MANIFIESTO DEL MOVIMIENTO DE LA REFORMA PRO-SALUD

EL SANTUARIO Y SU SERVICIO



 

Contenido

1. El Santuario y sus servicios
2. Mayordomía Integral
3. El clamor de Media Noche
4. Apostacía – Apostacía – Apostacía: Santuario pisoteado e ignorado
 Dieta – sin restaurarse,  Educación – tipo jesuita : Ver- La Historia de la Educación Cristiana de A. E. Suterland y Fuentes de Aguas vivas y cisternas rotas. La Educación  y Educación Cristiana – de E. G. de White.  Ministerio Apostólico – suplantado por sistema de clérigos, Reconocimientos mundanos aparte del Ministerio de Cristo,  Médico Misionero:  Enseñar, Predicar, Sanar, Transacciones mercantiles 
5. Obra Médica Misionera 
6. Puestos de Avanzada
7. ¿Qué son Puestos de Avanzada? Objetivos
8. La obra en los Puestos de Avanzada
9. El Hogar
10. Principios que rigen Un hogar cristiano
11. Escuelas
12. Preparación de obreros  para la obra misionera
13. ¿En que lugar deben estar las escuelas, Casas editoriales y oficinas?
14. Advertencias
15. ¿Es necesario organizarse para servir a Dios y al hombre?
16. Consideraciones al organizarse para servir
17. Sobre el autor de este manifiesto.
 

Libro de Levíticos – Capítulos 1 y 2
 

Levítico – 1,3 – Ofrenda de Holocausto

Holah – olor suave – Kallil – lo que soy

Lo que soy como ofrenda viva orgánica
Levítico – 1,3 – Ofrenda encendida – Reavivada – Reavivamiento – Revivir los poderes de la mente, el Holocausto es perfecto, sin tacha, sin defecto-
Oblación = Lo que tengo – Levítico 2; 1 = Flor de harina germinada –aceite de oliva – Incienso – sin levadura – es un memorial, Levítico; 1; 10 – Cosa santísima – a Jehová
Levítico – 1; 16 El Sacerdote hará arder el memorial de él, parte del grano desmenuzado y del aceite, con todo el incienso.

Es ofrenda encendida a Jehová.

Levíticos 3: 3 Luego ofrecerá sacrificios de paz Ofrenda encendida a Jehová la grosura que cubre los intestinos y toda la grosura que está sobre las entrañas.

Levíticos 3: 4 y los dos riñones y la grosura que están sobre ellos y sobre los ijares y con los riñones quitarán la grosura de los intestinos que está sobre el hígado. Romanos 12: 1 que presentéis vuestros cuerpos en Sacrificio, vivo, Santo, agradable al Señor.

Dios quiere que quitemos las frituras grasas quemadas porque dañan el hígado y los riñones, contaminan la sangre, dañan la vista, y destruyen el cerebro produciendo olvido y destruyen el desarrollo armonioso de las facultades físicas, mentales y espirituales. Los poderes de la mente se destruyen – la circulación se afecta – y viene la pregunta ¿qué es mayor, el oro o el altar? El altar santifica al oro y no el oro al altar. 

Mayordomía Integral

El Diezmo – La Reforma pro – salud y el sábado cumplen objetivos que forman una unidad integral = dando como resultado el pasaporte para el cielo. Nuestro carácter. Salmos 116; 12.
Pág. 185 – Patriarcas y Profetas Pág. 185

Nuestro tiempo, nuestros talentos y nuestros bienes debieran dedicarse en forma sagrada al que nos confió estas bendiciones. Cada vez que se obra en nuestro favor una liberación especial, o recibimos nuevos e inesperados favores, debiéramos reconocer la bondad de Dios expresando nuestra gratitud no sólo en palabras, sino como Jacob – mediante ofrendas y dones para su causa. Así como recibimos constantemente las bendiciones de Dios, también hemos de dar sin cesar. Pág. 186 Patriarcas y Profetas –

 De ninguna manera. A medida que aumentan las bendiciones de que gozamos ¿no aumentan nuestras obligaciones en forma correspondiente? Pero ¡Cuan en poco las tenemos! ¡Cuan imposible es el esfuerzo de medir con reglas matemáticas lo que debemos en tiempo inconmensurable y a una dádiva de valor tan inconcebible! ¡Los diezmos para Cristo! ¡Oh, mezquina limosna, pobre recompensa para lo que ha costado tanto! Desde la Cruz del Calvario, Cristo nos pide una consagración sin reservas. Todo lo que tenemos, lo debiéramos dedicar a Dios. La mayor y más urgente de todas nuestras necesidades es la de un reavivamiento de la verdadera piedad entre nosotros, el buscarlo debe ser nuestro primer trabajo.

El concepto de trabajo tiene su base en Génesis 2; 15 labrar y guardar – El huerto – “Educación”  El valor del sábado como medio de educación es inestimable, cualquier cosa que Dios nos pida nos la devuelve enriquecida y transfigurada con su propia gloria. El Diezmo que pedía a Israel era dedicado a conservar entre los hombres en su gloriosa belleza el modelo de su templo en el cielo la señal de su presencia en la tierra – del mismo modo, la porción de tiempo que pide nos es devuelta con su nombre y sello – Es una señal de poder creador.

Pág. 88   Eventos de los últimos días – Peligros de la televisión

El teatro está entre las fuentes más peligrosas de placer. En vez de ser una escuela de moralidad y virtud como tan a menudo se sostiene, es un semillero de inmoralidad, se fortalecen hábitos depravados. 

El clamor de Media Noche

Gálatas 4: 4,5
Mas venido el cumplimiento del tiempo Dios envió a su hijo.

     Por lo cual estando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisisteis, más me preparaste un cuerpo. Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisisteis, ni te agradaron – las cuales se ofrecen según la ley – sombras para la búsqueda de una realidad viva y orgánica – y diciendo luego: Oh Dios vengo para hacer tu voluntad. Quita lo primero para establecer lo último.

Justificados pues por la Fe tenemos paz para con Dios. En esa voluntad somos santificados, mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecho una vez para siempre.

Y este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días dice el Señor, escribiré mis leyes en sus corazones y en sus mentes Las escribiré.

Así que hermanos teniendo libertad para entrar en el lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo – hermandad – espiritual hermanos de sangre.

Hebreos: 5; 12 – 14  porque debiendo ser ya Maestros – después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar – cuales son los primeros rudimentos de las Palabras de Dios, habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche y no de alimento sólido ¿eres maduro? Y todo aquel que participa de leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño.

     Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del Bien y el Mal. Muchos se perderán deseando ser Cristianos. Tienen la mente con rudimentos doctrinales tiernos lactantes que no mastican y no digieren ni tampoco eliminan, son estreñidos espirituales y viajan con sangre putrefacta tienen embriaguez de los sentidos están en apego fruto de la naturaleza carnal – heredada por el inconsciente.

Hebreos: 6; 1 Por tanto ya dejando los rudimentos de la Doctrina de Cristo vamos adelante a la perfección. No echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas de la Fe en Dios.

De la Doctrina de Bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos, del juicio eterno y esto haremos si Dios en verdad lo permite.

Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos participantes del Espíritu Santo y así mismo gustaron de la Buena palabra de Dios y de los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al hijo de Dios exponiéndole a vituperio. Perseveraremos en el pecado para que la gracia sobreabunde en ninguna manera.

Hebreos: 7: 1 – 5  Porque este Melquisedec, Rey de Salen, Sacerdote de Dios Altísimo – que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los Reyes y los bendijo.

A quien asimismo dio Abraham los Diezmos de todo, cuyo nombre significa – ojo – primeramente Rey de Justicia – no olvide que los elegidos de Dios se establecen como Reyes y Sacerdotes, Gente Santa pueblo que es adquirido por Dios. Para anunciar las virtudes de su luz admirable. Y también Rey de Salen esto es Rey de Paz – y será predicado este evangelio del Reino y entonces vendrá el Fin – Justificados pues por la Fe – no genealogía – tenemos paz para con Dios. Sin padre, sin madre – sin genealogía que ni tiene principio de días ni fin de vida, sino hecho semejante al hijo de Dios permanece sacerdote para siempre. (Adán hijo de Dios)

Hebreos: 7: 11  Si- pues por la perfección fuera por el sacerdocio levítico (por que bajo el sacerdocio levítico el pueblo recibió la ley, qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote según el orden de Melquisedec. Y que no fuese llamado de acuerdo al orden de Aarón- Jesús vino de una tribu que no pertenecía al sacerdocio terreno sino que él vino de un nuevo orden sacerdote del Dios Altísimo y el Espíritu Santo puso a unos primero apóstoles – profetas – maestros, Dones de Sanidad, etc.

En esta voluntad somos santificados – Hebreos 12; 22 y 23 sino que os habéis acercado al Monte Sión a la ciudad del Dios vivo Apoc 14; 1 – 5  léalo – Jerusalén (Iglesia verdadera) la celestial, a la compañía de muchos millares de Ángeles.

A la congregación (no dejando de congregarnos) de los primogénitos (primeros frutos) que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos.

DTG Deseado de todas las gentes Pág. 27, Capítulo #3

Párrafo # 1. “El Pueblo a quien Dios había llamado para ser columna y base de la verdad había llegado a ser representante de Satanás. Hacía la obra que éste deseaba que hiciese, y seguía una conducta que representaba falsamente el carácter de Dios y le hacía considerar por el mundo como un tirano. Los mismos sacerdotes que servían en el templo, habían perdido de vista el significado del servicio que cumplían. Habían dejado de mirar más allá del símbolo, su significado. Al presentar las ofrendas de los sacrificios, eran como actores de una pieza de teatro. Los ritos que Dios mismo había ordenado eran cambiados y trocados en medios de cegar la mente y endurecer el corazón. Dios no podía hacer ya nada para el hombre por medio de ellos. Todo el sistema debía ser desechado.”

Los sacerdotes habían llegado a ser artistas

“El engaño del pecado había llegado a su culminación. Habían sido puestos en operación todos los medios de depravar las almas de los hombres.”

Malaquías Capítulo 1: 1 = 1: 1,6

Pág. 22   Consejos sobre Régimen Alimenticio

En el servicio judaico antiguo se exigía que todo sacrificio fuera sin tacha. En el texto se nos dice: que presentemos nuestros cuerpos como sacrificio, vivo, santo, aceptable a Dios – que es nuestro culto racional.

