La Enfermedad de las Vacas Locas por Suzanne Sutton


 “La enfermedad de las vacas locas, conocida científicamente como encefalopatía esponjosa bovina (EEB) en el ganado, es una degeneración esponjosa incurable del cerebro y del sistema nervioso. Una enfermedad compleja similar en los seres humanos, conocida como Enfermedad Creutzfeldt-Jakob (ECJ), actúa como una forma acelerada de Alzheimer, y está caracterizada por una degeneración irreversible del tejido cerebral - se forman hoyos en el cerebro, inhabilitando y finalmente matando a la víctima. El miedo a esta enfermedad neurológica cruel y fatal, ha enviado ondas de alarma a través de toda Europa y alrededor del mundo, creando uno de los pánicos de consumo más grande jamás experimentado en el mundo industrializado.

Pregunta: ¿Cómo es que el ganado y el ser humano contraen esta enfermedad?
Respuesta: A través de décadas los ganaderos de Gran Bretaña y América del Norte han estado alimentando a su ganado de corte y ganado lechero, los cuales ciertamente son herbívoros, con suplementos económicos de proteína compuesta de cosas tales como cerebros de corderos, espinas dorsales, y otras partes de animales. Los corderos, como cualquier ganadero puede confirmar, han sufrido desde hace muchos siglos, de SCRAPIE, una enfermedad cerebral degenerativa fatal, la cual es muy similar a la EEB y a la ECJ. Se teme que esta enfermedad pueda ser transmitida a los seres humanos que comen carne de ganado infectado.
 Desde 1989 Gran Bretaña ha eliminado los despojos (las partes que sobran de los animales muertos) de la alimentación de sus ganados. Así, todos los tejidos mamarios han sido eliminados de toda la alimentación de los ganaderos de ese país, y, aún más, la Organización Mundial de la Salud está ahora apoyando una eliminación mundial de este tipo de alimentos. Sin embargo, en los Estados Unidos, esta práctica todavía continua hasta el presente momento, como un proceso normal, para estimular la producción de leche y de carne. Es más aún, desperdicios de carneros, ganado y otro tipo de animales, así como heces de animales, son normalmente dadas como alimento a los animales Norteamericanos (ganado, cerdos, aves de corral y peces), bajo la forma de bolitas, polvo o harina. Fuera de eso, cantidades masivas de harinas con sangre, harina de huesos y otros productos secundarios, encuentran su camino para entrar en la alimentación del ganado. Es groseramente antinatural y muy peligroso el hecho de colocar sangre y otras partes de animales como alimentación para el ganado, los cuales son naturalmente vegetarianos. Las enfermedades de estos animales (los que se usan para alimentar el ganado) pueden ser muy fácilmente transmitidas en este proceso.

 Diversas enfermedades también pueden ser transmitidas a los seres humanos que comen los animales infectados. De hecho, partiendo de la alimentación, pasando por la vaca, para llegar finalmente al cerebro humano, parece ser la progresión de la EEB, la cual ha transpuesto la barrera de las especies para así convertirse en una variante del ECJ.

 El ganado enfermo muestra síntomas de incapacidad de moverse, DROOLING, agresividad, y comportamiento confuso, pareciendo que se han vuelto “locas”. Los seres humanos afectados muestran síntomas similares a la enfermedad de Alzheimer: demencia, confusión, convulsiones, pérdida del habla, de la vista y del oído, terminando con un estado de coma y después la muerte. Esta enfermedad, una de las más misteriosas conocidas en el ser humano, es siempre fatal y no existe tratamiento para ella. El periodo de incubación parece ser entre cuatro y treinta años.

 El agente causador parece ser una molécula deforme llamada “prion”, una misteriosa proteína anormalmente infecciosa. Este extraño agente, de comportamiento anormal, nunca visto antes, que no es ni una bacteria ni un virus, es distinto de cualquier cosa conocida hasta aquí, un agente infeccioso que desafía las reglas aceptadas de la naturaleza. Menor que el menor de los virus, no posee ácido nucleico el cual produce el ADN y el ARN que contienen los códigos genéticos de los virus, bacterias, plantas, vacas, seres humanos y virtualmente todo otro ser viviente normal. Y sin embargo son capaces de crecer y de propagarse, pero no activan una respuesta inmunológica. Infelizmente, son altamente resistente al calor, a la luz ultravioleta, a la radiación y a los desinfectantes químicos más comunes.

