Laicos.org

EL SOL


Aire Sol  Abstinencia Descanso Ejercicio Regimen Alimenticio Agua Confianza en Dios  Índice Home


Génesis:1:14: Y dijo Dios: Sean lumbreras en la expansión de los cielos para apartar el día y la noche: y sean por señales, y para las estaciones, y para días y años;  Y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra: y fue.  (RVA)

Sol, la estrella que, por el efecto gravitacional de su masa, domina el sistema planetario que incluye a la Tierra. Mediante la radiación de su energía electromagnética, aporta directa o indirectamente toda la energía que mantiene la vida en la Tierra, porque todo el alimento y el combustible procede en última instancia de las plantas que utilizan la energía de la luz del Sol.
A causa de su proximidad a la Tierra y como es una estrella típica, el Sol es un recurso extraordinario para el estudio de los fenómenos estelares. No se ha estudiado ninguna otra estrella con tanto detalle. La estrella más cercana al Sol está a 4,3 años luz (4 × 1013 km); para observar los rasgos de su superficie comparables a los que se pueden ver de forma habitual en el Sol, se necesitaría un telescopio de casi 30 km de diámetro. Además, un telescopio así tendría que ser colocado en el espacio para evitar distorsiones causadas por la atmósfera de la Tierra.

"Sol", Enciclopedia Microsoft(R) Encarta(R) 99. (c) 1993-1998 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.



Si quiere obtener preciosas victorias, contemple la luz que difunde el Sol de justicia. Hable de esperanza, fe y gratitud a Dios. Sea alegre; tenga esperanza en Cristo. Edúquese para alabarlo.  Este es el gran remedio para las enfermedades del alma y del cuerpo. "Porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío" (Sal. 42: 11; 43: 5) (Carta 322, del 23 de octubre de 1906, dirigida a la esposa de un obrero de Australia).

En el estudio de la higiene, el maestro atento  aprovechará toda oportunidad para mostrar la necesidad de una perfecta limpieza, tanto de las costumbres personales como del ambiente en que uno vive.  Debería darse énfasis al valor del baño diario como estimulante para la salud y la acción mental.  También debería prestarse atención a la luz solar y a la ventilación, a la higiene del dormitorio y de la cocina.  Enséñese a los alumnos que un dormitorio que reúna todas las condiciones higiénicas, una cocina limpia y una mesa arreglada con gusto y saludablemente provista lograrán más para la obtención de la felicidad de la familia y la consideración de cualquier visitante sensato, que cualquier conjunto de muebles costosos que adornen la sala.  No es menos necesaria ahora que cuando fue enseñada hace mil ochocientos años, por el Maestro divino, la lección: "La vida más es que la comida, y el cuerpo que el vestido" (La Educación., págs. 195, 196).

En lo que atañe a lo que podemos hacer por nosotros mismos, hay un punto que requiere cuidadosa y meditada consideración.  Debo conocerme a mí mismo.  Siempre debo aprender la forma de cuidar de este edificio, el cuerpo que Dios me ha dado, para que pueda preservarlo en la mejor condición de salud.  Debo comer aquellas cosas que serán para mi mejor bien físico, y debo cuidar especialmente mi ropa de modo que favorezca una saludable circulación de la sangre.  No debo privarme del ejercicio y del aire.  Debo recibir toda la luz solar que me sea posible.  Debo tener sabiduría para ser un fiel guardián de mi cuerpo. Conducción del Niño, Pág. 346

El estómago enfermo se aliviará con el ejercicio. Con frecuencia los médicos aconsejan a los enfermos visitar países extranjeros, ir a las termas, o navegar, con el fin de recuperar la salud; cuando, en nueve casos de diez, si se alimentaran moderadamente e hicieran un ejercicio saludable con ánimo alegre, recuperarían la salud y ahorrarían tiempo y dinero. El ejercicio, y un aprovechamiento generoso y abundante del aire y de la luz solar ­bendiciones que el Cielo brinda liberalmente a todos­, darían vida y fuerza al extenuado enfermo. . . Consejos sobre la salud Pág. 54

Muchos inválidos han sido confinados durante semanas y aun meses en habitaciones cerradas, sin poder gozar de la luz del sol ni del aire puro y vigorizador del cielo, como Si este fuera un enemigo mortal, cuando estos elementos eran justamente la medicina que necesitaban para mejorar... Estos remedios valiosos que el cielo ha provisto sin dinero y sin precio, fueron descartados y se los consideró no solamente como inservibles, sino como peligrosos enemigos, en tanto que se aceptaron ciertamente los venenos prescritos por los médicos.  Consejos sobre la salud, Pág. 55.

En el estudio de la higiene, el maestro concienzudo aprovechará toda oportunidad posible para mostrar la necesidad de una perfecta pureza, tanto de las costumbres personales como del ambiente en que uno vive.  Debería darse énfasis al valor del baño diario como estimulante para la salud y la acción mental.  También debería prestarse atención a la luz solar y a la ventilación, a la higiene del dormitorio y de la cocina.  Enséñese a los alumnos que un dormitorio que reúna todas las condiciones higiénicas, una cocina limpia y una mesa arreglada con gusto y saludablemente provista, contribuirán más para lograr la felicidad de la familia y el aprecio de cualquier visita sensata, que un costoso juego de muebles que adorne la sala.  No es menos necesaria ahora que cuando fue enseñada hace mil ochocientos años esta lección del Maestro divino: "La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido". Luc. 12: 23. La Educación 200.

as señoritas se entregan frecuentemente a estudio, y descuidan otros ramos de la educación que son aún más esenciales para la vida práctica que el estudio de los libros.  Y después de haberse educado, son con frecuencia inválidas para toda la vida.  Descuidaron su salud, permaneciendo demasiado encerradas entre cuatro paredes, privadas del aire puro del cielo y de la luz solar que Dios nos da.  Estas jóvenes podrían haber salido de la escuela con salud, si hubiesen combinado con sus estudios las labores caseras y el ejercicio al aire libre.
La salud es un gran tesoro.  Es el bien más precios que puedan tener los mortales.  La riqueza, los honores y el saber, se compran a precio muy alto, si es con la pérdida del vigor y de la salud.  Ninguna de esta cosas puede asegurar la felicidad, si falta la salud (Consejos para los maestros, pág. 218).

Cuando el cuerpo está inactivo, la sangre fluye perezosamente y los músculos disminuyen en medida y poder... El ejercicio físico, y el uso abundante de aire y de luz solar -bendiciones que el cielo ha derramado abundantemente sobre todos- le proporcionarían 125 vida y fuerza a más de un extenuado inválido... El trabajo es una bendición y no una maldición.  El trabajo diligente resguarda a muchos, jóvenes y viejos, de las trampas de aquel que "encuentra algún mal para que hagan las manos ociosas".  Que ninguno se avergüence del trabajo, porque el trabajo honrado es ennoblecedor.  Mientras las manos están ocupadas en las tareas más comunes, la mente debe estar llena con pensamientos elevados y santos.- YI, 27 de feb. de 1902; NEV 225.
 
 


Si Ud. desea obtener completamente gratis un libro sobre salud, que habla con más detalle de este tema y muchos otros más, solo presione aquí. Formato Zip.


There have been Thanks!! Welcome!

Le agradecemos desde ya sus comentarios y sugerencias.[e-mail]Suscomentarios

[Christweb.com]
¿Desea un lugar para el home page de su iglesia completamente GRATIS?Visite Christweb.[Christweb.com]
Websiervo: Christian Gutiérrez
Última actualización 13 de Feb  2,001