Si debilitamos estas facultades y talentos; y es nuestro deber como hijos e hijas de Dios, hacer el mejor uso de ellos. Si debilitamos estas facultades de la mente o del cuerpo por medio de hábitos erróneos o por la complacencia de un apetito pervertido, será imposible que honremos a Dios como debiéramos. Dios exige que el cuerpo le sea presentado como sacrificio vivo. No como sacrificio muerto moribundo. Las ofrendas de los antiguos hebreos debían ser sin tacha.

¿Y será agradable para Dios una ofrenda humana llena de enfermedad y corrupción? Él nos dice que nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo y nos exige que cuidemos este templo. Todos deben ser muy cuidadosos para preservar el cuerpo en la mejor condición de salud posible, a fin de que puedan rendir a Dios un servicio perfecto y cumplir su deber en la familia y en la sociedad.

Pág. 24 de Consejos sobre el Régimen Alimenticio. Para Dios es muy piadoso, y bondadoso y tierno, y cuando la luz le llega a los que han perjudicado su salud por complacencias pecaminosas y ellos se convencen de pecado y se arrepienten y buscan el perdón, él acepta la pobre ofrenda que le presentan y la recibe. ¡Oh, cuan tierna es la misericordia que él manifiesta al no rechazar lo que queda de la vida, de la cual ha abusado el suficiente y arrepentido pecador! En su bondadosa misericordia, salva a estas almas, como si fuera por fuego. Pero cuan inferior y despreciable sacrificio, en el mejor de los casos, es éste para ofrecer a un Dios puro las facultades nobles han sido paralizadas por hábitos erróneos de pecaminosa complacencia. Las aspiraciones están pervertidas, y el alma y el cuerpo desfigurado. El Señor ha permitido que su luz brillara sobre nosotros en estos últimos días para que la oscuridad y las tinieblas que se han estado juntando en las pasadas generaciones debido a una complacencia pecaminosa, pudieran ser en cierto grado despejadas, y para que el tren de los males que han resultado debido a la intemperancia en el comer y beber pudiera disminuir.

Todos los que son participantes de la naturaleza Divina escaparían de la corrupción que está en el mundo por la concupiscencia y es imposible que los que gratifican el apetito alcancen la perfección cristiana.

Pág 17  Consejos sobre el Régimen Alimenticio

La obligación que tenemos para con Dios de presentar cuerpos limpios y santos no se comprende. El dejar de cuidar la maquinaria viviente es un insulto infligido al Creador. Existen reglas Divinamente establecidas que, si se observan, guardarán a los seres humanos de la enfermedad y la muerte prematura. Es tan ciertamente un pecado violar las leyes de la salud (nuestro cuerpo) como lo es quebrantar las leyes de los 10 mandamientos.

Hacer cualquiera de ambas cosas es quebrantar los principios de Dios. Estudie = Consejos sobre el Régimen Alimenticio – Pág. # 31 y 32 – Ministerio de Curación – Pág. 227 – Isaías 60: 1 – Joyas de los Testimonios – Tomo # 2. Pág. 102. 

    Hemos llegado a un tiempo en el cual cada miembro de Iglesia debe hacer obra misionera médica. Este mundo se parece a un hospital lleno de víctimas de enfermedades físicas y espirituales. En el tiempo actual ocultar la verdad sería gravísima falta.

Pág. # 433   Conflicto de los Siglos

Se dice que Babilonia es “Madre de las Rameras”. Sus hijos deben simbolizar las Iglesias que se atienen a sus doctrinas y tradiciones, y siguen su ejemplo sacrificando la verdad y la aprobación de Dios para formar alianza ilícita con el mundo el mensaje de Apocalipsis 14, anuncia que la caída de Babilonia debe aplicarse a comunidades religiosas que en un tiempo fueron puras y luego se han corrompido. En vista de que este mensaje de Apocalipsis 14, que anuncia la caída de Babilonia debe aplicarse no solamente a la Iglesia Romana, pues dicha Iglesia está en condición caída desde hace muchos siglos. Además el capítulo 18 de Apocalipsis se exhorta al pueblo de Dios a salir de Babilonia.
Las Iglesias protestantes involucran actualmente la analogía – Pág. 433 y 434 – El deseo de imitar las prácticas y de buscar su amistad – Ezequiel –16: 14 y 15.

Muchas de las iglesias protestantes están siguiendo el ejemplo de Roma y se unen inicuamente con los Reyes de la tierra – Así obran las iglesias del estado en sus relaciones con los gobiernos seculares y otras denominaciones en su afán de captarse el favor del mundo. Y la expresión “Babilonia” – confusión – ojo, puede aplicarse acertadamente a esas congregaciones que, aunque declaran todas que sus doctrinas derivan de la Biblia, están sin embargo divididas en un sinnúmero de sectas, con credos y teorías muy opuestos. 

Además de la unión pecaminosa con el mundo, las Iglesias que se separaron de Roma presentan otras características de ésta. ¿Cuál es el origen de la gran apostasía? ¿Cómo empezó a apartarse la Iglesia de la sencillez del Evangelio? Conformándose a las prácticas del paganismo para facilitar a los paganos la aceptación del Cristianismo. II  Tesalonicenses 2:7.

Mientras aún vivían los apóstoles la Iglesia permanecía relativamente pura. “Pero hacia fines del siglo segundo la mayoría de las Iglesias asumieron una nueva forma, la sencillez primitiva desapareció e insensiblemente, a medida que los antiguos discípulos bajaban a la tumba, sus hijos en unión con nuevos convertidos se adelantaron y dieron nueva forma a la causa. Para aumentar el número de los convertidos se rebajó el alto nivel de la fe cristiana, y el resultado fue que una ola de paganismo anegó la Iglesia, trayendo consigo costumbres, sus prácticas y sus ídolos.

Apostacía – Apostacía – Apostacía

#1)  Santuario pisoteado e ignorado
 #2)  Dieta – sin restaurarse
#3)  Educación – tipo jesuita : Ver- La Historia de la Educación Cristiana de A. E. Suterland y Fuentes de Aguas vivas y cisternas rotas. La Educación  y Educación Cristiana – de E. G. de White.
 #4)  Ministerio Apostólico – suplantado por sistema de clérigos.
#5)  Reconocimientos mundanos aparte del Ministerio de Cristo.
#6)  Médico Misionero:  Enseñar, Predicar, Sanar.
#7)  Transacciones mercantiles 

Pág. 181  Eventos de los últimos días
     Una cosa es cierta: los adventistas del séptimo día que adoptan su posición bajo la bandera de Satanás, primero abandonarán su fe en las advertencias y reproches contenidos en los testimonios del Espíritu de Dios. 3 Mensajes Selectos  Pág. 93  El último engaño de Satanás se hará para que no tenga efecto el testimonio del Espíritu de Dios “sin profecía el pueblo será disipado”.

Eventos de los últimos días Pág. 202 – La caída de Babilonia, no será completa sino cuando la Iglesia se encuentre en este estado, y la unión de la Iglesia con el mundo se haya consumado en toda la Cristiandad. El cambio es progresivo, y el cumplimiento perfecto de Apoc. 14: 8 está reservado para lo por venir.

Ministerio de Curación 
Págs. 155 -  156

    El régimen señalado al hombre al principio como alimento no incluía ningún alimento de origen animal, hasta después del Diluvio cuando todo alimento desapareció de la Tierra.
     No recibió el hombre permiso para comer carne. Al señalar el alimento para el hombre en el Edén, a causa del descontento y de sus murmuraciones acerca de las ollas de carne de Egipto les  fue concedido alimento animal y esto únicamente por poco tiempo – y su consumo trajo enfermedades y muerte para miles – sin embargo nunca les agradó dejar de comer carne.

Ver Pág. # 67 Ministerio de Curación

     En muchas partes pueden trabajar con éxito misioneros que se mantienen a sí mismos. Así trabajó el apóstol Pablo al esparcir el conocimiento de Cristo por todo el mundo. A la par que predicaba el Evangelio cada día  en las grandes ciudades de Asia y Europa. Trabajaba de artesano para mantenerse a sí mismo y a sus compañeros. Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario estas manos me han servido para trabajar – que trabajando así se atiende los enfermos.  Ver Elena G. De White, The Review and Herald, 4 de febrero de 1902.

Durante la noche estaba en mis sueños en una gran reunión, con Ministros La Profecía de Malaquías fue presentada delante de ellos, en conexión con Daniel – Sofonías – Hageo y Zacarías. “A través de los Profetas Dios ha dado una descripción de lo que acontecerá en los postreros días de la Historia de este mundo y la economía judía está llena de instrucciones para nosotros – ver I Pedro 4: 17 y Ezequiel 9: 4

Joyas de los Testimonios, Tomo # 2,  Págs. 65 y 66

Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ellos. Y comenzareis por mi Santuario  Sofonías 1: 6 y a los que se apartan de en pos de Jehová, y a los que no buscaron a Jehová ni le consultaron. Sofonías 1: 11 Aullad Habitantes  de Mactes porque todo el pueblo mercader es destruido. Destruidos son todos los que traían dinero. Sofonías 1: 12 Acontecerá en aquel tiempo que yo escudriñaré a Jerusalén con linterna y castigaré a los hombres que reposan tranquilos como el vino asentado, los cuales dicen en su corazón Jehová ni hará bien ni mal.

Sofonías 2: 1, 2 Congregaos y meditad oh, Nación sin pudor (Iglesia) antes que tenga efecto el decreto y el día se pase como en tomo, antes que venga sobre vosotros el furor de la ira de Jehová. Lea con detenimiento Sofonías 3: 1 – 3 y Sofonías 1: 8.  Ojo con los que vistes vestido extranjero.

Testimonios para los Ministros.  Pág. 397

     Un llamamiento a la Reforma. Pero el corazón de la obra, el gran centro ha sido debilitado por la mala Administración de hombres que no han avanzado con su Director.

     Satanás ha desviado su dinero y sus habilidades hacia conductos equivocados. Su precioso tiempo ha estado pasando a la eternidad. Todo el cuerpo está enfermo por la mala administración y los malos cálculos. ¡Oh, si los que profesan conocer la verdad tuvieran el espíritu de Cristo. El Señor aborrece vuestros procedimientos egoístas!

Alfa de la Apostacía

Desagraciadamente no fueron escuchados todos los consejos dados por Elena G. de White en el Congreso de la Asociación General año 1901, acerca de las Reformas que debieran haberse practicado en dos de las Instituciones de Battle Creek.
La Historia puede repetirse y los hombres pueden olvidar que se han hecho sinceros esfuerzos para evitar los errores pasados.

La Sentencia tiene eco – como te convertiste en ramera ¡oh! Capernaum.

