La avena

Dígale adiós al estreñimiento. Mejore sus niveles de colesterol consumiendo este cereal

 Además de ser valiosa fuente de carbohidratos, vitaminas, minerales y proteínas, la avena ha demostrado gran utilidad para quienes sufren problemas digestivos,  sobrepeso, diabetes o altos niveles de colesterol.

Por si fuera poco, cuando se consume con leche se convierte en un desayuno ideal y bien equilibrado desde el punto de vista nutricional.
La nutricionista Danori Carbajal dice que la avena es una buena aliada contra el estreñimiento. Para sacarle el mejor provecho, usted la puede dejar un día antes en remojo y luego - beber el agua.

"Se puede consumir diariamente sin abusar de ella, una de sus grandes ventajas es que mejora la calidad de la piel", comenta Carbajal.

Grandes  aportes

Sus principales componentes son:  

Proteínas. La avena tiene seis de los ocho aminoácidos que requiere el ser humano para regenerar tejidos y crear hormonas, lo cual es muy considerable si se compara con el trigo, que contiene sólo uno, o la cebada y el centeno, que no poseen uno solo.

Grasas. La composición  de este cereal incluye aceites insaturados y ácido linoleico, los 'que, a diferencia de las grasas de origen animal, son fáciles de asimilar y saludables.

Hidratos de carbono. Son sustancias que proporcionan energía. En concreto, los que posee Ia avena son de lenta absorción, por lo que ayudan a mantener niveles de glucosa estable y evitan la sensación de sueño que se presenta entre desayuno y comida, ocasionada porque el cerebro y los músculos están con pocos azúcares para realizar sus funciones.

También ayudan a soportar mejor la fatiga que se genera al someterse al stress.

Vitaminas y minerales

Entre todos los cereales la avena es el que más de estos nutrientes aporta. Vitaminas E, B1, B2 ,B3 y B6, además de calcio, hierro, zinc, fósforo, magnesio, potasio, cobre y sodio están presentes en grandes cantidades,

Fibra. Bajo este nombre se conoce a una familia de carbohidratos que ha acaparado la atención en tiempos recientes, pues aunque su aportación nutricional es mínima ayuda a mejorar la digestión, previene estreñimiento y reduce la absorción del colesterol dañino.

Betaglucanos. Son componentes que absorben grasa, colesterol y ácidos biliares, por lo que ayudan a desecharlos y a evitar que sean absorbidos durante la digestión.

Todo lo anterior hace que la avena cuente con numerosas aplicaciones y ventajas, entre ellas: ideal para personas que sufren, desgaste físico por su actividad, como deportistas, niños o estudiantes, y para quienes se sienten cansados, sin fuerza y con estrés. Ello se debe a sus carbohidratos, utilizados por el organismo para obtener energía, y a las vitaminas del complejo B, que contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso y calman la ansiedad. No engorda e incluso ayuda a controlar-el peso, debido a que contiene fibra que sacia el apetito durante largo tiempo ,y ayuda a disminuir la asimilación de grasas en el intestino.

Es un buen aliado contra estreñimiento, diarrea y ardor estomacal, gracias al efecto protector de fibra y betaglucanos en las paredes de intestinos y sistema digestivo en general.
Impide la asimilación excesiva de colesterol, de modo que contribuye a evitar problemas circulatorios como arterosclerosis que es la acumulación de grasa en venas y arterias y un factor de riesgo para padecer infarto cardiaco.

Puede formar parte de la dieta del paciente con diabetes, pues regula los niveles de azúcar en sangre y favorece la actividad de  la glándula encargada de generar insulina.

Contribuye al desarrollo del feto durante el embarazo y estimula la producción de leche materna rica en vitaminas y minerales.

También en belleza

Cada vez son más los productos cosméticos que contienen avena: jabones, cremas y mascarillas, debido a que las propiedades dermatológicas de este cereal son muy variadas.

Sus partículas absorben la suciedad y las células muertas, respetando y cuidando la estructura cutánea, explica-la experta en medicina natural Suyapa Alvarado.
El fósforo que contiene hace que el agua de avena tenga acción suavizante y relajante en la piel.
Al estar compuesta de lípidos y substancias absorbentes de agua; evita la deshidratación de la piel y mantiene una barrera protectora frente a las agresiones externas.

Sus proteínas ayudan a el equilibrio de grasa sea adecuado. Produce acción hidratante y emoliente sobre la piel, indica AIvarado.

Una forma de preparar una mascarilla casera con avena es mezclando algunas cucharadas de este cereal con leche, luego aplique durante diez a quince minutos y retírelo con agua fría. Esta mezcla será ideal si tiene piel seca.

En cambio, si tiene piel grasa debe reemplazar la leche por agua. Bastará emplearla una o dos veces semanales, al poco tiempo notará los cambios.

La mascarilla de miel y  avena se usa para exfoliar la piel, limpiándola a fondo de todas las impurezas, lo que la deja tersa y sana.

El agua de avena también tiene un efecto equilibrador y tonificante sobre el sistema nervioso. Muy recomendable en  caso de nerviosismo y de hipertensión arterial. Recuerde que la avena es una aliada de la salud y su bienestar.

Más estudios sobre la avena

Nuevas investigaciones y otras ya en curso avanzan el papel de la avena verde en la salud del cerebro. Dos estudio pre- clínicos  realizados recientemente en una clínica universitaria suiza confirman que el extracto de avena verde salvaje prosee sustancias que ejercen un efecto fisiológico sobre el cerebro, que estimula la corteza cerebral e influye en su actividad. Estos hallazgos, añadidos a las evidencias científicas previas, muestran que el extracto de avena verde parece estimular el sistema de transmisores dopaminérgicos, que están implicados en la función y motivación cognitiva y directamente relacionados con el decaimiento emocional o depresión.


Tomado de Diario La Prensa, Honduras. Guía Médica Pág. 2 del Miércoles 16 Septiembre de 2009.