4. REFUTACIÓN DE LA INCREDULIDAD (Las 70 semanas)

 

Share |

Las 70 semanas de Daniel 9

 

Después de estudiar cuidadosamente la profecía de las setenta semanas, es difícil rechazar que Jesús es el verdadero Mesías. Quinientos años antes de su nacimiento, fue escrita esta profecía que predice el año del bautismo de Cristo, el año de su crucifixión y el año en que el evangelio empezaría a proclamarse a los gentiles. Esta profecía es también una vigorosa evidencia de la infalibilidad de la Palabra de Dios.

 

1. ¿Quién fue enviado a explicar a Daniel la visión de Daniel 8?

 

"Oí una voz de hombre entre las riberas de Ulai, que gritó y dijo: Gabriel, enseña la visión a este." Daniel 8:16.

Nota: Gabriel le explicó a Daniel lo del carnero, el macho cabrio y el cuerno pequeño. Sin embargo, los 2300 días mencionados en Daniel 8:14 quedaron sin explicar, porque Daniel quedó "quebrantado, y estuvo enfermo algunos días." Daniel 8:27.

 

2. ¿Volvió Gabriel a completar la explicación de los 2,300 días?

 

"Aún estaba hablando en oración, y aquel varón Gabriel, al cual había visto en visión al principio, volando con presteza, me tocó como a la hora del sacrificio de la tarde; e hízome entender, y habló conmigo, y dijo: Daniel, ahora he salido para hacerte entender la declaración. Al principio de tus ruegos salió la palabra, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres varón de deseos. Entiende pues la palabra, y entiende la visión (Daniel 9:21-23).

Nota: Los primeros 19 versos de Daniel, capítulo 9, indican que Daniel había investigado acerca del tiempo que duraría el cautiverio de Israel en Babilonia y Medo-Persia. Quedó convencido que el cautiverio duraría 70 años, pero como todavía no había entendido el significado de los 2300 días, temía que el cautiverio pudiera prolongarse. Por eso Daniel oro, confesó sus pecados y rogó que el cautiverio no se prolongara.

 

3. ¿Cuánto de los 2300 días estaba concedido a la nación Judía?

"Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para acabar la prevaricación, y concluir el pecado, y expiar la iniquidad; y para traer la justicia de los siglos, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos." Daniel 9:24.

Nota: La palabra "determinadas" significa sepa­radas. Siendo que estas setenta semanas son un símbolo profético, este periodo de tiempo se debe interpretar de acuerdo al principio de un año por cada día, mencionado en Ezequiel 4:6 y en Números 14:34. Sobre esta base, las setenta semanas equivalen a 70 multiplicado por siete, lo que es igual a 490 días o sean 490 años.

 

4. ¿Qué cinco grandes eventos anuncia esta profecía?

"Sepas pues y entiendas, que desde la salida de la palabra para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; tomaráse a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.

"Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida del Mesías, y no por si; y el pueblo de un príncipe que ha de venir, destruirá a la ciudad y el santuario; con inundación será el fin de ella, y hasta el fin de la guerra será talada con asolamientos.

"Y en otra semana confirmará el pacto a muchos, y a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda; después con la muchedumbre de las abominaciones será el desolar, y esto hasta una entera consumación; y derramárase la ya determinada sobre el pueblo asolado." Daniel 9:25-27.

 

Nota: 1) Saldrá una orden para restaurar y construir a Jerusalén. 2) Se tomara a edificar la plaza y el muro. 3) Al fin de este periodo vendrá el Mesías Príncipe. 4) Se quitará la vida del Mesías "a la mitad de la semana."  

5) El tiempo de gracia para la nación terminara al fin de las setenta semanas proféticas.

 

 5. ¿En qué fecha fue emitido el decreto para reconstruir a Jerusalén?

Hubo tres decretos que autorizaron a los judíos exiliados a volver a su tierra. El decreto de Ciro emitido en el 537 AC autorizaba a reconstruir el templo (Esdras 1:1-4). El decreto de Darío en el año 519 A.C. renovaba el primer decreto, porque habla habido algunos impedimentos en la obra (Esdras 6:7-12). Finalmente el decreto de Artajerjes, expedido en el año 457 A.C., que además de confirmar los anteriores, autorizaba el culto en Jerusalén, y autori­zaba que los judíos formaran su propio gobierno (Esdras 7:11-26). Esdras 6:14 se refiere a los tres decretos y los denomina "el mandamiento del Dios de Israel."

Nota: En las primeras siete semanas, o sean 49 años (Daniel 9:25), se reedificarían los muros de la ciudad, la que empezó a tomar forma en el 408 A.C.