Evangelismo pag # 382. Manuscrito 141, 1903.

“La Comisión Divina no necesita Reforma."

     La manera que Cristo tiene de presentar la verdad no debe mejorarse. El obrero que intenta producir métodos que atraigan las mentes mundanas, suponiendo que esto quitara las objeciones por llevar la cruz, disminuye su influencia. Preservad la sencillez de la piedad.”

“Aprendan cómo dar tratamientos sencillos nuestros pastores que hayan tenido experiencia en la predicación de la palabra y entonces salgan como evangelistas médicos misioneros se necesitan ahora obreros: Obreros Médicos Misioneros.” 

Ver la obra Médica Misionera – ojo – página 382

El presidente de la asociación debe reconocerla. Y promoverla – Evangelismo Pág. # 374

     “El evangelista que está preparado para servir a un cuerpo enfermo tiene la más grandiosa oportunidad de ministrar un alma enferma de pecado. Un evangelista tal debe ser facultado para administrar el Bautismo a los que se conviertan y deseen bautizarse.”

Ver Pág. # 377  La verdadera ciencia de la Obra Misionera Médica

“El estudio de la cirugía y de otros ramos de la ciencia Médica recibe mucha atención en el mundo, – pero la verdadera ciencia de la Obra Misionera Médica, practicada en la forma como Cristo la practicó, es algo nuevo y desconocido para las iglesias denominacionales y el mundo. Pero encontrará su debido lugar cuando la gente que ha tenido gran luz, Los Adventistas del Séptimo Día despierten a sus responsabilidades y aprovechen las oportunidades que tienen.”

Puestos de Avanzada

   “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” Mateo 24:14.
“Cuando las ciudades sean trabajadas como Dios desea, los resultados serán la puesta en marcha de un poderoso movimiento cual nunca hemos visto”. (Medical Ministry 331-1910). Un llamado al evangelismo médico y la Educación Sanitaria, Pág. 19.

“El Señor nos ha indicado repetidamente que debemos trabajar en las ciudades desde puestos de avanzada ubicados fuera de ellas”. Mensajes Selectos Tomo 2, Pág. 411-1902.

“Tal como lo hizo Enoc, debemos trabajar en las ciudades pero no vivir en ellas”. Evangelismo 61-1899.

“Hay que trabajar a favor de las ciudades desde puestos de avanzada. El mensajero de Dios dijo: ¿No serán amonestadas las ciudades? Si: pero no por el pueblo de Dios que vive en ellas, sino mediante sus visitas realizadas para advertirlas de lo que acontecerá en la tierra” (Id. 61)

“Debemos trabajar en armonía con el método de Dios. La obra que se hace para Dios en nuestras grandes ciudades no debe efectuarse según prescripciones humanas” (Evangelismo 282, 283).

“Las leyes del reino de Cristo son tan sencillas, y son todo tan completas, que las añadiduras puestas por el hombre sólo crean confusión, y entre más sencillos sean nuestros planes para trabajar en el servicio de Dios, tanto más resultado obtendremos. El adoptar los métodos del mundo en la obra de Dios, es provocar el desastre y la derrota. Sencillez y humildad deben caracterizar cada esfuerzo fructífero para el avance de su reino” (7 Testimonios  215).

“Todo lo que lleva la estampa divina une lo sencillo a lo útil” (3Testimonios -409).

“Es en el agua, no en la tierra, que aprendemos a nadar... Aquel que se viste de la armadura para pelear una buena batalla ganará más y más habilidad a medida que lucha para perfeccionar su conocimiento de Dios, trabajando en armonía con el plan que Dios ha puesto para el perfecto desarrollo de las facultades físicas, mentales y espirituales” (7 Testimonios: 281).

“Durante la noche del 27 de noviembre de 1910 se me dio una representación en la cual se me mostró como una viva realidad las ciudades en que no se ha trabajado, y fui plenamente instruida sobre que debe haber un cambio decidido de los métodos pasados de trabajo. Durante meses la situación ha estado impresa en mi miente, y exhorté para que se instruyeran y organizaran diligentemente grupos para trabajar en nuestras grandes ciudades”. (Mensajes Selectos 21-1910).

“Se ha cometido un grave error al descuidar el trabajo en las ciudades. Se han perdido muchas oportunidades con cada año de retardo... muchos de nuestros hermanos tendrán que ser condenados a la vista de Dios porque no han hecho la misma obra que Dios les tenía para que hiciesen.” (Carta B-56-1910). 

Talvez tengamos que permanecer aquí en este mundo muchos años más debido a la insubordinación, como les sucedió a los hijos de Israel; pero por amor de Cristo, su pueblo no debe añadir pecado sobre pecado culpando a Dios de las consecuencias de su propia conducta errónea” (Evangelismo 505).

“La obra de Dios está retrasada por la incredulidad criminal en su poder para usar la gente común para llevar adelante su obra con éxito” (Review and Herald Julio 16, 1895).

“El fin se acerca; avanza sigilosamente, insensible y silenciosamente, como el ladrón en la noche, concédanos el Señor la gracia de no dormir por más tiempo, como otros lo hacen, sino que seamos sobrios y velemos. La verdad está a punto de triunfar gloriosamente, y todos los que decidan ahora ser colaboradores con Dios triunfarán con ella. El tiempo es corto; la noche se acerca cuando nadie puede obrar”. (Evangelismo, Pág. 502).

“No entendemos como debiéramos el gran conflicto que está teniendo lugar entre los agentes invisibles, el conflicto entre los ángeles leales y los desleales. Los ángeles buenos y malos luchan por la posesión de todo hombre. No es éste un conflicto imaginario. Es una batalla ficticia aquella en la cual estamos empeñados. Hemos de hacer frente a los más poderosos adversarios, y nos toca a nosotros determinar cuál ha de vencer. Hemos de encontrar nuestra fuerza donde encontraron la suya los primeros discípulos” (Evangelismo 511).

“A menos que la Iglesia contaminada por la apostasía se arrepienta y se convierta, comerá del fruto de sus propias obras, hasta que se aborrezca a si misma. Si resiste el mal y busca el bien; si busca a Dios  con toda humildad y responde a su vocación celestial en Jesucristo; si permanece sobre la plataforma de la verdad eterna; y si por fe realiza los planes que han sido trazados a su respecto, ella será sanada. Aparecerá en la sencillez y pureza que provienen de Dios, exentos de todo compromiso terrenal, demostrando que la verdad la ha hecho realmente libre. Entonces sus miembros serán verdaderamente elegidos de Dios para ser sus representantes.

Ha llegado la hora de hacer una reforma completa. Cuando ella principie, el espíritu de oración animará a cada creyente, y el espíritu de discordia y de revolución será desterrado de la iglesia. Aquellos que no hayan vivido en comunión con Cristo se acercarán unos a otros. Un miembro que trabaje en una buena dirección invitará a otros miembros a unirse a él para pedir la revelación del Espíritu Santo. No habrá confusión, porque todos estarán en armonía con el pensamiento del espíritu. Las paredes que separan a los creyentes serán derribadas, y todos los siervos de Dios dirán las mismas cosas. El Señor trabajará con sus siervos. Todos pronunciarán de una manera inteligente la oración que Cristo les ha enseñado: “Venga tu reino. Sea hecha tu voluntad, como en el cielo, también en la tierra” Mt. 6:10  Joyas de los Testimonios Tomo 3, Págs. 254, 255.

“Si quisieres y oyereis, comeréis el bien de la tierra: si no quisieres y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada porque la boca de Jehová lo ha dicho” (Isa. 1:19,20).

“Procurad con diligencia presentaros ante Dios aprobados, como obreros que no tenemos de que avergonzarnos, que trazamos bien la palabra de verdad”. (2 Tim. 2:15).

“Nada despierta el celo abnegado ni ensancha y fortalece el carácter tanto como el trabajar en beneficio del prójimo... necesitan ir a donde la obra cristiana requiera sus energías y puedan aprender a llevar responsabilidades” (Ministerio de Curación, Pág.  109, 110).

“Cristo encomienda a sus discípulos una obra individual, que no se puede delegar. La atención a los enfermos y a los pobres y la predicación del evangelio a los perdidos, no deben dejarse a juntas u organizaciones de caridad. El evangelio exige responsabilidad y esfuerzo individuales, sacrificio personal” (Ministerio de Curación, 106).

“En todas partes hay tendencia a reemplazar el esfuerzo individual por la obra de las organizaciones, a crear grandes iglesias e instituciones. Muchos dejan a las instituciones y organizaciones la tarea de practicar la beneficencia; se eximen del contacto con el mundo, y sus corazones se enfrían. Se absorben en sí mismos y se incapacitan para recibir impresiones. El amor a Dios y a los hombres desaparece de su alma. (Ministerio de Curación, Págs. 105, 106)

“Quiera el Señor dar sabiduría a nuestros hermanos para que puedan saber cómo llevar adelante la obra de acuerdo con su voluntad” (Ministerio Médico 331).

¿Qué son Puestos de Avanzada?

Objetivos

     “Lugar a cierta distancia de la ciudad”. “El Señor nos ha indicado repetidamente que debemos trabajar en las ciudades desde puestos de avanzada ubicados fuera de ellas. En esas ciudades debemos tener casas de culto, como monumentos de Dios” 2 Mensajes Selectos, 411.

“Centros de influencia se deben establecer en muchos lugares abriendo tiendas de alimentos pro-salud, restaurantes higiénicos y salas de tratamientos”. 7 Testimonios, 234.

“Se me ha dado la luz en el sentido de que en muchas ciudades es aconsejable relacionar con las salas de tratamiento un restaurante. Ambos establecimientos pueden cooperar, para sostener los principios rectos. En relación con ellos a veces resulta aconsejable tener salas de alojamiento para los enfermos. Estos establecimientos servirán para alimentar los sanatorios ubicados en el campo... Por medio de ellos (restaurantes) de salud en las ciudades, debe proclamarse el mensaje de temperancia. Deben tomarse providencias para realizar reuniones en relación con los restaurantes. Cuando quiera que sea posible, dispóngase de una sala adonde pueda invitarse a los clientes para asistir a conferencias sobre el tema de la ciencia de la salud y la temperancia cristiana, donde puedan recibir instrucción sobre la preparación de alimentos sanos y otros temas importantes.

