Políticamente incorrecto.

Póngase Usted en los zapatos de esos líderes religiosos e imagine como debieron de haber percibido a Jesús.

Nunca lo hubieran contratado en caso de haber aplicado para  un puesto. Para ellos, era políticamente incorrecto de muchas maneras. Para comenzar, Él no venia del linaje correcto - la línea de Leví. De hecho, Él no podría probar su legitimidad, y ellos suspiciosos por las circunstancias de su concepción fuera del matrimonio eran suficientes razones para evitar ordenarlo en el sacerdocio rabínico. Lo que es más, Él era de Nazareth - un lugar de “mala reputación” entre la élite de Israel. A medida que su vida se desarrollaba, Él hizo otras cosas que levantaron muchas cejas.

Por ejemplo, cuando Él fue al río Jordán para ser bautizado por Juan, ocurrieron manifestaciones sobre - naturaleza, las cuales sin duda, elevaron muchas preguntas en los líderes de la iglesia.

Él también se asociaba con toda la gente “incorrecta”. Sus discípulos no eran “bien escogidos” - un publicano (un odiado traidor para la causa Israelita), algunos pescadores sin educación, y otro poco prometedor que no haría mucho de nada- pensaban. Oh, si, Judas era una “buena” elección aunque algunos decían que Jesús no lo “eligió”.

Por lo menos podría tomar astuto cuidado de los asuntos del ministerio  “discidente” de sostén propio de Jesús. Para la mayoría de los espectadores aparentaba que si alguien podía hacer marchar Su ministerio, ese era Judas.

¿Quién tan políticamente incorrecto se podría ser? El fue a una villa llamada Sicar para pasar tiempo hablando con esos despreciables, medio paganos Samaritanos, aunque un código de conducta no escrito, prohibía cualquier transacción con los Samaritanos que no fuera absolutamente necesaria. Él pasó muchos días en su villa, comiendo su comida, y sanando sus enfermos, y aún habló con una mujer de mala reputación estando allí.

Demasiado critico de la iglesia.

Jesús parecía demasiado “critico” de la iglesia y de sus líderes. El llamó a los Fariseos y Saduceos hipócritas, sepulcros blanqueados, guías de ciegos, perros mudos que no ladraban, y otros nombres que ellos pensaban que eran despectivos. Aún los acusó de ser hijos del diablo. Él no iba a tener como  amigos a gente importante por dar esos simples reproches- aunque sus ojos se llenaban de lágrimas mientras se los decía.

No era discreto.

Tampoco parecía a muchos que Jesús era discreto. ¿Recuerdan la vez cuando Él fue invitado a una fiesta en la casa del Rabí Simón, y una prostituta vino y le trato como si fuera una clase de Rey? Eso nos muestra la clase de personas con las cuales Él se asociaba cuando no era observado, pensaría alguien. Él aún tuvo la “audacia” de aprobar sus acciones en frente de todos.

Subversivo.

Los lideres pensaban que Él era subversivo. Él influenciaba a la gente a no confiar en ellos, comentando abiertamente sus inconsistencias: “Así que, todo lo que os dijeren que guardéis, guardad lo y haced lo; mas no hagáis conforme á sus obras: porque dicen, y no hacen. Mateo:23:3: (RVA 1909.)”
Él también acusó a los líderes de ser opresivos y desconsiderados:

“Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; mas ni aun con su dedo las quieren mover. (Mt:23:4.)” Los líderes estaban a la defensiva porque Él públicamente señalaba sus inconsistencias, y ellos sentían que su auto estimada autoridad estaba siendo amenazada. ¡No es de maravillarse porque no se llevaba muy bien con los líderes!

Él parecía ser demasiado independiente - demasiado libre. Él persistentemente rechazaba reconocer, lo que los sacerdotes definían como “la autoridad de la iglesia debidamente constituida.”

En la mente de los “conservadores”, por ejemplo, Él quebrantó sus leyes sabáticas con impunidad, y parecía mostrar Su irrespeto a sus leyes instruyendo a otros a quebrantarlas. ¿Recuerdan el paralítico a quién Él sanó en el estanque de Betesda, diciéndole que llevara su cama? (Juan 5:1-18.)

No importaba que Él hubiera sanado al pobre paralítico - a ellos solo les importaba su socavada autoridad pare establecer reglas extra-bíblicas para la vida religiosa de su “Manual de Iglesia”. Su toque sobre los leproso inmundos prohibidos en las leyes rituales de limpieza. Aunque el había sanado leprosos, los líderes no querían verificar la curación porque ellos hubieran tenido que reconocer Su poder, lo cual hubiera finalmente desconectado su autoridad sobre la mente de las personas.

Problemas Teológicos.

Jesús estaba lleno de ideas teológicas que no eran compatibles con los puntos de vista prevalecientes sostenidos por los líderes de sus días. Por ejemplo, Sus famosos discursos de “ Oísteis que fue dicho...Mas yo os digo...” y otros discursos similares los hacían realmente enojarse, porque Él en esencia estaba desacreditando sus enseñanzas. Aquí hay otros ejemplos:

“Oísteis que fue dicho á los antiguos: No matarás; mas cualquiera que matare, será culpado del juicio.