 

 

 

 

 

6. ¿Qué significa la expresión "hasta el Mesías Príncipe"?

 

Quiere decir que el Mesías aparecería al fin de las 69 semanas, o 483 años. Empezando en octubre del año 457 A.C., fecha de la tercera orden para reconstruir a Jerusalén, y siguiendo hasta el año 1 de la era cristiana, habría 457 años completos. Pero la profecía decía que hasta el Mesías habría 483 años; o sea, 26 años más; lo que extendería ese periodo profético hasta octubre del año 27 de la era cristiana. Mesías significa, el Cristo, o el Ungido. Antiguamente los sacerdotes y los reyes eran ungidos cuando empezaban su obra. Notemos los siguientes datos importantes:

a. Cristo fue ungido por el Espíritu Santo - Hechos 10:38.

b. El Espíritu Santo descendió sobre Jesús en su bautismo cuando empezó su obra pública. Mateo 3:16.      

c.  Jesús fue llamado Mesías por sus seguidores allegados - Juan 1:41.

d. Cristo testificó públicamente de su ungimiento.  Lucas 4:14-21.

e. Cuando en seguida de su bautismo, Cristo dijo: "El tiempo está cum­plido" (Marcos 1:15), estaba anun­ciando el cumplimiento de Daniel como prueba de su mesianismo.

 

Nota: En muchos sentidos, este periodo de 70 semanas o 490 años, era el gran clímax de lo siglos del Antiguo Testamento, hacia el cual templaban los patriarcas, los profetas y los reyes que seria consumado por la aparición, el ministerio y la muerte expiatoria del Mesías.

Infelizmente la nación judía habla llenado copa de la trasgresión y del mal, pero fue la vida y la muerte del Mesías la que concluyó con el pecado, expió la iniquidad y trajo "la justicia de los siglos." Su ministerio confirmó la profecía de tas 70 semanas. Pero mucho más que eso fue alcanzado. El ungimiento del "Santo de los santos" se refiere a la inauguración de la intercesión del Mesías en el santuario celestial para ministrar sus méritos en favor del hombre penitente. Léase Hebreos 8:1,2; 9:24.

En esta profecía hay un cambio que eleva nuestra atención al santuario celestial. En el Salmo 110:4; Isaías 53:12 y Zacarías 6:11-14, había sido predicho que el Mesías seria sacerdote. Y aquí en el libro de Daniel se señala el santuario en el cual él serviría. Esto está confirmado y ampliado en el libro de Hebreos.

 

 

   7. ¿Cómo fue predicho que el Mesías seria muerto a la mitad de la semana?

Durante tres años y medio Cristo realizó su ministerio público en Palestina. Entonces fue quitada "la vida al Mesías, y no por si," "a la mitad de la semana," la septuagésima (70a) semana. De que Cristo hizo "cesar el sacrificio y la ofrenda" diaria que ofrecían en el templo terrenal, es evidente porque cuando él murió, "el velo del templo se rompió en dos." Mateo 27:51.

Y observemos que Cristo confirmó "el pacto a muchos," "en otra semana," o siete años, como lo predijo Daniel. Confirmó el pacto mediante su ministerio personal durante 3 ½   años, y mediante la predicación de los apóstoles, durante 3 ½  años después de su crucifixión; (Hebreos 2:3); lo que hace siete años.

 

 

 

 

 

 

 

  

 

   8. ¿Qué acto cometido por los judíos puso fin al periodo de gracia de 490 años asignado a la nación judía?

 

Nota: Léase Hechos 7:54-60. El apedreamiento de Esteban fue resultado del rechazo formal del evangelio por los líderes judíos responsables (Hechos 7:51-54). Debido a la persecución que esparció a los cristianos en esos días, ellos empezaron a predicar el evangelio a los gentiles. Felipe predicó a los samaritanos y al etiope (Hechos 8:5,27-29). Algo más tarde, Saulo fue convertido (Hechos 9) y llegó a ser el apóstol de los gentiles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conclusión

¿Cuál es el valor de esta profecía de las setenta semanas? Nos ayuda a aumentar nuestra confianza en la inspiración de la Palabra de Dios. Es una demostración del amor y la misericordia de Dios en su trato con su pueblo. Da la clave para abrir el gran periodo profético de los 2300 días. Y sobre todo, muestra que Jesús es el verdadero Mesías, pues vino a este mundo exactamente al fin de las setenta semanas. Acerca de Cristo podemos decir con Felipe: "Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley y los profetas," al Mesías Salvador (Juan 1:45).


Ilustraciones de las 70 semanas tomado de: El porvenir del mundo revelado. Por. C. Mervin Maxwell.