El Rol de la cafeína en las bebidas gaseosas es cuestionada.


Tomado de: CBSHealthWatch by Medscape 

“A pesar de los clamores en contrario, el sabor de la cafeína es relativamente sin importancia para la gran mayoría de consumidores de bebidas gaseosas”, dice el Dr. Roland Griffiths, principal autor del estudio, y profesor en los departamentos de Psiquiatría y Neurociencia, en la Escuela de Medicina en la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, USA.

De acuerdo a los investigadores, los Norte Americanos consumen gran cantidad de bebidas gaseosas (o suaves), en las cuales se incluye cualquier bebida carbonatada, bebida con sabor, y 70% de ellas contiene cafeína. En promedio, cada Americano consume cerca de 600 latas anuales.

“La gente debiera reconocer que la cafeína es una droga que altera el estado de ánimo”, dice Griffiths. “Una explicación para las altas tazas de consumo de bebidas gaseosas es que esas drogas afectan el sistema nervioso central que produce dependencia física que lleva y perpetua el uso diario.”

Los investigadores estudiaron 25 adultos quienes era ávidos bebedores de bebidas de cola. Ellos encontraron que solo dos de 25 pudieron detectar cafeína en cola en concentraciones de 0.1 miligramo por mililitro, la concentración de Coca-Cola Clásica o Pepsi. El resto del grupo no pudo saborear la diferencia entre coca que contenía cafeína y la que no tenia, hasta que los niveles fueron elevados a niveles muchos más altos , más allá de aquellos aprobados por la US Food and Drug Administration FDA (Oficina Federal de Drogas y Alimentos USA). 

Dado el hecho que el consumo descafeína a menudo no se detecte, Griffiths dice, “La gente debiera conocer como la cafeína los afecta cuando la toman, y si son usuarios crónicos, como la cafeína les afecta si la dejan de tomar, eso es síntoma de abstinencia.”

Griffiths dice que el no se opone al uso cafeína. “Puede ser una droga útil y los adultos pueden hacer una decisión al respecto”, dice Griffiths. “Pero algunos piensan que se deber al mercadeo agresivo hacia los niños quienes son vulnerables y no pueden hacer una decisión informada. ” 

El Dr. Gail Berstein condujo un estudio en 1998 sobre “Los síntomas de abstinencia en Niños Normales de edad escolar,” el cual se publicó en el Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry.
Bersteindice que su estudio le mostró a ella, que los niños estaban en riesgo de sufrir síntomas de abstinencia cuando cambiaban de grandes cantidades diarias de cafeína o bebidas libre de cafeína.

“Encontramos que 24 horas después de que los niños descontinuaban el uso de cafeína, hay un cambio, especialmente un deterioro en el desempeño en un examen computarizado de atención, ” dice Berstein, profesora asociada y directora en la División Psiquiatría de Niños y Adolescentes en la Universidad de Minnesotta Medical Center en Minneapolis. “Es consistente con la posibilidad que tiene síntomas de abstinencia.”

Jeff Nedelman, un portavoz de la National Soft Drink Association en Washington, DC (Asociación Nacional de Bebidas Suaves), dice que no hay evidencia científica creíble para respaldar como el efecto de la cafeína en los niños. Él dice que la cafeína juega un papel importante en el sabor de las bebidas suaves (gaseosas) y que eso está listado en la lista de ingredientes.

“La cafeína está en el listado de ingrediente”, dice Nedelman. “Todas las compañías hacen que sus ingredientes estén disponibles ya sea en sus sitios web o en las líneas de servicio a consumidores.”

Pero los investigadores dicen que a ellos les gustaría ver más prominente el etiquetado de cafeína en las bebidas gaseosas. “Dado que las sodas son agresivamente mercadeadas a niños, los fabricantes debieran abiertamente porque la cafeína está allí,” dice Griffiths. “Debemos decir que es una dosis de cafeína. Es un caso de saber que se está tomando y porque.”

El estudio está publicado en la edición de Agosto 14 del 2000 en Archives of Family Medicine.


Websiervo: Christian Gutiérrez
Última actualización 27 de Dic  2,000