Laicos.org
Los ocho remedios naturales


Aire  Sol   Abstinencia Descanso Ejercicio  Régimen Alimenticio  Agua   Confianza en Dios  Índice Home


Si Ud. desea obtener completamente gratis el libro Consejos sobre el régimen alimenticio, que habla con más detalle de este tema y muchos otros más, solo presione aquí. Formato Zip.

Juan:10:10: El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Éxodo:15:26: Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, é hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído á sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié á los Egipcios te enviaré á ti; porque yo soy Jehová tu Sanador.

3 Juan :1:2: Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas cosas, y que tengas salud, así como tu alma está en prosperidad.

1 Corintios :6:19:¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

1 Corintios :3:17: Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal: porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.  Todos los textos son de la versión Reina Valera 1909



El aire puro, el sol, la abstinencia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimentario conveniente, el agua y la confianza en el poder divino son los verdaderos remedios.  Todos debieran conocer los agentes que la naturaleza provee como remedios, y saber aplicarlos.  Es de suma importancia darse cuenta exacta de los principios implicados en el tratamiento de los enfermos, y recibir una instrucción práctica que le habilite a uno para hacer uso correcto de estos conocimientos.
El empleo de los remedios naturales requiere más cuidados y esfuerzos de lo que muchos quieren prestar.  El proceso natural de curación y reconstitución es gradual y les parece lento a los impacientes.  El renunciar a la satisfacción dañina de los apetitos impone sacrificios.  Pero al fin se verá que, si no se le pone trabas, la naturaleza desempeña su obra con acierto y los que perseveren en la obediencia a sus 345 leyes encontrarán recompensa en la salud del cuerpo y del espíritu (Ellen White El Ministerio de Curación, pág. 89).

Cuando el Señor le dijo a Ezequías que prolongaría su vida durante quince años, y como señal de que cumpliría su 329 promesa hizo que el sol retrocediera diez grados, ¿por qué no ejerció su poder restaurador directamente sobre el rey? Le indicó que aplicase una pasta de higos sobre su llaga, y ese remedio natural, que tenía la bendición de Dios, lo sanó. El Dios de la naturaleza instruye al instrumento humano para que utilice ahora los remedios naturales. Mensaje Selectos Tomo 2, Pág. 329



Esta es nuestra nueva sección (Febrero 2001) en la cual deseamos traer a Usted por medio de Cristo Jesús salud física. Dios desea lo mejor para nosotros, y también nos dá la sabiduria para que tengamos salud. En esta sección trataremos de dar un resumen sobre los ocho remedios naturales. Sencillos de aplicar , abundantes y baratos pero a la vez, olvidados, y despreciados.
Disfrute esta sección y como siempre, sus comentarios serán bien recibidos.
Con el amor de Cristo, sus servidores.  


Websiervo: Christian Gutiérrez
Última actualización 19/12/2009