Los que vienen a nuestros restaurantes deben ser surtidos de material de lectura. Se les debe llamar la atención a nuestras publicaciones sobre la reforma en materia de temperancia y régimen dietético, y se les deben dar folletos que traten de las lecciones de partida por todos nuestros hermanos. Todos los que vengan deben recibir algo para leer. Puede ser que muchos no lean el folleto pero algunos de aquellos en cuyas manos lo colocáis pueden estar buscando la luz. Leerán y estudiarán lo que les deis, y se los entregarán a otros.

         Se me ha indicado que una de las principales razones por las cuales deben establecerse restaurantes higiénicos y salas de tratamiento en los grandes centros, es que por este medio se atraerá la atención de hombres importantes al mensaje del tercer ángel. Al notar que estos restaurantes son dirigidos de una manera completamente diferente de cómo se manejan los restaurantes comunes, ciertos hombres de inteligencia empezarán a averiguar las razones de esta diferencia en los métodos comerciales, e investigarán los principios que nos inducen a servir alimentos superiores. Así serán llevados a conocer el mensaje para este tiempo”. (Servicio Cristiano, Págs. 172-174)

“Dios desea que su pueblo una la obra médico misionera con la obra del tercer ángel. Esta es la obra que restaurará la imagen moral de Dios en el hombre”. (Medical Ministry 160).

“Nuestros restaurantes nos ponen en contacto con muchas personas, pero si permitimos que nuestras mentes se concentren en el pensamiento de las ganancias económicas, dejaremos de cumplir el propósito de Dios. El quiere que nos valgamos de toda oportunidad para presentar la verdad que ha de salvar a hombres y mujeres de la muerte eterna”. (Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, 569).

“Han de establecerse escuelas de cocina en muchos lugares. Esta obra puede empezar de una manera humilde pero mientras cocineras inteligentes hacen lo mejor para instruir a otras, el Señor les dará habilidad y comprensión. La palabra del Señor es: “No les impidáis, porque yo me revelaré a ellos como su instructor”. Dios obrará con aquellos que desarrollas los planes del Señor, enseñando a la gente cómo realizar una reforma en su régimen por medio de la preparación de alimentos sanos y económicos”. Deben establecerse más escuelas de cocina, y algunos deben trabajar de casa en casa, dando instrucción en el arte de cocinar alimentos sanos. Muchísimos serán rescatados de la degeneración física, mental y moral por medio de la influencia de la reforma prosalud.

Estos principios se recomendarán a sí mismos ante aquellos que buscan la luz: y los tales avanzarán desde este punto para recibir toda la verdad para este tiempo”. (Consejos sobre el Régimen Alimenticio, 564).

“Dondequiera que se realiza obra misionera-médica en nuestras grandes ciudades, deben organizarse escuelas de cocina; y donde quiera que se halle en marcha una obra misionera educacional y vigorosa, debe establecerse un restaurante higiénico de alguna clase, que dé una ilustración práctica de la debida selección y de la preparación saludable  de los alimentos”. (Consejos sobre el Régimen Alimenticio, 564).

“Hay que enseñar a la gente por doquiera  a cocinar sin leche, ni huevos en cuanto sea posible, sin que por esto dejen de ser sus comidas sanas y sabrosas” (Id. 565).

“La verdadera ciencia de la obra misionera médica, practicada en la forma como Cristo la practicó es algo nuevo y desconocido para las iglesias denominacionales y el mundo. Pero encontrará su debido lugar cuando la gente que ha tenido gran luz, los adventistas del séptimo día despierten a sus responsabilidades y aprovechen las oportunidades que tienen”. (Evangelismo, 377).

“Nunca seréis ministros de acuerdo con el orden evangélico, hasta que manifestéis un decidido interés en la obra médica misionera, el evangelio de sanar, bendecir y fortalecer”.

“Deseo decir que la obra médico misionera es la obra de Dios. El Señor desea que cada uno de sus pastores se ponga a tono con esto. Emprended la obra médico misionera, y ella os dará acceso a la gente. Sus corazones serán tocados mientras ministráis a sus necesidades. Mientras atendéis a sus sufrimientos, encontraréis oportunidades para hablarles del amor de Jesús”. (Evangelismo, Pág. 381) (Counsels on Health -Consejos sobre Salud- , Pág. 533.  Año 1901).

“El aire puro, el sol, la abstinencia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimenticio conveniente, el agua y la confianza en el poder divino son los verdaderos remedios. Todos debieran conocer los agentes que la naturaleza provee como remedios, y saber aplicarlos”. (Ministerio de Curación,. 89).

“Se ha cometido un gran error al descuidar la obra en las ciudades... muchos de nuestros hermanos tendrán que ser condenados a la vista de Dios porque no han hecho la misma obra que Dios les tenía para que hiciesen”. (Carta B 56-1910).

“Cuando la iniquidad abunda en una nación, siempre ha de escucharse una voz que dé la amonestación y la instrucción, como la voz de Lot fuera oída en Sodoma. Sin embargo, Lot pudo haber preservado a su familia de muchos  males, si él no hubiera hecho su hogar en una ciudad malvada y corrompida. (Evangelismo, 61).

“Convendría conseguir un lugar fuera de la ciudad donde nuestros obreros misioneros establezcan su hogar... Debería haber además terreno que produzca frutas y hortalizas para beneficio de los obreros. Establézcase una misión en un lugar tan saludable como sea posible y téngase un pequeño sanatorio en relación con ella. También hay que encontrar en la ciudad lugar donde puedan darse tratamientos sencillos... hombres capaces realicen esfuerzos serios y decididos para predicar en esas ciudades el mensaje de amonestación que debe darse a todo el mundo”. (Evangelismo, 283,284).

Usted debe mostrar cómo hay que llevar adelante la obra, cómo hay que sembrar la semilla, y finalmente como hay que reunir la cosecha.

“Al llevar a cabo nuestra obra, debemos recordar lo que Cristo utilizó para realizar su trabajo. El creó al mundo. El hizo al hombre. Luego vino personalmente al mundo para mostrar a sus habitantes cómo podían vivir vidas sin pecado” (Evangelismo, Pág. 283).

“Así como Juan preparó el camino para la primera venida del Salvador, debemos nosotros preparar el camino para su segunda venida. Nuestras imprentas deben rehabilitar las pisoteadas exigencias de la ley de Dios. Frente al mundo, como instrumentos de reforma, debemos mostrar que la ley de Dios es el fundamento de toda reforma duradera. Deben hacer comprender clara y distintamente la necesidad de obedecer a todos sus mandamientos. Constreñidas por el amor de Cristo, deben trabajar con él para reedificar las ruinas antiguas y restaurar los cimientos de muchas generaciones. Deben reparar los portillos, restaurar las sendas. Por su testimonio, el sábado del cuarto mandamiento debe ser presentado como un testimonio, como constante recuerdo de Dios que llame la atención y suscite preguntas que dirijan la mente de los hombres hacia su Creador”.

“Nunca olvidéis que estas instituciones deben cooperar con el ministerio de los enviados celestiales. Se cuentan entre los medios de propaganda representados por el ángel que volaba “por en medio del cielo... que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria; porque la hora de su juicio ha llegado”. (Apocalipsis 14:6,7).

“También es de nuestras casas editoriales de donde ha de salir la terrible denuncia: “Ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación”. (Vers., 8). Son representadas por el tercer ángel que los siguió diciendo en alta voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente, o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios” (Vers. 9,10). Es también en gran medida, por medio de nuestras imprentas como debe cumplirse la obra de aquel otro ángel que baja del cielo con gran potencia y alumbra la tierra con su gloria.” (Joyas de los Testimonios, Tomo 3, Pág. 142.) “La rama de publicaciones de nuestra causa tiene que ver con nuestro poder. La prensa es un medio poderoso para mover las mentes y los corazones de la gente... La prensa es un instrumento poderoso que Dios ha ordenado para que se combine con las energías del predicador viviente para presentar la verdad delante de las naciones, tribus, lenguas y pueblos. Muchas mentes no podrán ser alcanzadas de otra manera.”  El Colportor Evangélico, 206. (El otro ángel 8-11).

Los colportores han de salir a hacer su obra en las diversas partes del país. El predicador vivo y el mensajero silencioso se necesitan por igual para la realización de la gran tarea que afrontamos... (Review and Herald, 1-4-1880) El Colportor Evangélico, 19). Mientras dure el tiempo de gracia, habrá tiempo para que el colportor trabaje. Cuando las denominaciones religiosas se unan con el papado para oprimir al pueblo de Dios, lugares donde exista la libertad religiosa serán abiertos por medio del colportaje evangélico... y Cristo declara: “No acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel, antes que venga el Hijo del hombre” (Mat. 10:23). Hasta que no se proclame en el cielo el decreto “Hecho es”, siempre habrá lugares para trabajar, y corazones que reciban el mensaje.”  El Colportor Evangélico, Pág. 23. (Ídem. 22)

“¿Quiénes responderán al llamamiento? ¿Quiénes saldrán henchidos de sabiduría, gracia y amor a Cristo a trabajar a favor de los que están cerca y lejos? ¿Quiénes sacrificarán la comodidad y el placer y penetrarán en los lugares donde reina el error, la superstición, y las tinieblas para obrar con fervor y perseverancia, presentar la verdad con sencillez, orar con fe y trabajar de casa en casa? ¿Quiénes saldrán en este tiempo fuera del campamento, dotados del poder del Espíritu Santo, para soportar oprobio por amor de Cristo, explicar las Escrituras a la gente y llamarla al arrepentimiento? El Colportor Evangélico, Pág. 26 .... “El Señor imparte idoneidad para la obra a todo hombre y mujer que quiera cooperar con el poder divino. Obtendrán todo talento, el valor, la perseverancia, la fe y el tacto que requieren cuando se pongan la armadura” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, Págs. 548, 549.  Año 1900).

“La obra del colportaje es una obra de gran responsabilidad, y significa mucho para los hombres y mujeres que se ocupan en ella” (El Colportor Evangélico 28). El tiempo que tenemos para trabajar es breve” (Id. 33). “Por la luz que me ha sido dada, sé que debiera haber cien colportores donde hay uno actualmente.” (Joyas de los Testimonio T2, 534).

“Deben seleccionarse colportores no del elemento flotante de la sociedad, no de entre los hombres y mujeres que no son buenos para ninguna otra cosa ni han tenido éxito en nada, sino de entre los que tengan buen trato, tacto, aguda previsión y capacidad. (El Colportor Evangélico, 43-44). 

“Debe utilizarse tanto cuidado y sabiduría para seleccionar a los obreros como para elegir  a hombres para el ministerio” (El Colportor Evangélico, 42). “Los que son elegidos como colportores deben ser hombres y mujeres que sientan la preocupación de servir, cuyo objeto no sea obtener ganancias sino dar luz a la gente (Id. 42).