Pregunta: Ciertamente las autoridades competentes en este país están tomando decisiones para prevenir que esta enfermedad se arraigue firmemente aquí. ¿Es eso lo que está sucediendo?

Respuesta: Infelizmente, no es así. El verdadero motivo que aparentemente causó y favoreció la enfermedad de las vacas locas en Inglaterra  alimentando el ganado con restos de otros animales, es una práctica común en Estados Unidos. La imagen de vacas satisfechas apacentadas en dulces pastos y heno, tiene que ser olvidada para siempre. ¡No hay “Acres Verdes” aquí! Las carcasas de ovejas, vacas y otros animales, incluyendo sus amígdalas, intestinos, espinas dorsales, cerebros, bazos, y muchas otras cosas, hacen parte de la dieta diaria de todos los animales, los cuales son producidos en masa, a través de métodos intensivos, peligrosos, destinados exclusivamente a la producción. Los pobres animales son atestados (llenados de estos restos de animales) y después son confinados por montones en granjas industrializadas. Estos, y otros horrores modernos en la alimentación de animales, ha sido la causa de diversas enfermedades crónicas, insidiosas y complejas.

 Recientemente, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (DAEU) prohibió la alimentación de vacas a través de otras vacas. Sin embargo, de acuerdo con un documento interno del DAEU, la agencia anuló esta prohibición, porque “el costo para el ganado y de las industrias afectadas sería muy alto” [1]. Claramente, esta agencia ha colocado el interés financiero de la influyente industria del ganado, por sobre la salud pública.

 Sin embargo, una prohibición en contra de este procedimiento, puede no ser la solución adecuada para el problema. Aún en Gran Bretaña, donde existe una fuerte prohibición desde 1989, algunos ganaderos han estado alimentando ilícitamente sus ganados con restos de animales. Esta realidad preocupante ha sido siempre el caso hasta ahora. Cualquier prohibición depende totalmente de la obediencia individual e industrial.

Pregunta: Muchos están simplemente cambiando las carnes bovinas por otras carnes, tales como cerdos, aves, corderos y otros animales. ¿No es ésta una solución segura y sana?

Respuesta: No. Así como las vacas, estos animales también están siendo alimentados con restos de otros animales, y aún reciben grandes cantidades de antibióticos, hormonas, esteroides anabólicos (los mismos que usan los atletas y los físico cultores), y diversos otros medicamentos legales e ilegales. Algunos científicos médicos están alertando que una epidemia de la enfermedad de las vacas locas, infecciones de E-coli, o alguna otra enfermedad proveniente de la carne, está “esperando su oportunidad” en este país.
¡Es apenas una cuestión de tiempo!

 De hecho, los efectos enfermizos de una dieta carnívora ya son actualmente una epidemia. Aún cuando estos animales estén sanos, comerlos no hace bien. Todos los estudios demuestran claramente que la carne bovina, los cerdos, las aves y los corderos, aún cuando no hayan sido afectados por la enfermedad, contienen cantidades masivas de grasas saturadas y colesterol, ayudando así a obstruir las arterias, los hospitales y los cementerios a través de todo el mundo. Cada vez queda más evidente que el consumo de carne está relacionado con apoplejía, cáncer, diabetes, gota, osteoporosis y muchas otras enfermedades infecciosas e inflamatorias.

 Hablando de aves, Alex Hershaft, Ph.D., escribiendo en la revista “Vegetarian Voice” (La Voz Vegetariana), en el volumen 21, número 4 de 1996, advierte: “Las gallinas son los animales cuyas proteínas están más infectadas que las proteínas de las vacas, y son portadoras de la EEB. Ellas no viven los suficiente como para exhibir los síntomas. Tenemos que convencer a los consumidores, que las gallinas no son un alimento sano, sino que una fuente segura de grasa saturada, colesterol, salmonela y talvez la enfermedad de las vacas locas.

 Otra advertencia viene de Neal Barnard, M.D., escribiendo en la revista “Good Medicine” (Buena Medicina) en la primavera de 1996, dice: “Las investigaciones han mostrado más allá de cualquier duda, que la carne es para tu sistema digestivo y arterias, lo que el tabaco es para tus pulmones. La carne contribuye al cáncer del colon, ataques cardíacos y otros riesgos que corren lado a lado con el tañido de campanas traído por el tabaco”.

