La Pera: Una delicia para todos.

Es un fruto que debe consumirse bien maduro y sin semillas, cuidado que no esté descompuesto.

Contiene muchas sustancia benéficas como agua, albúminas, grasas, azúcares (sobre todo levulosa), celulosa, pecitina, tanino, vitamina A, B1, B2,C, fósforo, sodio, calcio, magnesio, azufre, potasio, cloro, cobre, hierro, manganeso, yodo, arsénico y ácidos málico, silicio y cítrico.

    Es sumamente benéfica en muchos aspectos. Por el potasio que contiene y su nula cantidad de sal es muy apropiada para eliminar las hinchazones edematosas en los enfermos del aparato circulatorio. Por otro lado, se puede consumir cruda o cocida, pero está última forma produce algo de flatulencia. Para las mamás con problemas de sobrepeso, la pera es excelente ya que alivia la hidropesía y elimina grasas sobrantes gracias a su fácil digestión, al estimular la producción de saliva y jugos gástricos.

Es recomendable para que el aparato digestivo descanse y normalice sus funciones. Resulta ideal para las embarazadas y lactantes.

Por su contenido de hierro, necesario para la formación de glóbulos rojos, es recomendada en casos de niños con anemias. Además, contiene 80 por ciento de agua fisiológica, la cual está cargada de vitaminas, minerales, enzimas y otros elementos vitales, contribuyendo así a que la sangre sea más pura y fluida.

También, la pulpa de la pera contiene hemicelulosa, que estimula los movimientos peristálticos de los intestinos, favoreciendo la evacuación normal en los pequeños. Se pueden consumir hasta cinco peras al día, pues además favorece la flora intestinal.

Tomado de Suplemento Nutrición y Belleza, Guía de Salud y Estética. 

Edición Especial 28 de Agosto 2001.



Vea también: Sección Salud

WebSiervo: Christian Gutiérrez
Última actualización 19/12/2003 05:18 PM