“Se necesitan colportores evangélicos para cazar y pescar almas. (Ídem 58.)

“Vengan no esperando cosas fáciles sino resueltos a ser valientes y de buen ánimo frente a las contrariedades y las dificultades” (Id. 43). Con fervor y decisión el colportor cuyo corazón es manso y humilde puede realizar mucho bien, saliendo de dos en dos, llevan el mensaje de verdad de una casa a otra... Los colportores que salgan con el Espíritu del Maestro, tienen la compañía de los seres celestiales”. “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Id. 58).

La obra del colportaje constituye una manera muy exitosa de salvar almas. ¿No probareis? (Id. 57).

“Los vi sosteniendo periódicos y folletos en una mano, y la Biblia en la otra mientras sus mejillas eran humedecidas por las lágrimas, e inclinándose delante de Dios en oración ferviente y humilde para ser guiados a toda verdad, precisamente lo que El estaba haciendo por ellos antes que se dirigieran al Señor”. (El Colportor Evangélico  208). 

La obra en los Puestos de Avanzada
“Desígnense hombres juiciosos que no divulguen sus intenciones sino que busquen tales propiedades en las zonas rurales, con fácil acceso a las ciudades, apropiadas para establecer pequeñas escuelas de preparación para los obreros, y donde también puedan proporcionarse facilidades para tratar las personas enfermas y fatigadas que no conocen la verdad... No construyáis edificios, en las ruidosas ciudades”.
La verdad debe ser dicha, ora sea que los hombres la escuchen o la rechacen. Las ciudades están llenas de tentaciones. Debemos planear nuestra obra de tal manera que mantengamos a nuestros jóvenes tan lejos como sea posible de esa contaminación.

Las ciudades han de ser trabajadas desde las avanzadas... para amonestar a sus habitantes de lo que está por sobrevenir en la tierra”. (Evangelismo 60-62).

“Se deben establecer sanatorios en varios lugares fuera de las ciudades. Unidas con los sanatorios se deben establecer escuelas. Hasta donde sea posible, estas instituciones deberían estar unidas cada una ayudando a la otra y sin embargo cada una haciendo su propia obra” (Bridges, Loma Linda Messages 284; Mensajes Selectos 37-1906)

“Si el Señor me habló alguna vez por mi intermedio, la hace ahora cuando digo que los obreros que se dedican a los ramos de la educación, la predicación o el trabajo médico misionero, deben estar unidos como un solo hombre, trabajando juntos bajo la dirección de Dios, ayudándose y beneficiándose mutuamente”.

“Los que están relacionados con nuestras escuelas y sanatorios deben trabajar con entusiasmo... Deben establecer escuelas en diferentes lugares, fuera de las ciudades, donde nuestra juventud pueda recibir una educación que la prepare para la evangelización y la obra médico misionera. (3 Joyas de los Testimonios 368, 369).

“El plan de las escuelas que hemos de establecer en estos últimos años finales del mensaje debe ser de un orden completamente diferente del seguido en las que hemos instituido”. “Por esta razón, Dios nos ordena que establezcamos las escuelas fuera de las ciudades, donde, sin molestias de estorbos, podamos llevar a cabo la educación de los alumnos de acuerdo con el solemne mensaje a nosotros confiado para el mundo.” (Consejos para los Maestros 517, 518).

“El Señor me ha indicado repetidamente que debemos trabajar en las ciudades desde puestos de avanzada ubicados fuera de ellas. En esas ciudades debemos tener casas de culto, como monumentos de Dios, pero las instituciones destinadas a la publicación de la verdad, a la curación de los enfermos y a la preparación de obreros deben establecerse fuera de las ciudades. Es especialmente importante que nuestra juventud sea protegida de las tentaciones de la vida en la ciudad” (2 Mensajes Selectos, Pág. 411).

“Salid de las ciudades. Estableced vuestros sanatorios, escuelas y oficinas lejos de los centros de población”.

“No es la voluntad de Dios que las familias de su pueblo se establezcan en las ciudades, donde hay perturbaciones y confusión constantes. Hay que evitar esto, para sus hijos porque todo el sistema está corrompido por el apresuramiento, la prisa y el ruido. El Señor quiere que las familias de su pueblo se trasladen al campo donde puedan poner su casa en la tierra, y cultivar sus propios frutales y verduras y donde sus hijos puedan estar en contacto directo con las obras de Dios manifestadas en la naturaleza. Llevad a vuestras familias lejos de las ciudades es mi mensaje.

Hay que hablar la verdad, ya sea que los hombres la escuchen o no” (2 MS 407, 408).

“Los niños no deben estar expuestos por más tiempo a las tentaciones de las ciudades, que están maduras para su destrucción... ¿Qué importancia tiene el ocio, la comodidad y la conveniencia, comparadas con el valor de las almas de vuestros hijos?”.

La misma voz que amonestó a Lot a que saliese de Babilonia, nos ruega: “Salid de en medio de ellas y apartaos... Y no toquéis lo inmundo” (2 Cor. 6:17). Aquellos  que obedezcan esta voz encontrarán un refugio. Que cada hombre esté  bien despierto y procure salvar a su familia. Que se ciña para realizar el trabajo. Dios revelará punto por punto que debe hacer después”.

“Buscad un retiro donde podáis estar solos con Dios, para aprender su voluntad y sus caminos... Insto a nuestro pueblo a que convierta la búsqueda de la espiritualidad en la obra de su vida. Cristo está a la puerta por esto digo a nuestro pueblo: “No consideréis que es una privación el ser llamados a dejar las ciudades para trasladarnos al campo. Allí esperan abundantes bendiciones para los que deseen aprenderlas. Al contemplar las escenas de la naturaleza, las obras del creador y al estudiar la obra de la mano de Dios, seréis transformados imperceptiblemente a la misma imagen. Mensajes Selectos  406, 408, (1908)

“Miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra (Is. 66).

“Porque como descienden de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para que la envié”.

“Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos; los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso. En lugar de la zarza crecerá ciprés y en lugar de la ortiga crecerá arrayán; y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída”. (Is. 55: 10-13).

EL HOGAR

²Ha llegado el tiempo cuando a medida que Dios abra el camino, las familias deberían salir de las ciudades. Los niños deberían ser llevados al campo²... (2 MS 413).

        “No se nos abandona a nuestra propia dirección... Deberíamos consultar su palabra con humildad de corazón, deberíamos pedir consejos y someter nuestra voluntad a la suya. No podemos hacer nada sin Dios”. (2 MS 423) Juan 15:5.

         “El vínculo de la familia es el más estrecho, el más tierno y sagrado de la tierra... Lo es siempre que el pacto matrimonial sea sellado con inteligencia, en el temor de Dios y con la debida consideración de sus responsabilidades”.

         “Sólo en Cristo puede formarse una unión matrimonial feliz. El amor humano debe fundar sus más estrechos lazos en el amor divino. Sólo donde reina Cristo puede haber cariño profundo, fiel y abnegado. “El amor es un precioso don que recibimos de Jesús” (Ministerio de Curación 276).

La restauración y el levantamiento de la humanidad empiezan en el hogar. La obra de los padres es cimiento de toda otra obra. La sociedad se compone de familias, y será lo que la hagan las cabezas de familia. Del corazón “mana la vida” (Proverbios 4:23) Y el hogar es el corazón de la sociedad, el buen éxito de la iglesia y de la nación. El bienestar de la sociedad, el buen éxito de la iglesia y la prosperidad de la nación dependen de la influencia del hogar.

         La importancia y las oportunidades de la vida del hogar resaltan en la vida de Jesús. El que vino del cielo para ser nuestro ejemplo y maestro pasó treinta años formando parte de una familia de Nazaret. (Ministerio de Curación 269).

         “Estaba sujeto a ellos... (a sus padres) y Jesús crecía en sabiduría y estatura, y gracia para con Dios y los hombres” (Lucas 2:51, 52).

         “Todo niño puede aprender como Jesús mientras tratemos de familiarizarnos con nuestro Padre Celestial mediante su palabra, los ángeles se nos acercarán, nuestro intelecto se fortalecerá, nuestro carácter se elevará y refinará. Llegaremos a ser semejantes a nuestro Salvador. Y mientras contemplemos la hermosura y grandiosidad de la naturaleza, nuestros afectos se elevarán a Dios” Deseado de Todas las Gentes 51.

         “El niño Jesús no recibió instrucción en las escuelas de las sinagogasSu madre fue su primera maestra humana. De los labios de ella y de los rollos de los profetas, aprendió las cosas celestiales. Las mismas palabras que él había hablado a Israel por medio de Moisés, le fueron enseñadas sobre las rodillas de su madre. Y al pasar de la niñez a la adolescencia, no frecuentó las escuelas de los rabinos. No necesitaba la instrucción que podía obtenerse de tales fuentes, porque Dios era su instructor”. Deseado de Todas las Gentes, 50. “Todo niño puede aprender como Jesús”.

         “La ley de Dios es el fundamento de toda reforma duradera. Hemos de presentar al mundo, en forma clara y distinta la necesidad de obedecer la ley de Dios. El gran movimiento de reforma debe comenzar en el hogar. La obediencia a la ley de Dios es el gran incentivo para la laboriosidad, la economía, la veracidad y el trato justo entre los hombres” (Conducción del Niño 463).

         “Como obreros  para Dios, nuestra obra ha de comenzar con los que están más cerca. Debe principiar en nuestro propio hogar. No hay campo misionero más importante que este”.

         “La dirección e instrucción de los niños es la obra misionera más noble que cualquier hombre o mujer puede emprender" (Conducción del Niño 449). “La obra que se realiceesporádicamente en el hogar no pasará la prueba del juicio”.

         “Abraham continuó guiando a su familia después de él, también los padres de la actualidad han de guiar a sus familias después de ellos. La norma que cada padre debe defender es ésta: “Que guarden el camino de Jehová”. Todo otro camino es una senda que conduce no a la ciudad de Dios, sino a las filas del destructor”. (Conducción del Niño Pág. 22.) 

Principios que rigen Un hogar cristiano

“Los niños deberían ser educados en la escuela del hogar desde lacuna hasta la madurez” (Conducción del Niño 26).

         “La fidelidad y el amor unidos con la sabiduría y la firmeza, de acuerdo con las enseñanzas de la palabra de Dios, proporcionarán felicidad en esta vida y en la venidera. El descuido del deber, la complacencia necia, la negligencia al restringir o corregir las necesidades de la juventud, darán como resultado la desgracia o la ruina final de los hijos y el desengaño y angustia de los padres.