Pregunta: Los síntomas de ECJ se asemejan mucho a la enfermedad de Alzheimer. ¿Podría existir una conexión entre ellos?

Respuesta: La ECJ ataca de preferencia a las personas de mediana edad o a los más viejos (así como lo hace la enfermedad de Alzheimer); sin embargo, víctimas recientes en Inglaterra tenían un promedio de 26 años de edad, incluyendo algunos jóvenes (menores de 20 años). El tejido cerebral de estos jóvenes se parecía a los que tienen la enfermedad de Alzheimer. ¿Existe alguna ligación entre ambas enfermedades? Cuatro millones de Norteamericanos sufren de la enfermedad de Alzheimer. ¿Podría esta horrible enfermedad ser causada por una variante del agente de la ECJ? Algunas autoridades médicas levantan la posibilidad real de que la CJD puede ser fácilmente mal diagnosticada como si fuese la enfermedad de Alzheimer. Ciertamente, existen más preguntas que respuestas.

Pregunta: Seguramente existen algunos “sistemas previos de advertencia”, ¿no es verdad?

Respuesta: ¡De ninguna manera! Casi 100 años atrás, nuestra propia Elena de White escribió: “La enfermedad en el ganado está haciendo del uso de la carne algo peligroso. La maldición del Señor está sobre la tierra, sobre el hombre, sobre las bestias, sobre los peces en los lagos; y a medida que la trasgresión se hace más universal, la maldición será tan extensa y tan profunda como la trasgresión. Las enfermedades son contraídas a través del uso de carne. La carne enferma de estas carcazas muertas es vendida en el mercado, y la enfermedad entre los hombres es su seguro resultado ...
 No existe seguridad en comer carne de animales muertos, y muy luego la leche de vaca también será excluida de la dieta del verdadero pueblo de Dios. Muy luego, no será seguro usar nada que venga de la creación animal ...
 La enfermedad sobre los animales se está haciendo cada vez más y más común, y nuestra única seguridad ahora es abandonar completamente el uso de carne ... Porque a través de la ingestión de carne, muchos mueren, y no saben la causa ... Al comer carne participamos de las enfermedades de la carne muerta, y esto disemina sus semillas de corrupción en el organismo humano” Consejos sobre Régimen Alimenticio: 411-414.

 “Las personas están comiendo continuamente carne que está contaminada con gérmenes de tuberculosis y cáncer. La tuberculosis, el cáncer y otras enfermedades fatales son así comunicadas” Idem: 388.

 “No hemos marcado ninguna línea precisa a ser seguida en la dieta; pero sí decimos que en aquellos países en que hay frutas, granos, y nueces en abundancia, la carne no es el alimento adecuado para el pueblo de Dios. He sido instruida de que la carne tiene una tendencia a animalizar la naturaleza, a robarle a los hombres y a las mujeres aquel amor y simpatía que deberían sentir por sus semejantes, y en darles el control sobre las facultades inferiores a través de las facultades superiores del ser. Si el uso de carnes fue alguna vez saludable, hoy en día no lo es. Cáncer, tumores y enfermedades pulmonares son causadas por comer carne.

 No debemos hacer del uso de la carne una prueba de hermandad, pero deberíamos considerar la influencia que profesos creyentes que usan carne, tienen sobre otros hermanos. Como mensajera del Señor, no debemos decirle a nuestro pueblo: ¿“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”? 9 Testimonies: 159.

 La hermana White dio un gran número de consejos en relación a este asunto y en relación a muchos otros asuntos. Sobre todo, nuestro  “sistema previo de advertencia” se ha convertido en un guía diario y es tan actual como el diario que aparecerá mañana, ofreciendo una mirada al futuro. ¡Gracias, Jesús!

Hechos que usted debería conocer en relación a la enfermedad de las vacas locas (EEB).

-  Un estudio reciente en Inglaterra concluyó que, una cantidad tan ínfima como una cucharadita de te de carne infectada con EEB, puede transferir la infección al ganado. El agente infeccioso puede ser capaz de sobrevivir por más de diez años. [2]

-  Todos los alimentos que recibe el ganado en los Estados Unidos, contienen carne y restos de animales       muertos, los cuales son la fuente más común de la EEB, de acuerdo con la Asociación Nacional de Reproductores, en Alejandría, Virginia.

