El tabaco y la úlcera péptica.


La ulcera péptica gastro - duodenal es el doble de frecuente entre los fumadores que entre los no fumadores.

La nicotina contenida en el humo del tabaco tiene, entre sus muchos efectos, el de aumentar la secreción ácida del estómago. Este es un factor muy importante en la formación de la úlcera duodenal.
Además  la nicotina provoca también un reflujo de bilis desde el duodeno hacia el estómago. La bilis irrita la mucosa gástrica y favorece el desarrollo de una gastritis o de una úlcera de estómago.

Se ha comprobado muchas veces en la experiencia clínica, que para que una úlcera péptica – ya sea gástrica o duodenal – pueda cicatrizar y curar, es indispensable la abstinencia completa del tabaco, además de otras medidas terapéuticas. S3
 
 

Síntomas de la ulcera péptica gastroduodenal.

  •  Dolor en la región del estomago, con sensación de vacío. Es lo que se conoce como “hambre dolorosa”.

  • El dolor se calma al ingerir alimento o al tomar medicamentos antiácidos, aunque reaparece poco después.

  • Acidez, vómitos y digestiones pesadas.

  • Sangre en los vómitos o en las heces. Téngase presente que la sangre toma un color negro oscuro en ambos casos.

La  fotografia muestra un estómago abierto, con una ulcera péptica en su superficie mucosa. Se ha extirpado una pequeña porción cuña de tejido para examinarla al microscopio y establecer el diagnóstico definitivo. Esto se hace así porque algunos cánceres de estómago se manifiestan al principio como una simple úlcera péptica. Con la úlcera de duodeno no existe este peligro.
 

Úlcera péptica...Click para ampliar


Siguiente:El Tabaco y la circulación de la sangre  Anterior: El mejor método para dejar de fumar   Sumario