El mejor método para dejar de fumar.


Una de las razones del éxito de los planes para dejar de fumar de la Liga de Salud y Temperancia (Plan de cinco días y Respire libremente), es que emplean medios naturales que facilitan el proceso de desintoxicación del organismo del ex fumador.


Aire.
El aire es la primera de nuestras necesidades vitales. Ningún ser humano puede pasar más de unos minutos sin respirar.
 El ex fumador necesita realizar respiraciones profundas, varias veces al día. De esta forma sus pulmones eliminan la mucosidad cargada de impurezas, y se limpian los alquitranes acumulados.
 Además, al respirar aire puro, la sangre transporta más oxigeno a las neuronas. De esta forma, el cerebro se encuentra más despejado, y en mejores condiciones para resistir el deseo de fumar.

Agua.
 El agua es la segunda necesidad más imperiosa de los seres vivos. Es la gran aliada del ex fumador, pues le permite limpiar su organismo de la nicotina que los impregna.
 La nicotina, que es soluble en agua, puede ser eliminada por la orina tanto más rápido cuanto más agua se beba. El agua es esencial en el proceso de desintoxicación.
 Además, aplicada por fuera en forma de fricciones y duchas, tonifica el sistema nervioso y sustituye con ventajas a los excitantes como el café.

Alimentación.
 Es la tercera gran necesidad de nuestro organismo. El ex fumador necesita una dieta a base de alimentos sencillos y naturales.
 Las frutas aportan vitamina C que, por su capacidad desintoxicante, actúa como antídoto de la nicotina.
 Los cereales integrales, especialmente su germen, aportan vitaminas del grupo B, necesarias para el equilibrio del sistema nervioso.
 Las verduras y hortalizas son ricas en sales minerales, que depuran la sangre y mantienen el tono muscular del ex fumador.


Siguiente:El Tabaco y la úlcera péptica  Anterior: Ya no fumo pero estoy engordando   Sumario

Última actualización 27/06/2015