-  SCRAPIE, la enfermedad del cerebro, está presente en el ganado de los corderos Norteamericanos. De acuerdo con la DAEU, 7.500 corderos Norteamericanos poseen la enfermedad. [3]

-  Casos de EEB han sido informados en Francia, Suiza, Canada, Alemania, Dinamarca, Italia, Portugal, Oman y las Islas Falkland.

-  Los peligros expuestos por la EEB en los Estados Unidos podrían sobrepasar a aquellos que se conocen actualmente en Gran Bretaña. La bomba de tiempo de la EEB está siempre haciendo sonar su tic-tac.

-  La enfermedad también puede afectar a los animales de los Zoológicos, tales como alces, ratones, monos, cerdos y gatos domésticos. ¡Aún después de haber sido cocinados en el laboratorio a más de 260ºC, los tejidos cerebrales permanecieron infectados!

-  Aún cuando la DAEU haya negado que existiese cualquier riesgo a la salud pública, algunos expertos en EEB no concordaron: “Potencialmente, esta es una de las enfermedades más temibles que el mundo haya jamás conocido” dijo Edward L. Menning, D.V.M., editor del diario “Journal of Federal Veterinarians” (El Diario de los Veterinarios Federales). [4]

 Esta última advertencia hará con que, sin duda, muchos Adventistas vuelvan a meditar acerca de su concepto de “carne limpia”. A la luz de esta nueva información que circula en relación a los muchos, muchos, peligros que encierra el hecho de comer cualquier tipo de carne, incluyendo sus derivados, este término (carne limpia) se ha vuelto una expresión contradictoria. El microbiologista Británico, Richard Lacy, Ph.D., nos recuerda este aspecto de nuestro propio mensaje cuando declara enfáticamente que, “la respuesta más simple y más segura es parar de comer animales”. [5]

 Concordamos plenamente con esto. ¡Continuar usando este tipo altamente cuestionable de alimentos (la carne y sus derivados) es ciertamente una locura!

Referencias:

1.- Earth Save, Verano de 1996, Vol. 7, Nº 2,6.
2.- Vegetarian Voice, Vol. 21, Nº 4, 1996, 5.
3.- Idem.
4.- Vegetarian Times, Junio 1996, 16.
5.- Earth Save, Verano de 1996, Vol. 7, Nº 2,5.

Autora: Suzanne Sutton
  Riverside
  California, USA

Erwin Eulner M.
Fono: 741-7645
Iglesia Adventista del Séptimo Día de Pajaritos, Argentina.


Lecturas relacionadas:
Al menos 100 países en riesgo por vacas locas - ONU

¿Es tiempo de abandonar la leche de vaca? A algunas  personas se les ha confirmado, por parte de algún representante de la industria láctea el  uso de  grasa de cerdo en la recomposición de la leche. Hay incluso personas que han tenido la ocasión de ver en alguna empresa envasadora de leche grandes montañas de sebo de cerdo almacenadas.


  Puede comprar estos libros para más detalles

Para más información

Las Proteínas: ¿De dónde podemos tomar proteínas sin hacer uso de las fuentes animales?
¿Cuán perjudicial son la leche, huevos y queso? ¿son buenos para los niños? ¿Ha llegado el tiempo de dejar de consumirlos?
Ideas para sustituir la leche de animales. Recetas varias de productos naturales para sustituir la leche de vaca.
Recetas para sustituir la leche Un estudio completo sobre los efectos de la leche de vaca en el organismo, la contaminación del ganado e ideas como sustituir por leches naturales y sabrosas. Cortesia de PM Ministries.
SOS Reporte Ross sobre Lácteos. (Word) (HTML)¿Será casual que esta semana salio en las noticias que los lácteos tienen relación directa con el cáncer, osteoporosis, asma y muchas otras enfermedades?¿Existen las vacas sanas que se mencionan en los escritos de EGW de hace 100 años? Lea que clase de químicos hay en las leches y derivados.   Léalo aquí GRATIS.
Todo lo que deseaba saber, pero no se atrevía a preguntar...El Estudio más completo sobre los beneficios y peligros de la leche y sus derivados.  Analice los comentarios del Espíritu de Profecía y juzgue a la luz de los hallazgos modernos si se ha cumplido la profecía. Más información pulse aquí. Cortesia de PM Ministries.
 


Más artículos sobre salud. Presione aquí..