Laicos.org

Preparando remedios caseros

Algunos libros de remedios caseros dan las cantidades de agua y plantas que se necesitan. Pero a la hora de explicar cómo hacerlos, usan unas palabras que a veces no se comprenden muy bien. A continuación vamos a explicar algunas de esas palabras:

 

 

 

Infusión o Té Apagado: En una olla se pone agua a hervir. Luego se retira del fuego y se le agrega la hierba. Se tapa la olla y se deja reposar por 10 minutos y se cuela.

 

Tisana: Se pone a hervir el agua. Cuando está hirviendo se le agrega la hierba. Se tapa la olla y se deja hervir por cinco minutos. Se retira del fuego, se deja reposar otros cinco minutos y se cuela.

 

Cocimiento o Cocción: Se pone la hierba en una olla y se le agrega agua. Se tapa la olla y se pone a hervir durante 15 a 30 minutos, dependiendo de la hierba que se esté preparando. Se aparta la olla del fuego, se deja tapada unos 5 minutos y se cuela. Por lo general esta manera de preparar el remedio se usa más cuando la receta lleva cáscaras, raíces o tallos.

 

Maceración: Se deja la hierba en agua, aceite o vinagre, durante un período que varía entre 12 horas y 15 días, según lo indique la receta, pues el tiempo va a depender del tipo de planta que se desea macerar.

 

Tomado de Libro Almanaque Escuela para Todos 2008. Pág. 152.

Número 43. ISSN 1409-1860.

Editorial Escuela para Todos.

 

La maravillosa miel

Gastroenteritis o infección intestinal


Los contenidos de Salud de Laicos Adventistas no tienen la intención de proveer consultas médicas y ser una guía completa de tratamientos. Las consultas médicas deben de obtenerse de profesionales de la salud calificados.