         “El amor tiene un hermano gemelo que es el deber. El amor y el deber se encuentran lado a lado. El amor puesto en ejercicio mientras se descuida el deber, hará a los hijos testarudos, voluntariosos, perversos, egoístas y desobedientes. Si se emplea el severo deber solo, sin que el amor lo suavice y domine, tendrá  un resultado similar. El amor y el deber deben fusionarse a fin de que los niños sean debidamente disciplinados” (Conducción del Niño 241).

         “La severidad y la justicia, cuando no están mezcladas con el amor, no guiarán a nuestros hijos a hacer lo correcto”. (Conducción del Niño 245).

         “Ha de enseñarse y practicarse la temperancia en todas las cosas de esta vida. La temperancia en comer, beber, dormir y vestir es uno de los grandes principios de la vida religiosa. La verdad colocada en el santuario del alma, guiará en el trato del cuerpo. Nada que ataña a la salud del ser humano ha de considerarse con indiferencia. Nuestro bienestar eterno depende del uso que hagamos en esta vida de nuestro tiempo, vigor e influencia”.

         “La observancia de la temperancia y de la regularidad en todas las cosas tiene un poder maravilloso. Para producir la dulzura y la serenidad del carácter que tanto contribuyen a suavizar el camino de la vida, serán de más valor que las circunstancias o las dotes naturales. Al mismo tiempo, el dominio propio así adquirido resultará ser una de las condiciones más valiosas para hacer frente con éxito a los serios deberes y las realidades que esperan a todo ser humano” (Conducción del Niño 270, 271).

         “No se debería pasar por alto la importancia de la regularidad de las horas para comer y dormir puesto que la obra de reparar el cuerpo se efectúa durante las horas de descanso, es esencial, especialmente para los jóvenes que el sueño sea metódico y abundante” (Conducción del Niño 241).

         “Todo niño debería comprender la verdadera fuerza de la voluntad... La voluntad no es el gusto o la inclinación, sino el poder de decidir, que obra en los hijos de los hombres para obedecer a Dios o para desobedecerle... En todo joven y niño, hay poder para formar con la ayuda de Dios un carácter íntegro y vivir una vida útil” (Conducción del Niño 194).

         “La fuerza de carácter consiste en dos cosas: la fuerza de voluntad y del dominio propio”. La habilidad mental y el genio no son el carácter... Un buen carácter es un capital de más valor que el oro y la plata... La integridad, la firmeza y la perseverancia, son cualidades que todos deben procurar cultivar fervorosamente; porque invisten a su poseedor con un poder irresistible, un poder que le hará fuerte para hacer el bien, fuerte para resistir al mal y para soportar la enfermedad". (Conducción del Niño 147).

         “Cuando vivamos por la fe en el Hijo de Dios los frutos del Espíritu se verán en nuestra vida: no faltará uno solo” (Deseado de Todas las Gentes 630).

         “La vida de Cristo en vosotros produce los mismos frutos que en él. Viviendo en Cristo, adhiriéndonos a Cristo, sostenidos por Cristo, recibiendo alimento de Cristo, lleváis fruto según la semejanza de Cristo. (Deseado de Todas las Gentes 631).

         “Más el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza: contra tales cosas no hay ley”.

         “Poniendo toda diligencia por esto mismo. Añadid a nuestra fe virtud; a la virtud conocimiento; al conocimiento dominio propio, paciencia; a la paciencia piedad; a la piedad afecto fraternal; y al afecto fraternal amor”. (Gál. 5:22, 23; 2 Ped. 1:5-7).

Escuelas

         “El plan de las escuelas que hemos de establecer en estos años finales del mensaje debe ser de un orden completamente diferente del seguido en las que hemos instituido”.

         “Por esta razón, Dios nos ordena que establezcamos las escuelas fuera de las ciudades, donde sin molestias y estorbos, podamos llevar a cabo la educación de los alumnos de acuerdo con el solemne mensaje a nosotros confiado para el mundo”. (Consejos para los Maestros 517, 518).

         “El sistema de educación instituido en el principio del mundo debía ser un modelo para el hombre de todos los tiempos. Como una ilustración de sus principios se estableció una escuela modelo en el Edén, el hogar de nuestros primeros padres. El jardín del Edén era el aula, la naturaleza, el libro de texto, el Creador mismo era el maestro, y los padres de la familia humana los alumnos. Creados para ser la “Imagen y gloria de Dios”.

         “El huerto del Edén era una representación de lo que Dios deseaba que llegase a ser toda la tierra y su propósito era que, a medida que la familia humana creciese en número, estableciera otros lugares y escuelas semejantes al que él había dado. De ese modo, con el transcurso del tiempo, toda la tierra debía ser ocupada por hogares y escuelas donde se estudiaran la palabra y las obras de Dios y donde los estudiantes se preparasen para reflejar cada vez más plenamente, a través de los siglos sin fin, la luz del conocimiento de su gloria. (La Educación 17, 19).

         “El sistema de educación establecido en el Edén tenía por centro la familia. Adán era “Hijo de Dios”, y de su Padre recibieron instrucción los hijos del Altísimo.  Su escuela era, en el más exacto sentido de la palabra una escuela de familia... La familia era la escuela, y los Padres eran los maestros”.

         “La educación que tenía por centro la familia fue la que prevaleció en los días de los Patriarcas. Dios proveyó, para las escuelas establecidas las condiciones más favorables para el desarrollo del carácter. Las personas que estaban bajo su dirección, seguían el plan de vida  que Dios había indicado al principio. Los que se separaron de Dios, edificaron ciudades, y congregados en ellas, se gloriaban del esplendor, el lujo y el vicio que hace de las ciudades de hoy  el orgullo del mundo y su maldición. Pero los hombres que se aferraban a los principios de vida de Dios moraban en los campos y cerros. Cultivaban la tierra cuidaban rebaños y vacadas, y en su vida libre e independiente, llenas de oportunidades para trabajar, estudiar y meditar, aprendían de Dios y enseñaban a sus hijos sus obras y caminos”. La Educación 31. “El  hogar y la escuela eran uno” (La educación   260).

         “Se hizo provisión adicional (en los días de Samuel) para la enseñanza de los jóvenes por el establecimiento de la escuela de los profetas. Los alumnos de estas escuelas se sostenían a sí mismos por medio de su propio trabajo como labradores y mecánicos. En Israel esto no se consideraba extraño o degradante; se tenía por un crimen el dejar que un niño creciese ignorando algún trabajo útil... Muchas de las maestras religiosas se sostenían a sí mismas por medio del trabajo manual. Los principales temas de estudio eran la ley de Dios, con las instrucciones dadas a Moisés, historia sagrada, música sagrada y poesía. Era el propósito grandioso de todo estudio aprender la voluntad de Dios y los deberes de su pueblo. En las crónicas de la historia sagrada se seguían las huellas de Jehová. De los hechos del pasado se sacaban lecciones de instrucción para el futuro. Las grandes verdades expuestas por los símbolos y sombras de la ley mosaica eran sacadas a la luz y la fe se asía del objeto central de todo el sistema; el cordero de Dios que debía quitar los pecados del mundo. “No se oía el frívolo vals ni la canción petulante que ensalzaba al hombre y apartaba la atención de Dios, sino sagradas y solemnes salmos de alabanza al Creador que engrandecían su nombre y repetían sus obras maravillosas. De ese modo se hacía servir a la música para un propósito santo: Dirigir los pensamientos hacia lo que era puro, noble y elevador y despertar en el alma devoción y gratitud hacia Dios” (La Educación C 261, 263).

         Los principios enseñados en las escuelas de los profetas eran los que modelaron el carácter y la vida de David. La palabra de Dios fue su maestro”. (La Educación 44). La adhesión a los principios de la palabra de Dios nos reportará una bendición tan grande como la hubiera reportado al pueblo hebreo” (La Educación 47).

         “Algunos colocan la educación después de la religión, pero la verdadera educación es religión, la Biblia debería ser el primer libro de texto del niño. La palabra de Dios ha de constituir la regla de la vida. De ella los niños han de aprender que Dios es su Padre. (La Educación C. 155).

         “El ideal que Dios tiene para sus hijos está por encima del más elevado pensamiento humano. El blanco a alcanzarse es la piedad, la semejanza a Dios. Ante el estudiante se abre un camino de progreso continuo. Tiene que alcanzar un objeto, lograr una norma que incluye todo lo bueno, puro y noble” (La Educación 16).

         “La historia de José y Daniel es una ilustración de lo que el Señor hará por los que se entregan a él y se esfuerzan de todo corazón por llevar a cabo su propósito”.

         “La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrador en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar el pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos. Pero semejante carácter no es resultado de la casualidad; no se debe a favores o dones especiales de la providencia. Un carácter noble es el resultado de la autodisciplina, de la sujeción de la naturaleza baja a la superior de la entrega del yo al servicio de amor a Dios y al hombre” (La Educación 54).

         “En el sentido más elevado, la obra de la educación y la de la redención, “nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto el cual es Jesucristo”. Aunque en condiciones distintas, la verdadera educación sigue siendo, de acuerdo con el plan del creador, el plan de la escuela del Edén”. (La Educación 27).

         “Si bien es cierto que hay diferentes grados de desarrollo, y diferentes manifestaciones de su poder para suplir las necesidades humanas en los diferentes siglos, la obra de Dios en todos los tiempos, es la misma. El Maestro es el mismo. El carácter de Dios y su plan son los mismos. “En el cual no hay mudanza, ni sombra de variación”. (La Educación 47).

Preparación de obreros  para la obra misionera

        “La ocupación principal de vuestras vidas es la de ser misioneros en nuestro propio hogar".
         “La restauración y el levantamiento de la humanidad empiezan en el hogar”.
         “Toma este hijo o hija – dice el Señor y edúcalo para mí”.

         “Nuestra obra por Cristo ha de empezar con la familia, en el hogar... no hay campo misionera más importante que éste”. Nuestras familias han de ser ordenadas y deben hacerse fervorosos esfuerzos porque todo miembro de ellas se interese en empresas misioneras. Hemos de tratar de encausar las simpatías de nuestros hijos en una obra ferviente a favor de los que no están salvos, a fin de que hagan siempre lo mejor que puedan en todas partes para representar a Cristo”. (Servicio Cristiano 255, 256). La misión del hogar se extiende más allá del círculo de sus miembros. La mayor evidencia del poder del Cristianismo que puede presentarse al mundo es una familia bien ordenada y disciplinada. Esto acreditará la verdad como ninguna otra cosa podría hacerlo; porque es un vivo testimonio de su poder práctico sobre el corazón. (Servicio Cristiano 257, 258).