 Mas yo os digo, que cualquiera que se enojare (sin una causa KJV) locamente con su hermano, será culpado del juicio; y cualquiera que dijere á su hermano, Raca, será culpado del concejo; y cualquiera que dijere, Fatuo, será culpado del infierno del fuego” Mateo 5:21-22.

“Además habéis oído que fue dicho á los antiguos: No te perjurarás; mas pagarás al Señor tus juramentos.

Mas yo os digo: No juréis en ninguna manera: ni por el cielo, porque es el trono de Dios;

Ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. ” Mt:5:33-35.

“Oísteis que fue dicho á los antiguos: Ojo por ojo, y diente por diente.

Mas yo os digo: No resistáis al mal; antes á cualquiera que te hiriere en tu mejilla diestra, vuélvele también la otra; ” Mt:5:38-39.

“ Oísteis que fué dicho: Amarás á tu prójimo, y aborrecerás á tu enemigo.

Mas yo os digo: Amad á vuestros enemigos, bendecid á los que os maldicen, haced bien á los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; ” Mt:5:43-44.

Ofensivo.

Si alguien pudiera haber dado ofensas a los líderes de la iglesia de ese tiempo, ese fue Jesucristo. Así ¿que le hicieron a Él? Lo acosaron. Lo malinterpretaron. Trataron de alienar la gente contra Él. Atacaron su teología sobre la naturaleza de Dios (y Su propia naturaleza)- llamándole incorrecta. Rechazaron la implicación que Él era parte de la Deidad, porque ellos no podían encontrar evidencia en los Consejos Inspirados. Y dijeron que era Su propia interpretación, cuando el realidad eran ellos quienes estaban enseñando una interpretación privada.

Talvez hallan comenzado a sospechar que estaba tratando de establecer Su propia iglesia paralela a sus expensas. Después de todo, Él reunía mucha gente de la iglesia a su alrededor. Les enseñó cosas contrarias a las enseñanzas prevalecientes de los Rabinos, así minando el apoyo a la iglesia.

Él comisionó sus propios misioneros y los envió de dos en dos. Y, ¿no habrían algunos suspicaces sobre que Él estaba aceptando el diezmo para su ministerio? Compare 1 Corintios 9:9-14; 1 Timoteo 5:17-18; Lucas 10:7. ¿Qué más podría Él estar haciendo sino posicionándose para hacer una iglesia paralela?

 ¿Por qué repaso esta dolorosa historia? Porque de alguna manera tenemos la falsa idea de que los reformadores de sostén propio se supone que deben tener la vida fácil llevándose con la Conferencia.

Sin embargo, nunca ha sido así. Si Usted estudia la historia de los reformadores y los mensajeros que Dios envió para advertir Su iglesia en el pasado, descubrirá la mayoría de ellos eran a menudo obreros de sostén propio, y que ellos fueron despreciados, odiados, maltratados, rechazados, perseguidos y aún asesinados por sus líderes contemporáneos. ¿Porqué esperamos que sea diferente hoy? Si realmente queremos ser como Jesús, entonces mejor pensemos cuidadosamente lo que eso significa.

 “Procuraban matarle”

 “Cristo no obliga a los hombres; los atrae. La única fuerza que emplea es el amor.  Siempre que la iglesia procure la ayuda del poder del mundo, es evidente que le falta el poder de Cristo y que  no la constriñe el amor divino.” Palabras de Vida del Gran Maestro, Pág. 109.


Porque la iglesia judía se volvió falta del poder de Dios, finalmente no pudieron tolerar a Jesús por más tiempo, y  “Procuraban matarle”.  Ellos reunieron sus comités para hacer la estrategia y planear como deshacerse de Él. Entones apelaron al brazo al brazo fuerte del estado y falsamente lo acusaron ante el Juez Pilato de cosas que Él nunca hizo. Ellos torcieron Sus palabras y descaradamente mintieron acerca de Él. Después de una experiencia dura, en la cual revelaron su verdadero espíritu, hicieron que Pilato lo crucificara. En el proceso ellos declararon que no tenían otro rey más que el Cesar.

La historia se vuelve a repetir.

¿Todavía piensa ser como Jesús, con todo el rechazo de parte de los líderes y miembros, con todas las acusaciones, malas interpretaciones y maltratos? ¿Necesita Dios obreros de sostén propio como Jesús hoy? Piénselo. Esto es solemne. Más que eso, debemos de llorar. La iglesia de Dios está infectada con actitudes y prácticas que solo vienen de la oscuridad de la apostasía.

Los más profundo de mi estómago se duele por mi iglesia. Imagínese como se debe de sentir Cristo. Él todavia llora como lloró hace mucho tiempo sobre Jerusalen: “¡Jerusalem, Jerusalem, que matas á los profetas, y apedreas á los que son enviados á ti! ¡cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas, y no quisiste! Mt:23:37.”

Que Dios nos ayude para ser más como Jesús - fiel a la verdad, inclaudicable, a pesar de todo eso simpáticos, despreocupados por políticas internas y libre del “temor a los judíos” (Vea Juan 7:13), todavía poseyendo gran amor hacia líderes descarriados. Talvez suframos injusticias, brusquedad, hostilidad y aún persecución - o prosecución- pero recordemos que estamos para “seguir sus pisadas”. 1 Pedro 2:21.

Hal Mayer escribe desde Rapidan, Virginia, donde sirve en el equipo de Hartland Institute.



Última actualización 15/03/2010