         “La educación nunca llevará a cabo lo que podría y debería efectuar, hasta que se reconozca plenamente la obra de los padres y éstos reciban una preparación para desempeñar sus sagradas responsabilidades”. (La Educación 268).

         El propósito señalado por el cielo de dar el evangelio al mundo en esta generación, es el propósito más noble que pueda atraer a cualquier ser humano. Ofrece un campo de esfuerzo a todo aquel cuyo corazón ha sido conmovido por Cristo. El propósito de Dios para con los niños que crecen en nuestros hogares es más amplio, más profundo y más elevado de lo que ha comprendido nuestra  restringida visión... más de un muchacho de hoy día que crezca como Daniel en su hogar de Judea, estudiando la palabra de Dios y sus obras y aprendiendo lecciones de servicio fiel, se hallará aún ante asambleas legislativas, en tribunales de justicia, o en cortes reales, como testigo del rey de reyes. (La Educación 255).

         “En la obra final de esta tierra los niños que hayan sido debidamente educados pronunciarán en su sencillez, palabras que asombrarán a hombres que ahora hablan de “Educación superior”. Así como los niños cantaron en los atrios del templo: “¡Hosanna! bendito el que viene en nombre del Señor”, en estos últimos días las voces infantiles se levantarán para dar el último mensaje de amonestación a un mundo que perece. Cuando los agentes celestiales vean que no se permite más a los hombres presentar la verdad, el Espíritu de Dios descenderá sobre los niños y ellos harán en la proclamación de la verdad una labor que los obreros de mayor edad no podrán hacer, por cuanto su camino se hallará cerrado.

         Nuestras escuelas de Iglesia han sido instituidas por Dios para esta gran obra. En aquellas han de ser educados los niños en las verdades especiales para este tiempo y en la obra misionera práctica. Ellos han de alistarse en el ejército de obreros para auxiliar a los enfermos y a los que sufren. Los niños pueden tomar parte en la obra médica misionera y mediante sus jotas y tildes pueden contribuir a llevarla adelante. Sus aportes podrán ser pequeños, pero todo poquito ayuda y por medio de sus esfuerzos muchas almas serán ganadas para la verdad. Por su intermedio se hará notorio el mensaje de Dios y su salud salvadora a todas las naciones. Por lo tanto preocúpese la iglesia por los corderos del rebaño. Sean los niños educados y preparados para servir a Dios, pues ellos son la heredad del Señor”. (La E. de C. 189). Testimonios para la Iglesia, T. 6, Págs.  193-203

         “Nuestras escuelas han de ser como las de los profetas. En ellas se han de estudiar fervorosamente las verdades de la Biblia... A medida que se acerquen a Dios, llegarán a participar de la naturaleza Divina, y las diversiones nacidas de la tierra se hundirán en la insignificancia. Las mentes de los alumnos se encaminarán más arriba y contemplando el carácter de Jesús, se esforzarán en ser como él”.

Los alumnos son enviados a nuestras escuelas para que reciban una educación que los habilite para salir como obreros de la causa de Dios. Satanás quisiera inducirlos a creer que las diversiones son necesarias para la salud física; pero el Señor ha declarado que para ellos la mejor manera de obtener ejercicio físico es por medio del adiestramiento manual y permitiendo que el empleo útil reemplace cientos años atrás, esto es una revelación de Cristo. Se requiere una gran obra de reforma y solo mediante la gracia de Cristo podrá realizarse esa obra de restauración física, mental y espiritual. Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente... Hay que aliviar a los pobres, atender a los enfermos, consolar a los afligidos y dolientes, instruir a los ignorantes y aconsejar a los inexpertos. Hemos de llorar con los que lloran y regocijarnos con los que se regocijan. Acompañada del poder de persuasión, del poder de la oración, del poder del amor de Dios, esta obra no será ni puede ser infructuosa... La obra del misionero médico es precursora de la obra del evangelio. En el ministerio de la palabra y en la obra del médico misionero, el evangelio ha de ser predicado y puesto por obra” (Ministerio de Curación 102, 103).

         “Aprendan cómo dar tratamientos sencillos nuestros pastores que hayan tenido experiencia en la predicación de la palabra y entonces salgan como evangelistas médicos misioneros. Se necesitan ahora obreros; obreros médicos misioneros”. (El Evangelismo 382).

         “Todos debieran conocer los agentes que la naturaleza provee como remedios y saber aplicarlos”. El aire puro, el sol, la abstinencia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimenticio conveniente, el agua y la confianza en el poder divino son los verdaderos remedios. (Ministerio de Curación 89).

         “En el curso de su ministerio, dedicó Jesús más tiempo a la curación de los enfermos que a la predicación” (Ministerio de Curación 12) “Yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios: De gracia recibisteis; dad de gracia” (Mateo 10: 7, 8).

         “Cristo colabora con los que se ocupan en la obra misionera médica. Quienes desinteresadamente, hagan todo lo posible por fundar sanatorios y salas de tratamientos en muchos países serán recompensados abundantemente, los que visiten esas instituciones recibirán beneficio físico, mental y espiritual. Los que están fatigados cobrarán nuevas fuerzas, los enfermos recuperarán la salud, y los que están agobiados por el pecado hallarán alivio” (El Evangelismos 304).

¿En que lugar deben estar las escuelas, Casas editoriales y oficinas?

         Todavía se da instrucción: “Salid de las ciudades. Estableced vuestros sanatorios, escuelas y oficinas lejos de los centros de población”. Ahora hay muchos que prefieren quedar en las ciudades, pero dentro de poco llegará el tiempo cuando todos los que deseen evitar ver y oír el mal se trasladarán al campo, porque la maldad y la corrupción aumentarán a tal grado que la atmósfera misma de las ciudades parecerá estar contaminada. (Carta 26 1907).

         Dios ha advertido una vez tras otra que nuestras escuelas, casas editoras y sanatorios deben establecerse fuera de la ciudad, donde pueda enseñarse a los jóvenes con la mayor eficacia posible que es la verdad. Que nadie procure utilizar los testimonios para respaldar el establecimiento de grandes intereses comerciales en las ciudades. No invalidéis la luz que ha sido dada acerca de este asunto... Ya es tiempo de que los hombres y las mujeres razonen departiendo de las causas para llegar a los efectos. Llevad a nuestras familias lejos de las ciudades, es mi mensaje. Hay que hablar la verdad, ya sea que los hombres la escuchen o no. Las ciudades están llenas de tentaciones. Deberíamos planear nuestra obra de tal manera que podamos mantener a nuestros jóvenes tan lejos como sea posible de esa contaminación.

         En esas ciudades debemos tener casas de culto, como monumentos que Dios pero las instituciones destinadas a la publicación de la verdad, a la curación de los enfermos y a la preparación de obreros deben establecerse fuera de las ciudades. (Mensajes Selectos T2 409 – 411 – Léase todo el capítulo).

Advertencias

         Debemos ser prudentes como serpientes y sencillos como palomas en nuestros esfuerzos por adquirir propiedades a bajo precio en el campo... (Mensajes Selectos T2 411).

         Que todos tomen el tiempo necesario para realizar cuidadosas consideraciones, para que no sean como el hombre de la parábola que comenzó a edificar y luego fue incapaz de terminar. No debe realizarse ningún movimiento sin considerar cuidadosamente ese movimiento y sus resultados; todo debe ser tenido en cuenta... A cada hombre se le dio su obra de acuerdo con sus diversas habilidades. Por lo tanto no debe actuar con vacilación sino con firmeza, y sin embargo confiando humildemente en Dios. (Mensajes Selectos T2 415).

         Todo lo que se puede hacer es aconsejar e informar y luego dejar a los que están convencidos acerca de cual es su deber que actúen bajo la dirección divina y enteramente dispuestos a conocer a Dios y a obedecerle.

         Aquellos hombres que no poseen una experiencia en la vida práctica, deben actuar con mucho cuidado porque corren el riesgo de aconsejar sin saber lo que sus consejos pueden inducir a otros a llevar a cabo. Algunos hombres comprenden claramente los problemas y tienen habilidad para aconsejar. Esto es un don de Dios. En los momentos cuando la causa de Dios necesita palabras certeras, solemnes y sólidas, pueden hablar en forma tal que las mentes perplejas y en oscuridad lleguen a captar como un repentino rayo de luz la conducta que deben seguir, (y esto constituirá la respuesta a las preguntas) que las han mantenido perplejas y las han desconcertado durante semanas y meses mientras estudiaban el problema. Se produce un esclarecimiento, una iluminación del camino que está delante de ellos, porque el Señor ha dejado brillar su luz, y ellos ven que sus oraciones son contestadas y que su camino se ilumina. (Mensajes Selectos T2 414, 415).

         “No salgáis apresuradamente, sin saber lo que estáis haciendo... Ojalá que haya generales, hombres sabios y considerados, hombres bien equilibrados, que sean consejeros seguros, que comprendan la naturaleza humana, y que sepan cómo dirigir y aconsejar en el temor de Dios.” (Mensajes Selectos T2 T2, 416).

Todos sean muy cuidadosos en lo que dicen; si no conocen el parecer de Dios en algunos asuntos, nunca hablen acerca de lo que suponen o adivinan. No disciernen la situación difícil que necesariamente aquejará a cada familia que ha de realizar un cambio. Órese mucho, y aún con ayuno, para que nadie actúe en oscuridad, sino que avance en la luz así como Dios está en luz... En este asunto debe haber una dirección sabia y todos deben actuar bajo la dirección de un Consejero sabio e invisible el cual es Dios. Someted todos vuestros caminos y vuestra voluntad a los caminos de Dios... (Mensajes Selectos T2 416, 417).

         “No podemos hacer nada sin Dios” (Id. 423). Debemos tener cuidado de no colocarnos en un lugar donde será difícil para nosotros y nuestros hijos observar el sábado (Exo. 20; 9, 10).

         Si en la providencia de Dios podemos conseguir lugares lejos de las ciudades, el Señor quiere que lo hagamos. Nos esperan tiempos difíciles. (Mensajes Selectos T2  412).

         Nuestros hermanos deben vigilar las ocasiones de comprar, lejos de las ciudades, propiedades en plena producción, la tierra tiene valor... Léase contexto (Joyas de los Testimonios Tomo 3, Pág. 124).

         “Se me ha mostrado repetidas veces que no es prudente eregir instituciones gigantescas. Nuestros sanatorios no deben situarse cerca de las residencias de los ricos, donde serán considerados como una innovación y una molestia para los ojos, donde se harán comentarios desfavorables acerca de ellas porque reciben la humanidad doliente de toda clase. La religión pura y sin contaminación hace de los que son hijos de Dios una familia, vinculada a Dios con Cristo.” (Id. 124, 125).

         “Se me han dado advertencias acerca de la formación de enfermeros y evangelistas médicos misioneros. No debemos centralizar esta preparación en un solo lugar. Los edificios no darán carácter a mi obra a menos que los que las construyen sigan sin instrucciones. Los lugares que fueron descuidados deben ahora atraer vuestra atención. Mi pueblo debe hacer una obra enérgica y rápida. Los que con intenciones puras se consagren completamente a mí, en cuerpo, alma y espíritu trabajarán según mis métodos y en mi nombre. Cada uno se mantendrá en su lugar y mirará a mí, que soy el Guía y Consejero.”

         “Instruiré al ignorante y ungiré con colirio celestial los ojos de muchos que hoy están sumidos en las tinieblas. Levantaré obreros que ejecuten mi voluntad, preparando un pueblo que subsista delante de mí en el tiempo del fin. En muchos lugares que debieran haber quedado provistos de sanatorios y escuelas desde hace mucho, estableceré mis instituciones, y ellas vendrán a ser centros de educación para la preparación de obreros. El Señor influirá en el ánimo de los hombres en lugares inesperados. Por providencia de Dios, algunos de los que en apariencia son enemigos de la verdad dedicarán sus capitales a construir casas y comprar propiedades. Con el tiempo estas propiedades serán ofrecidas en venta a un precio muy inferior al de su costo. Nuestros hermanos verán la mano de Dios en esto, y comprarán así excelentes propiedades adaptadas a la obra de educación. Harán planes y obrarán con humildad y espíritu de sacrificio. Así es como hombres ricos prepararán inconscientemente los instrumentos que permitirán al pueblo de Dios hacer progresar rápidamente su obra.” (Id. 122 – 124).

         “Acuérdense de que el gran arquitecto desea dirigir su obra por su palabra, por su espíritu y por su providencia. Por esto, deben tomarse el tiempo de solicitar sus consejos. “Mirar a Jesús” ha de ser nuestro lema. Y esta es la promesa que no es hecha. “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar: Sobre ti fijaré mis ojos.” (Salmos 32:8) (Id. 120).

         “No colonicéis” (T.M.) Les dio las tierras de las naciones y las labores de los pueblos heredaron. (Sal. 105: 44). 

Nota: Con ayuno y oración a bajo precio y sin divulgar las intenciones se aconseja adquirir propiedades bajo hombres prudentes y sabios en Dios, ya con cultivos y edificios y con tierra buena para cultivar una huerta con todos los elementos posibles del clima, el Señor abrirá el camino. Colonizar es un oficio duro, inapropiado al tiempo, es una tentación continua al exceso de trabajo y socava la economía, quita el tiempo al estudio y a la espiritualidad y a la comunión familiar y divina. La tierra debe ser propicia a la mayor variedad de cultivos, no debe ser estéril, apartada de influencias que no puedan beneficiarse los vecinos y las ciudades. No es bueno dar la impresión de que somos ricos, etc. Procédase en el temor de Dios, si la tierra parece estéril o sí es imprescindible edificar. La mayor información se halla en los testimonios y en la segura palabra de Dios.

¿Es necesario organizarse para servir a Dios y al hombre?

¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? Amos 3:3. “Comenzó a enviarles de dos en dos” Marcos 6:7. “Si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi padre que está en los cielos”. (Mateo 18:19)

         Aquellos que no hayan vivido en comunión con Cristo se acercarán unos a otros. Un miembro que trabaje en una buena dirección invitará a otros miembros a unirse a él para pedir la revelación del Espíritu Santo. No habrá confusión porque todos estarán en armonía con el pensamiento del Espíritu. Las paredes que separarán a los creyentes serán derribadas, y todos los siervos de Dios dirán las mismas cosas. El Señor trabajará con sus siervos. Todos pronunciarán de una manera inteligente la oración que Cristo les ha enseñado: “Venga tu reino, sea hecha tu voluntad, como en el Cielo, así también en la tierra” (Mateo 6: 10 3 J.T. 255). Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (Mateo 18:20).

         La iglesia de Cristo sobre la tierra fue organizada con propósitos misioneros, y el Señor desea ver a la iglesia entera ideando formas y medios por los cuales los encumbrados y los humildes, los ricos y los pobres, puedan escuchar el mensaje de la verdad. “Organícense en pequeños grupos para trabajar no solo por los miembros de la iglesia, sino a favor de los incrédulos. La formación de pequeños grupos como base del esfuerzo cristiano me ha sido presentada por uno que no puede errar. Organícense nuestras iglesias en grupos para servir. (Servicio Cristiano 92). “Dios es un Dios de orden”. Dios exige orden y sistema en su obra de nuestros días tanto como la exigía en los días de Israel. Todos los que trabajan para él han de actuar con inteligencia, no en forma negligente o al azar. El quiere que su obra se haga con fe y exactitud para que pueda poner sobre ella el sello de su exactitud. (Id. 93).

         Si no vemos necesidad de acción armoniosa y somos desordenados, indisciplinados y desorganizados en nuestra conducta, los ángeles, que se hallan cuidadosamente organizados y se mueven en perfecto orden no podrán trabajar por nosotros con éxito. Se apartan con pesar, porque no están autorizados a bendecir la confusión, la distracción y la desorganización. Todos los que desean la cooperación de los mensajeros celestiales deben trabajar al unísono con ellos. Los que tengan la unción de lo alto, estimularán en todos sus esfuerzos el orden, la disciplina y la unidad de acción y entonces los ángeles de dios podrán cooperar con ellos. Pero, estos mensajeros celestiales nunca darán su apoyo a la irregularidad, y el desorden. (Id. 96).

         Si los cristianos actuaran de concierto, avanzando como un solo hombre, bajo la dirección de un solo poder, para la realización de un solo propósito, conmoverían al mundo”. No todos los que entran en el ejército han de ser generales, capitanes, sargentos, ni siquiera cabos. No puede recaer sobre todos el cuidado y la responsabilidad de los directores. Hay dura labor de otras clases que hacer. Unos deben cavar trincheras y construir fortificaciones; algunos han de estarse en plantón como centinelas, otros han de llevar mensajes. Aunque son necesarios tan solo pocos oficiales, se requiere muchos soldados para formar las filas el ejército; y sin embargo el éxito depende la felicidad de cada soldado. La cobardía o la traición de un solo hombre pueden atraer el desastre sobre todo el ejército. (Id. 95).

         Que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los ha amado a ellos como también a mí me has amado. Para que todos, sean uno; como tú oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan. 17: 22, 23, 21).

         “Satanás bien sabe que el éxito puede acompañar únicamente al orden y la acción armoniosa. Bien sabe que todo lo relacionado con el cielo está en perfecto orden, que la sujeción y la disciplina perfecta señalan los movimientos de la hueste angelical. Es su firme propósito apartar a los profesos cristianos tanto como sea posible del orden del cielo; por lo tanto engaña aún a los que profesan ser hijos de dios y les hace creer que el orden y la disciplina son enemigos de la espiritualidad, que la única seguridad para ellos consiste en permitir que cada uno siga su propia conducta, y en permanecer especialmente distintos de los cuerpos de cristianos que están unidos y trabajan para establecer la disciplina y la armonía de acción. Todos los esfuerzos hechos para establecer el orden son  considerados peligrosos, una restricción de la libertad que es lícito gozar, y por lo tanto se los teme como papismo. Estas almas tan celosas consideran que es una virtud jactarse de su libertad para pensar y actuar en forma independiente. No se consideran responsables ante ningún hombre. Se  me mostró que es la obra especial de Satanás inducir a los hombres a sentir que Dios les ha ordenado hacer las cosas por su cuenta y escoger su propia forma de obrar independiente de sus hermanos. (T.M. 29).

Consideraciones al organizarse para servir

1.  “Y corrió un joven y dio aviso a Moisés, y dijo: Eldad y Medad profetizan en el campamento. Entonces respondió Josué hijo de Nus, ayudante de Moisés... Señor mío Moisés impídelos. Y Moisés le respondió: ¿Tienes tú celos por mí? Ojalá todo el pueblo de Jehová fuera profeta y que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos”. (Números 11: 27 – 29).

2.  “Juan dijo: Maestro, hemos visto a una que echaba fuera demonios en tu nombre; y se lo prohibimos, porque no sigue con nosotros Jesús le dijo: No se lo prohibáis; porque el que no es contra nosotros, por nosotros es (Lucas 9: 49, 50); (Marcos 9: 38 – 40).

3.  “Si en algún lugar hay solamente dos o tres que conocen la verdad, organícense en un grupo de obreros. Mantengan íntegro su vínculo de unión cerrando sus filas por el amor y la unidad, estimulándose unos  a otros para progresar y adquiriendo cada uno valor, fortaleza y ayuda de los demás. Revelen la tolerancia y paciencia que manifestó Cristo y evitando las palabras apresuradas usen el talento del habla para edificarse unos a otros en la Santísima fe.

  “El poder del evangelio reposará sobre los grupos suscitados y los hará idóneos para servir”. (El T. 83, 84).

Oscar Ernesto Debbe.

Obrero especializado en Medicina Natural desde hace más de 25 años. Cursó sus estudios en Belice, entre sus profesores encontramos a los Hnos. Jan Rostand, Don Johnson. Oscar Debbe,  con la ayuda de Dios, ha impulsado varios programas de obra médica misionera en países como Nicaragua, Costa Rica y Honduras. En Honduras, se ha iniciado desde hace varios años el programa Casa Hogar Naturista El Hermoso Sendero. Actualmente se está construyendo un sanatorio de medicina natural, para atender los enfermos, tanto del cuerpo como del espíritu. En estos programas se enfatiza el servir a Dios como obreros de tiempo completo, dedicados a la obra Médica Misionera, usando de forma integral los ocho remedios naturales. El propósito de estos programas es de servir a Dios y al prójimo, ayudándole a sanar física y espiritualmente. Enseñar a las personas que necesitan, tanto el Evangelio, como el vivir sanamente. También liberarlos de la dependencia de los trabajos de oficinas, fábricas e inversión de tiempos y recursos en lo que no es para Dios. El énfasis es que se trabaje con todo lo que se tiene y todo lo que se es, para Dios.